• Servicio profesional de consultas laborales privadas sin mencionar la empresa implicada.
  • Suscríbete gratis y recibirás los nuevos artículos por email y/o Twitter.
  • Todos los artículos de Laboro son 100% originales. Ni se copia contenido ni se imita el nombre.

  • 06 junio 2019

    ¿Por qué la jornada máxima tiene que seguir siendo de 40 horas semanales?




    Un clásico del sindicalismo internacional es relatar que el 1º de mayo es el día del trabajador en recuerdo de los 4 trabajadores ahorcados a raíz de la huelga de 1886 en EE.UU. en la que se pidió la jornada máxima de 8 horas diarias. La prensa de la época calificó la petición como "delirio de lunáticos poco patriotas", que a lo mejor te suena de algo el "argumento" y sobre todo la forma de exponerlo. Pero la huelga triunfó y a partir de aquel día se fue imponiendo poco a poco la jornada máxima de 8h en casi todo el mundo "civilizado", especialmente a comienzos del siglo XX.

    Por otro lado, un clásico del sindicalismo español es contarle a los obreros de derechas que la jornada máxima de 8h se consiguió en España en 1919 a raíz de la famosa "huelga de la canadiense", una empresa de electricidad en Barcelona. Luego se sumó todo el sector eléctrico y el ferroviario. La huelga, dirigida por la CNT, duró 44 días y paralizó casi toda la economía catalana y en consecuencia gran parte de la española. Es lo que tiene la electricidad y las huelgas de 44 días, en las que por cierto los trabajadores no solo dejaban de cobrar igual que ahora sino que podían ser encarcelados fácilmente igual que ahora.

    En aquella época, recordemos que ya hace 100 años, la jornada máxima semanal era de 48h. Siguió siendo de 48h hasta que se redujo a 43h semanales en el año 1980, al publicarse el primer Estatuto de los Trabajadores. Se redujo a 40h semanales en 1983 y desde entonces sigue siendo la misma. Has leído bien: la jornada máxima semanal de 40h no se ha reducido en España en casi 40 años.

    Sin embargo es obvio que en 40 años los medios de trabajo han mejorado muchísimo y en consecuencia ha aumentado mucho la productividad. Es decir que una hora de trabajo en prácticamente cualquier sector, por no decir en todos, produce ahora mucho más que hace 40 años. En cambio, o mejor dicho a cambio, los trabajadores españoles siguen trabajando el mismo nº de horas en general. Encima, los tiempos de desplazamiento entre el domicilio y el puesto de trabajo ahora son mayores que hace 40 años en muchas ciudades españolas.

    La conclusión indiscutible e inevitable es que la mejora de la productividad ha sido absorbida prácticamente al 100% por la patronal. Dicho de otra forma, la parte patronal del pastel de la producción es ahora mucho mayor que hace 40 años. Sin olvidar otra conclusión igual de indiscutible e inevitable, que es que la disminución de la jornada máxima es imprescindible para reducir el desempleo estructural o desempleo "permanente". Como es obvio, si los trabajadores cada vez producen más, hacen falta menos trabajadores para hacer lo mismo, por lo que aumenta el desempleo a no ser que haga falta producir más, cosa que no siempre sucede y que además es imposible si tienes más desempleados que consumen menos.

    Así que la reducción de la jornada máxima no solo es justa sino que además es necesaria e incluso imprescindible y por eso se hará tarde o temprano. También es quizá la mejor forma de redistribución del empleo y por tanto de la riqueza. Sin embargo, los ultraliberales prefieren redistribuir la pobreza en vez de la riqueza, porque su burdo truco para aumentar el empleo es sencillamente reducir los salarios. Si los salarios se reducen un 10%, por el mismo coste la empresa puede contratar un 10% más de plantilla y por tanto aumentar la producción un 10%. De esta forma donde había 10 empleados ahora tienes 11, pero cobrando lo mismo que cobraban los 10, con lo que tienes a 1 menos pobre que antes pero a 10 más pobres que antes. Eso fue exactamente lo que hicieron en la reforma laboral del 2012 del PP, cuyo objetivo plenamente conseguido fue reducir los salarios en general.

    Tienes a tu disposición el servicio profesional de consultas laborales privadas solo para trabajadores sin necesidad de decir en qué empresa trabajas y el libro "Tus Derechos en el Trabajo" (publicado y a la venta por la editorial Lulu). En Laboro se publican regularmente artículos sobre derechos de los trabajadores y puedes suscribirte gratis para recibirlos por email. En el menú principal al principio de la página tienes un listado de artículos ordenados por tema. Al final y al principio de este artículo tienes botones para compartirlo en las redes sociales.

    Todos los artículos pubicados en Laboro son 100% originales. Ni se copia contenido ni se imita el nombre.

    27 comentarios:

    1. La economía no es a+b=c. Aunque se vista de científica y se rodee de matemáticas no deja de ser una "ciencia" social que depende del comportamiento humano, y por mucho que queramos analizar y predecir hay tantas opiniones como economistas. En matemáticas no hay corrientes ni escuelas; en economía no pueden ser más antagonistas unas de otras, y cada una "demuestra" sus tesis.

      El controvertido asunto de las 35 horas, por ejemplo, no es tan fácil como parece. Los liberales dicen que el trabajo no es una tarta que se pueda repartir, que se incurre en la falacia de la suma fija. Contraargumentemos esto, y no utilicemos, por favor, simples operaciones aritméticas de cuñao en el bar, porque eso es lo que estás haciendo en este caso, Laboro. Y mira que me jode decir esto, porque te sigo y eres un referente para la defensa del trabajador, pero en este caso hablas como los tertulianos que tanto criticas: en un párrafo de cuatro líneas fijas el dogma universal y conviertes la Economía en la Verdad. Con dos cojones.

      No, la economía no es sentido común en muchas ocasiones. Analicemos el recientemente fallido experimento sueco de las seis horas: todos contentos pero los costes se disparan.

      Por supuesto que mi opinión es favorable a la reducción de la jornada máxima, por el mismo motivo que el paso de la esclavitud al salario supuso un grandísimo coste para el empresario, nos ha jodido, y el país no se hundió. Esto es lo que, en mi opinión, hay que analizar y poner sobre la mesa.

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Que se vean dificultades, no significa que no sea posible la reducción de la jornada. La misma no es una tarea de hoy para mañana por muchas razones entre las cuales está el rechazo radical de la clase empresarial y gran parte de la trabajadora a los que les supondría una merma de ingresos que les haría inviable su nivel o forma de vivir. Naturalmente la reducción de jornada paulatina que Laboro expone hay que entenderla dentro del contexto actual del trabajo en nuestro país: las entradas anteriores se han venido refiriendo a los millones de horas extra que se hacen, más de la mitad no retribuidas ni compensadas con descanso. Si se empieza por racionalizar o atajar este asunto, el planteamiento de la reducción de la jornada de 40 horas podría considerarse más adecuada o menos oportuna según sean los resultados del control de la jornada recientemente obligada por ley.
        Con lo que empecemos a dar pasos en la vía de racionalizar y objetivizar la actual jornada de 40 horas para plantearnos la viabilidad de su aminoración (desde mi punto de vista es posible su realización).

        Eliminar
    2. Jornada máxima de 35 horas ya! 1 hora para comer sumado a 1 hora de desplazamientos de media para ida y vuelta hacen un total de 9 horas desde que sales de casa y vuelves. Pienso que es mas que suficiente para producir bienes y servicios que muevan el mundo. 8 horas para dormir y luego quedarían 7 para los quehaceres domésticos, cuidados familiares, deporte, vida social...
      Esta es mi idea de calidad de vida de un país desarollado.

      ResponderEliminar
    3. Te voy a decir un sector en el que la productividad es invariable. La educación. Si vendes horas de cursos, vendes horas de profesores, ahora y hace 40 años.
      Siempre un placer leerte.
      Un saludo.

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Si ponen más profesores seguro que estos enseñan mejor lo cual es mejorar la productividad

        Eliminar
    4. Muchas gracias por el artículo Laboro .

      Un abrazo y buen verano.

      David ,

      ResponderEliminar
    5. El problema es que si bajas la jornada laboral, lo normal que puede pasar es que se baje proporcionalmente el sueldo de los trabajadores. Con lo que estaríamos en la MISMA SITUACIÓN EXACTAMENTE que la bajada de sueldo, que planteabas antes.
      Con la que se podrían contratar más trabajadores para tener el mismo gasto que antes se tenía con 40 horas semanales. Es exactamente lo mismo que planteas de bajar el sueldo: Más gente trabajando por menos dinero.
      Por otro lado si le metes a la patronal una subida de salario mínimo profesional, que lo he visto bien. Y por otro lado le metes reducción de jornada y mismo sueldo. Es evidente que las empresas españolas son menos competitivas y necesitarían contratar más gente por el hueco dejado en las horas reducidas. (Bien, más trabajo), pero también aumentan las cuotas a fondo perdido al Estado que pagan las empresas. Mal para ellas.
      Aunque, veo bien todas las medidas, pero según cada contexto de economía y la deuda española y sobretodo del paro. Como el paro en España es elevado y la economía no es muy boyante, no me parece bien meter tantas medidas de estas tan de golpe. Me centraría más en otros problemas para asegurar que el contexto mejore.
      La crisis nacionalista en España amenaza la economía y actualmente es un gasto elevado por muchas razones: gasto de daños públicos, policías con horas extra, hipoteca que pagan los gobiernos por sus apoyos, etc.
      La reducción de la deuda internacional es otra vía abierta que hay que ir mejorando.
      Y por supuesto la subida del salario mínimo que se acaba de conseguir para los trabajadores.
      Pero no se puede meter todas las medidas en un solo sentido como es el del punto de vista del trabajador. y perjudicar en consecuencia solo a los empresarios. Me parece un error de sentido común.(Es por ello, que ante la amenaza de estas medidas tan drásticas está resurgiendo el liberalismo mucho más fuerte, veánse partidos como Ciudadanos).

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Querer o esperar a que el contexto mejore para adoptar las medidas que afectan a la gente en el día a día es una espera en balde pues los poderes económicos no están interesados como podría creerse en que aquel mejore sino que en les sea favorable a sus intereses que es muy diferente.

        Eliminar
      2. Ha mencionado de pasada y refiriéndose a la policía en el conflicto del independentismo catalán, una de las claves: las horas extra. Como le doy por bien informado sólo le recuerdo que unos cuantos millones de ese exceso de la jornada ordinaria ni se retribuye ni se descansa. De ese esfuerzo extra del trabajador el beneficio no se reparte entre él y su empleador sino que se lo queda este último. Por otro lado, la competitividad, está claro, no se consigue mediante la reducción de costes laborales, salvo que queramos competir con países como China, India o Corea; la competitividad está en lo que ya también Laboro ha tratado en otro artículo, cual es el valor añadido de los productos y servicios que se ofertan, pues son ese extra que no tienen los de la competencia los que ayudan a que el comprador o usuario se decante por unos u otros. Así creo que por norma general preferimos aparatos, p. ej, duraderos y relativamente más caros o fácilmente reparables o reutilizables a aquellos cuya durabilidad, fiabilidad, rendimiento o reparabilidad sea menor o ninguna. Pero esto es un tema al que no alude aunque también clave.
        Introducir la reducción de jornada será viable si después del riguroso control de jornada legalmente impuesto conduce a una disminución del paro de tal calibre que hiciera imposible y totalmente innecesaria la misma por falta de 'mano de obra'. Como esto es una utopía, pues controlar que todo trabajador no supere la jornada anual pactada y solamente realice las horas extra legalmente limitadas no parece que vaya a ser el efecto que el descafeinado decreto-ley 8/2019 pretende, introducir medidas adicionales como está de la progresiva reducción de jornada puede contribuir a que finalmente se consiga el resultado del citado decreto. Una medida indirecta, si quiere denominarla así.
        El aumento del salario mínimo interprofesional parece que no ha tenido las catastróficas consecuencias que asociaciones empresariales, entidades bancarias y demás demostradores de la medida, ha tenido: no de ha incrementado el paro como consecuencia de aquel incremento. Lo que es del gusto de esos integrantes del poder económico es pagar cuanto menos por un valor que parece por ahora imprescindible para la continuidad de las actividades de tal poder: el capital humano, olvidándose que no sólo es quien posibilita el funcionamiento y progreso de sus actividades, sino que también suelen ser el objetivo final de sus ventas de productos y servicios.

        Eliminar
      3. Es curioso, hasta ahora las medidas que se tomaban, la mayoría iban en el mismo sentido. Abaratamiento de despido bajando indemnizaciones, facilidad para los EREs, contratos de prácticas...

        Eliminar
      4. No se pueden meter todas esas medidas favorables al trabajador de golpe, pero las medidas en contra del trabajador si que han sido de golpe, pero eso no te interesa decirlo no? Y totalmente de acuerdo con el comentario anterior, las condiciones desfavorables no interesa arreglarlas, son la excusa para comentarios "cuñaos" defendiendo el atropello que los empresaurios nos han hecho a los trabajadores, y que pobrecitos los empresaurios que se van a ir a pique si los trabajadores queremos tener derechos.

        Eliminar
      5. En la empresa en la que trabajo se redujo la jornada a 35 horas semanales porque la producción es mucho mayor que antes, muchos de los trabajos están automatizados de tal manera que tardamos menos de la mitad en hacerlos, con lo cual producimos muchísimo más. Los jefes decidieron darnos más tiempo libre manteniendo los sueldos completos e intactos. Y los empleados además de estar muy agradecidos por ello, vamos a trabajar mucho más contentos y rindiendo mucho más. La reducción de la jornada laboral son todo ventajas desde mi experiencia.

        Eliminar
    6. Sólo falta añadir una cosa, que ya oi decir a un sindicalista hace unos 30 años y a día de hoy es más cierto que antes: "o dejamos de importar de Asia o empezamos a exportales sindicalistas" si no acabaeremos subiendo a las 50 horas semanales, que en mi caso, como autogilipollas (sin empleados) que soy, hasta me supondría descansar más.

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. No estaría de más que en tales países empezasen a tomar conciencia y buen ejemplo de otros que en materia de derechos fundamentales les damos millones de vueltas. Si fuese viable exportarlos defensores de los trabajadores y sus derechos laborales que es como decir de su derecho a vivir dignamente, sería un buen comienzo.
        Por cierto, lo que uno trabaje para sí, para sí se le queda; con lo que quejarse de trabajar más de 50 horas para uno mismo ganarse la vida tiene tan fácil solución como limitarse a hacer las que le pueda permitir dignamente. Si quiere mayores estándares, le exigirá mayores sacrificios ni más ni menos que nos pasa al resto.

        Eliminar
      2. Enraged Citizen13 junio, 2019

        Es que en estos países se está tomando conciencia.
        Por eso las multinacionales están buscando nuevos nichos de producción, Indonesia, Bangladesh...

        En cuanto a lo del autonomo y las 50 horas, puedes trabajar menos y ganar menos o trabajar mas y ganar mas, la decisión es del autónomo

        Eliminar
    7. Qué importante es recordar la historia y los datos históricos porque de nuestra ignorancia es de la que se aprovechan todos esos ultraliberales y salvapatrias. Si recordásemos más a menudo los grandes sacrificios y muertes de aquellos trabajadores que hicieron colosales esfuerzos y dieron su vida para que los que les sucediesen tuvieran unas condiciones de trabajo y de vida mejores, a muchos que hoy han renegado o reniegan de su clase laboral poniendo zancadillas o simplemente apoyando políticas antisociales, se les debería caer la cara de vergüenza (y son muchos que ni siquiera son conscientes de que tiran piedras contra su propio tejado).
      Seguro que alguno hará el típico y estúpido comentario tras leer este artículo de : si hombre, no reducir la jornada no, pagarles por no ir a trabajar que eso es lo que quieren esos rojos vagos!
      No la distribución del trabajo y de la riqueza es un fin loable porque con el se pretende que nadie pase calamidades y puedan tener condiciones de vida dignas sin mendigar migajas pues no se pide que se regale nada, sino que haya un reparto justo empezando por el trabajo, jornada y salarios. Seguro que el el llamado paro estructural deja de existir.
      En un futuro no demasiado lejano en el que veremos como la automatización y robotización va a incrementarse mucho más en la realización de los trabajos, volveremos a ver cómo más personas dejan de ser necesarias, aunque también será una oportunidad para nuevos empleos. De nuevo, apostar por la redistribución del trabajo será siquiera más imprescindible, inteligente y económicamente rentable permitiendo mejores niveles de vida y desarrollo humano. Veremos si somos capaces de adaptarnos o si se apostará por un modelo socioeconómico como el actual que relega a sus valores humanos desechando su potencial.

      ResponderEliminar
    8. La idea está bién, aunque primero habrá que conseguir que se cumplan las 40 horas "teoricas" que tenemos ahora. Es de coña que aún a día de hoy se hagan muchas más de esas 40 y sin cobrar en la mayoría de los casos.

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Enraged Citizen07 junio, 2019

        Tener un objetivo no implica que lo tienes que conseguir mañana.

        Puedes tener un objetivo (jornada de 35 horas) y unos hitos intermedios a conseguir como pasos intermedios (eliminar las horas extras no pagadas, reducir las horas extras en favor de nuevas contrataciones, reducción de la jornada ... )

        Y tienes toda la razón, es de coña el panorama actual.

        Eliminar
    9. Pues creo que solo voy a comentar para aplaudir el artículo sin aportar nada, me parece... porque realmente es así, si se respetaran los convenios (mayoría de ellos con jornadas anuales que haciendo las cuentas salen 36/38 semanales) ya tendríamos para varios puestos de trabajo solo con eso, sin cambiar nada. Pero si encima la jornada máxima se redujera a 30 o 35 h semanales, a la par que el salario mínimo fuera mileurista por lo menos, y la jubilación volviera a los 65 años o incluso redujera a 60, habría más puestos de trabajo, y la gente tendría más dinero a la par que más tiempo para gastarlo, y esto reactivaria la economia generando aún más puestos de trabajo,porque no nos engañemos, en esta sociedad se nos incentiva para que nos guste gastar...pasa que nos están exprimiendo tanto que ahora no tenemos casi ni para las necesidades básicas, conque ni hablar de otros gastos, pero si pudiéramos, claro que gastaríamos. Ahora, como se refleja en el artículo, si lo único que quieren los empresaurios es quedarse más parte del pastel a costa de lo que sea... pues cuando se termine el pastel a ver qué comen, nosotros estamos como estamos porque ya no nos queda pastel.

      ResponderEliminar
    10. Ley 16/1976 de 8 de abril Relaciones laborales. BOE Núm 96 21 de abril 1976.
      "En materia de jornada se introduce, como módulo, la semana de cuarenta y cuatro horas de trabajo."

      Con lo cual antes de 1980 estaba en 44 horas semanales.

      En la actualidad deberia estar en 30 horas semanales.

      ResponderEliminar
    11. Huevos de hierro07 junio, 2019

      El personal no quiere que le rebajen el sueldo. Por ende, tampoco la duración de la jornada semanal. Y es porque están hipotecados, auditecados, playatecados, moterotecados, navidatecados y despilfarro de mantecados. La libertad al carajo y mucho consumo para sentirse realizado. Oh, me siento realizado, o , ¿Es autoputeado?

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Enraged Citizen13 junio, 2019

        No sé si es que hemos leido un artículo distinto, pero es que la gracia de la propuesta de laboro es que se reduzca la jornada sin que se reduzca el sueldo, por el sencillo hecho de que si hace 40 años en jornada de 40h se producía por decir 100 y se pagaban 10, lo lógico es que si ahora por esos mismos 10 se producen 1000, se ajustase un poco el beneficio para que las horas se redujeran, por ejemplo a 35 (7h) y que el ratio en vez de ser 10/1000 fuera de 10/900

        Que si lo miras desde el lado del empresario es una putada que tengas que "gastar" un 10% mas de tus beneficios en contratar mas empleados para cubrir esas horas o reducir los beneficios ese 10%, pero si lo miras desde el lado del trabajador, te estoy trabajando en las mismas condiciones que hace 40 años produciendo 10 veces más y poco le ha importado al empresario.

        Vale que habrá negocios que la mejora habrá sido menor, y negocios en los que habrá sido mayor, estoy hablando de la idea del artículo.

        Eliminar
    12. El kit de la cuestion a mi entender esta en el egoismo humano
      Las normas o leyes de caracter social estan bien,si se cumplieran.Pero la patronal siempre buscara el truco para no cumplirla,cumplirla a medias o llevarsela directamente a su terreno
      Si los empresarios de hoy dia miraran por el crecimiento de su pais y la prosperidad de sus conciudadanos no harian nisiquiera falta leyes de medidas sociales
      Entiendo que el empresario es quien arriesga su dineron cuando decide montar un negocio,y que lo hace para ganar dinero;pero no entiendo porque una vez el negocio es prospero y ya gana dinero no reparte las riquezas que dicho negocio o empresa genera
      No digo que el que monte un negocio tenga que ganar lo mismo que el trabajador que no tubo que arriesgar nada,pero tan poco puede ser la avaricia de querer siempre ganar mas y para ello quitarselo incluso de lo que no es suyo sino del trabajador
      Por eso digo que el gran problema es el egoismo humano
      Podemos hacer leyes,podemos incluso obligarva que esas leyes se cumplan
      Pero hasta que no consigamos concienciar y enseñar al empresario a que su figura es una figura social,para el enriquecimiento de un pais y no para el suyo propio no serviran de nads
      Es mi humilde oponion sres

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. De acuerdo excepto en dos cosas:

        1.No solo podemos, sino que debemos hacer leyes a favor del trabajador. Que se las van a saltar? Claro, pero es que las leyes actuales son tan a su favor que no les hace falta saltarselas para que estemos en la mierda. Entonces, entre una casa con la puerta abierta de par en par, y una casa cerrada con pestillo aunque sea un pestillo de los que se abren con una patada...a cual vas a elegir para robar? Pues con las leyes lo mismo. Que se puedan saltar las leyes si ponemos leyes serias, no es excusa para quedarnos con unas leyes de risa.

        2. Eso que los trabajadores no arriesgamos nada...si la empresa se va al carajo el trabajador pierde su sustento, y si es una SL el empresario no tiene ni que afrontar las deudas, pues éstas son de la empresa, no de él. Los beneficios son siempre del empresario, las pérdidas son de la empresa, que no es lo mismo ni de lejos.

        Eliminar
    13. Hace años que opino igual. Reducir la jornada semanal reduciendo los días laborales y escolares. Que la jornada laboral fuese de Lunes a Jueves y que el fin de semana fuese de Viernes a Domingo. Es decir, si ahora el horario es 8x5, que pase a ser 8x4.

      Está claro que todos los estamentos (nacionales y europeos) quieren que España sea un país de servicios (la Florida de Europa). Así que, si no vamos a luchar contra eso, hagámoslo bien.

      Los fines de semana de 3 días aumentaría el consumo interno y repartiría algo del dinero de las grandes ciudades en los pueblos pequeños que viven del turismo nacional. Cualquier habitante de La Alberca, de Astorga o Aguilar de Campoo se da cuenta de cuándo hay puente en la Comunidad de Madrid. Imagino que en los pueblos de Aragón o Valencia pasa lo mismo cuando hay puente en Barcelona. O en los pueblos de Andalucía, con las fiestas locales de Sevilla.

      Creo que el fin de semana de 3 días no sólo aumentaría el turismo nacional sino también el consumo interno de ocio en esas propias ciudades (que empezaría el Jueves por la noche).

      Está claro que los trabajadores del sector servicios serían los que menos se beneficiarían pero seguro que alguna mejora tendrían (más puestos de trabajo en turnos más equitativos, por ejemplo).

      ResponderEliminar
    14. Soy fan de este sitio, también de la persona que comenta bajo el sobrenombre de Anónima Munonima.

      Saludos a los y las que luchan.

      ResponderEliminar
    15. Reducir la jornada máxima sería un incentivo portentoso para que las empresas se organicen mejor. ¿Cuantos casos de "cuellos de botella" organizativos conocemos de personas que tienen una jornada de 8 horas, pero están 3 horas porque otra sección/departamento de su empresa les pase parte de un trabajo, u otra empresa externa, o un cliente, para poder seguir con su parte?. Es muy habitual.

      Puede que de 8 horas teóricas solo produzcas efectivamente 5 o 6, y ni la empresa se hunde ni nadie pierde porque "se sobre entiende" que esas lagunas temporales ya se tienen en cuenta. Sin embargo, si por ley se redujera la jornada máxima, los responsables, los cargos medios, no tendrían otro remedio que coordinar mejor a los distintos segmentos de la cadena para que cada parte tenga de lo que depende para poder seguir a tiempo... y si no se consigue, es que la organización no funciona (ya sea porque el esquema organizativo no es el mejor o porque los plazos no son realistas, por poner un ejemplo).

      La planificación empresarial en España deja mucho que desear. Mucho capitán, poco marinero, mucha improvisación y poca planificación de todo en general.

      ResponderEliminar

    NO SE CONTESTAN las consultas laborales particulares en los comentarios. Dichas consultas son un servicio profesional de pago y se hacen mediante el formulario de consulta laboral privada. Los auténticos comentarios siguen unas normas aconsejables. Puedes gestionar tus comentarios si tienes una cuenta en Google.