.

Las pensiones no son un sistema piramidal.

Puede que de vez en cuando hayas leído u oído el siguiente cuento chino: “las pensiones de jubilación son un sistema Ponzi” o bien “las pensiones son una estafa piramidal”. Algunos incluso lo amplían toda la Seguridad Social: “la Seguridad Social es un esquema multinivel”, o lo que en el fondo es lo mismo: “la Seguridad Social es insostenible”. Es triste oírle contar este cuento a un trabajador, porque en primer lugar debería fijarse en que quienes más repiten el cuento son los voxtrencos y los liberales de diferente pelaje, con lo que solo por eso ya tendría que sospechar que hay gato encerrado.

Un esquema o sistema Ponzi, piramidal, multinivel o como lo quieras llamar tiene las siguientes características:

  1. Es una inversión. Requiere “meter” un dinero o capital inicial para “apuntarse” y empezar a ganar dinero.
  2. Es voluntario. Si quieres metes el dinero y si no quieres no.
  3. No es de titularidad pública sino que hay unos listos que lo organizan para trincarse el dinero.
  4. Ofrece una alta rentabilidad muy por encima de la habitual del mercado en cada momento.
  5. El inversor no tiene que hacer nada especial salvo cobrar.
  6. En la empresa en la que metes el dinero se supone que hay unos tíos listísimos de esos con camisa con gemelos que hacen inversiones mu difíciles. Como en las pelis esas en las que sale un bróker engominao con cinco teléfonos fijos en la mesa y coge uno y dice “cómpralo todo Joe”, y coge otro y dice “véndelo todo Morgan, pero despacio no vayamos a crear pánico”. Pero como tú eres tonto no sabes lo que hacen ni te lo pueden explicar. Te tienes que conformar con creerte que van a invertir tu dinero en comprar sellos que se hacen valiosísimos al mes siguiente, en plantar árboles superrentables en África central y cosas así. Todo regado con términos en inglés supermodernos que da gloria oírlos: offshore, swaps, income, profits, cash flow...
  7. En realidad no hacen nada salvo trincarse tu dinero. Te van diciendo que este mes has ganado un 8%, que el mes siguiente otro 10%... Incluso puede que te ingresen el dinero de las ganancias en otra cuenta y te lo puedas gastar y así te creas que no es un timo. Pero el dinero de las ganancias en realidad es una parte de tu propio dinero cuando comienza el chiringuito y luego es una parte de lo que han ido invirtiendo los siguientes incautos. Mientras tanto el principal de tu inversión tú no lo sacas, que es de lo que se trata porque ya no está, se lo han trincado o se lo trincarán cuando cierren el chiringuito. Es incluso posible que en los mejores tiempos del tinglado dejen sacar todo el dinero a quien lo pida, porque siempre serán pocos los que lo pidan, ya que los demás estarán atontaos con eso que les dicen que están ganando no sé cuánto al mes sin hacer nada. Incluso serán más lo que reinviertan los “beneficios” que los que pidan sacarlo todo.
  8. En algunos chiringuitos de este tipo piden a los inversores que capten a nuevos clientes, ofreciéndoles una comisión.
  9. El chiringuito se desmontaría cuando ya no entrara suficiente gente nueva o hubiera algún tipo de noticia negativa o similar por la que hubiera más inversores que quisieran sacar su dinero de los que se pudieran asumir. Todo se cae y los que no se salieron antes pierden todo su dinero; por listos o por tontos, que no se sabe qué es peor en este caso.

De vez en cuando algún puto genio razona así: si un esquema Ponzi es pagarle a los inversores viejos con el dinero que ponen los inversores nuevos y las pensiones de los viejos se pagan con el dinero de los nuevos, entonces la SS es un sistema Ponzi por mis huevos toreros, porque lo dice ese señor con la bandera que me gusta a mí y porque salen tres palabras iguales: viejos, nuevos y dinero, que yo me doy cuenta de esas cosas igual que sabía quién iba a ganar en Juego de Tronos porque soy un fino estratega.

¿Que en todo lo demás no se parece en nada? Pues eso ya tal, como dijo M.Rajoy. ¿Que la SS es pública? Tal. ¿Que no es una inversión porque tu dinero no se guarda ni nadie dice que se guarde sino que se gasta inmediatamente? Tal. ¿Que la SS no ofrece rentabilidad? Tal. ¿Que no puedes sacar el dinero porque no hay dinero que sacar y si te mueres antes de la jubilación no cobras pensión? Tal. ¿Que no ingresas un capital sino que pagas cotizaciones de un salario? Tal. ¿Que la SS está garantizada por el Estado, que pone el dinero que falte con el resto de impuestos igual que paga carreteras y colegios que no tienen ingresos? Tal.

Si fuera cierto que las pensiones fueran un sistema piramidal, entonces también lo sería la enseñanza pública, porque el dinero que se gasta en enseñar a los niños depende de que constantemente haya trabajadores nuevos que paguen sus impuestos. También tenemos a los curas, militares y funcionarios, que tanto antes como después de jubilarse viven del dinero público que depende de que constantemente haya trabajadores y empresas nuevas pagando impuestos, por lo que si después de jubilarse están en un sistema piramidal entonces antes de jubilarse también lo están. Así que cuando un voxtrenco dice que la SS es un sistema piramidal también está diciendo que el ejército y la iglesia son sistemas piramidales, pero no se da cuenta porque el voxtrenco no sabe lo que dice sino que solo repite lo que oye en el bar y en la tele.

Es obvio que lo que realmente quieren los políticos que dicen que la SS es un sistema piramidal o que es insostenible es que las pensiones pasen de ser un sistema de reparto a ser un sistema de capitalización. En resumen: privatizar las pensiones, ni más ni menos.

Actualmente las pensiones y la SS en general son un sistema de reparto, lo que quiere decir que los trabajadores y empresas activas tienen que poner obligatoriamente un dinero para pagar las pensiones de los jubilados, las prestaciones de desempleo, etc. Todo ello coordinado por el Estado, que es quien “reparte” el dinero y por lo que es posible que existan pensiones no contributivas, de orfandad, etc. Lo más importante es que el dinero de las pensiones no sale solo de las cotizaciones sino que el Estado puede poner el que falte a partir de los impuestos. Es decir que es un sistema basado en la solidaridad, en pagar entre todos lo que necesitan otros. Exactamente igual que los colegios o las carreteras, que se pagan entre todos incluyendo a los que no tienen hijos ni coche.

En cambio, un sistema de capitalización consiste en que cada uno se paga lo suyo. Lo mismo que los falsamente llamados “planes de pensiones” de los bancos. Simplemente tus “cotizaciones” irían a una especie de hucha o cuenta de la que lo podrías sacar cuando te jubilaras. O sea que tu pensión te la habrías pagado tú. El sueño de todo liberal, de todo amigo de cobrar comisiones y de todo aficionado a vivir de un chiringuito o metiendo la facturita de contertulio patriota.

Artículos relacionados:

Puedes suscribirte gratis para recibir por email los nuevos artículos que se publiquen sobre derechos de los trabajadores. Proporcionamos servcios profesionales de consultas laborales privadas y de redacción de denuncias ante Inspección de Trabajo, sin necesidad de decir en qué empresa trabajas. Dispones del libro "Tus Derechos en el Trabajo", de otros libros y modelos y de la recopilación gratuita de "conocimientos básicos" para aprender a defenderte tú solo, sin obligación de pagar abogado.

Todos los artículos pubicados en Laboro son 100% originales. Son otros los que copian contenido e imitan el nombre.

59 comentarios: