• Servicio profesional de consultas laborales privadas sin mencionar la empresa implicada.
  • Suscríbete gratis y recibirás los nuevos artículos por email y/o Twitter.
  • Todos los artículos de Laboro son 100% originales. Ni se copia contenido ni se imita el nombre.

  • 31 octubre 2017

    El fraude a la SS de los empresaurios mediante la "formación".




    Seguramente que todos los seguidores de Laboro hayan oído alguna vez noticias o comentarios sobre los fraudes en la formación de los trabajadores que a veces cometen los centros de formación; por cursos que no se dan, alumnos inventados, asistencias falsas, etc. etc. Pero muchos trabajadores no saben que el típico empresaurio hispánico también se lleva lo suyo y por tanto participa en el fraude.

    ¿No habéis visto un concepto de descuento en vuestras nóminas que se llama formación o simiilar y que es el 0,1% de vuestro salario? Significa sencillamente que un euro de cada 1000 brutos que cobras te lo cogen para subvencionar cursos de formación tanto si te gusta como si no. Además, la empresa pone otro 0,6% por lo que el total de la cotización para formación profesional es el 0,7%. Como es obvio, ese otro 0,6% no lo pone realmente la empresa sino que sale del fruto de vuestro trabajo. El 0,7% total no es una gran cantidad a nivel individual, pero es una cantidad enorme si lo aplicas a los millones de trabajadores o a los miles de millones que se mueven cada mes en salarios en Españistán. Incluso a nivel individual, vista la cantidad en términos anuales ya no parece tan pequeña. Por ejemplo, un trabajador con un salario anual de 30.000€ está produciendo 210€ anuales para formación.

    El caso es que gracias a ese fondo que se crea con ese 0,7%, toda empresa dispone de un dinero o crédito que todos los años puede gastarse, o no gastarse, en darles formación a sus empleados. Un caso habitual es que tengan 420€ al año. Es decir que si Perico el mecánico del taller de Paco hiciera un curso de diseño de páginas web, Paco se podría descontar de las cotizaciones lo que le costara ese curso, hasta un máximo de 420€. ¿Pero acaso Perico el mecánico o Toñi la camarera necesitan saber diseñar páginas web para cambiar el aceite o poner un cortado de sobre? Pues no, pero eso no importa. El fraude consiste en usar ese dinero de crédito de formación para el fin contrario al que la legislación prevé, que no es otro que formar al trabajador. Otro de los típicos fraudes de ley laborales. Por ejemplo, el dinero se podría usar realmente para que una empresa de informática le montara una web al taller de Paco y no para que Perico aprendiera a hacer páginas web. Veamos un ejemplo supuesto de fraude:

    • Ramón el informático molón, tiene una empresa de servicios de informática que se dedica a hacer páginas web, entre otras cosas, y monta un supuesto centro de formación para orquestar el fraude.
    • Ramón o sus típicos comerciales españistanos visitan o llaman a otras empresas. Por ejemplo, Ramón, convenientemente pertrechado de corbata oficial, gemelos oficiales y maletín molón de esos con contraseña, entra un día al taller de Paco y le dice que le va a montar una web gratis.
    • ¿Cómo es posible? Muy sencillo. Paco el del taller le dirá a Perico el mecánico que tiene que hacer un curso de formación a distancia de diseño de páginas web. Ramón facturará a Paco el coste de ese curso que curiosamente será de 420€, que es exactamente el dinero máximo que puede gastarse Paco cada año en la formación de sus empleados.
    • El truco está en que Perico no hará ese curso y menos aún en horas de trabajo sino que harán como que sí que lo ha hecho. Es decir que Paco realmente no perderá 420€ en horas de trabajo de Perico porque Perico seguirá trabajando las mismas horas de siempre aunque los papeles dirán que durante un nº determinado de horas no ha trabajado sino que ha hecho el curso.
    • Por supuesto, la web realmente no la hará Perico o al menos no totalmente, porque no tiene ni idea, sino que la hará Ramón o alguno de sus padefos.
    • Paco se bonificará de 420€ en sus siguientes cotizaciones, que es lo mismo que le cobró Ramón "por el curso".

    En resumen, los 420€ que ha costado la web los ha puesto la SS y se los ha llevado Ramón. Pero Paco el del taller y Manolo el del bar se han llevado una web, seguramente sencillita, de esas que ponen dirección y foto y dicen que son los mejores, pero a caballo regalado no le mires el diente. Toñi y Perico se llevan un diploma con orlas del mismo estilo y utilidad que una etiqueta del ron vacargao. Es decir que Paco y Manolo también han sido copartícipes y cobeneficiarios del fraude, porque aunque el dinero se lo haya llevado Ramón, la web se la han llevado Paco y Manolo. No olvidéis que además al año siguiente comenzará todo otra vez, es decir que el año siguiente Paco y Manolo tendrán otro crédito de 420€ para gastar "en formación".

    Pero incluso siendo gratis puede que no sea suficiente para que Paco acepte. Así que algunos Ramones ya no tocan punk sino que ofrecen los cursos "de formación" acompañados de un catálogo de regalos, como los bancos por domiciliar la nómina. Según el nº de horas de formación que les contraten, los Ramones regalan una tablet, un ordenador, etc. etc. Teóricamente no se permiten los regalos, pero sí que se permite proporcionar el supuesto material formativo del curso. Es decir que en la factura de 420€ por el curso iría incluida la tablet, por ejemplo, como material de ese curso. Ojo, que el material (la tablet) teóricamente sería para el trabajador que hace el curso pero ¿quién le impediría a Paco y a Manolo trincársela para su uso particular? Por tanto con los 420€ de formación a cargo de las cotizaciones de la SS los empresaurios no solo se habrían pagado la web de la empresa sino también esa tablet para el niño, que es mu listo y va para programador de juegos porque se ha pasao el CoD 20 en modo talibán.

    Este mismo método de fraude lo aplican también los empresaurios para conseguir gratis otras cosas como la adaptación de la empresa al tema de protección de datos, prevención de riesgos laborales, etc. Al final es lo mismo: lo que realmente vende Ramón y compra Paco es la web, la tablet, etc. pero se simula que se ha vendido y comprado un curso de formación que ha recibido un empleado de Paco y el dinero lo pone la SS.

    Tienes a tu disposición el servicio profesional de consultas laborales privadas solo para trabajadores sin necesidad de decir en qué empresa trabajas y el libro "Tus Derechos en el Trabajo" (publicado y a la venta por la editorial Lulu). En Laboro se publican regularmente artículos sobre derechos de los trabajadores y puedes suscribirte gratis para recibirlos por email. En el menú principal al principio de la página tienes un listado de artículos ordenados por tema. Al final y al principio de este artículo tienes botones para compartirlo en las redes sociales.

    Todos los artículos pubicados en Laboro son 100% originales. Ni se copia contenido ni se imita el nombre.

    14 comentarios:

    KPOLL dijo...

    Los cursos a distancia ya no son bonificables desde el 01/01/2016. Ahora debería hacese mediate "teleformación", pero deja registros de uso, y el fraude es más fácil de detectar.

    Saludos!

    Mortimer dijo...

    Y qué opinais de este artículo del convenio de comercio de Segovia, en el que si no eres de alguna asociación de empresarios para hacer la formación o con los sindicatos firmantes hay que pagar 35 euros al mes a cada trabajador?
    ARTICULO MAFIOSO
    Artículo 37.- Plus compensatorio de formación
    Por ello, las partes signatarias del presente convenio acuerdan que aquellas empresas que no acrediten su participación en los planes de formación de alguna organización empresarial representativa del sector comercio que colabore activamente en el desarrollo formativo de este sector, a través del impulso de planes agrupados de formación continua específicos, o bien no
    acredite el desarrollo de planes individuales de formación continua, o la participación en planes agrupados de formación continua en materia de comercio desarrollados por los sindicatos más representativos del sector, deberán abonar a sus trabajadores un plus compensatorio de formación,
    de naturaleza salarial, en la cuantía de 35,00.- euros mensuales por trabajador y mes; entrando en vigor el 1 de febrero de 2017.

    Mac dijo...

    Hay que decir que la formación a distancia dejó de ser bonificable en 2016, precisamente porque era una bolsa de fraude. También hay que decir que todos los cursos impartidos en modalidad presencial o e-learning están sujetos a inspección por parte del SEPE. En la actualidad el empresario solo puede defraudar si cuenta con la connivencia del trabajador que supuestamente haya asistido a un curso fantasma.

    Cristina Quesada dijo...

    Y los cursos de telemarketing?
    Increíble..nadie vigila esto?
    Cada 15 días hacen cursos de 40 personas y contratan a 1 o 2 como mucho que por supuesto sino llegan a objetivos están despedidos en 30 días máximo.
    Y...vuelta a empezar, a jugar con el tiempo,las ilusiones de muchos parados.
    Esto es españistán

    FERNANDO GOMEZ MAYORDOMO dijo...

    Gracias Laboro por descubrirnos un fraude más de los que se suelen perpetrar (recordemos el escándalo de hace unos años aún sin sentencia en las que se descubrió Cómo empresas y sindicatos defraudaron presuntamente realizando cursos fantasma). Una atrocidad más dentro del mundo laboral. Y la solución podría pasar por ejercer mayores controles e inspecciones por aquellos organismos a cuyo cargo está dicha inspección y control pero que curiosamente no cuentan con los medios humanos y materiales suficientes para realizar dichas tareas exhaustivamente y a tiempo. Con lo que muchos fraudes han pasado y posiblemente sigan pasando sin ser descubiertos y consiguientemente sin ser sancionados. Y luego están aquellos que son los destinatarios de los cursos fantasma que callan y no denuncian porque presuntamente perciben algún beneficio.
    En fin a seguir en la línea de ver y callar, sin percatarse o querer hacerlo de que ese dinero que se defrauda es el dinero de todos y el interés general por el que dicen se guían la administración y organismos públicos, a cuyo cargo está la buena utilizacion de aquel dinero se obvia o desatiende. Esto va en la línea de lo que hace unas semanas Laboro nos descubrió de cómo la S.S. no reclamaba de oficio aquellas cantidades que las empresas se "olvidaban" pagar al trabajador por por ejemplo no cotizar las horas extraordinarias aparte, y que si no lo reclamaba el propio trabajador, sin ello se quedaba él mismo y la S.S.
    Triste país este de Españistan en el que a pesar de que muchos denuncien los fraudes sigan produciéndose con la complicidad de otros muchos.

    David Lara dijo...

    Muy ilustrativo (y retorcido). Gracias!

    José Luis Fernández Jerez dijo...

    El artículo, como todos los que publicas, está muy bien, muy claro. Yo estuve muchos años en este sector de la formación bonificada, y he visto de todo. Empresas legales que, pobrecitos ellos, ofertaban buena formación para los trabajadores de las empresas, y tuvieron que cerrar por la competencia de las academias de formación que hacían regalos (tablet, cámara de fotos, jamones), dándoles un curso de formación que era una mierda de pdf o con un manual que costaba 5 euros. Por eso la gente quedó hasta las narices de esta mierda, nada que ver con Francia y Alemania, donde la tasa de trabajadores que hacen formación con estos créditos supera el 90% anual, frente al escaso 50% español.
    Ahora hay más control, por ejemplo, a la hora de impedir que se bonifiquen como cursos lo que realmente sin servicios de consultoría (hacer una web, implantar la LOPD o la prevención de riesgos), por lo menos en Asturias, donde se han anulado cursos y el empresario ha tenido que devolver la pasta. Y en algunos casos pagar multas. También se han eliminado los cursos a distancia, siendo ahora en modalidad presencial u online, que en principio registran la asistencia y las horas.
    Puntualizarte una cosa del artículo: esta formación no es gratis, que es lo que dicen estos mangantes a la gente. Lo que hace la Seguridad Social es permitir que el empresario, en vez de pagar 420 euros a la Seg. Social un mes, los pague a una empresa para formar a lo trabajadores. Gratis sería si no pagara nada.
    En principio la Ministra Báñez quería quitar este sistema (lo dijo en 2015), y sustituirlo por una "mochila de formación", donde fuéramos los trabajadores los que dispusiéramos de los créditos que, como bien dices, generamos nosotros, y no la empresa. No lo veremos nosotros ni nuestros hijos.
    Como siempre, magnífico artículo.

    Carlos Javier Lázaro Sánchez dijo...

    Como siempre la gente de Laboro geniales. Aparte de informar y formar con criterio, denuncian sin tapujos los chanchullos y estafas en el ambito laboral. Os recomiendo el libro es una obra de aprendizaje y conocimientos en materia laboral difícil de encontrar. Muchas gracias Laboro.

    Laboro dijo...

    Cuando el artículo dice "a distancia" en realidad se refiere a los cursos "on-line" o tele formación o como los quieras llamar. ¿Que el fraude es más difícil on-line teniendo en cuenta que el jefe quiere que el empleado "haga" el curso y el trabajador probablemente no tendrá gana alguna de hacerlo realmente? Venga hombre, no fastidies.

    Laboro dijo...

    Después de muchos años de ver de todo al final resulta que no era de todo sino simplemente CASI todo. Es completamente alucinante, lo NUNCA visto. A ver si los otros laboristas que tienen experiencia en el asesoramiento o en el sindicalismo han visto algo igual en todos los días de su vida. O sea que o hacen los cursos o les pagan a los trabajadores ese plus. Dicho a la inversa, si los trabajadores hacen la formación entonces no cobran el plus, lo que quiere decir sencillamente que la formación profesional se la pagan los trabajadores cuando quienes tienen que pagarle son los empresarios. Además no vale formación con cualquier centro sino solo con los de la asociación de empresarios o bien con los sindicatos más representativos, que ya sabemos todos quiénes son :-) :-)

    Decir fraude de ley en este caso puede que fuera poco o muy poco. Aquí podríamos estar rozando o entrando directamente en temas tipificados en otro tipo de leyes.

    Mortimer dijo...

    El objetivo de esta clausula mafiosa, que creo que la copiaron de un convenio de Salamanca, es forzar a as empresas a asociarse a la Asociación de Comerciantes Segovianos, ya que aquí no hay otra, para evitar esos 35 euros de salario a los trabajadores. Según ellos, con que un sólo trabajador haga la formación ya cumple con el requisito y no tiene que pagar los 35. Hace ya muchos años, y con el consentimiento de UGT y CCOO pusieron un artículo en el convenio que el que no fuera de la ACS tenía que pagar 50 euros al año a cada trabajador. Lo que no entiendo es cómo la Inspección permite esta claúsula ilegal de todo punto.

    Laboro dijo...

    El objetivo no es que se asocien a la ACS o como se llame, porque haciendo la formación con los sindicatos también evitan pagar los 35€ mensuales a los trabajadores. Por tanto no es una cláusula que solo favorezca a esa asociación. Además resulta que 35*12 = 420. ¡Qué coincidencia, los famosos 420€ de los que se habla en el artículo.

    Santiago dijo...

    Echo de menos en el artículo una mención a la Fundación Tripartita, pues si la empresa, además, reclamara una subvención o bonificación por los cursos que ha pagado a sus empleados, el fraude sería por partida doble.

    Santiago dijo...

    Me contesto a mí mismo después de indagar un poco:

    La FUNDAE (antigua Fundación Tripartita) es el organismo que se encarga de conceder las bonificaciones a los empresarios que imparten cursos, pero no conceden subvenciones. La fórmula de bonificación, a fecha de hoy, es exactamente la que describe el autor del artículo: Mediante descuentos en sus cotizaciones.

    Saludos.

    Publicar un comentario.

    NO SE CONTESTARÁN las consultas laborales que se hagan en los comentarios. Dichas consultas solo se admitirían y se contestarían mediante el servicio profesional de consultas laborales privadas, sin necesidad de que mencione la empresa implicada.