CC.OO. y UGT firman convenios que son peores que no tener convenio.

CC.OO. y UGT son unos “sindicatos” que firman convenios colectivos tan a favor de las empresas que puede resultar peor para los trabajadores tener convenio que no tenerlo. Incluso para los trabajadores que cobren salarios muy por encima del más alto de las tablas del convenio. Quienes se crean que esto sea imposible legalmente será porque no conozcan bien los detalles del Estatuto de los Trabajadores y las posibilidades que permite a los “sindicatos” comprensivos, como CC.OO. y UGT, a la hora de firmarles convenios a las grandes empresas tal y como estas los redactan.

Hoy se cumplen 30 años de la reforma laboral del “PSOE bueno”.

El “PSOE bueno” de Felipe González hizo una reforma laboral, publicada en el BOE del 23/5/1994, que es la segunda más perjudicial para los trabajadores tras la que hizo el PP de M.Rajoy en 2012. Cuidado, que no es solo cuestión de no olvidar la historia, sino de que sepáis que muchos elementos perjudiciales de esa reforma siguen vigentes. Os resumimos los más importantes.

La no “obligación” de cogerle el teléfono a la mutua y cómo identificar sus llamadas.

Cuando un trabajador está de baja por contingencias comunes (enfermedad común y accidente no de trabajo) es muy habitual que la mutua de la empresa lo llame por teléfono para una revisión “médica”. Ya explicamos que las mutuas no son servicios sanitarios sino asociaciones de empresarios que solo buscan su propio interés económico consiguiendo dar de alta a los trabajadores aunque no estén curados. Por lo que quizá haya trabajadores que juzguen necesario y conveniente no contestar a las llamadas telefónicas de las mutuas.

Los trabajadores que solo conocen los permisos retribuidos.

Hay trabajadores que, entre sus derechos laborales, solo conocen los permisos retribuidos. Incluso hay trabajadores a los que solo les importan estos permisos, porque si no a ver por qué es lo único que “miran”. Trabajadores que lo único que se han leído de su convenio, y quizá del Estatuto de los Trabajadores, es el apartado de permisos retribuidos.

No sirven las “calculadoras” de indemnización de despido.

La indemnización de despido en Españistán se calcula en función de dos datos numéricos: el salario diario y el tiempo de servicios. Por eso, los empresaurios y sus “asesorías Pepe” suelen “equivocarse” en esos datos, para que les salga una indemnización mucho más baja, y casi nunca desarrollan el cálculo en el finiquito, sino que solo ponen el importe final. Por tanto, todo trabajador tiene que comprobar que su indemnización sea correcta, pero para ello ya te decimos que no sirven las “calculadoras” o formularios de cálculo de indemnización de despido que hay en internet.