• Servicio profesional de consultas laborales privadas sin mencionar la empresa implicada.
  • Suscríbete gratis y recibirás los nuevos artículos por email y/o Twitter.
  • Todos los artículos de Laboro son 100% originales. Quien sabe no necesita copiar ni imitar.

  • 11 agosto 2011

    Los farmacéuticos de Castilla Mancha prueban la medicina empresarial


    En este momento hay usuarios conectados a Laboro leyendo los cientos de artículos y miles de comentarios publicados.

    ¿A que jode sentirse como los trabajadores por unos meses? La Junta de Castilla La Mancha lleva sin pagar a las farmacias el importe de las recetas desde mayo de 2011, por lo que hoy muchas de ellas han llevado a cabo un cierre patronal. Que han cerrado por "huelga", para que todo el mundo lo entienda.
    1. La Junta amenaza con sanciones... igual que muchas empresas, que amenazan veladamente (o a las claras) con el despido o la no renovación del contrato a los huelguistas.

    2. Los farmacéuticos han perdido un día de venta... igual que los trabajadores cuando se declaran en huelga, porque no sólo les quitan un día de salario sino que además les dan de baja un día en la SS. Con la diferencia de que una parte de las ventas que los farmacéuticos no hagan el día del cierre, las harán al día siguiente, pero los trabajadores no recuperan ni un euro del descuento. Nunca se ha oído a los representantes de los empresarios decir que esto sea injusto para los trabajadores, así que es de suponer que tampoco lo consideren injusto para los farmacéuticos.

    3. Las asociaciones de empresarios siempre dicen que son ellos los que dan de comer a los trabajadores (la mayor de las grandes mentiras), por lo que éstos deben estarles agradecidos y ser comprensivos cuando la empresa no tenga dinero para pagar. Así que quizá los farmacéuticos de CLM deban aplicarse la misma receta, nunca mejor dicho y ser comprensivos con la Junta, porque les da de comer y deben estarle agradecidos.

    4. Cuando una empresa entra en crisis (cierta o forzada por sus propios administradores) muchas veces toma la opción de simplemente dejar de pagar a sus empleados durante meses (o más a veces) para forzar su marcha, pero no despedirles ni hacer un ERE. El Estatuto de los Trabajadores no permite que los trabajadores abandonen la empresa por impago sin perder el paro y la indemnización, a no ser mediante una demanda de rescisión de contrato que puede tardar más de un año, si es que se gana. Parece que los farmacéuticos de CLM ahora están en la misma situación con su patrón, que es la Junta. Las asociaciones de empresarios nunca han pedido una reforma legal que permita que los trabajadores rescindan sus contratos por impago inmediatamente sin pasar por el juzgado, por lo que se deduce que consideran justo que no puedan. Así que quizá los farmacéuticos de CLM deban aplicarse también esta otra receta liberal.

    5. Los farmacéuticos de CLM dicen que la Junta se está financiando con el dinero que les deben... lo mismo que una empresa cuando no paga a sus trabajadores. No existe ninguna Ley o norma que obligue a que una empresa pague los salarios antes que la luz, el alquiler, el teléfono o los impuestos. El empresario puede decidir la "prioridad" de sus deudas. Ninguna asociación de empresarios ha pedido jamás que se reforme la Ley en este sentido, por lo que se entiende que lo consideran justo, así que es lógico que la Junta decida también la "prioridad" de sus deudas aplicando esta receta liberal.

    6. Cuando finalmente la Junta pague a los farmacéuticos de CLM no les pagarán intereses, a no ser que alguno se embarque en una demanda para conseguir que se los paguen a él en su caso particular. El Estatuto de los Trabajadores obliga a las empresas a pagar las deudas con sus trabajadores con un 10% de interés, pero obviamente ninguna empresa paga intereses al trabajador a no ser que éste la demande y gane. Por tanto, los farmacéuticos como empresarios no deberían extrañarse que la Junta haga lo mismo con ellos.

    7. Hace bien poco que los controladores aéreos se declararon en huelga y no faltaron empresarios que pusieron el grito en el cielo contra los "privilegiados" que se ponen en huelga y "secuestran un país" porque tienen en su mano un servicio público como los aeropuertos. Así que quizá los mismos empresarios deberían poner el grito en el cielo contra los farmacéuticos, ya que ellos también proporcionan un servicio público.

    8. Cuando se declaran en huelga los conductores del metro o los trabajadores de la limpieza de Calamocha, en la TV siempre salen españoles de a pié diciendo que ellos no tienen la culpa, que es una vergüenza y que resuelvan sus problemas sin molestar a los demás. ¿Habrá opinado así alguna vez algún farmacéutico? Que se aplique entonces el mismo cuento.

    Este artículo no es para meterse con los farmacéuticos de CLM ni con los persianeros de Galicia. Todo esto quiere decir que los empresarios están muy equivocados cuando se creen que ellos están en un barco y los trabajadores en otro. Que están muy equivocados cuando se creen que les puede ir bien a los empresarios pero mal a los trabajadores mediante "medidas de ajuste", reformas laborales o como lo quieran llamar. Que están muy equivocados cuando apoyan el estado ultraliberal al que quieren llegar. La verdad es que tanto los trabajadores como los empresarios de verdad están en el mismo barco, que todos son "nosotros" y que está muy claro quienes son "los otros" de verdad.

    Tienes a tu disposición el servicio profesional de consultas laborales privadas solo para trabajadores sin necesidad de decir en qué empresa trabajas y el libro "Tus Derechos en el Trabajo" (publicado y a la venta por la editorial Lulu). En Laboro se publican regularmente artículos sobre derechos de los trabajadores y puedes suscribirte gratis para recibirlos por email. En el menú principal al principio de la página tienes un listado de artículos ordenados por tema. Al final y al principio de este artículo tienes botones para compartirlo en las redes sociales.

    Todos los artículos pubicados en Laboro son 100% originales. Quien sabe no necesita copiar ni imitar.

    21 comentarios:

    Anónimo dijo...

    Creo que antes de escribir un artículo de este tipo deberías de entender el funcionamiento del sector, que por todo lo que dices me queda claro que no lo entiendes... Más que nada porque la Junta no es el empresario, sino el cliente del empresario; el farmacéutico es el empresario que a su vez tiene sus trabajadores que también pueden ser farmacéuticos con los cuales debe de cumplir la legislación laboral vigente con independencia de que su cliente (público en este caso) le pague o no. La cuestión clave está en que la Administración siempre paga las nóminas a muchos de sus inútiles empleados (funcionarios) antes de pagarle a sus proveedores. Digo inútiles porque está claro que el número de trabajadores públicos es excesivo de acuerdo con el crecimiento poblacional (comparad cifras de hace 10 años y extrapolad).
    En este caso la cosa es todavía más grave, pues la salud es algo que la Administración se encarga de administrar no es como la luz o los sueldos de los funcionarios, y los que le pagamos a la Administración preferimos tener pagada esta prestación sanitaria y no la gran cantidad de tonterías en las que se tira el dinero público. Por ello, si no son capaces de pagarla, deberíamos de pagarles menos impuestos y nos iremos a un modelo de Seguridad Social privada. O no?.
    Además, creo que nunca se debe de hacer el símil de la Administración como empresa (ni como patrón) ya que lo que puedes hacer es probar a no pagar tus impuestos a ver que te pasa, luego si quieres prueba a no pagarle a una empresa y compara...

    Laboro dijo...

    Tu argumento ya ha sido utilizado muchas veces desde hace años, pero en la empresa prievada y al revés:

    -Los trabajadores de cualquier empresa hacen todo el trabajo.
    -El empresario paga a los trabajadores con una parte del beneficio, pero este beneficio lo producen los trabajadores con su trabajo.
    -El empresario paga los gastos de la empresa, pero con el beneficio que producen los trabajadores, no con su dinero personal.
    -Por tanto, el empresario no está pagando nada a sus trabajadores, sino que son ellos los que le pagan a él por ser su jefe.

    Así que utilizando este argumento llegamos a la conclusión de que realmente el empresario no es el jefe y quien tiene la sarten por el mango, sino que el jefe son los trabajadores y son los que tienen la sarten por el mango, pero no se dan cuenta.

    Es el mismo argumento que tú has utilizado cuando dices que la Junta no es el "patrón" de los farmacéuticos. Si vale para eso, vale para lo otro. Por supuesto, el argumento es cierto, pero para los dos.

    Anónimo dijo...

    Estimado Anónimo. Antes de opinar sobre un artículo hay que leérselo hasta el final, cosa que está claro que tú no has hecho con este artículo.

    Cuando el sabio señala la Luna, el tonto sólo ve el dedo y opina del dedo.

    Jegu dijo...

    Me parecen respetables todas las opiniones, y posiciones, especialmente la de Laboro, con las que coincido al 100 %.
    No obstante, el primer comentario con referencia a los inútiles de los funcionarios no dice nada decente de Anónimo1. Entre los inútiles de los funcionarios se encuentran también los médicos que prescriben medicamentos. Me/nos dirá que el ha dicho "a muchos", que no a todos. No vale. Ya está bien de tirar piedras contra los trabajadores públicos. No todo es culpa de los funcionarios, ni de los farmacéuticos, ni siquiera de Laboro. Tampoco esta situación. Coincido en que hay que leer la moraleja.

    Anónimo dijo...

    Por cierto, tampoco olvidemos que la profesión del farmacéutico está regulada por Ley y el farmacéutico titular de una farmacia es un autónomo con todos lo que eso conlleva (responde personalmente, no societariamente), las farmacias no son libres, con lo cual no se pueden abrir y cerrar a voluntariamente.

    Además, atendiendo a lo que se indica:
    - El farmacéutico es otro trabajador más de la empresa (regulado por Ley) que en muchos casos no tiene nómina asignada, cobra de los beneficios de la empresa solamente. Beneficios cuyo margen controla la Junta.
    - El farmacéutico paga a sus trabajadores con una parte del beneficio, lo que ocurre es que muchas veces cuando, al final, quiere pagarse a sí mismo con este beneficio ya no queda nada. Además, en muchos casos el farmacéutico no tiene trabajadores sino que es él mismo quien explota su negocio (autónomo), y estas son las farmacias que previsiblemente tendrán que cerrar.
    - El empresario farmacéutico sí que paga muchas veces con su dinero personal. Una farmacia no es una SL que cuesta unos 300 euros abrirla y luego tiene gastos. La inversión para la compra de una farmacia tiene un período de amortización de 10 años y, dado el carácter autónomo, es el farmacéutico quien asume este pago de forma "personal". De hecho, el documento de cobro de la Junta al farmacéutico titular se denomina "nómina". Tampoco olvides que una farmacia no sólo presta un servicio, sino que vende mercancía y esta hay que comprarla y pagarla

    En cuanto a que son los trabajadores quienes tienen la sartén por el mango es cierto. Se amparan en legislación laboral pero qué legislación defiende al farmacéutico titula (insisto autónomo) cuando la Administración no le paga y él sí está obligado a pagar a los trabajadores.

    Además, el convenio del colectivo farmacéutico es de los mejores del país, y de los que se cumple a raja tabla. Cosa rara en otros sectores. Pero está claro, ya que al estar todo regulado y al ser un farmacéutico autónomo no creo que ninguno se arriesgue a tener que vender su casa para pagar cualquier irregularidad. Evidentemente con las S.L. no ocurre, pues la responsabilidad limitada es un seguro para esos empresarios a los que te refieres (y que te insisto que no son equivalentes a los farmacéuticos).

    Anónimo dijo...

    Insisto, el problema radica totalmente en la Administración. No es un problema laboral (siempre se pagará a los trabajadores porque la ley obliga y el farmacéutico responde personalmente).
    El problema está en la Administración que es una intermediaria que no hace su trabajo. Como ciudadanos todos pagamos la SS todos los meses, esto incluye asistencia médica y sanitaria (medicamentos), ¿por qué la Administración no usa ese dinero para pagar a los que correspondan?, ¿no es un intermediario que Administra? ¿El estado prefiere gastárselo en tonterías como pegatinas que ponen 110 en vez de en pagar a los farmacéuticos por su trabajo y por las mercancías que ha tenido que comprar para que todos tengamos?

    El resultado es que, ciñéndonos a la Seguridad Social, los farmacéuticos llevan 3 meses sin tener ingresos, pero han tenido que pagar mercancía (que ya han vendido), nóminas y gastos. Está claro que casi todos ya han puesto dinero "personal", e insisto y más por ser autónomos donde el límite personal y social no se distingue.
    Aún encima, no tienen ninguna Ley que les defienda de esto pues tienen que seguir abiertos y atendiendo a sus pacientes, trabajadores y proveedores con una sonrisa.
    Está claro que lo que se pide es que todos protestemos ya que no es un problema entre patrón y trabajadores, sino de los ciudadanos (pacientes) que reclamamos una asistencia médica y sanitaria.
    Está claro que si no reaccionamos todos y si se les sanciona se acogerán a lo único que dentro de la ley se les permite hacer (y por lo cual no se les puede sancionar): en todas las farmacias nos dirán "opps, se nos ha acabado..." cuando vayamos a buscar una medicina... Y nos quedaremos sin suministro de medicinas, a pesar de estar pagando, como ciudadanos, todos los meses la seguridad social a través de nuestras nóminas.
    Y es entonces cuando a todos los ciudadanos no nos quedará otra que reclamar (pues no podemos hacer otra) ya que si no pagamos la Seguridad Social se nos sancionará.
    Insisto, hay que mirar dentro de la Administración pues si nosotros pagamos todos los meses para tener asistencia médica y medicamentos, ¿cómo es posible que ese dinero no llegue a su destino? ¿quién se lo queda? y ¿para qué?

    Anónimo dijo...

    En cuanto a los funcionarios (médicos incluidos) es la Administración la que tiene que valorar qué porcentaje de nuestros impuestos se dedica para pagar sueldos y qué parte para reinvertir en la sociedad. No debemos de llegar nunca a que la mayor parte de los ingresos de la Administración (nuestros impuestos) se dediquen a pagar nóminas de los funcionarios pues es un esquema insostenible en cualquier organización... No sé por qué pero me da que vamos por ese camino. Las leyes de presupuesto son públicas, si alguien se anima que calcule porcentajes (capítulo VII inversión / total) y se asuste.

    Anónimo dijo...

    Funcionarios "inútiles" se refiere a que si hace 10 años había X funcionarios para Administrar prácticamente la misma población que en la actualidad. Si hoy hay 2*X está claro que muchos estarán "ociosos" ya que el trabajo no ha crecido (mismos Administrados) y cuentan con tecnologías que le permiten una mayor productividad en su trabajo.

    Anónimo dijo...

    De acuerdo con el artículo. Solo un matiz. No es bueno secundarles en su interesada prostitución del lenguaje: Los farmaceuticos son empresarios, no trabajadores. No han hecho una "huelga", sino un cierre patronal.

    Lo mismo fomentamos cuando no se llama empresario al autodenominado "autónomo" con asalariados, o con ese palabro cursi que se han inventado ahora para endulzanos el truño y no llamarlo patrón: "emprendedor".

    Laboro dijo...

    Lo primero es rogar al anónimo que ponga sus comentarios juntos, no separados. ¿O quieres que parezca que son varios los que opinan lo mismo?

    Lo segundo es aclarar que en este artículo no se está hablando del tema farmacéutico, sino del tema laboral, en el que se centran los artículos publicados aquí.

    A este respecto, a un asesor laboral le resulta muy gracioso leer que un empresario (autónomo o sociedad) está obligado a pagar a sus trabajadores. Claro que sí, pero fíjate tú que hay una montonera que no lo hacen y no pasa nada. Si el trabajador demanda entonces pagan (o no) pero sin sanción alguna aparte, como debería ser.

    También es muy gracioso leer que el farmacéutico responde con sus bienes personales de los impagos a sus trabajadores. Mucho sería de extrañar que ninguna farmacia aplicara este sencillo "truco":

    1- El farmacéutico se da de alta como autónomo para llevar su farmacia ante las instituciones y recibir sus pagos de la Consejería de Sanidad que corresponda.

    2- Al mismo tiempo, crea una SL o cualquier otra sociedad a nombre de su mujer o de su primo de Murcia.

    3- El famarcéutico no contrata él directamente al personal como autónomo, sino que lo contrata la SL.

    4- Cada mes, la SL emite una factura al farmacéutico por el importe de los gastos de personal de ese mes, con otro concepto por supuesto, como servicios de asesoría o cualquier cosa que se inventen.

    5- El farmacéutico se desgrava esta factura de su IVA e IRPF.

    6- Si un día quiere despedir o no pagar al personal, simplemente deja de pagar la factura de la SL. Ésta entra en "quiebra" y que pague el FOGASA o Rita la Cantaora.

    Es decir, el mismo truco de empresas interpuestas que se usa en cualquier otro sector. Por supuesto que el empleado que demande puede ganar, pero entonces lo que pasa es que finalmente paga el farmacéutico las nóminas e indemnización que le deban, pero sin recargos ni sanciones. ¿Para que pagar antes si se puede pagar después lo mismo? Contemos además con que de cada 100 despedidos demandarán 10 y de esos 10, 8 o 9 irán representados por un "profesional" que ni se lo va a mirar.

    Esa es la realidad, digan lo que digan las normas y los "papeles".

    Anónimo dijo...

    Sencillamente genial. Este blog está en mis "favoritos" por artículos como este, que explican claramente el doble rasero de la gente que habitualmente se considera "de bien". Enhorabuena

    Lourdes Barroso dijo...

    Para Anónimo y su comentario sobre los inútiles funcionarios:

    En primer lugar tenemos la misma proporción de funcionarios que el resto de la Unión Europea.

    Lo de "inútiles" sencillamente es un insulto carente de toda argumentación. Soy profesora, trabajo dentro de mi horario y fuera e él, preparando mis clases. Tengo 2 cuñados médicos funcionarios a quienes veo en su casa elaborando informes para poder atender a sus pacientes en consultas saturadas. Qué le parecería a usted que yo me preguntara por qué tenemos de pagar a unos inútiles farmacéuticos que lo único que hacen es despachar medicamentos. Seguro que le ofendería, pues a los demás también nos ofenden sus comentarios gratuitos, también hemos estudiado una carrera y además hemos aprobado una oposición, y por si no lo sabía usted, pagamos nuestros impuestos, que por cierto sirven para financiar a esa administración que después le paga a usted.

    jose dijo...

    Excelente artículo, como siempre, gracias.

    Anónimo dijo...

    El problema de todo esto es que el farmacéutico tiene que prestar un servicio PÚBLICO, pero cuando fallan las cosas, tiene que poner DINERO DE SU BOLSILLO, pidiendo creditos y poniendo como aval sus propiedades, (PRIVADO), para poder prestar ese servicio PUBLICO a los demás, esa es la diferencia.

    Anónimo dijo...

    No entiendo porqué le tiene que pagar el Estado, o la Comunidad Autónoma, a las Farmacias.

    Ya cobran demasiado de los contribuyentes. Y además no son muertos de hambre que gozan de un lujo que para sí lo quisiera cualquiera. Sin dar ni golpe consiguen enriquecerse a costa de las dolencias de los demás.

    Yo les cerraba el grifo definitivamente y si quieren ser ricos que trabajen y dejen de cobrar de Papá Estado.

    Las farmacias son un timo y además chupan del Estado.

    El Estado debería apropiarse la competencia de la distribución de medicamentos y despojársela a esta gente que se está enriqueciendo a costa nuestra.

    Saludos.

    Laboro dijo...

    Claaaaroooo. Pero otro problema es que los farmacéuticos están obteniendo un beneficio PRIVADO de un servicio PÚBLICO. No solo público sino subvencionado, porque no olvidemos que el porcentaje del Estado sobre las recetas lo pagamos entre todos, no cae del cielo.

    Así que nos encontramos con un señores que ejercen un negocio PRIVADO que consiste en la dispensación de medicamentos pagados en su mayor parte con fondos PÚBLICOS. No sólo es negocio PRIVADO sino además EXCLUSIVO Y PROTEGIDO.

    Así que en contrapartida es perfectamente lógico que adelanten el dinerito cuando las cosas van mal.

    Anónimo dijo...

    Mi pregunta:
    ¿Cuantas farmacias han tenido que cerrar por quiebra en los últimos años?
    ¿Cuantas empresas privadas o autónomos han tenido que cerrar en los últimos años?
    ¿Cuantos trabajadores han entrado en quiebra, al perder su única manera de sustento: su trabajo?
    ¿A cuántos trabajadores, tanto públicos como privados, se les ha rebajado sus condiciones laborales, es decir: "sus beneficios por el sudor de su frente"?

    Si se contestan se verá que simplemente es una reivindicación de un colectivo privilegiado( como los controladores aéreos), ya se les considere trabajadores por cuenta propia o pequeño empresario( por contratar a otros profesionales que no han conseguido la concesión por falta de "contactos" o por la financiación necesarias para ser autónomos con su propia farmacia).
    Por tanto de acuerdo con Laboro, es un tema laboral, simplemente está sucediendo lo mismo que en muchas empresas de este país, es el pan de cada día: el recorte de derechos. Y en los farmacéuticos se traducen que han de asumir los riesgos reales de los demás pequeños empresarios o autónomos. Y si quieren seguir viviendo de heraldo público, que se saquen oposiciones o que estén de interinos de por vida. Si no, que se adapten al día a día de la empresa privada que defiende sus representantes sociales, es decir: la patronal.

    Anónimo dijo...

    Colectivo privilegiado... creo que por excelencia hay uno en este país que está al margen de todos los problemas laborales que existen en la actualidad: los funcionarios. A esos es a los que había que quitarles su "blindaje" para que les afecte al 100% la legislación laboral. Así los Ayuntamientos con pérdidas podrán echar a sus funcionarios a la calle y punto, y no pensar en unificar ayuntamientos, etc...
    Lo mismo que les ocurra a los médicos y ya veríamos como el sistema funcionaría mejor.
    Superar una oposición (facilitada por "amigos" o no) no puede conceder un derecho vitalicio en los tiempos que corren!!

    Anónimo dijo...

    Alguna apreciación más sobre el "vapuleado" colectivo de los farmacéuticos:

    El margen de venta de la farmacia está regulado por el estado y es de un 27´9% del precio final del producto. No obstante, otra de las peculiaridades de este sector es que los farmacéuticos controlan también el 75% de la distribución mayorista a través de las cooperativas farmacéuticas. Dicha distribución mayorista también tiene un margen fijado por el estado, que es del 7'6%. La distribución mayorista (propiedad de los propios farmacéuticos)no aplica el margen oficial en su venta, sino que aplica un margen mucho más pequeño (de un 3% aproximadamente).Es decir,hace un desvío patrimonial desde la distribución mayorista hacia la farmacia, que ve aumentar así su margen real, que ya no es del 28% que marca el estado sino de un casi 33%. Esto lo hacen a costa de los trabajadores de la distribución mayorista, despidiendo y tratando de rebajar salarios (el convenio de los mayoristas de distribución farmacéutica lleva sin firmarse desde el 2009)ya que dicen que el sector está asfixiado (recordemos que los mayoristas regalan mas de la mitad del margen que deberían cobrar, eso sí, a si mismos, ya que el precio final que paga el usuario, que es el estado, o sea nosotros, es el mismo)
    Dicho esto, el lema de los boticarios debería ser: Si tiene dudas de como llenar sus bolsillos a costa de los trabajadores y del estado, consulte a su farmacéutico.

    Anónimo dijo...

    El empleo público en este país es de los más bajos de la UE 15. Si hubiera más empleo público no estaríamos en esta situación.
    Sobre los farmacéuticos: nacionalizar el sector. Pero mucho me temo que este movimiento del gobierno de CLM es precisamnete para hechar más porquería sobre sector público y no al revés.

    Lourdes Barroso dijo...

    La verdad es que no tenía conocimiento sobre cómo funcionaba ese sector, pero después de todo lo leído, me uno la la reivindicación de la nacionalización de las farmacias.

    NO SE CONTESTARÁN las consultas laborales que se hagan en los comentarios. Dichas consultas solo se admitirían y se contestarían mediante el servicio profesional de consultas laborales privadas, sin necesidad de que mencione la empresa implicada. Para escribir auténticos comentarios (no consultas laborales) pulse aquí.