19 agosto 2020

.

El nuevo convenio de fútbol femenino es discriminatorio por razón de sexo.

Algunos trabajadores habréis leído o incluso visto en la tele que ya se ha publicado en el BOE el nuevo "convenio colectivo de fútbol femenino" como una noticia positiva. Lo dice todo del nivel de este país, llamado con razón Españistán, que al parecer nadie se haya alarmado por esta noticia, que chirría más que la puerta del castillo del abuelo de Drácula. Es muy sencillo: imaginaos que la noticia hubiera sido que se hubiera publicado el nuevo convenio de construcción femenina, o de hostelería femenina o del metal femenino y que curiosamente tuvieran unos salarios peores que los convenios masculinos de la misma actividad. Todo el mundo se hubiera echado las manos a la cabeza: que vaya discriminación más brutal, que cómo vamos a tener convenios diferentes para hombres y para mujeres en una misma actividad o en una misma empresa. Pero con los futboleros todo vale. Porque el fondo del asunto es que el convenio de fútbol femenino tiene un salario mínimo que es el 10% del salario mínimo del convenio masculino.

Antes de que alguno lo diga o lo ladre, no estamos hablando de premios por ganar torneos, ni de publicidad, ni de cualquier otra fuente de ingresos. Ni siquiera estamos hablando de salarios máximos ni incluso de salarios a secas. Obviamente es legítimo que un equipo le pague un fortunón a un futbolista porque le produzca muchos ingresos, igual que una marca de ropa le podría pagar otro fortunón a una modelo por la misma razón. Pero es que no estamos hablando de eso sino que estamos hablando de salarios mínimos sencillamente por ser trabajador de una empresa que se dedica a una actividad, que es la misma en ambos casos como se demostrará a continuación. Hablamos de que el convenio de comercio de Burgos tuviera un salario mínimo de 15.000€ para las dependientas pero de 150.000€ para los dependientes. Es exactamente eso.

Nadie está diciendo que las futbolistas tengan derecho a los mismos salarios máximos o altos que los futbolistas, porque ese principio sencillamente no existe. Estamos hablando de que es más que obvio que las futbolistas tienen que tener derecho al mismo salario mínimo que los futbolistas. Además del mismo derecho a las otras condiciones laborales mínimas. No es solo que tengan que tener ese derecho sino que directamente ya lo tienen diga ese convenio lo que diga, porque para algo tenemos el Estatuto de los Trabajadores, la Constitución Española y la Carta Europea de Derechos Fundamentales.

La forma en la que han colado este bodrio es patética. Obviamente, la intención de los equipos o empresas era pagarles menos salario mínimo a las futbolistas que a los futbolistas. Por cierto, ¿veis como funciona el género neutro en el lenguaje? Futbolistas ellos y futbolistas ellas, igual que trabajadores ellos y trabajadores ellas. O sea que se puede ser perfectamente feminista sin necesidad de cagarse en el diccionario con ridiculeces tales como lo de que estén poniendo "persona trabajadora" en cada artículo que reforman del Estatuto. Dicho a la inversa, firmar y aprobar oficialmente este engendro de convenio de fútbol femenino es el machismo de toda la vida, o incluso peor, por mucho que en el mismo hayan puesto las megaridiculeces de "persona árbitra" y "persona entrenadora". Pero volvamos al tema.

Como querían pagarles menos a las mujeres, sencillamente se inventaron hace años el convenio de fútbol profesional con sus supersalarios, etc. etc. En este convenio no dice que solo se pueda aplicar a los hombres, pero sí que dice que se aplica solo a los futbolistas profesionales que juegan en los equipos de la Liga Nacional de Fútbol Profesional (LNFP o LFP), que son la 1ª y la 2ª división masculinas. Ojito que este convenio masculino no es un convenio de empresa sino un convenio sectorial, es decir que se aplica a todo trabajador de cualquier empresa de ese sector. Lo que pasa es que da la casualidad de que las empresas de ese sector son los equipos de fútbol masculino de 1ª y de 2ª. ¿Por qué no hicieron un convenio para cada empresa? Pues porque entonces los salarios mínimos y demás condiciones laborales serían diferentes en cada equipo y obviamente eso no sería lo que querían los futbolistas que negociaron este convenio de fútbol masculino. Por tanto, si los equipos femeninos estuvieran en la LFP les tendrían que aplicar el mismo convenio que a los hombres, por la misma razón que a una dependienta de Soria le tienen que aplicar el mismo convenio de comercio que a un dependiente de Soria.

Para evitarlo, han hecho algo tan sencillo y chapucero como crear otra asociación diferente, que es lo que en todos los convenios se llama "patronal". Es decir que el convenio de fútbol femenino no lo firma la LFP sino que lo firma la llamada "Asociación de Clubes de Fútbol Femenino" (ACFF) y también lo han firmado como convenio sectorial y no como convenio de empresa. De hecho, lo firma el sindicato UGT, cosa que puede hacer precisamente porque es un convenio de sector, porque si fuera de empresa lo firmarían los representantes de los trabajadores en la empresa. O sea que pretenden que el fútbol femenino es otra actividad o sector totalmente diferente del fútbol masculino, que es como pretender que la actividad hostelera de Guadalajara en los bares en los que trabajan mujeres no es la misma que en los bares en los que trabajan hombres.

Lo más gracioso, aparte de la "persona árbitra", es que ambos convenios los firman sus respectivas patronales "en representación de empresas del sector", según dicen textualmente. Igual que el convenio de comercio de Lugo lo firmará la asociación de empresarios del comercio de Lugo, o como se llame, en representación de todos los comercios de la provincia. ¿Y cuáles son estas empresas en el caso de los convenios masculino y femenino de fútbol? Pues lo que os estáis imaginando: da la "casualidad" de que son las mismas empresas en la mayoría de los casos, ya que tienen equipos femeninos y masculinos el Real Madrid, el Barcelona, el Atleti, el Athletic, la Real, el Dépor, el Sevilla, el Betis, el Valencia, el Español, etc. etc. O sea que el ejemplo anterior de la hostelería de Guadalajara es insuficiente, porque la situación en el fútbol es aún peor. Por poner un ejemplo más parecido a esta realidad, sería como si los mismos hosteleros de Guadalajara hubiera creado dos asociaciones: una de bares en los que trabajan mujeres y otra de bares en los que trabajan hombres, firmaran dos convenios distintos y el de las chichas muchísimo peor. Es exactamente lo mismo. El problema no es solo que sea exactamente lo mismo sino que hay quien niega que sea lo mismo.

Pero aunque estuviéramos hablando de convenios colectivos de empresa en vez de sectoriales, habría también una clara discriminación por razón de sexo. Suponed una empresa de la industria química que tuviera dos fábricas, una en la que solo trabajaran mujeres y otra en la que solo trabajaran hombres y que el convenio fuera diferente y mucho peor el de la fábrica de mujeres.

En resumen, las empresas querían firmar un convenio de fútbol femenino porque se lo pedían las jugadoras, que quizá ignoraban que podrían haber ido a por el premio gordo, es decir a que les aplicaran el mismo convenio de la LFP o mal llamado de fútbol masculino porque es sectorial, no de empresa, y no se puede separar un sector por sexos. Aún están a tiempo de hacerlo.

Puede que a estas alturas de su vida y de este artículo haya aún muchos que no lo entiendan, que no sepan quién puede y quién no puede firmar un convenio, las diferencias entre convenio sectorial y de empresa, etc. etc. Pero es que toda esa fundamentación técnica da igual porque no es ni necesaria. Es decir que aunque no hubiera una discriminación directa por razón de sexo, que sí que la hay, en todo caso habría discriminación indirecta, que por supuesto absolutamente ningún machirulo tiene ni la menor idea de que eso exista. Pero existe y se define de la siguiente forma: "Se considera discriminación indirecta por razón de sexo la situación en que una disposición, criterio o práctica aparentemente neutros pone a personas de un sexo en desventaja particular con respecto a personas del otro, salvo que dicha disposición, criterio o práctica puedan justificarse objetivamente en atención a una finalidad legítima y que los medios para alcanzar dicha finalidad sean necesarios y adecuados (art.6.2 Ley 3/07)." Así que supongamos que lo de tener convenios separados fuera legal en la forma, es decir que sí que fuera cierto que fueran totalmente distintas las empresas del fútbol femenino de las del masculino o que fueran dos actividades diferentes. Aún así, habría discriminación indirecta tan clara que hasta se podría poner de ejemplo en las clases de FOL. Es decir que por muy legal que fuera, en el fondo simplemente tendríamos dos convenios en apariencia legales (práctica aparentemente neutra) pero cuyo efecto inmediato sería que las chatis tendrían unas condiciones laborales mínimas mucho peores que los machotes. Porque ahora vamos a comparar un poquito los convenios para reírnos un rato:

  • El tiempo en las concentraciones no forma parte de la jornada de trabajo de las futbolistas, pero sí de los futbolistas.
  • Las chicas tienen periodo de prueba de 15d. Los chicos solo si los contratan una vez iniciada la competición.
  • El salario mínimo de las chicas es de 16.000€ anuales a jornada completa en 2020 en 1ª división. El de los chicos es de 155.000€ a jornada completa en 2017, con subida del IPC en años siguientes por lo que en 2020 debe ser de unos 160.000€, aunque no está publicado oficialmente.
  • En 2ª división los chicos tienen un salario mínimo de 80.000€ aprox. en 2020. Las chicas de 2ª división no tienen ni convenio.
  • Los chicos tienen plus de antigüedad no absorbible del 5% cada dos años. Las chicas no tienen.
  • Los chicos y las chicas tienen un premio de antigüedad cuando se van de un equipo tras estar varios años en él. El de los chicos es a partir de 20.000€ aprox. y el de las chicas a partir de 2.000€.
  • Los chicos tienen entrada libre a cualquier partido de 1ª o de 2ª. Las chicas no.
  • Los chicos cobran el 35% de la venta de cromos. Las chicas no.

Pero es que el descaro y la ignorancia supina no acaban ahí. No han tenido suficiente con firmar un convenio de fútbol masculino y un convenio de fútbol femenino, que solo con el nombre ya les tendría que haber hecho dudar. Resulta que también existe el convenio del personal de la empresa "Liga Nacional de Fútbol Profesional". Este sí que es un convenio de empresa. Es decir que no es el convenio que se aplique a los jugadores o jugadoras de los equipos sino el convenio que se aplica al personal de la propia LFP. Pues bien, el salario mínimo de la categoría más baja de este convenio es de 19.500€ anuales. Es decir que una futbolista profesional de 1ª división tiene derecho a un salario mínimo inferior al de los auxiliares administrativos, ordenanzas, telefonistas y chóferes de la LFP.

Pero habrá un día en el que veremos que los futbolistas no tendrán unos derechos laborales mínimos superiores a los de las futbolistas. Ni los baloncestistas ni los balonmanistas ni los mayoristas ni los exorcistas. No tardará mucho, no porque los machirulos lo vayan a admitir y firmar sino porque esto por un camino o por el otro acabará ante el TC y/o ante el TJUE.

Hala, ahí queda eso. Ahora a disfrutar con los comentarios de los voxtrencos.

Artículos relacionados:

Puedes suscribirte gratis para recibir por email los nuevos artículos que se publiquen sobre derechos de los trabajadores. Dispones del servicio profesional de consultas laborales privadas solo para trabajadores sin necesidad de decir en qué empresa trabajas. Tienes a la venta el libro "Tus Derechos en el Trabajo" y otros libros y modelos para conocer tus derechos laborales y aprender a demandar a la empresa tú solo sin obligación de pagar abogado.

Todos los artículos pubicados en Laboro son 100% originales. Son otros los que copian contenido e imitan el nombre.

27 comentarios:

NO SE CONTESTAN las consultas laborales en los comentarios. Dichas consultas son un servicio profesional de pago y se hacen mediante el formulario de consulta laboral privada. Los auténticos comentarios siguen unas normas aconsejables. Puedes gestionar tus comentarios si tienes una cuenta en Google.

  1. Esto se puede llevar ante un juez, supongo.

    ResponderEliminar
  2. Un gran artículo y muy bien explicado. Por ponerle una pega..., ¡ayyy esa aversionceja a usar lenguaje inclusivo! Podría hablarte de que, socialmente, el lenguaje denota el pensamiento y esas mierdas que no le interesan a mucha gente, pero antes hay que perder el miedo a que se caigan los testículos de noche por hablar de forma inclusiva.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Los cambios superficiales o estéticos conducen a los cambios profundos y estructurales, o es al revés?

      Eliminar
    2. Gran artículo. Les han metido un gol por la escuadra a las futbolistas. A ver si el árbitro lo anula.

      Eliminar
    3. Vete tú a saber lo que estarían pensando cuando se inventaron la palabra "astronauta". Seguro que era que al espacio tenían que ir las chatis a barrerlo, porque acaba en "a". O algo así, vaya lío.

      Eliminar
    4. Hablar de forma inclusiva es ridículo y estéril... puede que incluso contraproducente. Si no se os ocurre nada mejor que eso, las mujeres seguirán discriminadas a perpetuidad.

      Eliminar
    5. Hoy, en "señoros que definen el feminismo", las opiniones de uno de ellos sobre el lenguaje inclusivo: "Se puede ser perfectamente feminista sin necesidad de cargarse en el diccionario con ridiculeces tales..."

      Señoro es aplaudido por Pérez Reverte.

      ¿Masculino genérico es igual a feminismo, que lío, no?

      Eliminar
  3. Espero que tu vaticinio de que este desaguisado termine en el TC y/o en el TJUE se cumpla.
    Manda g. y además se publica en el BOE para hacer más ominoso el disparate y agravio/discriminación comparativos. Es como decirnos a través de la publicación oficial del estado: Esto de la igualdad de derechos de ambos géneros en, no sólo materia salarial, queda únicamente para o en los discursos políticos, que ahí está muy guay! "Es que la pela es la pela", después de todo.

    ResponderEliminar
  4. El fondo y la forma pueden ser correctos, pero creo que falla cuando "toca" la realidad.
    Comparar trabajadores de hostelería con futbolistas...lo veo complicado.
    Las cantidades que mueven son tan diferentes que no se pueden ni comparar.
    Es como comparar sueldos de modelos hombres y mujeres, o actores y actrices. Sea injusto o no, se les paga por el dinero que generan. No son trabajadores "corrientes".
    Qué valor añadido difente aporta un hombre o una mujer al "tirar" una caña?
    Y el valor que genera que en un cromo esté la cara de un o una futbolista? Es el mismo?

    Las condiciones de "trabajo" si que deben ser iguales, pero igualar las condiciones económicas lo veo difícil.

    No sé cuántos clubes podrían mantener un presupuesto de un equipo femenino con las condiciones económicas del futbol masculino.
    La solución cuál es? Que no existan esos clubes? Que se subvencione a esos clubes? Que el público pague el mismo dinero por el "merchandising", entradas...?
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón. La ley se tiene que adaptar a la realidad y no al revés, porque si no es dictadura progre.

      Como la realidad es que los hombres tienen más fuerza y se ocupan menos de los críos, la ley tendría que ser que los trabajadores de la construcción hombres cobrarán mucho más que las trabajadoras de la construcción mujeres, porque producen más y no empiezan con mariconadas de llevar al crío al médico y cosas así. ¿El valor que te genera un tío en un andamio es el mismo que una tía?

      ¿Y el ejército? A los soldados profesionales les tenían que pagar muchísimo más que a las soldados profesionales, porque la realidad es que normalmente las colinas y los nidos de ametralladora los conquistan siempre los hombres porque son más valientes y no se quedan embarazados a mitad de una guerra sin pedir permiso. No son trabajadores "corrientes" porque tienen que defender la patria y al rey.

      Eliminar
    2. Una cosa es el sueldo que efectivamente cobren, más el resto de cosas que vienen en el pack (porcentaje de merchandising, etc.) y otra cosa que tengan convenios distintos con diferentes condiciones. Que luego los futbolistas macho tendrán más posibilidades de negociar mejoras que los futbolistas hembra, pues claro, pero no es lo que aquí se discute.

      Eliminar
    3. No he dicho que las mujeres tengan que cobrar menos, o que no puedan hacer los mismos trabajos.

      He dicho que para ciertos trabajos que se salen de lo normal, las condiciones salariales serán diferentes. Pero lo mismo para mujeres que para hombres.

      Y vuelvo a las preguntas finales, cómo se igualaran los sueldos si no generan ni de lejos los mismos ingresos? Desaparecerán los clubes que no lo soporten, igual que los bares y restaurantes?
      Los subvencionamos como si fuera un sector estratégico?
      O los clubes suben precios de entradas, que hasta ahora no se les ha ocurrido?

      Eliminar
    4. Mira que está esto contestado en el primer párrafo del artículo, pero aún así tiene que venir alguien a demostrar que no lo ha leído...

      Eliminar
  5. Pues el convenio, según la noticia, está firmado por UGT, adalid de la igualdad de género, génera y génere (así no se me enafada nadie). Así que habrá algún Voxtrenco, pero quizás no es necesario si con los ofendiditos/tas/tes de UGT es suficiente.
    Hay que aplicar el género en el tema del fútbol, que se les está discriminando a los pobres chicos, futbolistas (ellas), futbolistes (quien le afecte) y futbolistos (ellos);
    ¿Se sabe si después de firmar el convenio los de UGT han trincado algo?, dado su historial de sentencias en la que son declarados culpables (por trinques de diverso tipo y calado). ¿O quizás celebraron la firma del convenio con langostinada?.
    P.d.: no soy de Vox.

    ResponderEliminar
  6. Creo que @Comol ha tocado la realidad. Por más que se lleve el convenio al TC, y se anule, y esto se ejecute (no como lo de las plusvalías, que va el TC y lo anula, y va el TS y dice que sí, que muy bien anulado, pero que no se aplica nunca y a joderse, que para eso somos supremos). Supongamos que esto acaba en una igualación de los convenios. No va a ser por arriba, eso seguro, porque no hay club de fútbol femenino actual que pueda pagar esos salarios. Así que una vez igualado por abajo, tendremos... mujeres cobrando exactamente lo mismo que antes de invocar a la santísima Constitución. Ah, y hombres cobrando menos que antes, porque alguno de esos super privilegiados, que cobran "sólo" el salario mínimo de futbolista profesional de 155k€, resulta que negociando individualmente no lo consigue (anda, como si los convenios y los salarios de convenio fueran una especie de invento rojeras para ponerle un suelo a los salarios, y como si negociar individualmente no fuera siempre la panacea, qué neoliberal que soy).

    Y cuando, a la vista de este resultado, se diga que llevar el convenio en cuestión al TC ha sido un acto de puro ir a joder a los hombres, entonces uno será un machista, misógino, fascista, VOXero, y cualquiera que sea la palabra del día. Pues la verdad es la verdad, la diga Agamenón o su porquero. Cuando la ley no se adapta a la realidad, no es la realidad la que deja de cumplirse.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Afirmar que la intención de las mujeres que quieren los mismos derechos que los hombres es "un acto puro de ir a joder a los hombres" además de ser mentira, sí, hace que el que afirma eso sea un machista y misógino. La verdad es la verdad, la diga quién la diga.

      Eliminar
  7. En resumidas cuentas que con la excusa del feminismo, los empresaurios se la han metido doblada a más de una. Por eso insisten tanto en el lenguaje inclusivo, el mansplanning y todas esas cosas, cuanto más divididos nos tengan mejor para ellos.

    Por cierto, 80k€ salario mínimo de segunda división, mare mía, está claro que a los universitarios y "lisensiaos" nos falta un hervor para reclamar buenos salarios.

    ResponderEliminar
  8. Algunas reflexiones algo desordenadas:

    ¿Qué atrae del deporte? Fuerza, potencia, resistencia, velocidad, rapidez, agilidad, habilidad, tanto físicas como mentales (incluye estrategia, trabajo en equipo en su caso, etc.).

    Ahora vienen las discriminaciones y divisiones: por sexo, edad, “calidad”, ausencia o presencia de discapacidad... Se supone que el mayor rendimiento deportivo en términos absolutos lo dará un varón, de entre 25 y 30 años, con habilidad innata pero que también se machaca entrenando, y sin discapacidad.

    ¿Por qué genera más audiencia y beneficio el deporte masculino que el femenino? ¿O el adulto que el infantil o juvenil? ¿O el de más “calidad” que el de menos “calidad”? ¿El no discapacitado que el discapacitado?

    Las divisiones de edad, peso y “calidad” se saltan en ocasiones y bajo ciertas reglas, pero no es lo habitual. Las de sexo y discapacidad no se saltan nunca, ni siquiera excepcionalmente.

    ¿Un equipo de fútbol femenino hace el mismo trabajo que otro masculino? ¿Un equipo de fútbol sub 21, o incluso sub 18, hace el mismo trabajo que otro “super 21”? ¿Un equipo de fútbol masculino profesional de la “calidad” más baja hace el mismo trabajo que otro de la “calidad” más alta? Sí y no. Sí, porque en todos los casos se juega al fútbol. Y no, porque para que fuese el mismo trabajo tendrían que medir sus fuerzas y habilidades en una competición más o menos igualada (aunque así y todo se podrían producir, como de hecho se producen, victorias/derrotas aplastantes). Hagamos lo siguiente: eliminemos las divisiones de sexo y edad y dejemos solo las divisiones de “calidad”, y que los resultados pongan a cada quien en su sitio.

    Sin embargo, un caso muy curioso es el de los boxeadores hombres. ¿Por qué hay divisiones por peso? Pues porque se supone que, p. ej., un boxeador de 66 kg no tiene mucho que hacer contra otro de 100 kg. Se supone que, siguiendo la lógica del deporte, cuanto mayores peso y potencia, mayor debe de ser el atractivo para el público y mayor la remuneración para los deportistas, ¿no? De hecho, así fue en épocas pasadas. Pero ahora no. Sin entrar en por qué ha decaído la categoría de pesos pesados (sin límite de peso), la cuestión es que una categoría “más débil” la ha reemplazado sin problema (categoría de peso wélter, máx. 66 kg). Es decir, el valor de una división o de un combate de boxeo NO va ligado al poderío físico absoluto de los púgiles, sino que un factor muy importante es la habilidad de los púgiles y que el combate esté igualado.

    ¿La brecha salarial guarda justa proporción con la brecha en el rendimiento deportivo absoluto que resulta de las diferencias biológicas y fisiológicas? ¿Guarda justa proporción con el dinero que genera el espectáculo? Creo que la respuesta a ambas preguntas es negativa, pero la desproporción es mayor en la primera pregunta.

    Preguntas y respuestas de la OIT sobre las empresas, discriminación e igualdad: https://www.ilo.org/empent/areas/business-helpdesk/faqs/WCMS_159778/lang--es/index.htm. Cita: “Toda distinción [o discriminación aceptable] debería determinarse sobre una base objetiva y debería tener en cuenta las capacidades individuales, y no las percepciones de la capacidad de grupos particulares”.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está muy bien eso que dices de rendimiento y calidad, y el mercado ya lo contempla, por eso los jugadores del Real Madrid o FCB ganan mucho mas que los del Villareal o el Celta de Vigo.

      Pero aun así, a todos esos jugadores les regula el mismo convenio, los salarios mínimos.

      Lo que estás diciendo de productividad, etc, en lo que se refiere a este artículo (convenios distintos según el sexo) es como si dijeramos, que hay que hacer un convenio para los camareros en establecimientos de primera linea de playa con un sueldo, y el resto de camareros de la ciudad otro convenio que cobren la mitad porque los restaurantes retirados de la playa no producen lo mismo.

      Lo que dices de las categorías del boxeo, no tiene que ver con convenios colectivos y derechos mínimos, sino con relevancia y derechos máximos (igual que el Barça y el Celta)

      El resumen, es que los del furgol quieren quedar muy bien de cara al sector feminista y esas cosas, con una liga femenina y tal y cual, pero no quieren gastarse los dineros porque no generan lo mismo, y era mucho mas fácil hacer un convenio femenino, que arreglar el convenio del fútbol para que encajasen las futbolistas (bajarle el sueldo mínimo mucho a los jugadores para no tener que pagarle demasiado a las jugadoras) porque los que se iban a poner a malas iban a ser los otros (que si que les pueden hacer perder mucho dinero si se ponen de huelga o cosas así)

      Eliminar
    2. Hablamos de diferencias y discriminaciones basadas en la naturaleza o el tipo de trabajo en sí (cualitativas), no en la cantidad de un mismo trabajo (cuantitativas).

      ¿Por qué el SMI es el mismo para todos los sectores profesionales pero el salario mínimo de cada sector profesional es diferente? Parece aceptable la discriminación salarial si se corresponde con una discriminación cualitativa del trabajo desempeñado (diferentes profesiones o sectores profesionales). Pues si es aceptable discriminar INTERsectorialmente en atención a diferencias cualitativas, ¿por qué no va a ser aceptable discriminar INTRAsectorialmente en atención a diferencias del mismo tipo (cualitativas)?

      ¿Hay diferencias cualitativas entre el trabajo de futbolistas de primera división masculina y femenina? Lo sabríamos si los mezcláramos. “A priori” yo diría que sí las hay. Cosa que no se puede hacer con los camareros o cocineros de alta cocina y “baja cocina” porque la competencia entre estos no es cuantificable en goles o puntos.

      Con el caso del boxeo quería señalar a la importancia de invertir en márketing. El márketing no solo da a conocer un producto o servicio; también cumple un importante papel en moldear e influir en los gustos, preferencias y actitudes del público y, en fin, en dirigir su demanda. Cuanto más se publicite el deporte femenino (o el hockey sobre hierba o lo que sea), tanto más se incrementará la audiencia, relevancia y beneficios.

      Eliminar
    3. Es que el trabajo es exactamente el mismo, jugar al fútbol, que es la misma naturaleza y tipo de trabajo, otra cosa es que produzcas mas o menos y te paguen mas o menos por otras razones, pero que el mínimo sea distinto es discriminatorio.

      En lo que se refiere al SMI, y los minimos por convenio, es lo mismo, el SMI es un mínimo que se ha marcado para cualquier cosa, otra cosa es la negociación colectiva (cuyos sueldos son bastante cortitos en general) han negociado sindicatos y empresarios unos minimos mayores, precisamente porque para cada puesto se exigen unas competencias distintas que se valoran, pero no se imponen sueldos, solo se imponen mínimos.

      ¿Hay diferencias cualitativas entre futbolistos y futbolistas? a priori yo diría que el trabajo es el mismo, por lo que el mínimo (en mi humilde opinion) debería ser el mismo.

      Lo que dices del boxeo, a parte de no tener nada que ver porque no hablas de mínimos en ningún momento, lo que se ha impuesto no es el marketing, es la realidad. Concretamente la realidad de que poner a un mostrenco de 120kg contra un tirillas de 60 y que este último durara los dos primeros guantazos no era divertido, y no generaba negocio, y cuando pones a pegarse gente en condiciones similares se valora la técnica, que es lo que puede marcar la diferencia. O lo que es lo mismo, al contrario de tu opinión de que el mercado ha dirigido al público, es todo lo contrario, los gustos del publico han condicionado el mercado, por lo que, desde mi punto de vista no es un buen ejemplo si es eso lo que querías expresar.

      En el contexto de deporte femenino o deportes minoritarios, el marketing es importante, pero es evidente que la industria no está interesada en un producto que el publico demanda, porque quieren tener primero los beneficios y después invertir, y todos sabemos que eso no funciona así. Pero incluso esto, no tiene que ver con la discriminación de convenios.

      Eliminar
    4. El año pasado se suscitó este debate y polémica en Estados Unidos cuando la selección nacional femenina de fútbol se proclamó campeona de la Copa Mundial Femenina de Fútbol de la FIFA. Ellas ganaron MUCHO menos por quedar campeonas que lo que habrían ganado sus homólogos hombres por quedar eliminados en octavos de final, e incluso menos que lo que habrían ganado estos por quedar eliminados en primera fase.

      Me gusta cómo explicó o justificó esa brecha salarial este artículo (traducción automática del inglés). Se justifica la existencia de una brecha sin especificar su abertura, que no es lo mismo que justificar la brecha tan grande que existe en la actualidad.

      En cuanto al boxeo, en el siglo XX las estrellas del boxeo y los combates más cotizados fueron entre pesos pesados. El auge de esa división declinó más o menos con el cambio de siglo, y una división “más débil” en términos absolutos la reemplazó en popularidad. Los gustos del público cambiaron.

      Eliminar
    5. Ayer 18 de septiembre se celebró el primer Día Internacional de la Igualdad Salarial. ¿Que está bien visibilizar y concienciar del problema? ¡Sí! ¿Que estaría mal si todo se quedase ahí, en propaganda, márketing y postureo? ¡También!

      Páginas divulgativas sobre la igualdad salarial de género:

      “Qué se entiende por igualdad salarial”, página de la Coalición Internacional para la Igualdad Salarial (EPIC, por sus siglas en inglés). La EPIC es una coalición de la OIT, ONU Mujeres y la OCDE.

      “Luchar contra la discriminación sexual a través de la igualdad salarial”, página de la OIT que presenta la información en un formato ameno.

      Eliminar
  9. Pues con este artículo se me generan bastantes dudas y discrepancias, sinceramente.

    En primer lugar, ¿los y las futbolistas son trabajadores y trabajadoras por cuenta ajena, o tienen contratos mercantiles al margen del derecho laboral?

    En segundo lugar, si son trabajadoras como el resto, ¿por qué tienen un salario mínimo a parte y mayor que el que atañe a todos los trabajadores por cuenta ajena? Si se está reconociendo en virtud de su actividad, también hay que reconocer que dicha actividad genera menos ingresos que la masculina.

    En tercer lugar, ¿es discriminación por razón X las diferencias de caché entre jugadores de la misma plantilla? ¿Por qué si se reconoce a un jugador estrella su capacidad de generación económica sobre un compañero, no se puede reconocer que el fútbol masculino genera más actividad e ingresos que el femenino?

    En cuarto lugar, ¿por qué se denuncia esta diferencia entre convenios, pero no se denuncia que un recepcionista en Murcia cobre mucho menos por convenio que un recepcionista en Canarias también por convenio? O dicho de otro modo, ¿por qué se permite que haya dos trabajadores con las mismas características, ejerciendo la misma actividad profesional, con sueldos dispares por razón geográfica? Imagino que será por razones de actividad económica.

    Si la plantilla de un equipo de 1ª división fuera mixta, entendería la igualdad de salarios (al menos los mínimos, cache aparte), pero dadas las diferencias económicas entre sectores, me parece desproporcionado igualar salarios una vez que ya estamos situados por encima del SMI.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si soy la mejor persona para aclararte esto, pero ahí va mi opinión.

      Hasta donde yo sé, son trabajadores del club, y por eso se pusieron muy cabezones para que hubiera convenio de futbolistas profesionales hace tiempo (con huelgas convocadas y todo hace años en primera).

      A lo mejor Messi se puede permitir un contrato mercantil, pero miguelito del elche, no tiene ni puta idea de legislación para negociar, ni un puto duro para asesores para negociar, ni caché para negociar, por lo que antes del convenio había jugadores de primera que cobraban 25.000.000€ y había jugadores de primera que cobraban 13.000€.

      Para el segundo punto, no se esta hablando del SMI, se está hablando del SM según un convenio, para unos profesionales concretos. Revisate cualquier convenio, y verás que no hay que hay minimos para cada categoría de cada convenio, que casualmente (salvo en convenios obsoletos) son siempre superiores al SMI, por lo que es lógico que para los futbolistas también.

      Para el tercer punto, sería discriminación si legalmente tuviera menos derecho a sueldo el portero que el delantero, distinto es que el portero si es mejor o peor pueda negociar un x por encima del sueldo mínimo y el delantero pueda negociar hasta 10x.

      Para el cuarto punto, me parece bastante ilógico que esto se produzca, pero la discriminación no es en función del sexo, sino de la región, y ahí hay una negociación colectiva estatal, que es igual para ambos recepcionistas y una provincial que a lo largo de los años, los canarios (según tu ejemplo, que no sé si es verdad) han conseguido mejorar mas que los murcianos. Y esas diferencias tienen bastante mas que ver con diferentes costes de vida por regiones (si comparas las tablas salariales de cualquier convenio provincial con el mismo convenio de Madrid, en la mayoría de los casos serán mayores los salarios de este último).

      Solo es mi opinión, pero es la mejor que tengo

      Eliminar
  10. ? Entonces también hay discriminación si en un equipo de mujeres no juegan hombres o si en uno de hombres no juegan mujeres? Porque yo, en la empresas veo que hombres y mujeres están mezclados. ? Por qué no se mezclan también en el deporte profesional cuando compiten por equipos?
    A ver si lo que está pasando aquí es que a fuerza de igualar, estamos queriendo igualar lo que no es igual.

    ResponderEliminar
  11. Es cierto que existe una discriminación por razón de sexo, salarios mínimos diferentes haciendo el mismo trabajo y justificados únicamente en el sexo. Otra cuestión es la realidad económica de los clubes femeninos y cuántos van a poder mantener plantillas enteras a salarios mínimos de 170.000€, pocos o ninguno, vamos que se arrasa la competición y pasaremos de una liga de 20 a un torneo triangular de Barça, R. Madrid y ATM. Se podría celebrar en agosto en el parón veraniego para que no compita en share con la La Liga.

    ResponderEliminar