13 septiembre 2021

.

El bulo de que los ERTE se crearon en la reforma laboral del PP.

Desde que comenzó la pandemia y siempre que tienen ocasión, algunos periolistas y contentulios repiten el mantra de que en la pandemia se han salvado muchos empleos gracias a los ERTE que creó el PP en su reforma laboral de 2012. Lo volveréis a oír en los próximos días, porque toca renovar de nuevo los ERTE especiales de pandemia antes del 30 de septiembre. Pero desmontar esta mentira es mucho más fácil que los desmontajes que hemos hecho en Laboro anteriormente, porque en esta ocasión no es necesario ningún análisis ni opinión, sino que basta con leerse las fechas del BOE.

Los ERTE ni siquiera se llaman ERTE. Los ERTE se llaman “Suspensión del contrato o reducción de jornada por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción o derivadas de fuerza mayor”. Lo que pasa es que se parecen mucho a los expedientes de regulación de empleo (despidos colectivos) en sus causas y su procedimiento. Esos expedientes de regulación de empleo se llaman ERE por sus siglas. Como la principal diferencia es que los ERE son definitivos, porque son despidos, y las suspensiones y reducciones son temporales, hace más de diez años que cuatro gatos empezamos a llamar ERTE a estas últimas, digamos como una especie de acrónimo de ERE temporal. El término se extendió y ahora todo el mundo los conoce como ERTE, incluyendo los periolistas y contentulios, aunque no sepan ni qué significa ni menos aún cómo se justifican y se aprueban. Es decir que ni siquiera saben realmente de qué están hablando.

Por tanto, el que quiera saber realmente cuándo se inventó esto de los ERTE, no tiene que buscar esa palabra en la legislación sino que tiene que buscar el rollete este de suspensiones y reducciones. ¿Dónde tiene que buscarlo? Pues dónde va a ser: en el Estatuto de los Trabajadores, que digamos que es la biblia del trabajador porque contiene casi todos sus derechos laborales. Es decir que el periolista o contentulio que dice que los ERTE son cosa del PP, no solo no sabe que no se llaman ERTE sino que tampoco sabe siquiera que los tendría que buscar en el ET a ver si eso fuera verdad. No sabe ni lo que es el ET ni para qué sirve y por supuesto no se lo ha leído nunca. Porque si lo supiera, con toda facilidad habría comprobado la falsedad de esa información, cosa que es lo que hacen los periodistas y contertulios pero no los periolistas y contentulios.

Así que abrid el ET y buscad. Pero ojo, no el ET actual de 2015, que es un texto refundido. Hay que mirar el ET anterior de 1995, porque es el que estaba en vigor cuando la reforma laboral del PP de 2012 y cuando la reforma laboral del PSOE de 2010. Los ERTE están en el art.47 de ambos, que fue reformado dos veces por el PSOE en 2010 y posteriormente otras cuatro veces por el PP en 2012, 2013 y 2014.

  • En el texto original de 1995 ya estaban las suspensiones de contrato por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción o derivadas de fuerza mayor. Es decir los ERTE de suspensión, que son los que han aplicado en la mayoría de ocasiones en la pandemia. De hecho, incluso existían también en la versión original del ET de 1980. Por tanto, decir que se los ERTE los creó el PP en la reforma laboral de 2012 es no tener absolutamente ni puta idea de qué se está hablando.
  • Desde el principio, las empresas no podían aprobar los ERTE directamente sino que tenían que solicitar que se los aprobara la autoridad laboral. Es decir el Estado, las CC.AA. o quien procediera en cada caso. Obviamente para evitar fraudes, como los que han sido tan abundantes en la pandemia.
  • Se añadieron los ERTE de reducción de jornada en la reforma de junio de 2010 del PSOE. Esto sí que fue una novedad total y en su día la criticamos duramente en Laboro, que entonces acababa de nacer. De hecho, publicamos un artículo cuando anunciaron la reforma antes de aprobarla y ni siquiera los llamábamos ERTE porque ese palabro no existía, sino “despido parcial”, para que todo el mundo lo entendiera. Mal podía inventarse los ERTE de reducción el PP en 2012 cuando ya existían en 2010 y hablamos de ellos en Laboro. Pero tras las reformas del PSOE seguía existiendo el requisito principal de la autorización oficial de los ERTE.
  • Lo que hizo el PP en 2012 fue quitar el requisito de autorización oficial de los ERTE por causas económicas, técnicas, organizativas o productivas. O sea que no solo no se los inventaron sino que directamente los jodieron. Desde entonces, para aprobar estos ERTE solo se requiere el acuerdo con los sindicatos y en caso de desacuerdo se los puede aprobar el empresario a sí mismo y al que no le guste que demande. Ele mi niño. ¿Por qué hizo esto el PP? Pues porque los empresarios son ellos y los sindicatos que firman la gran mayoría de los ERTE son sus amigos que les entienden y saben comportase unos con otros estupendamente. Se llevan tan bien que el PP puso en la reforma que cuando el ERTE se aprueba con acuerdo, los trabajadores no pueden demandar contra sus causas.

Durante la pandemia, los ERTE han sido una herramienta útil por su capacidad de evitar despidos en unas circunstancias más que excepcionales. Pero han tenido la parte mala de los abundantísimos fraudes que han cometido los empresaurios, diciendo que sus trabajadores estaban en ERTE cuando realmente seguían trabajando de extranjis en casa o en el local a puerta cerrada. Así se ahorraban su sueldo y el trabajador cobraba el paro. Estos fraudes los han tenido a huevo porque el PP eliminó el requisito de autorización oficial. Si hubiera seguido existiendo ese requisito, más de uno y más de diez mil se habrían pensado montar un fraude. Porque una cosa es presentarle datos falsos a los representantes de los trabajadores o incluso no presentar datos y decirles que si no firman se van a la puta calle. Pero otra cosa es presentarle datos falsos a quien no solo puede comprobarlos sino que además tampoco le puedes poner en la puta calle sino que digamos que él te puede poner en la puta calle a ti.

Teniendo todo esto en cuenta, ¿por qué dicen algunos contentulios y periolistas que los ERTE se los inventó el PP en 2012? Pues en primer lugar porque les viene bien. Ellos están en sus tertulias y debates para meter sus facturas y si no opinaran lo que se espera que opinen, no les llamarían y no meterían la factura, sino que llamarían a otro para que lo hiciera. Pero en segundo lugar, o quizá en primero, porque no tienen ni putííísima idea de lo que hablan. Estos no saben ni siquiera en qué ley tendrían que buscar los famosos ERTE para comprobar la fecha en las que se aprobaron, no saben cómo funcionan y por supuesto ni siquiera se han leído una ley en su vida sino que se limitan a repetir lo que otros dicen.

Pues aún así, volveréis a oír esta matraca muchísimas veces en los próximos meses cuando finalmente se presente la nueva reforma laboral, que hemos explicado en Laboro en las últimas semanas. Dirán que es un disparate revocar, aunque sea en parte, la reforma laboral del PP de 2012 porque era muy buena y pondrán como ejemplo que en esa reforma se crearon los ERTE que libraron a los trabajadores de la pandemia sociocomunista. Va un chupito.

Puedes suscribirte gratis para recibir por email los nuevos artículos que se publiquen sobre derechos de los trabajadores. Dispones del servicio profesional de consultas laborales privadas solo para trabajadores sin necesidad de decir en qué empresa trabajas. Tienes a la venta el libro "Tus Derechos en el Trabajo" y otros libros y modelos para conocer tus derechos laborales y aprender a demandar a la empresa tú solo sin obligación de pagar abogado.

Todos los artículos pubicados en Laboro son 100% originales. Son otros los que copian contenido e imitan el nombre.

6 comentarios:

NO SE CONTESTAN las consultas laborales en los comentarios. Dichas consultas son un servicio profesional de pago y se hacen mediante el formulario de consulta laboral privada. Los auténticos comentarios siguen unas normas aconsejables. Puedes gestionar tus comentarios si tienes una cuenta en Google.

  1. Buenos días, me alegra enormemente que nos aclaréis a muchos de nosotros el tema de los ERTES, pero no entiendo porque la ministra de trabajo se dispone nuevamente a renovarlos, si lo hace, al menos podría poner coto a muchas empresas que abrieron al público desde el minuto uno de la pandemia (incluyendo los más de dos meses que estuvimos en ESTADO DE ALARMA) y lo digo con conocimiento de causa y porque me toca muy de cerca desgraciadamente y os aclaro a continuación. Mi empresa es una de las muchas que se está beneficiando de los ERTES, de los empleados que somos, aún estamos 4 en ERTE desde el 14.03.2020 y no es justo porque como digo, mi empresa desde el minuto uno, estuvo abierta. Mi trabajo actualmente lo está desempeñando otra compañera que tiene un sueldo menor al mío, y cuando a mi jefe se le acabe el chollo de los ERTES, me hará un despido objetivo, que podrá justificar falseando sus cuentas, y alegando bajada de ventas. Y yo después de casi 30 años trabajando, tendré una indemnización penosa, y con los 50 años que ya tengo, difícilmente podré encontrar de nuevo un trabajo estable y digno. Además, se da la circunstancia de que si nos despiden desde el 01.01.2022 hasta el 31.12.2026, el paro nos esta contando desde el 01.10.2020, y tampoco podre beneficiarme de los 2 años de paro, que en teoría podría tener. No entiendo como la ministra y este gobierno, sigue beneficiando a los empresarios, con esto de los ERTES, yo como trabajadora y socialista que siempre he sido, estoy muy defraudada con todo este tema. Haber si podéis arrojarme algo de luz y esperanza con todo esto de los ERTES. Igual estoy equivocada en mi opinión y argumentos. Gracias a todos por leerme y espero vuestros comentarios al respecto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu caso parece muy claro, pero lo suyo es hacer una consulta a Laboro (e de pago, pero no te arruina, ni mucho menos) poniendo muy bien las preguntas y presentando bien tu caso.

      Eliminar
    2. Si el despido es por causas objetivas no te consumirán paro. Tendrás los 2 años.

      Eliminar
  2. Aunque esto se salga un poco de lo puramente laboral, es fácil entender una de las razones de la propaganda que hace la derecha.

    La derecha lleva muchísimo tiempo basando su propaganda en que cada vez que gobiernan los socialistas la economía se hunde, y tiene que venir la derecha "a arreglarlo". Antes tenían también el mantra de ETA, pero ya se les acabó.

    Esta propaganda no resiste ni dos minutos de análisis, pero ha calado y muchos lo creen ciegamente.

    Y aquí viene la preocupación de la derecha: que la recuperación económica llegue antes de las próximas elecciones. Así se explica cómo cierto dirigente suyo ha tratado hasta de sabotear los fondos Covid. "Que España se hunda que ya la levantaremos nosotros" fue mucho más que un chascarrillo de Montoro, era todo un "programa de gobierno".

    La derecha no quiere ver ni en pintura una recuperación económica sin ellos en el poder. Se juegan mucho más que el poder en sí, pueden empezar a perder aunque sea una parte pequeña de sus chollos. Si la economía sigue funcionando con más salario mínimo, despidos más difíciles, y demás, van a tenerlo muy complicado para volver a las andadas para mucho tiempo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que la derecha no arregla el país es verdad, pero también lo es que con los socialistas también hay crisis o me vas a decir que con Zapatero a España le fue genial, menuda crisis en la que nos metió el contador de nubes.

      Ningún grupo político quiere ver recuperación económica si no esta en el poder (PSOE incluido) ni en la derecha ni en la izquierda hay altruismo.

      Eliminar
    2. Contémoslo todo. La crisis de 2008, que aún estamos arrastrando por mucho que nos digan que no, fue el resacón de la madre de todas las cogorzas.

      La borrachera del ladrillo y la burbuja inmobiliaria, en concreto. A ver quién era el guapo que paraba eso después de inflarse. Pinchar la burbuja suponía mandar el paro a al menos un millón de obreros de la construcción y provocar una crisis de deuda (lo mismo que acabó pasando igualmente).

      Y aún hay quien quiere volver al ladrillo... Por sus declaraciones les conoceréis.


      Qué recuerdos de antes de la crisis del ladrillo... 45 días de indemnización por año trabajado, despido exprés sin tener que pasar por conciliación para tener exento el IRPF... Y salarios de tramitación. A Aznar le montaron una huelga general por querer quitarlos (una parte), y en 2012 nos los quitaron casi del todo y casi nadie dijo ni mú.

      La crisis del ladrillo ha sido la mayor tragedia que ha vivido este país desde el 36. Más que el Covid. A pesar de la cantidad de muertos y los negocios cerrados, el ladrillo ha matado en vida a toda una generación y ha dejado deudas que lastrarán a las siguientes. Puede que una generación entera más no baste para superarlo.

      Eliminar