• Servicio profesional de consultas laborales privadas sin mencionar la empresa implicada.
  • Suscríbete gratis y recibirás los nuevos artículos por email y/o Twitter.
  • Todos los artículos de Laboro son 100% originales. Ni se copia contenido ni se imita el nombre.

  • 04 enero 2018

    Protección contra el despido.




    Revisado el 4/1/18 para añadir la protección por uso del permiso de lactancia.


    Protección 1: reducción voluntaria de jornada.

    El método más utilizado. La reducción voluntaria de jornada por guarda legal de menores, discapacitados o familiares lleva consigo protección contra despido. Además tiene otras ventajas, como que te permite concretar tu horario y que la indemnización y el paro lo cobrarías siempre a jornada completa si finalmente no pudieras o no quisieras impedir el despido. Sobre todo, es el método de protección que más dura: hasta que el niño cumpla 12 años o bien hasta que fallezca o sane el discapacitado o familiar.

    Otra ventaja muy importante es que si la reducción fuera grande a la empresa podría no interesarle despedirte, ya que la indemnización de despido estando en reducción hay que calcularla como si no tuvieras reducción. Es decir que despedir a un trabajador con reducción en el mejor de los casos (para la empresa) les costaría lo mismo que despedir al que no tuviera reducción. Pero en el peor de los casos el despido sería anulado y tendrían que readmitirle pagándole y cotizando todo lo que haya dejado de cobrar mientras hubiera estado fuera de la empresa. Por ello podrían pensarán dos veces intentar despedir a quien tenga reducción voluntaria.

    Las desventajas son que no todo el mundo tiene derecho a la reducción voluntaria y que la mínima es del 12,5%, con la consiguiente reducción de salario.