• Servicio profesional de consultas laborales privadas sin mencionar la empresa implicada.
  • Suscríbete gratis y recibirás los nuevos artículos por email y/o Twitter.
  • Todos los artículos de Laboro son 100% originales. Ni se copia contenido ni se imita el nombre.

  • 01 agosto 2010

    La huelga a la española ya está en marcha.




    La huelga a la española consiste simplemente en trabajar peor cuando no te gusta cómo te trata tu empresa. Los trabajadores españoles llevan años aplicándola cuando es necesario, que es casi siempre, pero especialmente en lo que llevamos del 2010 hemos detectado en nuestros estudios un clarísimo incremento del "que les zurzan". Pasen y vean:

    Empleados.2009.2010 a fecha de hoy.
    Desean que su empresa vaya bien.65,8%46,7%
    Les importa "un pito" como vaya su empresa.8,7%18%
    Desean que se hunda su empresa.7,8%13,5%
    Trabajan bien sólo si les pagan bien o les tratan bien.44,6%61%
    Buen servicio al cliente.61,8%51,2%

    Sabemos que tenemos gran número de empresarios entre nuestros suscriptores. Sólo les decimos estos datos, que son ciertos como que mañana sale el Sol, y que saquen sus conclusiones, sobre todo ese tipo de empresarios que sólo saben competir exprimiendo a su plantilla por encima de lo legal, que ya es muchísimo y más que va a ser.

    Este tipo de empresarios debería pensar con la cabeza, para variar, en vez de con la cartera. Que piensen por ejemplo en ese empleado que siempre traga, que nunca dice nada, que incluso pone una sonrisa cuando le bajan el sueldo y/o la jornada o le meten horas extras sin pagarlas. Ese empleado que dice que "no pasa nada" cuando le cambian la fecha de las vacaciones el día de antes. Ese empleado al que trasladan de centro con la única intención de joderle a ver si se va. Ese empleado que nunca destaca ni por arriba ni por abajo. Ese empleado probablemente no va a ir a la huelga general del día 29 de septiembre, pero ese empleado les está haciendo huelga a la española probablemente desde hace años y el empresario, además de que ni se entera, se lo merece y de nada le sirve despedirle porque el que venga hará igual.

    Este tipo de empresario nunca ha probado a tratar mejor a sus empleados porque creen que en todos los demás sitios hacen igual. Ese es tu gran error. Desde hace tiempo existen empresas jóvenes en las que el empleado se implica porque comparte los beneficios de la empresa y tiene una gran flexibilidad. Donde esté lo bueno irán los buenos y donde estén los buenos irán los clientes. El pequeño detalle de que trabajen menos horas de las que dice el convenio, en vez de más. Que puedan escoger su fecha de vacaciones. Que tengan libertad de horario. Que puedan ir al médico sin que les descuenten las horas. Que puedan trabajar en casa... Casi todo eso le cuesta dinero al empresario, claro que sí. ¿Y qué? Hay un tipo de empresario español que es muy tonto porque no se da cuenta de que la huelga a la española le cuesta muchísimo más. Pero parece que muchos lo prefieren para seguir haciéndose la ilusión de que controlan su empresa y de que tienen a sus empleados a su disposición para lo que quieran, quizá porque su mujer y sus hijos hace años que hacen vida aparte.

    Dentro de poco, si no ya, lo que tendrán a su entera disposición será su deuda con los empleados, bancos, proveedores, SS, Hacienda y arrendatarios. Los empleados no les demandarán en su mayor parte. ¿Y qué? Se irán y el empresario se quedará con el pastel, porque todos los demás sí que le van a demandar. El empleado se irá al paro y le pagará el FOGASA una parte de lo que la empresa le haya dejado a deber. Podría haber cobrado más si hubiera demandado a la empresa al finalizarle su contrato temporal en fraude o por haberle pagado menos de lo que dice el convenio aplicable, pero pasa de follones y hasta puede que haga bien en algunos casos. El empleado no habrá perdido su medio de vida, que es saber hacer su trabajo, pero este tipo de empresario sí que habrá perdido el suyo, que es su empresa. Además en muchos casos, este tipo de empresario no sabe hacer el trabajo que hacían sus empleados. Sólo sabe montar un chiringuito para quedarse el dinero producido por el trabajo la plantilla, hasta que ésta, con la huelga a la española, lleva al chiringuito a la muerte dando mal servicio a los clientes.

    En cambio, hay un tipo de empresarios que saben que tratar mejor a su plantilla es la mejor inversión que pueden hacer y lo aplican. Esos empresarios van a resultar muy beneficiados por esta crisis y por la reforma laboral, porque les va a proporcionar en bandeja a los mejores empleados y en consecuencia a los mejores clientes. Es lo que tiene facilitar el despido hasta lo ridículo. Despedirán a los empleados pero entonces tendrán meses o años de paro para buscar algo bueno. Si no lo encuentran esta vez, será a la siguiente. Si no le despidieran, probablemente ni lo intentarían.

    Y todavía hay quien dice que no existe la selección natural.