• Servicio profesional de consultas laborales privadas sin mencionar la empresa implicada.
  • Suscríbete gratis y recibirás los nuevos artículos por email y/o Twitter.
  • Todos los artículos de Laboro son 100% originales. Ni se copia contenido ni se imita el nombre.

  • 15 abril 2019

    El nuevo "lenguaje inclusivo" en la legislación laboral.




    El lenguaje inclusivo hace más de un mes que ha llegado oficialmente a la legislación laboral. Que sepáis que oficialmente ya no sois "trabajadores" sino "personas trabajadoras", porque "trabajadores" no incluía a las mujeres. Mejor dicho, en la legislación actual a veces sois trabajadores pero otras veces sois personas trabajadoras, como luego se verá. Los cambios se han introducido aprovechando las recientes reformas en algunos temas de conciliación de la vida familiar y laboral. Veamos varios ejemplos de estos cambios tan trascendentes como necesarios:

    Antes decía: "Durante el periodo de prueba, el trabajador tendrá los derechos y obligaciones correspondientes al puesto de trabajo que desempeñe como si fuera de plantilla, excepto los derivados de la resolución de la relación laboral, que podrá producirse a instancia de cualquiera de las partes durante su transcurso." Ahora dice: "Durante el periodo de prueba, la persona trabajadora tendrá los derechos y obligaciones correspondientes al puesto de trabajo que desempeñe como si fuera de plantilla, excepto los derivados de la resolución de la relación laboral, que podrá producirse a instancia de cualquiera de las partes durante su transcurso."

    El cambio era imprescindible porque antes los empresarios no sabían que también podían echar a las mujeres libremente durante el periodo de prueba. Es más, las mujeres tampoco lo sabían. Si no entiendes la necesidad del cambio es porque la sociedad te enseñó a ser machista mediante el primitivo lenguaje patriarcal. Pero en el siguiente ejemplo se verá mucho mejor esta necesidad.

    Antes decía: "Las situaciones de incapacidad temporal, riesgo durante el embarazo, maternidad, adopción, guarda con fines de adopción, acogimiento, riesgo durante la lactancia y paternidad, que afecten al trabajador durante el periodo de prueba, interrumpen el cómputo del mismo siempre que se produzca acuerdo entre ambas partes". Ahora dice: "Las situaciones de incapacidad temporal, nacimiento, adopción, guarda con fines de adopción, acogimiento, riesgo durante el embarazo, riesgo durante la lactancia y violencia de género, que afecten a la persona trabajadora durante el periodo de prueba, interrumpen el cómputo del mismo siempre que se produzca acuerdo entre ambas partes."

    ¿A que ahora ves mucho más claro que el lenguaje inclusivo es imprescindible? Como el sustantivo "trabajadores" no incluye a las mujeres, esta norma antes solo se refería a las situaciones de riesgo durante el embarazo y maternidad de los hombres. Por tanto, queda demostrado que el lenguaje inclusivo es una necesidad de la sociedad moderna. Sin embargo, esta reforma tan positiva tiene dos fallos muy importantes:

    • Se sigue utilizando el primitivo sustantivo "trabajadores" en todos los artículos de la legislación que aún no han sido modificados. ¿Por qué no han hecho la traducción completa al lenguaje inclusivo, tan necesaria como reivindicada por la clase obrera en el último siglo?
    • No han traducido "empresario" al lenguaje inclusivo. Podría traducirse como "persona emprendedora", lo que tendría muchísimas ventajas. Por ejemplo, si dices "empresario" siempre te viene a la mente un señor gordo millonario con chistera, pero si dices "persona emprendedora" te viene a la cabeza una peluquera que trabaja 12 horas diarias y no llega a fin de mes. Sin olvidar que tendrías razón si pidieras que los empresarios les pagaran un salario mínimo de 1.613€ a los trabajadores, como en Irlanda, pero no tendrías razón si pidieras que una persona emprendedora le tuviera que pagar 1.613€ a una persona trabajadora, porque todas las personas son iguales.

    Pero bueno, a pesar de sus fallos, la reforma es lo mejor que les ha pasado a las personas trabajadoras desde que se inventaron las vacaciones pagadas y la Seguridad Social. Por lo que todo el mundo debería usar el lenguaje inclusivo. Lo que pasa es que es difícil, como todos los idiomas. Como iniciación a su estudio, este lenguaje parece que presenta las siguientes características:

    • Solo tienes que usarlo cuando esperes ser escuchado o leído por algún tipo de público o colectividad o bien cuando lo dicho o escrito pudiera dejar algún tipo de "prueba" o constancia. De momento no se han encontrado hablantes del lenguaje inclusivo en su uso privado o coloquial. Por ejemplo madres que en sus hogares usaran frases como "infancia, a la cama de una vez" o bien "eres igualito que tu otro progenitor".
    • Tienes que usarlo como digan los que saben. Las lenguas primitivas patriarcales funcionan de abajo hacia arriba, sin respeto alguno por la jerarquía. Los propios hablantes de las lenguas primitivas crean sus reglas y palabras a lo largo de los siglos como les da la gana, sin dejarse guiar por los que saben, y posteriormente son los que saben los que lo recogen, estudian y vigilan su correcto uso. En cambio el lenguaje inclusivo es mucho mejor en ese aspecto porque nace y se desarrolla de arriba hace abajo. Son los expertos las personas sabias del lenguaje inclusivo las que crean sus reglas e incluso sus palabras y les dicen a los que las ignoran cómo las tienen que usar.
    • Evita el uso de la primitiva letra "o" siempre que puedas. Por ejemplo, es correcto sustituir "trabajador" por "persona trabajadora" pero nunca jamás por "individuo trabajador".
    • No uses sustantivos tales como "pianista", "periodista" o "astronauta", porque solo sirven para liar.

    Tienes a tu disposición el servicio profesional de consultas laborales privadas solo para trabajadores sin necesidad de decir en qué empresa trabajas y el libro "Tus Derechos en el Trabajo" (publicado y a la venta por la editorial Lulu). En Laboro se publican regularmente artículos sobre derechos de los trabajadores y puedes suscribirte gratis para recibirlos por email. En el menú principal al principio de la página tienes un listado de artículos ordenados por tema. Al final y al principio de este artículo tienes botones para compartirlo en las redes sociales.

    Todos los artículos pubicados en Laboro son 100% originales. Ni se copia contenido ni se imita el nombre.

    68 comentarios:

    1. Esto es histórico y estoy muy emocionado. Mi abuela fue fusilada por los franquistas por usar el lenguaje inclusivo, pero mi abuelo no. No sé poner "emocionado" en lenguaje inclusivo, por favor que alguien me ayude.

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Persona embargada por la emoción. Ser humano afecto por sentimientos. Y no sigo que me estoy inclusivando

        Eliminar
      2. Te has equivocado porque no se vale la o. Seria persona con huella en su sensibilidad. Que bien vendria un diccionario de sinónimos pero tampoco se vale porque tiene o en el nombre y no se puede usar.

        Eliminar
    2. Acaso no sería conveniente incluir el lenguaje inclusivo en todo: por ejemplo, laboro y labora?

      ResponderEliminar
    3. Que bueno. Menos mal que empezamos a reaccionar ante la locura que políticos y otros grupos de interés pretenden imponernos.

      ResponderEliminar
    4. Yo creo que si los representantes y las representantas que están obligando al uso del lenguaje inclusivo hiciesen cuentas del coste en tinta, folios y tiempo dedicado al tema, y se los descontasen de sus parlamentarias nóminas de forma prorrateada a cada uno de ellos....otra gallo nos cantaría u otra gallina nos cacarearía.

      ResponderEliminar
    5. Yo pido que le cambien el nombre al Estatuto de los Trabajadores y le llamen "Normativa básica de las personas trabajadoras". Y el comité de empresa se tendría que llamar junta de empresa. Y los sindicatos se tendrían que llamar ligas de personas trabajadoras. Si no nunca saldremos de la explotacion

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Apoyo tu propuesta y quiero mostrarte mi más absoluto acuerdo contigo en que de otra manera no saldremos de esta situación de explotación laboral.

        Eliminar
      2. Los sindicatos se pueden llamar perfectamente sindicatas. De hecho en la mía ya casi no quedan personas delegadas hombres... u hombras, como se diga ahora

        Eliminar
    6. Que bueno el artículo me he reido un montón. No habia pensado que era yo quien se podia quedar embarazado. Estos políticos que no saben que inventar para despistar.

      ResponderEliminar
    7. Creo que el lenguaje inclusivo no arregla ni la discriminación ni la desigualdad, pero nos ayuda a introducir la variable de genero en todas las cuestiones y a reflexionar sobre ella y eso nos puede ayudar a avanzar.
      Me sorprenden el rechazo que llega a provocar esta cuestión cuando no se agrediendo a nadie.

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Se agrede a la lengua española, que es como es y no como a algunos apesebrados les gustaría forzar a que fuera.

        Eliminar
      2. La lengua española, como todas, evoluciona y se va a adaptando, de ello se encarga la RAE, que tiene entre sus referencias el uso de la lengua.
        Por cierto, si no quieres agredir a la lengua española la palabra “apesebrados” NO existe en el diccionario de la RAE.
        Supongo que agredir verbalmente a quienes no piensan como tu te merece menos respeto .

        Eliminar
      3. Por no hablar de lo dificultoso que es a la hora de hablar y la pérdida de tiempo con el desdoblamiento....y la gilipollez que es, que muchas veces ya hasta se pierde el norte por gente que no tiene ni puta idea de lenguaje, ni de terminaciones, ni de latín, ni de algo que no sea ver algún fantasma por el cual quejarse y seguir creyéndose víctima de algo inexistente, que encima, como es inexistente, es imposible terminar con eso, ya que es peor que los molinos contra los que luchaba Dxn Quijota de la mxnchx

        Eliminar
    8. El artículo más tonto y reaccionario que he visto en Laboro.
      Enhorabuena por todos los demás.

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Eres un machista porque el artículo no es tonto y reaccionario sino que la noticia es contraria al progreso... perdón a las mejoras.

        Eliminar
      2. Protesto,señoría¡ Si hablas de mejoras, menciona también a los mejoros, hombre¡ O mujer, perdón. O... lo dejo que me estoy liando. Y tronchando, jejeje

        Eliminar
    9. Muchas gracias por un artículo valiente en tiempos de totalitarismo y pensamiento único ! Es necesario que todos los que estamos en contra de esta locura que nos quieren imponer plantemos cara y expresemos públicamente nuestra disconformidad. No es algo contra lo que sólo están cuatro fachas machistas. Hay mucha gente de izquierdas y que cree en la igualdad real que también piensa que se les ha ido de las manos desde hace tiempo.

      Es una pena que la izquierda esté dejando de lado la lucha de clases por centrarse en una lucha de sexos ridícula que no nos va a llevar a ningún lado. Y la caída de la izquierda en las encuestas creo que algo tiene que ver con esto...

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Las personas de izquierdas tenemos que ser conscientes de que la clase trabajadora la componen hombres y mujeres y como bien sabrás los datos dicen que ellas, en general, sufren peores condiciones de trabajo.

        Me entristece pensar que alguien que se define de izquierdas diga que desde las opciones políticas progresistas se está promoviendo una lucha de sexos. ¿Quién lo plantea? ¿Haciendo qué?. Creo que lo que se está haciendo, es intentar asimilar lo que un potente movimiento social está poniendo encima de la mesa.
        Feminismo, ecologismo, acogida e integración de quienes huyen del hambre y la guerra, solidaridad y cooperación internacional para paliarlas ...

        El panorama que se le presenta a la izquierda es muy complejo y muchos casos pasa por cambios de comportamientos y actitudes que no van a ser nada cómodos y por tanto nada fáciles de vender. Por ejemplo, luchar contra el cambio climático implica consumir menos e incluso eliminar determinados consumos, conseguir un crecimiento sostenibles, o incluso decrecer. Pero lo no creo que debamos hacer es tirar piedras contra nuestro propio tejado.




        Eliminar
      2. Soy discapacitado y, por tanto, también me toca esto del lenguaje inclusivo muy de cerca.

        En mi caso la dicotomía está entre personas minusválidas y personas discapacitadas.

        Pues bien... Evidentemente no se va a acabar con la discriminación hacia mi colectivo poniendo discapacitado en vez de minusválido, pero el matiz sí que me parece importante y sí que me parece que sirve para avanzar, para concienciar al resto de personas de que nosotros y nosotras no valemos menos que quienes no tengan ningún problema físico.

        En los temas de género me parece lo mismo. Está claro que vivimos en una sociedad machista en la que todos y todas alguna vez hemos tratado peor a una mujer por el hecho de serlo. No hablo de violencia física directa y normalmente no somos conscientes de que lo hacemos, pero hemos normalizado comportamientos hacia las mujeres que las ponen en situaciones injustas y molestas, a los que los hombres no nos vemos sometidos.
        En este sentido, sí que me parece que utilizar un lenguaje inclusivo no perjudica a nadie y, al menos, trae cuestiones de género (discriminación salarial, suelo pegajoso, techo de cristal, empleos fiminizados menos remunerados, etc) al centro de la pantalla (si no se hubiesen modificado los citados artículos no estaríamos hablando de esto ahora). El primer paso para acabar con la discriminación a la mujer (desde las manifestaciones más sutiles hasta las más extremas y brutales) es tener consciencia de que ésta existe y creo que el lenguaje inclusivo puede ayudar a tener siempre presente que ellas son las más paganini entre los paganinis del sistema.

        Afortunadamente, no creo que todas las personas que habéis escrito comentarios ridiculizando a este lenguaje seáis machistas, al igual que no creo que Laboro lo sea, pero sí me gustaría que reflexionáseis sobre lo escrito y sobre por qué os molesta tanto. Habláis de grupos de poder, de intereses os pregunto, ¿de quién? ¿quienes son esas manos negras?. Lo siento, pero esos argumentos me recuerdan demasiado a los de partidos que (por la supervivencia de este blog, de los distintos sindicatos donde militamos muchas y muchos de los que aquí escribimos -incluída mucha gente que ha escrito ridiculizando este lenguaje- y de los derechos laborales que aún nos quedan a tod@s) ójala jamás lleguen al poder.

        Hablar con @ o poner el nosotros y nosotras no traerá la igualdad, ni mejorará en sí mismo la situación de quienes curramos por un salario, entregando a las empresas los frutos de nuestro esfuerzo, lo sé perfectamente. Hay cosas más importantes que hacer, hay medidas que proponer y que aprobar, hay reformas laborales que derogar, hay derechos que conquistar y reconquistar. Hay muchos objetivos tangibles por los que hay que luchar, está claro (y en eso estoy como mucha otra gente). pero eso es una cosa y otra es ridiculizar algo que creo que es útil y que, como vemos, es imparable (a pesar de partidos de extrema derecha, extremo centro o derecha extrema y de gente que aún no ve la utilidad del lenguaje inclusivo).

        Insisto, antes de reirnos de este tipo de cosas, sentémonos y pensemos cuál es su utilidad y por qué nos sentimos incómodos.

        Un abrazo y salud

        Eliminar
      3. Cambiar "minusválido" por "discapacitado" sí que tiene todo el sentido del mundo porque los significados de ambas palabras no son exactamente el mismo. Minusválido etimológicamente quiere decir menos válido pero diacapacitado quiere decir que no tiene una capacidad, por ejemplo la de andar, pero no por eso es menos válido.

        En cambio lo de cambiar trabajador por persona trabajadora es una gilipollez tan grande que se acaban los adjetivos para describirla porque con eso lo único que se gana es hacer el idiota o tomar a los otros por idiotas. Es como si hubieran cambiado minusválido por persona minusválida. O como si ahora los discapacitados dijeran que se sienten excluidos del Estatuto y entonces hubiera que decir "personas trabajadoras capacitadas y discapacitadas" por la misma regla de tres por la que ahora se supone que siempre hay que decir "trabajadores y trabajadoras" para no excluir a las mujeres.

        Eliminar
      4. Totalmente de acuerdo, discapacitado es efectivamente una persona con una específica limitación física, psíquica o sensorial permanente que de hecho tiene el resto de capacidades conservadas dentro de los márgenes de lo que se considera normal y común. También utilizando el lenguaje eufemístico e inclusivo se habla de personas con diversidad funcional o de personas con problemas de movilidad, con problemas físicosfo ísicos defic fisiológico-orgánicas, deficiencias sensoriales, con deficiencias psiquicas y con deficiencias mentales. Pero estas formas son realmente descriptivas pues se refieren a la concreta deficiencia o problemática funcional y por ello son plenamente aceptables y aceptadas pues tampoco supone una exageración de las expresiones o formas idiomáticas o su deformación absurda.
        Ahora bien, sustituir trabajador por persona trabajadora no supone ninguna diferencia o mejora descriptiva y distintiva. De hecho puede inducir a error porque cuando se define a una persona como trabajadora se está describiéndola como persona esforzada, laboriosa, infatigable, etc.

        Eliminar
    10. Muy a favor del feminismo que proclame la igualdad entre hombres y mujeres pero esto del lenguaje inclusivo chirría bastante. Es lo de siempre, en vez de ir al grano y buscar la igualdad entre hombres y mujeres siempre salen los ofendidos permanentes

      ResponderEliminar
    11. El lenguaje inclusivo es una de las mejores formas que se han inventado para ser de izquierdas pero sin molestar a los que no deben ser molestados. Por eso la promicionan.

      ResponderEliminar
    12. ¡Ole y Ole! Laboro o Labora quiero que seas mi portavoz o portavoza porque aunque no lleguemos a un desenlace positivo o a una conclusión positiva, diciendo las cosas o cosos con ese modo cachondo o de manera cachonda con el que te expresas, por lo menos las personas trabajadoras o los sujetos contratados por otra persona emprendedora u otro individuo empresario podemos disfrutar de situaciones hilarantes o momentos descojonantes.

      ResponderEliminar
    13. Creo que... no, eso no es lo bastante asertivo. SÉ que el lenguaje inclusivo ni arregla discriminaciones ni desigualdades, ni ayuda a avanzar en nada. Hay lenguajes que funcionan con poca o ninguna distinción de género, y los que los hablan tienen los mismos problemas, poco más o menos, con el machismo que cualquiera en este puñetero planeta.
      Bueno, quizás no. El reportaje de un famoso suplemento dominical sobre Islandia da escalofríos, pero allí no hay mucha gente.

      Como bien dice el artículo, la gente hasta ahora hablaba como le daba la santa gana y "los de arriba" se limitaban a recoger ese uso del lenguaje. Ahora otros de arriba pretenden cambiar activamente el lenguaje por vías más o menos impositivas, acercando posturas al escenario de la novela 1984.

      Bueno, quizás eso sea exagerar, quizás no se busca un lenguaje más pobre para que la gente piense menos, pero sí un lenguaje menos eficiente, menos cómodo de usar, y por tanto más propenso a verse desplazado y eliminado por otros que no tengan ese problema, si no hay un esfuerzo constante por imponerlo.

      Va a terminar habiendo una especie de casta "egalitaria" donde no se permite ningún desliz en el tratamiento hacia ella, y un español de uso corriente que no se va a preocupar de semejantes tonterías. ¿Os acordáis, los del siglo pasado, qué pasaba si a alguien de "mayor rango" le tratabas de tú en vez de usted?

      Porque al final lo que se busca es el poder, y el lenguaje se usa para delimitarlo y asentarlo. No sé si va a haber tercera república, pero pinta otro cambio de regimen a peor como siempre.

      ResponderEliminar
    14. Se nos va la olla con el "politically correct".

      ResponderEliminar
    15. Tonterías que no van a cambiar en nada las condiciones de los trabajadores. Es como cambiarle el nombre a una calle. Gastos, gastos y mas gastos que no producen otro efecto que calmar a los rebaños de corderitos.

      ResponderEliminar
    16. Solo falta hablar del matiz del sustantivo pues cuando se habla de los derechos de las "personas trabajadoras" se entiende que trabajador@s pasa a adjetivo, y el sustantivo pasa a "personas", importante matiz para diferenciarlo de las "maquinas trabajadoras" y los "animales trabajadores" o de los "extraterrestres trabajadores", pues claro está que cada colectivo tiene sus diferentes normativas laborales...zz

      ResponderEliminar
    17. Genial y muy necesario artículo

      ResponderEliminar
    18. Hola,

      En este caso, en mi opinión, se podría haber optado por otra fórmula puesto que 'persona trabajadora' puede entenderse de manera ambigua en el sentido de creer, por ejemplo, que sólo tiene derecho a un permiso la persona que trabaja mucho (= persona trabajadora) y no tiene derecho, por ejemplo, Toñi la camarera, por vaga.

      Saludos.

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Totalmente de acuerdo. Puedes ser un vago con trabajo. Deberia ser 'Estatuto de las personas empleadas' en todo caso. Se puede ser un vago o un trabajador pero con empleo.

        Eliminar
    19. Magnífico; me ha encantado. ¿o me ha encantada? Por favor, ayúdenme.

      ResponderEliminar
    20. Parecía imposible, pero el cuñadismo ranciofact ha llegado a los artículos de Laboro. Nada mejor que dedicar el medio a infravalorar todo sobre lo que el Trifachito eructa. ¡Enhorabuena, ya te puedes fumar un Farias después de escribir!

      ResponderEliminar
    21. Uyuyuy, va a ser que este blog lo leen más tíos de los que pensaba. Ofendiditos, pasen buen día!

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Creo que te equivocas de cabo a rabo: yo como tío o varón no me ofendo porque se quiera consumar la igualdad de trato entre mujeres y hombres, lo cual es un fin muy loable, sino que se pretenda alcanzarlo mediante una estrambótica modificación de la sintaxis y semántica de la lengua. Hay teorías y opiniones respecto a que nuestra lengua se ha engendrado y desarrollado desde patrones y valores patriarcales, pero lo cierto es que las lenguas son el producto de las sociedades en su conjunto que están formadas por mujeres y hombres y cada cual/género añade su granito de arena a la riqueza de los idiomas. Como todos, yo aprendí a hablar, gracias no sólo a las facultades innatas de nuestra naturaleza humana, sino también con el interés y esfuerzo de mis progenitores, y seguramente fuese mayor el de mi madre porque in ille tempore y hoy día las mujeres, quisieran o no, estaban o están abocadas a la realización de las faenas domésticas y al cuidado exclusivo de los hijos (tareas que por cierto no reciben el valor que realmente tienen), pero es siquiera por esto último que las mujeres tuvieron y tienen incomparable relevancia en la genésis, uso y enriquecimiento de las lenguas aunque como digo sólo lo pudiera haber sido o sea por enseñar a sus hijos a hablar. Por tanto, no veo que haya ofendidos sino acciones (o para muchos, dislates), que pueden ser innecesarias o desproporcionadas que observadas desde ciertas perspectivas pueden dar lugar a burlas y guasa. Un saludo.

        Eliminar
      2. Muy bien dicho!!

        Eliminar
    22. "Persona trabajadorA" me suena femenino, veo mas correcto algo como "Ser que trabaja", digo por todo aquello de la igualdad, la de verdad. ¬_¬"

      ResponderEliminar
    23. Por faaaaaaaavorrrr, lo que nos cuesta a los hombres dar pasos reales en cuanto a feminismo. El lenguaje inclusivo es ne-ce-sa-rio para que llegar poco a poco una igualdad real.

      Y si que me decepciona Laboro por hacerse eco de tono sarcástico de una mejora importante que poco a poco tiene que llegar a todas las leyes, incluyendo la Constitución.

      Saludos.

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Indudablemente las formas (uso de la lengua, p.ej.) son importantes en todo cambio que se quiera pretender conseguir pero incidir sobre ellas con desmesura o sobrevalorar su virtualidad anteponiéndolas a actuaciones o medidas efectivas y tangibles conduce fatalmente al fracaso. Además la lengua o idioma propios están en constante transformación con sus peculiares dinámicas y la imposición de formas o expresiones es irremediablemente inútil si no cuenta con una aceptación de sus hablantes, que pasa por que aquellas maneras sean asumidas de forma espontánea y natural.
        El artículo de Laboro me parece que va en la línea de aquel otro sobre los derechos convencionalmente condicionados ("Los derechos laborales vacíos o cómo vender la moto a los trabajadores") y es que una cosa es decir con bonitas palabras y expresiones políticamente correctas que se tiene tal y tal derecho, o que los hombres son iguales en derechos y deben recibir igual retribución por igual trabajo, y otra cosa es hacer efectivos esos derechos e igualdad a través de medidas visiblemente eficaces y cuyos resultados sean contrastables o verificables en el día a día y por las propias 'personas contratadas por cuenta ajena', y no sólo por sabios, tertulianos, funcionarios y políticos interesados.

        Eliminar
    24. Sublime, como siempre

      ResponderEliminar
    25. Pues siguen sin ser inclusivos, porque también deberian decir "persones trabajadores", para no dejar fuera a los seres humanes que no se sienten ni hombre ni mujer.

      En la próxima edición tendrán la oportunidad de corregir tan brutal discriminación.

      ResponderEliminar
    26. Les nueves vequeles sen: E, I, U
      Nes pedemes eupeñer perfectemente cuen sele estes tres vequeles:
      A = E, I, U, EI, IE, EU, UE, IU, UI
      O = E, I, U, EI, IE, EU, UE, IU, UI
      Le “a” tembién es censureble, perque se elvide de les bisexueles, intersexueles y demés-sexueles y demés-géneres.
      Según estes hipécritos de feministes, les mineríes sexueles ne merecen ser visibilicedes. Dies míe que elguien pengue fin ei este injusticio (en pelebres “neguetivos” como “hipécrito”, “injusticio” y “neguetivo” sí es permisible, incluse requemendeble, pener le “o”. Le Equedemie de Lengüe Inclusive (ELI) incluse permite en eses cueses les formes cuen tedes les vequeles “o”, u séiese: “hopócroto”, “onjostozo”, “nogotovo”, etc.
      Bienvenides eil lengüeje inclusive, bienvenides eil future!

      ResponderEliminar
    27. Un aplauso gigante por este artículo que un iluminado (porque es anónimo y no anónima) tilda de tonto y reaccionario. Yo, que soy anónima, desde que existe el lenguaje inclusivo, me siento más integrada, con el pelo más rubio y los ojos más azules.

      ResponderEliminar
    28. De un tiempo a esta parte me río mucho más con laboro que con el jueves

      ResponderEliminar
    29. La mejor prueba de que el lenguaje inclusivo es necesarios es que en los paises en los que hablan en ingles no discriminan nunca a las mujeres y eso es porque en ingles no existe el genero masculino y femenino.

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. "en los paises en los que hablan en ingles no discriminan nunca a las mujeres", claro que no, los angloparlantes forman un grupo monolítico y superior que hace tiempo evolucionaron y dejaron atrás estos atavismos de la especie humana, y al que debemos aspirar y emular. Tampoco usan tildes, como exige la gramática del malvado y patriarcal lenguaje español.

        Porque bien pensado, las tildes son discriminatorias, pues bajan injustamente la puntuación académica de los escolares... esto, las personas escolarizadas cuya diversidad funcional no engloba su arbitrario y excluyente uso gramatical. Por descontado que la próxima reforma constitucional atajará esta acuciante problemática social.

        Eliminar
    30. Nada como tocar un tema de igualdad entre mujeres y hombres para que salgan en tromba los machirulos ofendiditos con sus chistecitos. Respecto al tema: Laboro, perjudica los derechos de las personas Trabajadoras? (Anónima)

      ResponderEliminar
    31. Hasta aquí llegan las feminazis. buen artículo como siempre. El lenguaje inclusivo es un invento para que cuatro desocupadas y los "manginas" (hombres acomplejados que esperan pillar cacho traicionando a su sexo que no género) que las alientan reciban una palmadita en la espalda como perrillos falderos que son.

      Estamos en guerra y se ha perdido la confianza en buena parte del sexo femenino que no género. Y en cuanto a la fémina esa que decía que aquí hay muchos ofendiditos, craso error, a mi me ofende la imbecilidad e ignorancia sea genética o adquirida.

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Bravo!! suscribo tus palabras!

        Eliminar
      2. Tu agresividad y falta de argumentos está mucho más cerca del nazismo. Te recuerdo que aquí nadie pretende exterminar a nadie. Que quienes estáis alentando el odio sois quienes con mentiras y falsos argumentos acusais a quienes no piensan igual, esto si que es pensamiento único y totalitarismo.

        Es un comentario ofensivo para quienes luchamos - hombres y mujeres- contra el fascismo en este país y ahora lo hacemos por la igualdad.

        No hay ningún enemigo a batir / aniquilar, hay dos géneros que tienen que convivir en pie de igualdad y eso pasa, en primer lugar por aceptar que esa desigualdad existe, no se si eso lo reconoces, si no es así mejor no seguir hablando.

        No hay feminazis, ni perritos pero si hay impresentables que ofenden y agreden

        Eliminar
      3. ¿Nazismo? Me parece que alguien aquí está soñando. Laboro ha hecho un genial artículo, como siempre, poniendo en evidencia la inutilidad de la causa del feminismo radical que ve fantasmas donde nos los hay. El cambio se basa en eliminar el masculino genérico para introducir una expresión femenina "personas trabajadoras". Eso sí, la explotación y la precariedad laboral seguirán como siempre. Gracias feminazis, por meter vuestras pezuñas de odio también en el mercado laboral. Todo lo que tocáis lo convertís en M.

        Eliminar
    32. El lenguaje configura el pensamiento y esto no lo digo yo sino personas de la talla de L. Wittgenstein - - https://es.m.wikipedia.org/wiki/Ludwig_Wittgenstein . El lenguaje no es inocente ni intranscente.

      Creo que sería más inteligente indagar que argumentos sostienen quienes defienden la necesidad del uso de un lenguaje inclusivo. Por si alguien quiere tomarse esta molestia les recomiendo este artículo https://www.google.es/amp/s/elpais.com/elpais/2018/10/22/opinion/1540231285_247989.amp.html .

      Las ideas se contrastan y debaten con argumentos y no con comentarios más propios de la barra de bar que de personas cultas .

      ResponderEliminar
    33. Pues si los seguidores de Laboro pensáis así, anda que no queda por hacer!! Salvo Juanjo , los demás ni uno.

      ResponderEliminar
    34. Laboro abriendo la caja de Pandora. Benditos comentarios!

      ResponderEliminar
    35. A mí lo que me indigna es que a las personas vagas nos han dejado fuera de convenio o Estatuto. Que pereza seguir escribiendo...

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Tienes toda la razón...me voy a echar una siesta

        Eliminar
    36. Y yo que pensaba que a estas alturas se estaría hablando de las revolucionarias propuestas de OINK, perdón, VOX(en que estaría pensando), acerca de favorecer a la gloriosa clase obrera y conducirla al paraíso. En vez de eso me encuentro con un artículo chorra y con la caterva de machirulos ofendidos brindando con chupitos de testosterona, hale, seguir poniendo las gónadas sobre la barra del bar.

      ResponderEliminar
    37. Decir que lo del lenguaje inclusivo es una ridiculez que solo sirve para "justificar" el sueldo de algunos no es ser de derechas ni menos aun machirulo. Eso lo dice tambien muchisima gente de izquierdas y feminista porque nada tiene que ver con la posicion politica sino que es para defender el idioma, que ademas ya no es solo de los españoles sino de todos los hispanohablantes. Los que defienden ese lenguaje ridiculo son los que tienen que demostrar que eso sirva para lo mas minimo en el tema de la igualdad. Pero para demostrar eso, antes tendrian que demostrar que la palabra "trabajadores" solo se refiera a los hombres, cosa que no pueden hacer porque es mentira tanto gramaticalmente como en el uso diario de la lengua. La gramatica ya nos dice que trabajadores no es masculino sino el generico o neutro y el uso cotidiano nos dice aun mas que nadie jamas en la vida ha pensado que el estatuto de los trabajadores sea para los hombres. Bueno si, lo han pensado hace poco quienes pretenden vivir de este tipo de cuentos.

      ResponderEliminar
    38. Yo desconocía el lenguaje inclusivo, pero si es verdad que si se utiliza para mejorar de lo que aquí se habla mucho "los derechos de los trabajadores/as españistanos/as: personas trabajando", es bienvenido, porque el lenguaje lo utilizan los jueces/juezas para defender tus derechos laborales y los abogados/abogadas son capaces de darle la vuelta a cualquier argumento para anularte en un juicio.

      ResponderEliminar
    39. Si os ofendéis tanto, por algo será. ¿Os ofenderíais también si estáis 30 personas en un aula, solo hay cinco chicos y la profesora dice: "chicas, vamos a..." Síííííi´!!!! Ahí saltan chispas

      ResponderEliminar
    40. Por cierto, ¿sabéis también a qué me recuerda este debate?

      Cuando en la II República se debatió sobre si otorgar o no derecho a voto a las mujeres, muchos diputados (y alguna diputada) se opusieron. la mayor parte de quienes se opusieron militaban en... ¿tachán? partidos de izquierdas. Se opnían a que las mujeres votasen desde un argumento muy sólido desde el punto de vista izquierdista (entiéndase la ironía): si las mujeres votan, votarán a la derecha, porque son muy manipulables y, en la sociedad de hoy en día, votarán a quienes les digan los curas, tan influyentes...

      Esto es historia y puede consultarse.

      Por lo demás, insisto en que el lenguaje inclusivo sirve para avanzar (me remito a lo dicho en mi comentario de arriba).

      Salgamos de nuestras posiciones y privilegios y pensemos en lo que dicen los otros, que a lo mejor las cosas no son tan absurdas como pensamos y a lo mejor sí que nos son útiles.

      Respecto a algunos comentarios que he leído... pues eso, huelen a rancio, a troll, a barra de bar y a la asquerosa reacción que aparece de vez en cuando por la tele y que quiere joder a toda la clase obrera (aunque muchos aún no se den cuenta). ¡¡Algunos de ellos son ciertamente para enmarcar!!

      ResponderEliminar
    41. Yo quiero ser un persono.
      Se puede ??
      Cada día tenemos la piel más fina
      Pero me alegro de hablar de esto.
      Señal que no hay problemas mayores.

      ResponderEliminar
    42. Yo no soy una persona trabajadora porque trabajo lo menos posible igual que mi jefe intenta pagarme lo menos posible. Por lo que me siento excluido de la nueva ley y exijo que se diga "personas trabajadoras y listillas".

      ResponderEliminar
    43. Que la legislación laboral vaya adaptando su lenguaje para facilitar las normas que desarrolla, o es óbice para ignorar las normas gramaticales existentes, y tampoco para dar rienda suelta a afirmaciones, cuando menos, muy dudosas.

      La definición de trabajador es: actividad que ejerce una persona de forma habitual a cambio de un salario y la palabra persona no hay duda alguna de que se refiere tanto a hombres como a mujeres; por tanto, el sustantivo “trabajadores”, para cualquier persona que haya ido al colegio hasta un nivel medio, conoce este significado y, por supuesto, parece increíble el creerse que un empresario desconociera que en la palabra trabajador se incluían ambos géneros. Otra cosa es querer hacernos tontos a los demás o apuntarse al carro de ese “lenguaje inclusivo” que muchas veces solo está en la mente de un feminismo radical o un posicionamiento político muy determinado.

      Redundando en las normas gramaticales de la Academia Española de la Lengua, no derogadas, hay que decir que en latín el concepto de genus hominum no se traduce por género del hombre, sino por género humano, y alude a los ciudadanos sin distinción de sexo. El término homo aludía al individuo de la especie humana, y no al hombre y mujer, sino únicamente a persona. El diccionario oficial escribe al principio de la palabra hombre: “Animal racional; bajo esta concepción se comprende todo el género humano”. No se trata de que el masculino abarque también al género femenino, sino que el concepto de género se diluye a favor de un valor semántico referido a la totalidad. No es cuestión de sexismo del idioma como algunos quieren, ya que es el género lo que no se tiene in mente. En consecuencia escribir o decir –en alusión a la totalidad de la ciudadanía- ciudadanos y ciudadanas, españoles y españolas, etcétera, es innecesario. Otra cosa es el uso protocolario en el que la diferenciación de género es pertinente, por ejemplo, señoras y señores.

      ResponderEliminar
    44. Artículo súper necesario para el machirulado laboralista, muchas gracias por haberme hecho perder el tiempo de esta manera, revisaros vuestro problema de privilegiados ofendiditos.

      ResponderEliminar
    45. Propongo otra reforma laboral más. Pese a ser hombre me siento helicóptero apache y no veo que mi género esté incluido en esta reforma.

      Pongo unas pegatinas para que las imprimamos, nos las peguemos y salgamos a manifestarnos por nuestros derechos a portar misiles Hellfire: https://knowyourmeme.com/photos/1101087

      ResponderEliminar

    NO SE CONTESTAN las consultas laborales particulares en los comentarios. Dichas consultas son un servicio profesional de pago y se hacen mediante el formulario de consulta laboral privada. Los auténticos comentarios siguen unas normas aconsejables. Puedes gestionar tus comentarios si tienes una cuenta en Google.