.

La sentencia de los "riders" (repartidores) te afecta sea cual sea tu empleo y titulación.

Los que seguís los informativos de TV ya habréis oído que una sentencia ha declarado que 500 repartidores de Deliveroo son falsos autónomos, es decir que en realidad tienen una relación laboral ordinaria con Deliveroo, en vez de ser empresarios independientes como pretendia Deliveroo. Muchos puede que no hayáis prestado atención al asunto pensando que eso son cosas de chavales de primer empleo, de "veteranos" sin formación, o de parados de larga duración desesperados por no poder encontrar otra cosa; pero que a vosotros no os afecta porque sois ingenieros de caminos, arquitectos, informáticos, médicos, economistas, cocineros, camareros, oficiales de diferentes oficios, o lo que sea. Pero sí que os afecta y muchísimo.

De hecho, en estos pleitos se están jugando los cimientos de todo el edificio laboral y de protección social en España, sin exagerar lo mas mínimo. La mejor prueba de ello es que el demandante no ha sido un sindicato o un grupo de trabajadores sino la mismísima Seguridad Social con el testimonio de la Inspección de Trabajo; mientras que en el otro lado y defendiendo a la empresa estaba el mismo bufete de abogados laboralistas que dicen que se encargó de redactar la reforma laboral del 2012 del PP. Esa reforma cuyo único objetivo era rebajar drásticamente los salarios y los medios para conseguirlo fueron dar prioridad al convenio de empresa, permitir las rebajas salariales y rebajar la indemnización de despido improcedente.

El asunto de fondo es que a las grandes empresas les joden muchísimo dos aspectos de la legislación laboral. El primer aspecto que les jode es que tengan que pagar aproximadamente un 30% del salario como cotización a la Seguridad Social. Pero no hay que olvidar que el segundo aspecto, que en el fondo es el principal, es que les jode que el trabajador esté protegido por una indemnización de despido y sobre todo por una prestación de desempleo. Cuando el trabajador tiene una cierta antigüedad comienza a dejar de tragar con todo, especialmente con las horas extras ilegales y con los salarios por debajo de convenio, porque sabe que si se negara a tragar y le echaran, le tendrían que pagar una indemnización y luego cobraría el paro. Dicho a la inversa, si no existieran esas protecciones entonces las empresas harían todo lo que les diera la gana en todos los casos, mucho más que ahora si cabe. Incluso aunque fuera ilegal, porque lo que tuvieran que pagar por los casos denunciados se compensaría de sobra con lo que sacarían por los casos no denunciados, que además serían muchos más que ahora.

Como eso es lo que les jode, quieren quitarlo. Pero no se puede quitar porque queda muy mal en la tele y los gobiernos no lo quieren hacer. Por eso han pensado en un atajo. Como reformar la legislación laboral a su favor es muy difícil, con la excepción de la reforma del PP del 2012 en la que aprovecharon una gran crisis para hacerla, lo que quieren es conseguir que la legislación laboral no sea aplicable. Tú, el de la bicicleta que va repartiendo pizzas, no eres mi empleado sino que eres un empresario triunfador de la bicicleta, como Indurain o algo asi. Como tú eres Indurain, no tengo que pagarte cotizaciones, no tengo que pagarte indemnización de despido, no tengo que pagarte vacaciones y sobre todo tú probablemente no cobrarías el paro si dejaras de hacer todo lo que a mí me salga de los mismísimos.

El asunto sin duda va a acabar en el Tribunal Supremo. Si finalmente estas empresas se salieran con la suya, por ese agujero se saldrían la gran mayoría de los demás sectores laborales. O sea que tú no solo serías Indurain sino que serías Bill Gates, Perry Manson, Gaudí, Pasteur, Arguiñano o Batman vigilando una obra. Dicho de otra forma más comprensible, Uber ampliaría su negocio y no solo habría taxistas y repartidores de Uber sino también médicos de Uber, abogados de Uber, vigilantes de Uber, camareros de Uber, cocineros de Uber, limpiadoras de Uber, fontaneros de Uber, ingenieros de Uber. Oiga, señor empresario, ¿necesita usted un abogado para el acto de conciliación del trabajador rojeras que le ha denunciado por tonterías? No hay problema, con la aplicación de Uber le mandamos al más cercano por un precio muy reducido y si no le gusta luego le mandamos a otro. Oiga usted, Manolo el del Bar, ¿tiene usted una cena de empresa para 100 el sábado y le faltan 4 camareros? No hay problema, con Uber camareros pida usted los que quiera y se los mandamos en un momento con la camisa blanca ya puesta. Oiga usted, ¿le duele el estómago? Pues con la aplicación de Uber médicos pida usted uno y se lo enviamos a casa con estetoscopio molón.

Harían lo mismo que están haciendo las cárnicas actuales. Pero la cárnicas actuales por lo menos contratan laboralmente a sus trabajadores, aunque luego los cedan ilegalmente a las empresas clientes. Con lo que estos trabajadores al menos tienen cotizaciones como empleado por cuenta ajena, vacaciones, prestaciones de maternidad, paro, etc. Pero si se salieran con la suya, las cárnicas aún encima no tendrían que pagar ni las cotizaciones ni vacaciones ni nada de eso. Toda España sería Indurain.

Con ello bajarían los ingresos a la SS, porque casi todos los autónomos cotizan el mínimo legal, que es menos de lo que cotizarían como trabajadores por cuenta ajena. Con lo que tendrían una excusa para rebajar de nuevo las prestaciones como el paro y sobre todo la jubilación. Dos pájaros de un solo tiro.

Lo más gracioso es que el caso lo están presentando como si la legislación laboral no estuviera preparada para Deliveroo, Uber, Glovo y empresas similares. Presentan su actividad como una especie de terreno intermedio que no es ni laboral ni profesional y por tanto piden una reforma. Pero eso es una mentira muy evidente y de muy bajo nivel. Sencillamente, el Estatuto de los Trabajadores es aplicable a cualquier actividad que se desarrolle dentro del ámbito de organización y dirección de otra persona. Si tú llamas a un fontanero porque se te sale el agua en casa, el fontanero irá cuando quiera, reparará como quiera y te cobrará lo que quiera, porque el fontanero es un empresario. Pero si tienes una empresa de fontanería y llamas a un fontanero para que atienda a tus clientes, ese fontanero no es un empresario sino que es tu empleado. El Estatuto de los Trabajadores permite las distribuciones irregulares de la jornada, conque ese no es el problema.

Pero supongamos que realmente el negocio de alguna empresa importantísima no fuera viable pagando cotizaciones a la SS y proporcionando a sus trabajadores el resto de derechos laboral. ¿Y eso qué importaria? Eso sería problema del modelo de negocio de esa empresa y no un problema de la legislación laboral. Como cuando los propietarios de las plantaciones de algodón del sur de Estados Unidos se quejaban de que su forma de negocio no era viable sin esclavitud.

Puedes suscribirte gratis para recibir por email los nuevos artículos que se publiquen sobre derechos de los trabajadores. Proporcionamos servcios profesionales de consultas laborales privadas y de redacción de denuncias ante Inspección de Trabajo, sin necesidad de decir en qué empresa trabajas. Dispones del libro "Tus Derechos en el Trabajo", de otros libros y modelos y de la recopilación gratuita de "conocimientos básicos" para aprender a defenderte tú solo, sin obligación de pagar abogado.

Todos los artículos pubicados en Laboro son 100% originales. Son otros los que copian contenido e imitan el nombre.

51 comentarios: