• Servicio profesional de consultas laborales privadas sin mencionar la empresa implicada.
  • Suscríbete gratis y recibirás los nuevos artículos por email y/o Twitter.
  • Todos los artículos de Laboro son 100% originales. Quien sabe no necesita copiar ni imitar.

  • 18 noviembre 2015

    El "representante" de los trabajadores que no te representa.


    En este momento hay usuarios conectados a Laboro leyendo los cientos de artículos y miles de comentarios publicados.

    En las empresas de al menos 6 trabajadores se puede nombrar a los conocidos "delegados", es decir a los representantes de los trabajadores. Puede haber de varios tipos y en diferente cantidad: delegado/s de personal, comité de empresa y delegado/s sindical/es. Pero todos ellos son representantes de los trabajadores; si bien no necesariamente de todos los trabajadores, dependiendo del caso; pero ese sería tema de otro artículo. Normalmente, los representantes de los trabajadores a efectos de los procedimientos que se indicarán luego son los que se nombran tras un proceso de elecciones sindicales, que para eso están. Para simplificar, en este artículo se les va a llamar "delegados" a todos, independientemente del tipo y de la cantidad.

    Algunos trabajadores creéis que no tiene demasiada importancia quién sea "el delegao" ni lo que diga ni lo que haga. Quizá porque os creáis que su papel es parecido al del delegado del curso del cole. El delegado del cole podía opinar sobre la fecha de los exámenes, sobre si el lunes se hace puente porque lo dice la clase o sobre si a la excursión hay que llevar bocata o te lo tienen que dar; pero al final quien podía decidir y decidía era el profe, la autoridad escolar o el director o quien fuera... menos el delegado, que digamos que tenía voz pero no voto. Es decir que en el cole realmente poco importaba quién fuera el delegado. Pero el trabajo no es el cole.

    De hecho, la importancia de los delegados en la empresa ha aumentado mucho tras las reformas laborales del 2010, 2011 y 2012, porque pueden firmar una serie de procedimientos colectivos en nombre de todos los trabajadores:

    1. Convenio de empresa, que tras la reforma del 2012 es preferente sobre cualquier convenio sectorial. El convenio es donde se establecen detallejos sin importancia como los salarios y la jornada máxima, entre otras muchas cosas.
    2. Descuelgue del convenio sectorial. Por ejemplo, dejar de aplicar los salarios durante un tiempo.
    3. ERE (despido colectivo).
    4. ERTE (suspensión temporal de contratos y reducción temporal de jornada).
    5. Modificación colectiva de las condiciones de trabajo que estén por encima del convenio; como salario, jornada, horario…
    6. Cambio colectivo de funciones.
    7. Traslado colectivo.

    Por tanto, puede suceder que el delegado firme uno de estos acuerdos en perjuicio de la plantilla. Curiosamente el delegado no se coronó a sí mismo, como Napoleón, sino que fue votado por la plantilla; pero ese es otro problema. Haberlo pensado antes.

    Por supuesto que existe la posibilidad de demanda de impugnación individual, pero no en los casos de nuevo convenio o descuelgue del actual. Por ejemplo, si el delegado firmara un convenio de empresa sin tabla salarial, a todos los empleados les podrían bajar el salario hasta el SMI. Haberlo pensado antes.

    Los demás procedimientos sí que admiten demanda individual de impugnación, pero la firma del delegado implica presunción de veracidad de las causas en los procedimientos colectivos de ERTE, modificación de condiciones de trabajo y movilidad funcional. Por ejemplo, el delegado firma un acuerdo por el cual se elimina la mejora voluntaria de todos los trabajadores a causa de una disminución de ingresos de la empresa. En ese caso ningún trabajador podría ganar una demanda individual alegando que la disminución de ingresos no fuera suficiente o proporcional a la bajada salarial, porque la firma del delegado implicaría presunción de la veracidad de la suficiencia de dicha causa. Otra cosa sería que hubiera fraude, por ejemplo que se pudiera probar la existencia de ingresos de la empresa en B, en cuyo caso sí que podría prosperar la demanda individual.

    Por tanto, quienes sean los representantes de los trabajadores es extraordinariamente importante. Por supuesto que existen delegados buenos, que sencillamente son los que de verdad representan los intereses colectivos de los trabajadores. Es decir que ser buen delegado tampoco quiere decir negarse por método a firmar cualquier cosa que pudiera suponer perjuicio individual de algunos trabajadores siempre que a cambio pudiera haber beneficio colectivo. Pero no todos son buenos delegados y podrían darse casos como los siguientes y cualquiera de sus combinaciones:

    • El "delegao florero". Es decir el delegado que nunca ha hecho nada ni nunca hará nada relativo a la representación de los trabajadores. Ni a favor ni en contra, como si no existiera.
    • El "delegao porsiaca". Es decir el delegado al que le dijo su cuñado que "si te haces delegao no te pueden despedir". Cuando llegue el momento cabe dentro de lo posible que se entere de que por supuesto que pueden despedir a un delegado o a una mujer embarazada. Echaron a Varoufakis conque no le van a poder echar a él. Ser delegado supone protección contra despido improcedente, pero no contra el procedente. Por ejemplo si el delegado fuera mecánico de un concesionario de coches que cerrara su taller por pérdidas, pero no la venta de coches, el delegado se iría a la calle igual que los demás mecánicos sin preferencia alguna sobre los comerciales de venta.
    • El "delegao ketengoakiagarrao". Es decir el delegado que fue puesto allí por la empresa presentándolo en una candidatura a las elecciones sindicales, bien independiente o bien de un sindicato "complaciente". Por supuesto ganando las elecciones, es decir que llega a ser delegado porque los empleados le votan a él más que a otros candidatos o porque sencillamente no hay otros candidatos. Haberlo pensado mejor. Pero al final sería delegado y por tanto podría firmar los procedimientos indicados anteriormente.
    • El "delegao cuñao", que muestra tanto interés como absoluto desconocimiento de la normativa laboral de preescolar II.

    ¿Qué se puede hacer ante estos problemas? Según el caso, la legislación ofrece varios posibilidades:

    • La revocación del delegado. Es decir quitarle el puesto. Pero eso implicaría que lo tomara el siguiente de la lista, que podría ser igual o peor... o mejor, que tampoco cabe descartarlo. Si no hubiera suplentes, se podrían convocar nuevas elecciones.
    • Esperar a que cumpla el mandato, convocar nuevas elecciones, que se presente otro mejor y votarle.
    • Sin necesidad de que cumpla el mandato, convocar nuevas elecciones totales o parciales en los siguientes casos:
      • Si el nº de trabajadores hubiera aumentado lo suficiente para crear nuevos puestos de delegado.
      • Si el delegado fuera personal de alta dirección, porque en ese caso no estaría legitimado para ser representante de los trabajadores. ¿Que la empresa o el delegado no están de acuerdo en la convocatoria de nuevas elecciones porque entienden que su mandato no ha acabado? Pues vale... que las impugnen si saben y que lo ganen.
    • Demanda judicial de impugnación del acuerdo (incluso del nuevo convenio de empresa) en caso de que el delegado que lo haya firmado sea personal de alta dirección. No estaríamos hablando de una demanda de impugnación de elecciones, que seguramente estaría completamente fuera de plazo, ni de una revocación, sino de una demanda de impugnación del procedimiento efectuado (ERE, convenio, etc) por falta de legitimación de la representación de los trabajadores.

    Supongamos que no se pueda hacer nada de lo anterior y que el delegado haya firmado algo perjudicial, como un nuevo convenio de empresa con menores salarios, un ERE o un ERTE o lo que sea. Aparte de las posibilidades de demanda de impugnación comentadas anteriormente, también podría suceder que el texto firmado fuera "ilegal" total o parcialmente porque vulnerara una legislación superior y necesaria. Por ejemplo, por mucho que lo firme el delegado sería nulos los artículos de un convenio que establecieran un salario inferior al SMI o menos de 30d naturales de vacaciones.

    Tienes a tu disposición el servicio profesional de consultas laborales privadas solo para trabajadores sin necesidad de decir en qué empresa trabajas y el libro "Tus Derechos en el Trabajo" (publicado y a la venta por la editorial Lulu). En Laboro se publican regularmente artículos sobre derechos de los trabajadores y puedes suscribirte gratis para recibirlos por email. En el menú principal al principio de la página tienes un listado de artículos ordenados por tema. Al final y al principio de este artículo tienes botones para compartirlo en las redes sociales.

    Todos los artículos pubicados en Laboro son 100% originales. Quien sabe no necesita copiar ni imitar.

    16 comentarios:

    M .Rodríguez dijo...

    Gracias por vuestros artículos, son excelentes

    javier dijo...

    Muy buen artículo. Me surge una pregunta, qué legitimidad jurídica tiene una asamblea de trabajadores? Está contemplada como órgano de representación? Podría suplantar al delegado en un momento dado?

    Nemigo dijo...

    a día de hoy dudo que tenga función alguna ser delegado sindical, me refiero para los trabajadores. Esa gente en cuanto se han hecho las elecciones desaparecen o como le dijo uno a un trabajaro despedido: búscate la vida. Y es que esta chusma va en dos líneas: los que han sido propuestos por la empresa. Sindicatos afines a la empresa como ccoo que con eso de ser comunistas entienden que todos deben cobrar lo mismo, esto es: poco. Esto encanta a la dirección de las empresas. Y los que están a la contra. Sindicatos locales y de sector que están para hacer bulto, llevárselo crudo y pasar de marrones. Que se te ha olvidado decir que por firmar EREs los sindicatos cobran, se lo llevan calentito.

    Laboro dijo...

    Nemigo, no generalices tanto porque el "radio de acción" de tu conocimiento del asunto no es tan grande, porque si no no dirías eso. Hay delegados tan buenos que, por ejemplo, hasta se gastan su dinero personal en hacer consultas de pago sobre asuntos colectivos o que testifican a favor de los compañeros, cosa que probablemente los demás no harían. El asunto no va por sindicatos sino por personas.

    yolyvegas dijo...

    Voy a intentar responderte con la mayor educación de la que soy capaz. He sido delegada y presidenta de un comité donde sólo por el hecho de serlo me jugué mi puesto de trabajo y es más, lo perdí por defender los derechos de mis compañeros. Hay mucho que decir de delegados, igual que de padefos que nos dejan con el culo al aire y por no perder su puesto, se juegan el de sus compañeros atándonos de manos. No es más egoísta un mal delegado que un mal compañero. Me he dejado muchas horas de mi vida, de dedicación a mi familia y sí, también dinero. Muchas horas de sueño y hasta mi salud en ocasiones. He trabajado más que mis compañeros para demostrar que no era una privilegiada y he cobrado lo mismo o incluso menos. Lo mio fue vocación, pero con gente que piensa como tú, no te extrañes de que gente como yo, no queramos volver a representar a nadie. Te emplazo a que te presentes a delegado en tu trabajo y si lo aguantas, me contestas en un par de años. Gracias laboro porque me ayudaste mucho y aun hoy, sigo leyendo cada post.

    fjquintario dijo...

    Gracias Laboro por todos tus artículos.
    Sobre este tema de Delegados, una única pega. ES IMPOSIBLE ECHAR A UN MIEMBRO DEL COMITÉ DE EMPRESA. Tienes que convocar una Asamblea con más del 30 % de la plantilla para que se decida echarle; y luego tienen que votar más del 50 % de la plantilla el echarle. IMPOSIBLE.

    agus dijo...

    yolyvegas: estoy totalmente de acuerdo contigo, a mí ser el presidente del Comité de empresa me costo tres despidos los cuales mi sindicato, ccoo, y yo conseguimos que fueran nulos y opte por la readmision las tres veces, claro que estaba cantado, y solo cuando la empresa cerró por quiebra provocada por la pésima administración, es cuando nos fuimos a la calle los 60 trabajadores y nos peleamos hasta el ultimo minuto nuestro puesto de trabajo

    Mustapha Maizou dijo...

    muchas gracias,temas muy importantes

    Marcos Sanchez dijo...

    Ole ole ole. Así lo sentimos.

    manuel murillo dijo...

    Saludos Laboro! ¿porqué no nos instruyes sobre la propuesta de ciudadanos de crear "un banco de tiempo"? ¿A que suena chulo y guay? menuda metida nos tiene preparada para no cobrar las horas extras y permutar horas extras por horas normales. Esto permitiría a los empresarios explotar al máximo a los trabajadores en temporada alta para cuando haya menos producción devolverle el tiempo invertido sin cobrar las horas extras. Qué megachachi es este Riverita, un producto de marketing cojonudo. Es capaz de venderle una lavadora a un bosquimano.

    Laboro dijo...

    Lo malo de casi todos los políticos es que no conocen en profundidad los temas de los que hablan. A veces ni siquiera lo más mínimo. La "bolsa de tiempo" ya está inventada y en vigor desde el 2012, si es que fuera como la describes tú, y se llama distribución irregular de la jornada. En la reforma laboral del 2012 no se dejaron casi nada en el tintero porque tenían que aprovechar la ocasión.

    manuel murillo dijo...

    Gracias Laboro, eres un crack!!!

    Nemigo dijo...

    cuando alguien habla de trabajadores vagos yo no digo lo mucho que trabajo para negar o poner en duda lo que cuentan

    Hablo de Navantia (más de 3 mil trabajadores) y como en una contrata echaron a un compañero por negarse a trabajar un domingo. Despedido por el encargao por teléfono que estaba a más de mil km y siendo este encargao representante de los trabajadores por ccoo. Cuando el lunes nos enteramos de lo que había ocurrido los 70 nos fuimos al local del comité de empresa donde a base de insistir tuvieron que reconocer (los sindicatos) que NO era obligatorio trabajar los findes y que además nos estaban pagando (en Navantia) las horas extras a menos de lo que marcaba el convenio, todo esto era perfectamente sabido por los sindicatos. El tal delegado sindical tuvo que dejar el cargo y en menos de seis meses de los 70 que fuimos a protestar no quedó ni uno en la empresa. Los que no fueron despedidos se marcharon.

    O,NEIL dijo...

    Totalmente de acuerdo.

    THE ANTICHRIST dijo...


    Buenas tardes, quisira que me pudiérais aclarar una duda que tengo.
    Es legal que un supervisor, jefe, o alguien con cargo en la empresa pueda ser representante de los trabajadores?
    No tiene mucho sentido que alguien con cargo en una empresa pueda defender los derechos de los trabajadores.
    Gracias por la ayuda que me podáis dar al respecto.
    Rafael Serrano.

    PacoDRO dijo...

    Ojalá los representantes sindicales de mi empresa fuesen como parece ser que eres tú Yoly.

    NO SE CONTESTARÁN las consultas laborales que se hagan en los comentarios. Dichas consultas solo se admitirían y se contestarían mediante el servicio profesional de consultas laborales privadas, sin necesidad de que mencione la empresa implicada. Para escribir auténticos comentarios (no consultas laborales) pulse aquí.