¡ATENCIÓN! El sistema de suscripción por email de Laboro va a cambiar. Para seguir suscrito o suscribirte por primera vez (es gratis) tienes que darte de alta en el nuevo sistema. La suscripción sirve para recibir gratis por email los nuevos artículos que se publiquen en Laboro, que informan a los trabajadores sobre sus derechos, nóminas, despidos...

19 abril 2018

El acto de conciliación explicado para trabajadores. Presentar tú mismo una demanda judicial contra la empresa para la que trabajas. Parte 3.

En los artículos anteriores de esta serie se explica que no es obligatorio contratar abogado, las fases del proceso y los tipos de demanda o modalidades procesales. En este nuevo artículo se explica cómo funciona el acto de conciliación. Pero es tanto o más importante que también te leas otro artículo en el que se explica que hay que tener cuidado en el acto de conciliación con las posibles trampas de las empresas y de ciertos abogados "laboralistos".

16 abril 2018

Se prohibirá que La Administración reconozca como indefinidos a los trabajadores temporales en fraude o en cesión ilegal de trabajadores.

En los presupuestos generales del Estado del 2018 hay por ahí "escondida" una medida que podría ser muy importante para los numerosísimos trabajadores que prestan servicios en la Administración pública con un contrato temporal en fraude de ley o bien "subcontratados" y en clara cesión ilegal de trabajadores. Por ejemplo los típicos informáticos, otros técnicos, limpiadoras, conserjes, ordenanzas, personal de mantenimiento, etc. que trabajan realmente en la Consejería pero no con contrato directo sino subcontratados indirectamente por una "cárnica" o más raramente por una ETT, pero reciben las órdenes directas de los jefes de la Consejería. O el auxiliar administrativo al que le hicieron un contrato por obra o uno eventual por causas totalmente inventadas, insuficientes o que dejaron de existir. La medida dice textualmente:

12 abril 2018

Presentar tú mismo una demanda judicial contra la empresa para la que trabajas. Parte 2.

En el artículo anterior sobre este tema se explicaba qué no es obligatorio contratar a nadie para demandar a la empresa en que trabajas, cuáles son las fases del procedimiento, dónde hay que hacerlo todo y los plazos. En este nuevo artículo se explica cuáles son las modalidades procesales o tipos de demanda de un trabajador contra la empresa en la que trabaja.

09 abril 2018

El contenido de los convenios colectivos puede ser ilegal. Ejemplo del convenio de consultoras (informáticos).

Los seguidores habituales de Laboro ya saben, porque se ha publicado muchas veces, que el contrato de trabajo no puede empeorar lo que dice el convenio colectivo. Por ejemplo, si tu contrato dice que el periodo de prueba son 2m pero el convenio dice que son 15d entonces son 15d. Como es obvio, el contrato tampoco puede empeorar lo indicado por el ET o por cualquier otra legislación. Por ejemplo si el contrato o el empresaurio dicen que las vacaciones son 15d naturales y el resto se pagan y el convenio no dice nada, en realidad son 30d naturales sin que puedan pagarse aparte porque así lo ordena el art.38 ET. Son algunos ejemplos sencillos y obvios de cláusulas nulas en los contratos de trabajo, aunque hay muchos más. Dicho de otra forma: la prioridad o jerarquía es primero la Ley (ET y otras), luego el convenio y luego el contrato, tanto en sus partes escritas como en las verbales; por lo que el contrato no pude contradecir ni a la Ley ni al ET, cosa que sucede muy frecuentemente.

04 abril 2018

Presentar tú mismo una demanda judicial contra la empresa para la que trabajas. Parte 1.

Cualquier trabajador podría demandar judicialmente él solo (sin obligación de contratar a nadie para ello) a la empresa en la que trabajara de la forma descrita en la llamada Ley de la Jurisdicción Social (en adelante LJS), siempre que la demanda fuera por razones laborales. En esta nueva serie de artículos de Laboro se hará un "resumen" para el caso de las demandas que pudieran ser más "habituales", en las que el demandante fuera el trabajador representándose a sí mismo y el demandado fuera su empleador. Aunque se hablará de "empresa", el demandado podría ser también un autónomo, una asociación, una comunidad de bienes, una administración pública, una cooperativa... es decir cualquier tipo de persona con la que el trabajador mantuviera una relación laboral. Incluso aunque el empleador no reconociera que existiera relación (trabajo "sin contrato") o no la la reconociera como laboral (falsos autónomos). Cualquier duda adicional se debería resolver consultando la citada Ley.