• Servicio profesional de consultas laborales privadas sin mencionar la empresa implicada.
  • Suscríbete gratis y recibirás los nuevos artículos por email y/o Twitter.
  • Todos los artículos de Laboro son 100% originales. Ni se copia contenido ni se imita el nombre.

  • 17 septiembre 2018

    Pactar un salario neto es absurdo.




    Hay muchísimos trabajadores que negocian su salario en neto mensual. A lo mejor es porque en la tele dicen que no sé qué jugador cobra no sé cuántos millones netos, pero esos trabajadores pueden estar seguros de que sus contratos no son de deportista profesional y de que pactar un salario neto en el mejor de los casos no les sirve absolutamente para nada y en el peor de los casos podría ser contraproducente, por varias razones.

    En primer lugar cabe aclarar que el salario neto en realidad no existe. De cara a la SS, a Hacienda y a la realidad solo existe el salario bruto, es decir el salario sobre el cual hay que quitar las cotizaciones del trabajador y la retención de IRPF. En realidad ni siquiera habría que llamarle salario bruto sino salario a secas, porque no hay tipos de salario. Lo que tú cobras es el bruto. No solo el bruto sino además el bruto incluyendo la parte proporcional de pagas extras. Es decir que para saber lo que cobras tienes que saber cuál es tu salario bruto anual. ¿No lo sabes? Pues sencillamente no sabes lo que cobras sino que sabes lo que te ingresan cada mes en el banco, que no es lo mismo.

    En el pacto del salario neto, o bien el trabajador o bien el empresario o bien los dos demuestran su total ignorancia razonando de una forma parecida a la siguiente: como eso de las cotizaciones y las retenciones nadie las entiende y son por culpa de los políticos que solo quieren joder, entonces nosotros nos reímos de ellos y pactamos 1100€ netos mensuales y nos dejamos de líos.

    Pero no se dejan de líos sino que lo que hacen es crearle líos a la asesoría e incluso al trabajador. Pero nunca al empresario, fíjate que casualidad. Al pactar un neto mensual habría que calcular el bruto y la parte proporcional de pagas extras "hacia atrás". Cosa que aritméticamente es posible y hasta sencilla. Lo malo sería cuando luego se dieran cualquiera de las siguientes situaciones:

    • Si al trabajador le saliera a devolver la declaración de la renta y no tuviera otros ingresos, teóricamente el empresario le podría reclamar el importe devuelto. Porque pactar un salario neto es pactar que el IRPF corre a cargo de la empresa, con lo que si pagó de más y Hacienda devolvió la diferencia, sería dinero de la empresa. En Laboro nunca se ha conocido un caso así, pero ya llegará el día porque cosas más raras se han visto.
    • Por la misma razón, si al trabajador le saliera a pagar la declaración de la renta sin tener otros ingresos, tendría que pagarla el empresario. ¿El trabajador se la reclamaría? Cualquiera sabe pero ¿el tipo de trabajador que quiere cobrar un salario neto porque no sabe lo que hace en realidad es el tipo de trabajador que luego reclama judicialmente contra la empresa?
    • Los porcentajes de cotización a la SS del trabajador llevan mucho tiempo sin cambiar. Pero no así el porcentaje de retención del IRPF. Este puede cambiar con las circunstancias del trabajador. Por ejemplo si el trabajador tuviera hijos y/o hipoteca podría ser un porcentaje menor que si no los tuviera. Además de que los tipos en general han cambiado muchas veces. Por tanto, el trabajador que hubiera pactado el salario en neto seguiría cobrando el mismo neto pero menos bruto si el porcentaje de retención de IRPF bajara. Es decir que le bajarían el sueldo real en caso de bajada de tipos del IRPF y/o del porcentaje de retención. Al bajarle el bruto, que es lo que cobra en realidad, le bajaría la base de cotización a la SS y por tanto le bajaría lo que cobraría de baja médica, de paro, de jubilación o de cualquier otra prestación que dependiera de esa base. Aunque probablemente el trabajador ni se enteraría porque nunca llegaría a saber lo que habría cobrado sin esa bajada y sobre todo porque él seguiría cobrando cada mes el mismo neto en el banco, que por lo visto para él es lo importante.

    Además de todos estos posibles inconveniente, pactar un neto no tiene ventaja alguna. Muchos trabajadores creen que pactando el neto "blindan" un salario superior al de convenio, pero no es así. Pactar un neto solo quiere decir que la forma de calcular el bruto es diferente, es decir que en vez de calcular el neto desde el bruto se hace al revés. Pero la empresa seguiría teniendo la posibilidad de la rebaja salarial unilateral que le dio la reforma laboral del 2012. Es decir que podrían bajarle el bruto hasta el mínimo de convenio siempre que tuvieran razones válidas y suficientes para hacerlo y a partir de ese nuevo bruto calcular el nuevo neto, que por supuesto sería inferior al pactado inicialmente.

    Tienes a tu disposición el servicio profesional de consultas laborales privadas solo para trabajadores sin necesidad de decir en qué empresa trabajas y el libro "Tus Derechos en el Trabajo" (publicado y a la venta por la editorial Lulu). En Laboro se publican regularmente artículos sobre derechos de los trabajadores y puedes suscribirte gratis para recibirlos por email. En el menú principal al principio de la página tienes un listado de artículos ordenados por tema. Al final y al principio de este artículo tienes botones para compartirlo en las redes sociales.

    Todos los artículos pubicados en Laboro son 100% originales. Ni se copia contenido ni se imita el nombre.

    9 comentarios:

    Anónimo dijo...

    Yo conozco algún "lumbreras" que pactó un salario bruto y le prepararon una nómina con una retención de IRPF del 2%... Y tan feliz, hasta que le llegó la propuesta de la Renta, claro.

    Anónimo dijo...

    Gracias, laboro, por poner con otras palabras lo que llevo tantos años tratando de explicar.

    Anónimo dijo...

    Buenos días. Ante todo muchas gracias por sus artículos. Nosotros somos una asesoría y en principio estamos defendiendo los intereses de los empresarios (y de algunos empresaurios, que de todo hay en la viña del señor).
    Deseamos felicitarle por esta muy oportuna reflexión, en nuestra asesoría estamos hartos de explicar lo mismo, tanto a los trabajadores como a los empresarios, en que pactar sueldos netos, o mejor dicho pactar el líquido mensual a percibir lo único que hace es complicarnos la vida a la asesorías, y llevarnos a errores cuando hay cambios durante el año natural.
    Pero por desgracia en este país ni los empresarios (al menos las micro pymes) ni los trabajadores tienen el mínimo interés por saber cómo funciona el sistema, lo único que les preocupa es cuanto me costará o cuanto me quedara a final de mes.
    Es lamentable el nivel de muchos empresarios, pero peor aún el de muchos trabajadores, que a pesar de ser normalmente la parte débil de la cadena, no hacen ni el esfuerzo de buscar en qué convenio están encuadrados (ya no leerlo e intentar entenderlo), y por supuesto sus asesores son los contertulianos del bar Pepe.
    Sigan así con su buen hacer y trabajo.
    Muchas Gracias

    Anónimo dijo...

    Laboro, es verdad que la gente es muy ignorante pero debe usted entender que esto no te lo enseñan ni en primaria ni en secundaria. Por si fuera poco, cuando eres joven oyes a la gente hablar de su sueldo, siempre lo dicen en neto, por lo que tú no tienes ni idea de que es eso del bruto, de los impuestos, de lo que paga la empresa, etc. La cosa se agrava aún más cuando tus padres, que cuando tenían edad de trabajar tampoco existía internet, pues tampoco tienen mucha idea del tema, como mucho han oido hablar del bruto pero ni siquiera saben como funciona y están en manos del empresario (que en muchos casos hay trampa).
    Por suerte, gracias a Internet y a sitios como este hemos podido ir aprendiendo de estas cuestiones... Yo siempre que voy a una entrevista de trabajo intento pactar el sueldo en bruto anual en función de lo que paga el mercado, aunque he de decir que algunos empresaurios hispánicos te miran con mala cara en cuanto ven que sabes mucho de brutos, netos, irpf's y convenios, que la población media no suele conocer (y muchos ni se molestan en usar Internet para aprenderlo), el empresaurio se aprovecha de ello.

    FERNANDO GOMEZ MAYORDOMO dijo...

    Durante el 'boom inmobiliario' en el sector de la Construcción y sectores satélite, era habitual que los oficiales de primera, conocedores de la carestía de profesionales, negociasen salarios por encima de los acordados en los convenios sectoriales. En estos casos sí podían/pueden estar más que justificados los pactos con los empleadores - un poco a modo de las negociaciones de los deportistas de élite, directores y gestores, etc- con las típicas claúsulas de revisión salarial. Pero dado que, salvo para determinados puestos de trabajo, las posibilidades de negociar las retribuciones pueden ser escasas, nulas o con las eventuales consecuencias que Laboro nos describe, es aconsejable remitirse al salario fijado convencionalmente porque el empresaurio tiene menos probabilidades de llevar a cabo rebajas en la remuneración 'por sus mismísimos güevos' con la aplicación del dañino artículo 41 ET, pues debe acudir al procedimiento establecido en el artículo 82.3 del ET (que no quiere decir que por ello no se vaya a salir con la suya, pero sí que lo va a tener que pelear algo más).
    ¡Qué falta hace una reforma laboral que erradique la legislación tan descaradamente favorecedora de los empresaurios y vergonzosamente desequilibrada contra los derechos reales, y los condicionados, de los trabajadores!

    Anónimo dijo...

    Y eso sin contar con las empresas que te retienen el mínimo (2%, no?) del IRPF para que parezca que ganas más y luego viene los políticos malos a quitarte dinero para mamandurrias...

    RAÚL - dijo...

    A ver si paga la hipoteca Hacienda le quitaría más, y por lo tanto ganaría dinero por l tenerlo fijado en neto esa subida de Hacienda no le perjudicaría. Lo mismo si le fallece un hijo.
    Si se le independiza etc.
    Es decir que es una doble vía. No sólo,es unilateral como dice el artículo.

    RAÚL - dijo...

    Por otro lado q yo sepa las Declaraciones de la Renta son privadas con carácter general. Vamos que el empresario no sabe el resultado ni puede saberlo si uno no quiere decírselo.

    Chucki dijo...

    Rara avis es el que en este país le preguntas por su salario y te contesta con su salario bruto/año, que es el real. Puedo contar con los dedos de una mano la gente que me ha contestado así y todos excepto uno coincidían en que trabajaban en algo relacionado con la economía, el otro era ingeniero eléctrónico.

    Se nos inculca que nuestro salario es el que vemos en la cuenta del banco y ya se ocupan ellos (mandándote a "su gestoría") de que sigas pensando que es así. A eso hay que sumarle la desidia absoluta del personal de aprender y no hacer caso ciegamente de lo que les dicen "sus amigos" los empresarios y tenemos el cóctel perfecto para perpetuar esta tomadura de pelo.

    Es triste, vivimos en un mundo en el que tenemos toda la información del mundo en la palma de nuestra mano y no se aprovecha.

    Publicar un comentario.

    NO SE CONTESTARÁN las consultas laborales que se hagan en los comentarios. Dichas consultas solo se admitirían y se contestarían mediante el servicio profesional de consultas laborales privadas, sin necesidad de que mencione la empresa implicada.