• Servicio profesional de consultas laborales privadas sin mencionar la empresa implicada.
  • Suscríbete gratis y recibirás los nuevos artículos por email y/o Twitter.
  • Todos los artículos de Laboro son 100% originales. Ni se copia contenido ni se imita el nombre.

  • 06 septiembre 2018

    Cuidado con las cartas que está mandando la inspección de trabajo.




    Quizá algunos trabajadores sepáis que con el cambio de gobierno hace menos de un mes que se ha iniciado una campaña de la inspección de trabajo en relación a dos temas: los contratos temporales en fraude de ley y las falsas jornadas a tiempo parcial. La típica situación de Toñi la camarera: contrato de 20h semanales pero hace al menos 40h y además con un contrato temporal por obra o eventual en el que no existe realmente ninguna obra ni ningún evento. Como es obvio, a veces se da uno solo de los dos casos. Por ejemplo Porfirio el que se tiró por la ventana puede ser indefinido pero "a media jornada" aunque trabaje 50h semanales. O bien Perico el mecánico puede tener un contrato a jornada completa pero temporal por obra cuya causa de temporalidad fuera "atender faena". No os riáis con lo de "atender faena" porque es un caso real negro sobre blanco.

    En ejecución de esa campaña, la inspección está enviando cartas a algunos presuntos empresarios y probables empresaurios de los que sospechan que pudieran estar cometiendo uno o ambos fraudes. Al parecer a las empresas que se han pasado en la duración máxima de los contratos temporales eventuales y a las que tienen demasiados trabajadores con porcentajes de jornada parcial muy pequeños en relación con el tamaño de la empresa. En esta carta les piden que regularicen la situación de esos trabajadores, es decir que conviertan sus contratos en indefinidos y/o a jornada completa o bien actuará la inspección mediante conversión de oficio y sanción aparte.

    Conociendo a los empresaurios y su forma habitual de actuar muchísimo más de lo que a ellos les gustaría, no cabría descartar que el empresaurio pretendiera y le propusiera al trabajador que firmara un nuevo contrato pero con peores condiciones que el anterior. Por ejemplo que aprovechara para bajarle el sueldo en la misma cantidad que le costara la cotización de la nueva jornada completa. O que intentara que le firmara un contrato indefinido pero de la señorita Pepis. Sobre todo que intentara que perdiera su antigüedad. O cualquier otra cosa porque ya sabéis que el atrevimiento del empresaurio solo es superado por la ignorancia de su "asesoría Pepe", que es el tipo de asesoría capaz de poner "atender faena" en la causa de un contrato temporal.

    En casos como este, los trabajadores ya deberíais saber que solo por el hecho de estar trabajando ya tenéis contrato de trabajo aunque sea verbal, que es igual de válido que el escrito. Si la realidad es que trabajáis a jornada completa entonces vuestro contrato es a jornada completa y si la realidad es que no hay causa válida de temporalidad entonces vuestro contrato es indefinido. La realidad está por encima de lo que diga el escrito del contrato. En este caso además es habitual que la prueba sea automática, porque existe una presunción de veracidad de trabajar a jornada completa y el fraude en la temporalidad se suele probar solo con las estupideces que ponen en las causas de los contratos. Es decir que el trabajador no tiene ninguna obligación en ningún caso ni de firmar ningún contrato nuevo ni de firmar ninguna modificación perjudicial de su contrato actual, porque él ya tiene un contrato que es a jornada completa y/o indefinido a causa del fraude.

    La única forma correcta de regularizar la situación sería firmar un contrato indefinido que no fuera de la señorita Pepis o un contrato a jornada comnpleta pero respetando la antigüedad total, el salario, el horario, la clasificación profesional... sencillamente poner la realidad por escrito. Eso sería regularizar la situación, porque regularizar significa reconocer oficialmente la realidad, por así decirlo. Lo otro no sería regularizar la situación sino modificar la situación.

    Puestos a que te echen y a impugnar el despido, podría ser incluso mejor tener un contrato temporal en fraude antiguo o varios encadenados que un contrato indefinido, porque la indemnización a reclamar en el primer caso podría ser mayor. O podría ser incluso mejor un contrato a media jornada de 600€ mensuales con presunción de veracidad de jornada completa que un contrato de jornada completa de 1.000€ mensuales, porque de la primera forma se podrían reclamar 600€ mensuales de diferencias de los últimos 12m pero de la 2ª forma no.

    Tienes a tu disposición el servicio profesional de consultas laborales privadas solo para trabajadores sin necesidad de decir en qué empresa trabajas y el libro "Tus Derechos en el Trabajo" (publicado y a la venta por la editorial Lulu). En Laboro se publican regularmente artículos sobre derechos de los trabajadores y puedes suscribirte gratis para recibirlos por email. En el menú principal al principio de la página tienes un listado de artículos ordenados por tema. Al final y al principio de este artículo tienes botones para compartirlo en las redes sociales.

    Todos los artículos pubicados en Laboro son 100% originales. Ni se copia contenido ni se imita el nombre.

    4 comentarios:

    Toro Raton dijo...

    Que malpensado eres Laboro, ¿Como van a proponer eso los empresaurios a sus trabajadores?

    FERNANDO GOMEZ MAYORDOMO dijo...

    Ojalá que la Inspección de Trabajo, y todos los ministerios del gobierno actual, se ponga manos a la obra sin tantos avisos y advertencias a los "presuntos empresarios pero probables empresaurios" porque en un país en el que al menos la mitad de las horas extraordinarias que se hacen no se pagan (y estamos hablando de como mínimo de 8 millones de las más de 15,9 millones de horas extra que se han calculado se hacen en Españistán), y que estemos viendo cómo crece el número de desempleados (por causas estacionales, estructurales o porque la economía subyacente tiene sus cosas y como se ponga de mala leche....etc), y que un gobierno, y otros anteriores también, conocen esas cifras, las de las horas extra ilegales e impagadas y las del paro, y tampoco ignoran la sempiterna y fraudulenta utilización de las contrataciones temporales y a tiempo parcial (y qué mejor prueba de que es conocido el asunto que los anuncios vía medios de comunicación de envios de supuestas cartas a presuntos empresarios, seguramente empresaurios,informando de futuras actuaciones sancionadoras) y que dejen las cosas como siempre han estado (porque hay quienes insisten en defender que el mejor modelo económico es el que se autorregula por el principio o mantra de la oferta y la demanda sin intervencionismos estatales o supraestatales) sería "pa' matarlos". Ahora que peor será si quieren cambiarlo todo para dejar las cosas igual, o peor que es lo que, en mi opinión no en la de muchos expertos, hizo el anterior gobierno.
    Y es que Españistan dejaría de ser un país de pícaros si hace años, ¡qué digo años, centurias! se habría atajado de raíz esos vicios tan arraigados en la fauna empresaurial de timar al trabajador en sus múltiples formas (y Laboro nos va descubriendo muchas durante todos estos años).
    Pero como en este blog se recomienda a los currantes de a pie, si ellos no lo hacen por ti (¡que no lo van a hacer!) ponte el mono de trabajo y hazlo tú mismo o con ayuda de los profesionales de los sindicatos, o del sector privado, porque como señala el autor del artículo puestos a sufrir que te echen a la calle, que les salga más caro a los empresaurios y si puedes arañar unos euros más de indemnización pues eso es lo que ganas y la mejora de tu autoestima por haber sido esta vez el pícaro tú o bien por no haber seguido siendo un padefo o tan padefo (que basándome en mi propia experiencia no siempre uno consigue dejar de serlo del todo).

    buho dijo...

    Cómo puedo hacerme con vuestra publicación de tus derechos en el trabajo...? Salud y gracias.

    Unknown dijo...

    Bla, bla, bla y al final como siempre, agua de borrajas

    Publicar un comentario.

    NO SE CONTESTARÁN las consultas laborales que se hagan en los comentarios. Dichas consultas solo se admitirían y se contestarían mediante el servicio profesional de consultas laborales privadas, sin necesidad de que mencione la empresa implicada.