• Servicio profesional de consultas laborales privadas sin mencionar la empresa implicada.
  • Suscríbete gratis y recibirás los nuevos artículos por email y/o Twitter.
  • Todos los artículos de Laboro son 100% originales. Quien sabe no necesita copiar ni imitar.

  • 19 octubre 2015

    El derecho a cobrar atrasos de empleos anteriores.


    En este momento hay usuarios conectados a Laboro leyendo los cientos de artículos y miles de comentarios publicados.

    Cuando suben las tablas salariales del convenio con efectos retroactivos, se pueden cobrar atrasos en el empleo actual. Esto lo sabéis casi todos los trabajadores. Pero quizá no sepáis que también tendríais derecho a esos atrasos de empleos anteriores si las nuevas tablas se publicaran después de haber finalizado ese empleo, independientemente del tiempo transcurrido y de la razón de la finalización. Por supuesto, los atrasos serían la diferencia entre lo que se cobró en bruto del año X (según las tablas antiguas) y lo que se debió haber cobrado en bruto de dicho año X (según las nuevas tablas). Veamos un ejemplo:

    Supongamos un convenio X finalizado desde el año 2009 y por tanto con los salarios congelados desde las tablas del 2009. O dicho con otras palabras: un convenio del que no existan las tablas del 2010 ni menos aún las de años siguientes. Esta situación es muy habitual especialmente en los convenios provinciales.

    Supongamos que en el 2015 se firmara un nuevo convenio con nuevas tablas salariales (o solo las nuevas tablas) del 2010 al 2015 y que se publicara oficialmente el 1/11/2015. En esta fecha cualquier trabajador que hubiera trabajado en cualquier empresa afectada por ese convenio tendría derecho al cobro de los atrasos de cada uno de los años entre 2010 y 2015 en los que hubiera trabajado en la empresa.

    Este derecho es independiente del tiempo transcurrido desde el fin de la relación laboral. Da lo mismo que haya pasado un año que dos, que tres o que veinte. Lo importante es que después de irte se publiquen nuevas tablas con subidas del año o años en los que estuviste en la empresa. Ese es el hecho que hace nacer el derecho.

    El derecho es también independiente de la causa del fin de la relación laboral. No solo daría lo mismo que hubieran pasado 20 años desde que te fuiste sino que también daría lo mismo que te hubieras ido por cualquier tipo de despido individual, ERE, dimisión, extinción voluntaria indemnizada, finalización de contrato temporal o por lo que sea y como sea.

    Si las nuevas tablas se hubieran publicado después de que hubieras dejado la empresa, tampoco importaría que hubieras firmado un finiquito con renuncia a cualquier reclamación posterior, como suele ser habitual; porque el derecho a reclamación de esos atrasos no existía cuando finalizó tu relación laboral y por tanto no podías renunciar a él y el TS ya dejó claro que no es válida la renuncia genérica de futuro.

    Pero ojo, que hayan pasado 15 años desde que finalizó tu relación laboral no quiere decir que puedas reclamar cuando quieras sin plazo alguno. El art.59 ET es claro al respecto al decir que el plazo para la reclamación de cantidad laboral es de 12m a contar desde que la cantidad pudo ser reclamada por 1ª vez. Por tanto, en el ejemplo anterior podrías reclamar las diferencias o atrasos de todos los años que estuviste entre el 2010 y 2015, eso sí, pero para hacerlo tendrías de plazo hasta el 1/11/16 porque solo pudiste reclamar por 1ª vez el 1/11/15, ya que hasta entonces no se publicaron las nuevas tablas.

    Como es obvio, para poder reclamar es necesario tener a quién, es decir que la empresa siga existiendo. Aquí podemos encontrarnos con unos de los típicos truquitos de empresaurio, que en este caso sería el de poner el piso a nombre de la abuela. Es decir que te podrían decir que esa empresa ya no existe porque la cerraron (la abuela se murió). Pero mira qué casualidad que Manolo el del bar sigue teniendo un bar en el mismo sitio e incluso con la misma plantilla, pero en los tickets sale otro CIF. Es decir que ahora hay otra abuela con la misma casa y los mismos nietos que la que se murió. Por tanto podría haber habido sucesión de empresa encubierta, en cuyo caso la "nueva" empresa habría heredado la deuda de atrasos de la vieja, le guste a Manolo o no.

    Como estamos hablando de la posible firma de un convenio completo o solo de las tablas salariales de un convenio, podríamos estar en uno de los típicos casos en los que sería necesario que estuvieras seguro de que te hubieran estado aplicando el convenio correcto y no otro. Recordemos por enésima vez que la empresa no puede elegir o "acogerse", como suelen decir los empresaurios, al convenio que les guste sino que tienen que aplicar obligatoriamente el que les corresponda por ámbito geográfico y funcional, a no ser que tengan convenio de empresa y esto solo desde el 2012 y parcialmente desde el 2010.

    Concluyendo, para saber si podrías verte afectado por este asunto de los atrasos sin reclamar de una empresa del pasado tendrías que comprobar lo siguiente:

    • Tener claro cuál es el convenio que era aplicable. Eso ya puede ser tela en algunos casos.
    • Encontrar las últimas tablas salariales de ese convenio correspondientes a los años en que estuviste allí. Eso puede ser hasta peor.
    • En caso de que en bruto hubieras cobrado menos por los conceptos indicados en dichas tablas, podrías reclamar la diferencia siempre que dichas tablas se hubieran publicado oficialmente hace menos de 12m y después de que hubieras dejado la empresa.

    Claro que para saber si cobraste menos necesitarás saber lo que cobraste. ¿Que has tirado las nóminas? No importa porque lo que cobraste en bruto de la empresa lo tienes en el certificado de retenciones de IRPF que debieron darte en su día. Si éste tampoco lo tuvieras, podrías pedir a Hacienda (incluso en su web) el certificado de datos fiscales del año X y ahí tendrás todo lo que te pagaron por salarios brutos todas las empresas en las que hubieras trabajado ese año X.

    Tienes a tu disposición el servicio profesional de consultas laborales privadas solo para trabajadores sin necesidad de decir en qué empresa trabajas y el libro "Tus Derechos en el Trabajo" (publicado y a la venta por la editorial Lulu). En Laboro se publican regularmente artículos sobre derechos de los trabajadores y puedes suscribirte gratis para recibirlos por email. En el menú principal al principio de la página tienes un listado de artículos ordenados por tema. Al final y al principio de este artículo tienes botones para compartirlo en las redes sociales.

    Todos los artículos pubicados en Laboro son 100% originales. Quien sabe no necesita copiar ni imitar.

    1 comentario:

    Russ dijo...

    Además de lo formidablemente explicado, habría que indicar que dicha situación no sólo produciría unas diferencias de salarios, sino que si cobraste una indemnización por despido, dicha indemnización sería calculada con un salario erróneo por lo que habría que hacer un recálculo con el salario actualizado y ésto generaría, obviamente, unas diferencias en la indemnización que, por supuesto, son reclamables. De igual modo, como los atrasos se tienen que cotizar, si parte de la indemnización o de salarios pendientes de cobro te la pagó FOGASA, también tendrías derecho a la revisión de esas cantidades. Y si cobraste desempleo, también es probable que haya lugar a un recálculo de las cantidades cobradas. Pero esto no se lo contéis a nadie porque el pobre asesor de la empresa se descompondrá, literalmente hablando, sobre todo si las actualizaciones afectan a algún despido colectivo que hicieran cuando las tablas salariales no estaban actualizadas.

    NO SE CONTESTARÁN las consultas laborales que se hagan en los comentarios. Dichas consultas solo se admitirían y se contestarían mediante el servicio profesional de consultas laborales privadas, sin necesidad de que mencione la empresa implicada. Para escribir auténticos comentarios (no consultas laborales) pulse aquí.