• Servicio profesional de consultas laborales privadas sin mencionar la empresa implicada.
  • Suscríbete gratis y recibirás los nuevos artículos por email y/o Twitter.
  • Todos los artículos de Laboro son 100% originales. Ni se copia contenido ni se imita el nombre.

  • 20 septiembre 2018

    La típica encerrona "para ver qué tal van las cosas".




    Muchos trabajadores habréis pasado o pasaréis por la situación de que de pronto os llamen a todos los miembros de la plantilla, o solo a una parte, para realizar una entrevista, charla, encerrona o como lo queráis llamar, pero sin causa o motivo aparente. Es mucho más habitual en empresas con un nº de trabajadores digamos que apreciable y con su propio departamento de RR.HH., ya que podría ser el personal de este departamento el que hiciera las entrevistas, aunque también podrían contratar a otra empresa especializada en el tema.

    Cuando citan a un trabajador para estas encerronas, el pobre suele preguntar que si es que pasa algo, extrañado de que los citen a todos o a casi todos y sobre todo extrañado porque le vaya a entrevistar uno con maletín molón y coche de empresa pero al que no ha visto nunca antes, que nunca ha trabajado con él, que ni siquiera conoce su centro de trabajo y que incluso trabaja en otra provincia si no en otro país y hasta en otra empresa. Al trabajador extrañado le suelen decir que no pasa nada, que es solo para ver qué tal van las cosas, para detectar fallos, mejoras, etc. etc. Ya, ya; claro, claro. Seguro que las magníficas empresas de España emplean parte de sus recursos en preocuparse por sus trabajadores, en ver qué tal les va y cómo se puede mejorar todo. Pero puede que tú trabajes para un empresaurio en Españistán, cuyas reglas y forma de comportamiento son muy diferentes, como ya te habrás dado cuenta.

    Supongamos que además en la entrevista te preguntaran por tu opinión sobre tus jefes, por tu opinión de la empresa, que si estás a gusto en tu puesto, etc. Nunca te han preguntado eso en X años, a veces te has quejado a los superjefazos pero nunca te han hecho ni caso o incluso ni te han contestado; pero de pronto viene gente que nadie conoce a preguntaros a todos si os va bien la vida. Todo trabajador formado y que tenga ya cierta experiencia o bagaje de vida laboral sabe o se imagina que en Españistán este tipo de encerronas se realizan cuando el empresaurio va a hacer un movimiento que pueda implicar cambios de personal. ¿Por ascensos? Pues puede que sí pero puede mucho más que no. El ascenso de un trabajador de Soria lo deciden los jefes de Soria, que son los que conocen a todos, como es lógico; y no el del maletín que hoy está aquí y mañana allí y que solo sabe lo que le hayan dicho que lleve en el maletín. ¿Para subierte el sueldo? Jajajejejijijojojuju, uy perdón. Aplíquese el mismo razonamiento lógico que para los ascensos. ¿Para seleccionar los candidatos a posibles despidos, traslados o suspensiones de contrato? Pues puede que no pero también puede que sí o que sí o que también o que ahí le has dao. Porque quieran hacer un ERE o un ERTE, porque quieran vender toda o parte de la empresa, porque vayan a comprar o fusionarse con otra o por lo que sea.

    Imaginad una empresa que quiere cerrar o reducir el tamaño de uno de sus centros de trabajo, por lo que decide que de 100 trabajadores quiere echar a 20. Ese sería uno de los casos típicos en los que la empresa que vende podría preparar maletines especiales de combate y enviarlos al centro de trabajo a entrevistar a todos los trabajadores que pudieran ser despedidos, pero antes de que se supiera que va a haber despidos. El problema de la empresa es que probablemente no se pudieran fiar de una selección de despidos realizada por los jefes o subjefes de Murcia o de Logroño porque precisamente ellos podrían ser algunos de los mejores candidatos al despido. Así que eso es labor de los maletines rangers.

    Por supuesto, en ningún momento de una entrevista de ese tipo los meltines rangers te dirían que las estuvieran celebrando para eso ni aunque se lo preguntaras. Volverían a acudir a la típica excusa de que es para ver que todo esté bien, que cómo se llevan los trabajadores con los compañeros y con los jefes, y que si patatín que si patatán. En realidad les importaría un pimiento lo que contestaras a las preguntas que te hicieran porque con las mismas solo querrían detectar tu perfil o tipo de trabajador de cara a un hipotético despido:

    1. El padefo deluxe que hará lo que sea con tal de seguir y ascender.
    2. El padefo estándar que hará lo que sea con tal de quedarse como está.
    3. El padefo que quiere que le echen y mendiga el paro.
    4. El que ya no traga más pero no quiere que le echen y demandaría si lo hicieran.
    5. El que no traga y quiere que le echen.
    6. Etc. y por supuesto los diferentes grados intermedios.

    ¿Cómo hacerlo sin que se percate el entrevistado? Pues con las técnicas de manipulación que mucha gente conoce y utiliza en su vida diaria. Como quien te pregunta que cómo está tu madre y que realmente no quiere saberlo o incluso ya lo sabe sino que lo que quiere saber de verdad es si tú vas a ver a tu madre regularmente y tienes buena relación con ella. Como todo el mundo sabe, hay personas a las que esto se les da de maravilla y lo empiezan a practicar incluso desde la infancia. Como todo el mundo sabe también, hay personas que detectan enseguida el intento de manipulación, puede que porque tengan experiencia propia en practicarlo, y personas que simplemente no lo detectan o no pasan de sospechar que pueda haber algo raro. Entre estos últimos podría haber incluso gente que se creyera que el de Madrid habría venido para que los trabajadores se chivaran de que los jefes los putean para luego castigar a dichos jefes por producirle beneficios a la empresa de forma ilegal.

    Una vez detectados los perfiles o tipos de trabajadores, según el caso les podría interesar más echar a unos que a otros. Ponte en el lugar del empresaurio, que no es tan difícil. Por ejemplo, supón que las causas de despido objetivo estuvieran realmente claras: pérdidas reales porque sobra personal para el trabajo que hay. ¿En ese caso quizá seleccionarías a los trabajadores por orden inverso? Por supuesto, el perfil del trabajador habría que combinarlo con otro dato fundamental, que sería el coste de su despido, que como todos los trabajadores deberían saber depende de la antigüedad pero también del salario. Es decir que a veces es más caro despedir al que menos tiempo lleva si cobra más y a veces es más caro despedir al que cobra menos si lleva mucho tiempo.

    Os equivocaríais si pensarais que siempre seleccionarían a los que fuera más barato despedir independientemente de su perfil. Desde luego sería una posibilidad en caso de puestos de trabajo fácilmente sustituibles, con antigüedades bajas y escasa formación. O seria una posibilidad en caso de venta de la empresa.

    Por tanto, el trabajador listo en una situación así tiene que pensar a quién querría echar la empresa, es decir qué perfil sería prioritario para ella, ya que el trabajador no puede evitar tener el salario y la antigüedad que tiene. ¿Cómo saberlo? Pues quizá por sus propias experiencias y/o las de sus compañeros en despidos anteriores. Hay empresas que echan metódicamente a los más molestos, aunque sus despidos sean más caros, y empresas que no. Una vez detectado el perfil peligroso, el trabajador listo no tiene por qué ser menos listo que el maletín ranger; es decir que puede practicar uno de los mayores placeres de la vida que consiste en manipular al manipulador y sin que se entere. Eso será perfectamente posible sobre todo cuando el maletín ranger se crea tan listo y tan superior por tener cierto poder que no se entere cuando tenga delante a un trabajador más listo que él y sobre todo cuando ese trabajador no tenga intención alguna de demostrarle que sí que es más listo, sino todo lo contrario. Es decir que el trabajador puede practicar el arte de hacerse pasar por otro perfil y sin que el maletín se entere.

    Tienes a tu disposición el servicio profesional de consultas laborales privadas solo para trabajadores sin necesidad de decir en qué empresa trabajas y el libro "Tus Derechos en el Trabajo" (publicado y a la venta por la editorial Lulu). En Laboro se publican regularmente artículos sobre derechos de los trabajadores y puedes suscribirte gratis para recibirlos por email. En el menú principal al principio de la página tienes un listado de artículos ordenados por tema. Al final y al principio de este artículo tienes botones para compartirlo en las redes sociales.

    Todos los artículos pubicados en Laboro son 100% originales. Ni se copia contenido ni se imita el nombre.

    6 comentarios:

    1. Estos días sale en la prensa que hay empresas que se preocupan por la felicidad de sus empleados (jajajajajaja) y quieren poner un nuevo trabajador que se preocupe por los empleados viendo si estan felices. Suelen ser empresas más bien grandes y que tienen a los currelas en contratos en fraude de ley, salarios muy bajos, etc..
      Pero tener empleados felices es muy fácil, no hace falta poner un señor con maletin que se preocupe pero de echarte de la forma más barata

      ResponderEliminar
    2. Efectivamente, tener empleados felices e implicados es sumamente fácil, valorar etica y correctamente el mejor activo que tienen las empresas,.....las personas.Fácil y sencillo.

      ResponderEliminar
    3. Desde la experiencia propia en el perfil que hay que fijarse es en el del jefe de RRHH o en el del jefe supremo. El que se sepa que es el que decide REALMENTE sobre los despidos.

      Si es un tío listo, de los que piensan en maximizar beneficios lo óptimo es ir de currito combativo para que vea que le sale más caro y le dará más problemas echarte a ti que al padefo lameculos que cree que va a heredar la empresa y que en caso de despido, le lamerá los pies por tener el "detallazo" de darle los papeles del paro XD.

      Si por el contrario el que decide es el típico empresaurio que necesita pagar sus frustraciones con los empleados y quiere que todos sepan que allí mandan sus cojones, lo óptimo será hacerse pasar por padefo deluxe ya que no dudará en palmar pasta con tal de dejar claro que allí nadie le lleva la contraria y sale indemne, aunque eso le supusiera la ruina. El orgullo cuesta dinero, y a veces mucho.

      ResponderEliminar
    4. Este artículo pide a gritos una continuación con otro artículo que explique las técnicas de manipulación a maletines rangers. Puede que sea hasta divertido en un momento de tanta tensión y dramatismo.

      ResponderEliminar
    5. A mí en 14 años en mi empresa, la única vez que me llamó el dueño fue para decirme que me fuera que no había trabajo para mí...ni carrera profesional ni hostias.

      ResponderEliminar
    6. Recientemente tuve entrevista con esta empresa de maletines ranger, que dicen ser consultores estratégicos de productividad empresarial.
      El entrevistador, un prepotente pero que a la primera que ya me vió con cierto soltura hablando ya me ofreció el trabajo, y formación de técnicas de manipulación para conseguir si o si contratos. Con lo que cuesta un trabajo, y esos van y te lo ofrecen así como así.
      Ademas me pidieron una respuesta inmediata.

      ResponderEliminar

    NO SE CONTESTAN las consultas laborales particulares en los comentarios. Dichas consultas son un servicio profesional de pago y se hacen mediante el formulario de consulta laboral privada. Los auténticos comentarios siguen unas normas aconsejables. Puedes gestionar tus comentarios si tienes una cuenta en Google.