• Servicio profesional de consultas laborales privadas sin mencionar la empresa implicada.
  • Suscríbete gratis y recibirás los nuevos artículos por email y/o Twitter.
  • Todos los artículos de Laboro son 100% originales. Ni se copia contenido ni se imita el nombre.

  • 02 diciembre 2014

    La relación entre la precariedad laboral y ciertas formas de corrupción.




    Cuando la gente habla de corrupción suele imaginar a un político cobrando una mordida por conceder una obra pública. Pero hay otra forma de corrupción, por un lado quizá menos peligrosa por los importes que pueda alcanzar, pero por otro lado quizá más importante porque no es necesario ser un político de "alto nivel" para poder beneficiarse de la misma. Es tan sencilla que está al alcance de casi cualquier aspirante a corrupto que tenga una cierta capacidad decisoria en un presupuesto y sobre todo está al alcance del típico empresaurio patán. Es decir que la corrupción en la construcción de una autopista no está al alcance de cualquiera, ni en el lado de quien la adjudica ni en el lado de quien la ejecuta. Pero el nivel baja muchísimo cuando hablamos del objeto de este artículo, que es la típica corruptela en la contratación de personal. Y no, no estamos hablando de cobrar un sobre por enchufar a alguien. Hay un chiste bastante viejo que lo explica perfectamente: