• Servicio profesional de consultas laborales privadas sin mencionar la empresa implicada.
  • Suscríbete gratis y recibirás los nuevos artículos por email y/o Twitter.
  • Todos los artículos de Laboro son 100% originales. Ni se copia contenido ni se imita el nombre.

  • 25 noviembre 2019

    La descarada explotación legal de los discapacitados en España.




    En España los discapacitados pueden trabajar de dos formas en general. La 1ª sería igual que cualquier no discapacitado, es decir con los mismos derechos laborales del convenio y del ET incluyendo el salario. Pero la 2ª es puramente españistana porque sencillamente consiste en que cobren menos solo por ser discapacitados, pero legalmente. Ahí es nada. Pero eso de legalmente habría que verlo y de hecho vamos a verlo.

    La raíz del asunto es que los discapacitados tienen una relación laboral ordinaria cuando trabajan para un empleador "normal", sea público o privado. En cambio, cuando trabajan para un centro especial de empleo (CEE) tienen una relación laboral de carácter especial. Esta especialidad consiste en que los CEE pueden pagarles un 25% menos de salario a los discapacitados que tengan certificado un "bajo rendimiento", pero trabajando lo mismo y en lo mismo que un no discapacitado. Lo que oyes. Lo que lees. Esto es Españistán y aquí hay que mamar.

    A los rojos les gusta mucho leerse la Constitución entera y resulta que su art.14 dice que "los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social." Eso seguro que lo escribió Carrillo, porque no se tiene en cuenta que los empresarios son más importantes que los trabajadores. Por algo en el glorioso Fuero del Trabajo del 10/3/1938 ponía "Empresa" con mayúscula y "trabajador" con minúscula, como debe ser. Igual que "Rey" y "súbdito"; pues no faltaba más, a ver qué os habéis creído. Pero aparte de las razones por las que lo diga, el caso es que la Constitución prohíbe directamente la discriminación de los discapacitados igual que la de los negros y la de los comunistas, fíjate tú.

    Pero no contentos con eso, a los rojos también les gusta no olvidarse de la legislación europea que es prioritaria sobre la española. Resulta que la Directiva 2000/78/CE del Consejo, dice en su art.1 que "tiene por objeto establecer un marco general para luchar contra la discriminación por motivos de religión o convicciones, de discapacidad, de edad o de orientación sexual en el ámbito del empleo y la ocupación." O sea que aquí ya van afinando e incluyen específicamente la discriminación en el empleo por razones de discapacidad. Pero afinan mucho más todavía en su art.2, que nos explica que se discrimina a un discapacitado cuando sea, haya sido o pudiera ser tratado de manera menos favorable que un no discapacitado en situación análoga o cuando una norma aparentemente neutra pueda ocasionarle una desventaja particular. Salvo que esa norma pueda justificarse objetivamente con una finalidad legítima.

    Por tanto, parece más que evidente que el art. del RD español de 1985 que permite pagar un 25% menos a un discapacitado haciendo la misma jornada y mismas funciones que un no discapacitado viola totalmente esta directiva europea por ser discriminatorio. Porque no se entiende que pueda haber una justificación objetiva de pagarle menos que no sea su propia condición de discapacitado. Como es más que evidente, la condición de discapacitado no puede justificar la discriminación del discapacitado, porque si no sería posible cualquier otra discriminación por cualquier otra razón. Al negro se le podría pagar menos por ser negro, al musulmán por ser musulmán, al extranjero por ser extranjero, a la mujer por ser mujer, al viejo por ser viejo...

    Si pagarle menos al discapacitado -trabajando lo mismo y en lo mismo- se pudiera justificar en su menor rendimiento físico, entonces también se podría justificar pagar menos a otros colectivos en todos los empleos que requirieran rendimiento físico. Pensemos, por ejemplo, en los convenios del campo y de la construcción. Estaría justificado que en esos convenios los salarios de las mujeres fueran inferiores a los de los hombres en los mismos puestos. También se podría justificar pagarle menos a las mujeres embarazadas que a las no embarazadas en esos convenios. Incluso estaría justificado bajarle el sueldo un 2% a hombres y mujeres por cada año de edad que cumplieran desde los 30, porque los menores de 30 tienen un mayor rendimiento físico. O se podría justificar que el convenio provincial de hostelería tuviera una tabla salarial para los nacionales y otra inferior para los extranjeros. Si pagarle menos a un discapacitado estuviera justificado por el menor rendimiento que le produce precisamente ser discapacitado, entonces pagarle menos al extranjero también estaría justificado por conocer menos el idioma o las costumbres del país, o sea por ser extranjero.

    Miremos el asunto a la inversa. Todo el mundo civilizado estará de acuerdo en que estos ejemplos serían discriminaciones evidentes por razón de sexo, de edad o de nacimiento. Pues entonces pagarle menos al discapacitado por su menor rendimiento es también una discriminación por su condición de discapacitado, igual de prohibida que las otras causas de discriminación.

    Artículos relacionados:

    Tienes a tu disposición el servicio profesional de consultas laborales privadas solo para trabajadores sin necesidad de decir en qué empresa trabajas y el libro "Tus Derechos en el Trabajo" (publicado y a la venta por la editorial Lulu). En Laboro se publican regularmente artículos sobre derechos de los trabajadores y puedes suscribirte gratis para recibirlos por email. En el menú principal al principio de la página tienes un listado de artículos ordenados por tema. Al final y al principio de este artículo tienes botones para compartirlo en las redes sociales.

    Todos los artículos pubicados en Laboro son 100% originales. Ni se copia contenido ni se imita el nombre.

    38 comentarios:

    1. Falaz artículo. Clicbait. En fin, mejor estaría borrado porque desprestigia este blog.

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Si supieras lo que es una falacia habrías explicado qué tipo de falacia hay en este artículo. Como no lo sabes, no lo has explicado y aunque lo supieras no podrias explicar que falacia hay porque no hay ninguna. Luego el clicbait es que el título de un enlace sea muy llamativo, para que lo abras, pero luego el contenido no tenga nada que ver con el tiotulo. Es decir que tampoco sabes lo que es porque el contenido de este artículo es el desarrollo de exactamente lo mismo que dice el título.

        En mi opinión, lo peor de este blog con diferencias son algunos comentarios.

        Estan los de gente que mas o menos se opone a lo que dice el artículo pero demuestran que no tienen ni puta idea de lo que hablan, como es este caso. Esos comentarios por lo menos es divertido leerlos y leer lo que les suelen contestar.

        Pero luego estan los comentarios de los pringaos y padefos de muchas clases que solo preguntan por lo suyo sin haberse molestado en leer bien el articulo. Esos no merece la pena ni contestar porque ni siquiera van a volver al blog a leer las respuestas y aunque lo hicieran y les explicaran lo que pudieran hacer no lo harian de todas formas.

        Eliminar
      2. Falaz comentario. Clickbait de cuñadopadefil (tela).
        En fin, mejor estaría enmarcado y con una nota debajo indicando; "Para que todo el mundo vea lo que escribe la gente desposeída de cualquier capacidad de análisis, lectura, comprensión así como de tacto y empatía".

        Eliminar
      3. A ver, "falaz".
        Yo trabajé en un centro especial de empleo, había un porcentaje de gente discapacitada, y otro porcentaje que no lo era.
        Hostelería.
        Por las horas que echábamos, y la nocturnidad, mínimo deberíamos haber cobrado 1100 euros al mes. Pagaban 900-950 euros máximo. Incluida yo y eso que no tenía discapacidad.
        Un saludo, Falacito!

        Eliminar
    2. Visto así es coherente. Aunque en un mundo ideal lo justo sería a igual trabajo igual salario. En todo caso. Y a desigual trabajo desigual salario. Pero claro, no vivimos en un mundo ideal, sino en el mundo real, y el rendimiento no siempre es algo que pueda medirse fácilmente, y además las empresas podrían sentir la tentación de reconocer a sus trabajadores un nivel de rendimiento inferior al que realmente tienen para pagarles menos de lo debido.

      Y que conste que esta opinión es mía, y yo padezco una discapacidad y trabajo en un CEE en relación laboral especial.

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Quisiera remarcar la diferencia sutil entre “a igual trabajo igual salario” y “a trabajo de igual valor igual salario”. Lo primero solo se refiere a las discriminaciones directas; lo segundo también abarca las discriminaciones INdirectas (que consisten en que ciertos colectivos, como discapacitados, no discapacitados, mujeres, hombres, inmigrantes o autóctonos sean la mayoría en ciertas actividades laborales, claro síntoma, por otra parte, de una sociedad clasista, elitista y racista).

        Eliminar
      2. Clasista, elitista racista Y MACHISTA.

        Eliminar
    3. Por eso mismo en los portales de empleo hay un montón de ofertas que buscan gente con discapacidad. Para ahorrarse un 25% de salario y probablemente tengan ayudas en la contratación de dicha gente. No lo hacen en ningún caso para ayudar a ese colectivo que probablemente tenga uno de los mayores índices de paro.
      Aún hace poco leí de los abusos a los vigilantes de un museo importante que curiosamente eran casi todos discapacitados y explotados. Así como salió el asunto en prensa se empezaron a regularizar contratos...

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Enlace a ofertas de empleo reales y actuales en las que curiosamente ser discapacitado es un requisito. ¿Por qué será?

        Eliminar
      2. ¿El 25% menos de salario se paga solo en los CEE ?
        Las otras ofertas de empleo supongo que serán para aprovecharse de alguna bonificación en las cotizaciones

        Eliminar
      3. Te lo digo yo: porque con +50 trabajadores hay que meter sí o sí un 2% de discapacitados, cuota obligatoria impuesta por el estado. Por cierto, es verdad lo de falaz artículo: a ver si se pretende pagar el mismo salario en un centro especial de empleo que en una empresa que compite, con productividad y esfuerzo de aquella manera.

        Eliminar
      4. Mejor que hubieses parado al terminar la primera frase. Porque claro que se puede pagar el mismo salario en un CEE. Para eso justamente tienen las ayudas: para suplir las carencias y deficiencias que se derivan de sus peculiares condiciones como CEE. Las ayudas, en teoría, no son un premio para que unos pocos se lucren, sino que son una compensación para que el CEE pueda competir. Pero los CEEs quieren teta y sopa: ayudas económicas (teta) y personal discapaz que rinda como personal normal (sopa). De hecho, los CEEs medran y no solo compiten, sino que hasta no es raro que se coman a la competencia de empresas ordinarias.

        Eliminar
      5. Eso de que el 2% es obligatorio hay que matizarlo. La ley permite una alternativa a esas empresas de 50+ trabajadores: no tener ese mínimo de 2% de discapaces en plantilla, si a cambio contratan productos o servicios a CEEs. Muchas empresas optan por las medidas alternativas. O sea que la propia ley promueve la integración de los discapaces en empresas ordinarias pero al mismo tiempo permite segregarlos en CEEs. Lo que se llama empleo protegido finalista, cuando en teoría el empleo protegido no es el fin, sino el medio para lograr otro fin: la integración de los discapaces en las empresas ordinarias.

        Eliminar
      6. No es que los CEE solo compitan, es que realizan competencia desleal. Con un 25 % menos en salarios tiran los precios y se llevan el mercado. Incluido los contratos públicos. Ejemplo : las lavanderías industriales. Especialmente una conocida empresa vinculada a una organización que tiene el monopolio de venta privada de sorteos semanales.

        Eliminar
    4. Salvo error por mi parte ya que hace mucho tiempo que no reviso la regulación, y en base a la relación que he tenido con este tipo de centros, creo que hay una particularidad que es más denigrante.
      La norma quiero pensar que tenía una intención integradora y que facilitase la incorporación al mundo laboral, y sobre todo ocupación de minusválidos con una deficiencia que provocase un menor rendimiento.
      Sin embargo, en estos centros, cuyo balance-resultado de final de año para poder optar a subvenciones debe de ser 0 (es decir todo lo cobrado debe de revertir en el propio centro de una u otra manera), se permite que EXISTAN una serie de personas que no tienen deficiencia. Estas personas, suelen ser los "propietarios" y algún apegado más que suele realizar labores comerciales los cuales suelen (no todos tienen por que ser igual) disfrutar de excelentes vehículos de empresa y sueldos para nada de mercado; obviamente estas y otras muchas maniobras son las que ayudan a conseguir ese balance cero. Es más, en ocasiones, utilizan la actividad del CEE para ofrecer labores "auxiliares" que realmente realizan con otras empresas anexas que tienen de su propiedad con las que facturan al CEE consiguiendo sus beneficios. Este tipo de circunstancias creo que son las que deberían de controlar a la hora de conceder tanto las autorizaciones (nada fáciles) como las posteriores subvenciones, pues en el trasfondo si que hay una intención de explotación.
      No sería justo si no comentase que también conozco gente que crea y gestiona este tipo de centros sin pingues beneficios, pero lamentablemente son los mínimos.

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Exacto. Al respecto tenéis el artículo "El oscuro mundo detrás de ciertas ONG."

        Tampoco sería justo olvidar que aunque sea cierto que el discapacitado esté bien tratado, por decirlo así, y que realmente se busque su integración, el objetivo de más de un "organizador" es ponerse a sí mismo un sueldo de puta madre y que trabajen otros.

        Eliminar
    5. Pues imagínate si el empresaurio contratase a estos trabajadores a través de una de esas ETT con nombre de fabrica de bombillas...25% y menos....y encima colando a gente sin ninguna discapacidad. De esta manera el empresaurio tiene a un empleado 100% funcional por menos del 75% de su coste.

      ResponderEliminar
    6. Pues yo nunca he entendido que a un discapacitado se le pague menos por trabajar en un CEE. Después de leer el artículo, sigo sin entenderlo, y además me cabrea. O peor, quizás me cabrea porque lo entiendo perfectamente, robo de la fuerza de trabajo amparado por la ley encima, y a un colectivo que cuando la discapacidad es mental están aún más indefensos porque no se se entera nadie que les explotan, ya que no cuentan con las herramientas para saber que están siendo explotados ni para contarlo a sus familiares. Es como lo de ligar el salario a la productividad, pero como son discapacitados nadie dice nada. Pues mira no, o me defines en términos matemáticos rollo ciencia exacta el rendimiento/productividad de cada trabajador individual, o ni le quitas un 25% ni un 0.5%.

      ResponderEliminar
    7. Si partimos de la base de que una persona con discapacidad tiene diferentes limitaciones para realizar las distintas tareas del día a día (sean de tipo físico, psíquico o sensorial) y lo que queremos es que pueda integrarse en igualdad de oportunidades en la sociedad, es evidente que para conseguir esa "igualdad de oportunidades" la sociedad debe poner una serie de ayudas o apoyos a esas personas que otras no necesitan.

      Está bien denunciar la explotación, que es desgraciadamente innegable, pero tampoco deberíamos hacernos trampas al solitario, para el mismo coste laboral la persona con discapacidad tiene muchísimas menos oportunidades (si es que tiene alguna) que quien no tiene esa discapacidad.

      Por cierto, también estaría bien hablar alguna vez del egoísmo que todos tenemos y reconocer que si en una empresa a las personas con discapacidad, y un rendimiento manifiestamente menor, se les pagase lo mismo que a quienes no la tienen los primeros en protestar serían los trabajadores sin discapacidad, porque lo de la integración del minusválido está muy bien, pero con el dinero de otro no con el mio

      ResponderEliminar
    8. yo soy discapacitada y trabajaba seleccionando personal para un CEE. Al cabo de muy pocos días me dí cuenta de que el abuso era terrible y me vi luchando sola contra todos. No pude aguantar que se pagara menos al personal que yo seleccionaba porque eran discapacitadas. Dimité a los 2 meses y porque no pude antes.

      ResponderEliminar
    9. Bueno, pero los discapacitados, como bien dices Laboro, pueden trabajar de dos formas. Si no les interesa cobrar un 25% menos pues que escojan la alternativa de trabajar como un no-discapacitado.

      Absolutamente surrealista tu comentario de los rojos y la igualdad de sexo. Sí, los mismos que nos han implantado las leyes de género ahora son los defensores de la "igual-da".

      Algún día despertarás, Laboro, y te darás cuenta de quienes son realmente esos "defensores de lo trabahaore", aunque ya te vas oliendo la tostada, porque eres un tío listo.

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Siento alimentar al trol, pero me toca las narices. ¿En qué hemos fallado como sociedad para que haya gente tan estúpida y/o insensible?

        Laboro será un tío listo, pero tú eres más tonto y no naces. Para ser ciudadano eres muy asno. Háztelo mirar porque tú mismo tienes toda la pinta de sufrir una discapacidad intelectual de las gordas. O eso o un darwinismo social en fase terminal.

        El 25% de “descuento” es porque la persona NO PUEDE rendir más del 75% de lo que lo haría una persona normal. NO TIENEN ALTERNATIVA, tío listo.

        Algún día despertarás y verás que la gente sin amor y empatía no vale una mierda.

        Eliminar
      2. O una tía lista...

        Eliminar
      3. Me corrijo: no es el 75% de una persona normal, sino el 75% del 67% de una persona normal, o sea, aproximadamente el 50% de una persona normal. Eso es un contrato de bajo rendimiento.

        Eliminar
      4. Pese llamarte "Ciudadanito" no tienes muy claro el concepto de ciudadanía del pensamiento liberal.

        Eliminar
      5. Sobre el comentario de los porcentajes: Estás asumiendo que un grado de discapacidad del 33% implica una disminución en el rendimiento del trabajo también del 33%, lo cual no es así, al menos no del todo, porque a cada persona se le busca un tipo y un puesto de trabajo en el que rinda lo máximo. Puedes no tener movilidad en las piernas y ser muy bueno en atención telefónica, por ejemplo. La ley habla de un rendimiento un 25% inferior “al normal” para poder celebrar un contrato de bajo rendimiento.

        Eliminar
    10. Puedo asegurar k los CEE son una estafa y unos sinvergüenzas k como muy bien explica laboro abusan de la gente y los hacen trabajar más, yo he estado trabajando y tuve k dejarlo porque cobras una miseria, ahora trabajo en una empresa ordinaria sin necesidad de la discapacidad. aparte es verdad los jueguecitos k hacen con otra empresas para facturar al CEE, muy poquito se vigila a estas empresas y así nos luce el pelo.

      ResponderEliminar
    11. El artículo no está nada mal y cuenta la realidad que a día de hoy está padeciendo el colectivo de discapacidad.
      Lo que no me gusta del artículo es que ya que se ha tomado las molestias de hablar de un colectivo, se dirija al mismo de forma correcta y no utilice términos obsoletos como "discapacitados". Su nombre correcto es PERSONAS con DISCAPACIDAD,primero la PERSONA luego la DISCAPACIDAD.
      Saludos

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. En el terreno de lo políticamente correcto hemos entrado.

        ¿Por qué se prefiere “persona con discapacidad” frente a “discapacitado”? No estoy seguro de que sea tanto para destacar su condición de persona como porque es neutro en cuanto a género (igual que “persona trabajadora” frente a “trabajador”).

        Luego tenemos muchas combinaciones:
        Un prefijo cualquiera de los siguientes: in-, minus-, dis-, sub-, infra-.
        Al prefijo le añadimos cualquiera de las siguientes terminaciones: -válido, -validado, -capaz, -capacitado, -funcional, -funcionalizado, -normal, -normalizado.

        Y siempre se puede decir “diverso” o “diversidad”: diversidad funcional, diverso capaz, diverso sevaliente (cf. “sedicente”). Pero con esta denominación se pierden la especificidad y la descriptividad, porque diversos funcionales somos absolutamente todas y cada una de las personas. El colectivo de personas con diversidad funcional puede referirse a absolutamente cualquier colectivo en atención a sus funciones: pintores, médicos, futbolistas, voluntarios, presidentes de comunidades de vecinos, madres, padres, etc.

        Me molesta cuando alguien dice, aunque lo haga con toda su buena intención, que tener una discapacidad es como no tenerla, e incluso que es una ventaja, algo deseable. Cierto es que hay que intentar transformar las adversidades en oportunidades, pero las adversidades son eso, adversidades.

        Las personas discapaces somos enfermas, defectuosas, taradas, subnormales. Y la muerte es la muerte, el sexo es el sexo, y los negros son negros y los blancos blancos. Y el pan es pan y el vino es vino.

        Eliminar
    12. Los CEE no serán ningna excepción al resto de entidades que cobren subvenciones para un fin social y que quien diriga se enriquezca.
      Puede haber trampa en subvenciones agrarias, cursos de formación, RISGA, partidos políticos, sindicatos, administración pararalela....en general todo que se financie con dinero público porque de lo que sale en la televisión debe ser una mínima parte. Cuando incautan droga, salen los kilos que se interceptan pero ¿Cuanta pasa al país?, pues aqui lo mismo.
      La cuestión es porque algún sindicato,partido político, asociación de discapacitados,los propios familiares del discapacitado, o quien sea no presenta una demanda que llegue hasta el Tribunal Europeo para corregir lo necesario.

      Por otro lado seguro que los rojos, verdes, amarillos y demás tienen mucho que ver, aprobasen ellos o no dicha norma.

      ResponderEliminar
    13. El artículo está genial, y silo plasma la realidad legal de un colectivo, en españistan.
      La realidad social la plasmamos aquí con los comentarios ...retrogrados de algunos insensibles y egoistas. Pues legalmente no aportan nada.
      Gracias laboro.

      ResponderEliminar
    14. Según el tipo y la gravedad de su discapacidad puede ocurrir que los discapaces:

      a) No puedan trabajar en absoluto. (Seguramente en este caso les corresponde una prestación por dependencia.)

      b) No puedan trabajar, pero sí puedan desempeñar trabajos sencillos en centros ocupacionales, sin relación laboral propiamente dicha, y con una pequeña remuneración económica. (También en estos centros, y no solo en los CEEs, hay espacio para el abuso.)

      c) Empleo protegido (compatible con pensiones de la Seguridad Social por incapacidad permanente total, absoluta y gran invalidez). Bien en un CEE o en un enclave laboral (puesto de trabajo enclavado en una empresa ordinaria, pero por cuenta de un CEE).

      Los CEEs fueron concebidos para parecerse lo máximo posible a las empresas ordinarias, y lógicamente, como esto es Españistán, esto se ha llevado al terreno de las irregularidades e infracciones, y los CEEs suelen cometer las mismas infracciones que son habituales en las empresas ordinarias, pero con al menos tres agravantes: 1) los perjudicados directos son personas con discapacidad (Constitución art. 49), quienes tienen prohibido por ley hacer horas extras en los CEEs; 2) los perjudicados indirectos somos toda la sociedad, puesto que se malversa dinero público, y 3) toda esta trama se reviste hipócrita y cínicamente de buenismo y excelencia en responsabilidad y labor social.

      En los enclaves laborales es frecuente el abuso con la subcontratación. CEEs multiservicios en plan cárnica ETT los hay a puñados. Tan despreciable como una cárnica normal, pero con los mismos agravantes arriba enumerados.

      d) Empleo ordinario incentivado (para acceder a él el discapaz debe acreditar su condición de discapaz; si, además, el discapaz proviene de empleo protegido, creo que hay incentivo extra):
      d.1) Por cuenta ajena (reserva obligatoria del 2% de puestos para discapaces en empresas de 50+ trabajadores, salvo adopción de medidas alternativas, las cuales lo que hacen es quitar el incentivo al empleo ordinario para dárselo al empleo protegido, algo contrario a la supuesta intención de la legislación de integrar al discapaz en las empresas ordinarias).
      d.2) Por cuenta propia.

      e) Empleo ordinario normal y corriente, sin incentivos relacionados con la discapacidad (el discapaz no tiene por qué acreditar su condición de discapaz):
      e.1) Por cuenta ajena.
      e.2) Por cuenta propia.

      En el empleo ordinario hay una modalidad llamada “empleo con apoyo”.

      Estudio bueno: https://www.conacee.org/wp-content/uploads/2019/01/Informe-definitivo-Baker-Mckenzie-Tránsito.pdf

      ResponderEliminar
    15. El contrato de bajo rendimiento es discriminatorio. Ha quedado claro. Pero quiero denunciar que no es la única discriminación en los CEEs: el convenio colectivo sectorial estatal de los CEEs* desde 2002 (antes no había convenio colectivo) ha llevado aparejados sueldos muy bajos, apenas algo superiores al SMI, y muy inferiores en todo caso a los convenios sectoriales de empresas ordinarias equivalentes.

      De hecho, el subidón del SMI en 2019 desató quejas de CEEs que reclamaban más subvenciones públicas para poder hacer frente a esta subida del SMI, quejas que parecían olvidar el hecho de que los costes salariales ya están subvencionados y esta subvención va ligada proporcionalmente al SMI. Si el SMI sube, la subvención sube en la misma proporción. El problema es cuando la partida presupuestaria del Gobierno se gasta. Siempre es el dinero. Por eso a los Gobiernos y a los sindicatos a su servicio les interesa que en los CEEs haya sobreexplotación y abuso, porque así se contiene el gasto en discapacidad.

      * Convenio colectivo general de centros de atención y servicios a personas con discapacidad.
      https://www.boe.es/eli/es/res/2019/06/27/(2)
      En PDF: https://www.boe.es/eli/es/res/2019/06/27/(2)/dof/spa/pdf
      Este convenio sectorial estatal siempre es prioritario sobre otros convenios que podría haber en el sector de actividad que desarrolle el CEE (p. ej. lavandería industrial, limpiezas, vigilancia de seguridad, etc.). Y solo puede ser contradicho en ciertas materias por un convenio de empresa, si lo hay. Pero convenio de empresa es un convenio que afecte a TODOS los trabajadores de TODOS los centros de trabajo de la empresa. Un convenio de un centro de trabajo (o de varios, pero NO todos) NO puede contradecir al convenio sectorial estatal. Tampoco puede contradecirlo un convenio franja (que afecta solo a ciertas categorías o grupos de trabajadores).

      ResponderEliminar
    16. En el convenio colectivo que indicas no figura una tabla salarial diferente si eres o no discapacitado, es decir, tengas o no discapacidad este convenio marca un sueldo que desde luego será bajo en ciertas categorías (entiendo que opera de mínimo el smi en las que van por debajo), pero si eres, como yo, psicóloga con discapacidad, cobras como mínimo lo que viene en el convenio que es lo mismo que cobra mi compañero también psicólogo sin discapacidad.
      Saludos!

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Mi comentario hablaba de trabajadores con discapacidad en CEEs, la mayoría de los cuales son poco cualificados. Y estos en realidad SÍ que tienen una y solo una tabla salarial exclusivamente para ellos solos. Así, cobran menos que trabajadores igualmente poco cualificados pero SIN discapacidad que trabajan en empresas ordinarias haciendo trabajos similares. En realidad y en la práctica hay una doble escala salarial, pero taimada y disimulada.

        Eliminar
    17. El CEE no se ahorra el 25% del salario; no olvidemos las subvenciones, que hacen que se ahorre mucho MÁS. Supongamos dos ejemplos conservadores:

      EJEMPLO 1: CEE que contrata a una persona con discapacidad que rinde el 80% de lo que se considera “normal”, por lo que no cabe la reducción del 25% de salario. Pero eso no significa que el CEE esté perdiendo, no señor, ni muchísimo menos. Porque recibe la subvención del 50% del SMI por ese trabajador, que seguramente cobra el SMI o poquito más. Además, las cuotas de Seguridad Social el CEE no las paga (aunque el trabajador con discapacidad sí paga las suyas).
      En resumen: el CEE tiene un trabajador que le rinde el 80% de lo “normal”, pero solo asume el 50% o 60% de un salario ya de por sí discriminatoriamente bajo, como han apuntado en otro comentario. Sale muy a cuenta al CEE.

      EJEMPLO 2: CEE que contrata a una persona con discapacidad que rinde el 50% de lo que se considera “normal”, por lo que sí cabe la reducción del 25% de salario. Además de esa reducción, recibe la subvención del 50% del SMI por el trabajador, que seguramente cobra el SMI o poquito más. Además, las cuotas de Seguridad Social el CEE no las paga (aunque el trabajador con discapacidad sí paga las suyas).
      En resumen: el CEE tiene un trabajador que le rinde el 50% de lo “normal”, pero solo asume el 75% del 50% o 60% de un salario ya de por sí discriminatoriamente bajo, como han apuntado en otro comentario. Todavía le sale a cuenta al CEE.

      Pero son ejemplos conservadores; en el ejemplo 1 el rendimiento del trabajador puede acercarse más al 100% (o hasta superar el 100%), y en el ejemplo 2 el rendimiento del trabajador puede acercarse más al 75%, y saldría aún más a cuenta del CEE. Y más aún hasta 2012, cuando la subvención podía ser, no del 50% del SMI, sino del 75% en ciertos casos, que alguna Comunidad Autónoma rica mantuvo o ha mantenido.

      ResponderEliminar
    18. pero no votes e los rojos, que te van a quitar todo.

      ResponderEliminar
    19. Está genial hablar de la discriminacion que tiene una legislación, y que comparto, pero este artículo solo puede tacharse de tendencioso si no explica la otra parte de lo que viven las personas discapacitadas a través de las empresas de especial contratación.

      Empresas que acceden a contratas pçublicas con ventaja por que pagan menos a su plantilla, que reciben numerosas subvenciones -para poder adecuar los puestos de trabajo a su personal, en teoría- por contratar a personas discapacitadas, que tienen sustanciosas reducciones en la seguridad social -ahí está uno de los agujeros de las pensiones-, cuando no se les exime de pagar la cuota patronal.Y que ni adecuan los puestos, ni reducen horarios ni na ni na, solo ganan mucho más dinero a costa de ellas.

      ResponderEliminar

    NO SE CONTESTAN las consultas laborales particulares en los comentarios. Dichas consultas son un servicio profesional de pago y se hacen mediante el formulario de consulta laboral privada. Los auténticos comentarios siguen unas normas aconsejables. Puedes gestionar tus comentarios si tienes una cuenta en Google.