• Servicio profesional de consultas laborales privadas sin mencionar la empresa implicada.
  • Suscríbete gratis y recibirás los nuevos artículos por email y/o Twitter.
  • Todos los artículos de Laboro son 100% originales. Ni se copia contenido ni se imita el nombre.

  • 19 septiembre 2019

    La empresa no puede cambiarte de contrato sin consecuencias legales.




    Cuántas veces se oye decir a un trabajador algo así como que "mi empresa me ha cambiado de contrato", pero sin que el trabajador lo firme. Sencillamente eso no se puede hacer. Mejor dicho: hacerlo tiene unas consecuencias legales totalmente diferentes a las que pretende la empresa y favorables para el trabajador. No estamos hablando de modificar el contrato vigente sino de finalizar dicho contrato vigente e iniciar uno nuevo y todo ello sin que el trabajador firme nada. Por supuesto, esta idea es perpetrada por una "asesoría Pepe". Es de simple sentido común que un contrato es un pacto entre dos partes, por lo que es materialmente imposible que una empresa inicie unilateralmente un contrato de trabajo que vincule al trabajador. La jugada podría ser como la siguiente:

    • Paco el del taller contrata a Porfirio el mecánico. Su contrato temporal se lo hace una "asesoría Pepe" con alguna cláusula de temporalidad ridícula, inventada y totalmente nula que produce que el contrato sea equivalente a indefinido desde el primer día.
    • De vez en cuando, a Porfirio le cambian de contrato, por diversas razones. Porque "se le acaba" el contrato temporal que tiene en ese momento y quieren hacerle uno nuevo de otro tipo porque dicen que "ya no se puede" hacer otro igual. Porque una trabajadora se ha quedado embarazada y hay que aprovecharlo para hacerle un contrato de interinidad a Porfirio para ahorrarse las cotizaciones. Por razones similares cuando otro trabajador se jubila parcialmente. Porque Porfirio ha empezado una reducción voluntaria y según la "asesoría Pepe" para eso hay que hacer otro contrato. O por cualquier otra razón absurda, pero el caso es que comunican una baja y una nueva alta de Porfirio a la SS y un nuevo contrato al SEPE, pero sin que Porfirio firme nada y por supuesto sin pagarle indemnización por el fin del contrato temporal anterior. A veces, Porfirio ni siquiera firma tampoco su primer contrato, hecho que rozaría o superaría el tope imaginable de incompetencia profesional. A veces, incluso cambian de contrato a Porfirio sin decírselo a Porfirio y este se entera cuando recibe un mensaje de aviso de la SS comunicándole el movimiento o cuando recibe un informe de vida laboral de la SS con una lista de contratos de los que solo ha firmado uno o ninguno.
    • Cierto día, la "asesoría Pepe" le dice a Paco el del taller que ya no le pueden hacer más contratos a Porfirio, como si fuera verdad que alguien se lo fuera a impedir en el SEPE o en la SS. Que ya han gastado todos, por así decirlo, y que o bien lo echa al acabar el último contrato o bien lo hace "fijo". Entonces Paco el del taller decide entre ambas opciones, porque se cree que lo que dice su "asesoría Pepe" es verdad porque son muy listos y tienen mucha experiencia.

    Si el asunto acabara con Porfirio como mecánico "fijo", digamos que no tendría mayor problema. Porfirio estaría tan feliz y Paco quizá estaría orgulloso de haber salvado a una familia de la bancarrota y de ser un empresario que levanta España y la salva de los podemitas o algo así. Por supuesto, ninguno de los dos tendrían ni idea de que en realidad Porfirio seguramente ya era indefinido a efectos legales desde el primer día o al menos llegó a serlo un tiempo después, por lo que no habría ganado nada firmando el nuevo contrato indefinido. Habrían sido inútiles casi todos, por no decir todos, esos cambios de contrato, altas y bajas. Aunque quizá hacer todos esos movimientos pueda servirle a la "asesoría Pepe" para justificar la necesidad de sus servicios y lo que cobre por ellos.

    El pleito podría surgir cuando sí que echaran a Porfirio, porque esa asesoría Pepe habría obviado que todos los contratos son indefinidos y a jornada completa por defecto. Finalizar un contrato e iniciar otro sin que el trabajador lo firme es iniciar un contrato indefinido a jornada completa, salvo prueba en contrario que le correspondería a la empresa. Por lo que en todos y cada uno de esos cambios de contrato que el trabajador no firmó, este trabajador se podría haber convertido en indefinido. Si es que no hubiera sido indefinido desde el primer día gracias a un contrato temporal en fraude. Digamos que un contrato temporal bien hecho se transforma en indefinido gracias a otro temporal mal hecho posterior. Pero incluso aunque todos los contratos temporales estuvieran bien hechos e incluso aunque el trabajador los hubiera firmado todos, gracias a haber tenido tantos contratos podría haber llegado a los 24 meses de contratación en un periodo de 30, con lo que también se habría convertido en indefinido. En resumen, se supone que todos esos cambios de contrato tenían como único objetivo que Porfirio no llegara a ser indefinido, pero conseguirían precisamente todo lo contrario. Un brindis por las "asesorías Pepe" y gracias por facilitar tanto el trabajo a quienes se dedican al asesoramiento de trabajadores.

    Entonces resultaría que Porfirio podría presentar demanda de impugnación de despido si le echaran al acabar "el último" contrato, porque esa finalización de contrato temporal en realidad habría sido un despido. Despido que sería improcedente, por lo que Paco el del taller tendría que readmitir a Porfirio pagándole y cotizando sus salarios de tramitación o bien tendría que pagarle la indemnización de despido improcedente. Por supuesto, si Porfirio no demandara, se tendría que conformar con lo que le hubieran pagado, con cobrar el paro y con ver el fútbol en el bar, que es lo importante y lo que hace todo el mundo.

    En cambio, supongamos que se hubieran hecho las cosas bien desde el principio, es decir contrato indefinido desde el primer día. En ese caso, Paco habría podido despedir a Porfirio cuando lo hubiera necesitado de verdad mediante un despido objetivo, más barato que el improcedente. Además se habría ahorrado cotizaciones e incluso podría haber tenido derecho a alguna bonificación por contratación indefinida. Brillantísimo servicio el de las "asesorías Pepe".

    Artículos relacionados:

    Tienes a tu disposición el servicio profesional de consultas laborales privadas solo para trabajadores sin necesidad de decir en qué empresa trabajas y el libro "Tus Derechos en el Trabajo" (publicado y a la venta por la editorial Lulu). En Laboro se publican regularmente artículos sobre derechos de los trabajadores y puedes suscribirte gratis para recibirlos por email. En el menú principal al principio de la página tienes un listado de artículos ordenados por tema. Al final y al principio de este artículo tienes botones para compartirlo en las redes sociales.

    Todos los artículos pubicados en Laboro son 100% originales. Ni se copia contenido ni se imita el nombre.

    10 comentarios:

    1. A mí, la lista de mi exjefa, tras ampliar el negocio y cargarse de gastos extra, me dijo que “había” que cambiarme el contrato, que era indefinido y a jornada completa, por otro a jornada parcial, pero con el mismo horario (mi superpadefoleluxecompañera tenía uno de 39 horas, especialidad de la casa) ya que nunca hacías menos de 50. Ah, y cobrando “lo mismo”, dicho así de palabra.
      Le dije que no, y que en caso de sí, tendría que liquidarme el anterior, a lo que respondió que no, pues quería que conservara la “antigüedad”, invent de la casa (además, en el comercio no se cobra antigüedad).
      Total, que llegó a encararse, enfadadísima, preguntando con los ojos inyectados en salmorejo, “qué más daba un contrato parcial que a jornada completa”. Le dije que no iba a perder mi tiempo ni en contestar ni en firmar otro contrato.
      Tras un acoso de libro y hasta el truquito de hacerme luz de gas, provocó una discusión en la que me obligaba al nuevo contrato o me echaba. Vi la luz, y decidí cerrar la puerta por fuera. La muy tonta creía que echarme muy, muy enfadada la legitimaba para justificar un despido disciplinario, que le salió rana de las verdes en cuanto denuncié el asunto.
      Lastimica no haberos conocido de aquella para grabar su coacción y sacarle más. Aunque la indemnización me supo a chocolate con frambuesas, viniendo de una rata como aquella.

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Lo mismo me pasó con un rata ,llevaba 9 meses enteros llorando que no hay dinero ,pero se pagó una bici que costó 2600 , y un curso de como se cortan los arboles japoneses por 5000 euros , me dé cuenta que era un rata , y que había dinero , precisamente por un contrato fraudulento y yo también estaba harto de él.cuando vi que se pasaba con su chulería le dé un jaque mate .le saqué lo que no le sacaron en 13 años , yo lo hice en 9 meses.

        Eliminar
    2. La verdad es que tiene hasta guasa cuando resulta que todos los tejemanejes que hacen los empresarios ni siquiera les benefician a ellos. Porque tanto contrato e inscripción en la SS arriba y abajo seguro que se los cobra su asesoría puntualmente, y al final haciendo las cosas bien se hubieran ahorrado un pastizal en gestoría, y encima les hubieran caído bonificaciones.

      Nivelazo de país tenemos, oiga.

      ResponderEliminar
    3. Yo soy Porfiria, en mi caso nunca firme contrato (fin de obra desde el principio) y sufrí una sería de modificaciones de las cuales fui conocedora por los mensajes del INSS. Harta denunció en inspección a la cual se la pelo, así que aburrida demandó, evidentemente ganó y con la sentencia en firme el empresaurio ha de hacerme fija pero como no le tocan el bolsillo se la sopla y me veo obligada a pedir en el juzgado que la cumpla, me convierto en indefinida con un porcentaje de jornada irreal y absurda, se vuelve a pedir al juez que la cumpla correctamente pena de sanción por día que no se corrija, justa en el límite de ser sancionado corrige la jornada pero como le parece pues tengo reducción por guarda legal que ni así lo ha comunicado al INSS y todavía sigo viéndolas venir...pues otra vez al juez para decir lo que hay, otra vez a gastarme el sueldo con abogados y mientras él pues...ancha es Castilla.
      Y por otro lado, a ver si alguien sabe si cuando nadie tiene jornada completa y queda una vacante libre (4 horas semanales x ej) el empresaurio ha de ofrecer esas horas primero a los empleados para completar su jornada o es libre de contratar a alguien nuevo?

      ResponderEliminar
    4. Realmente estos casos tan abundantes de cambios de contrato no deja de cabrearnos y tristemente seguirán siendo muy habituales porque poca información tiene el trabajador por norma general aunque gracias a este blog y a sus autores, los que lo leemos vamos saliendo de nuestra ignorancia y padefismo
      Sin embargo también es muy preocupante el tema de la modificación sustancial de las condiciones de trabajo que ya era mala antes de la reforma del pp pero que con ésta se empeoró. Y ello es así porque te pueden cambiar las condiciones pactadas en contrato unilateralmente con lo que si las tenías buenas te las pueden empeorar.

      ResponderEliminar
    5. Nunca firmé un contrato. Fijo desde el primer día. Nóminas mes a mes: fijo más variable. 25 años en la empresa. LLegó la crisis y sobretodo, la reforma laboral, y la empresa "simuló" problemas de contratación, ERE y suspensión de pagos. Con tan buena "suerte" que una segunda empresa del jefe (con un empleado puesto al efecto como administrador "temporalmente" hasta terminar el proceso) compra la unidad productiva de la primera. El negocio sigue sin solución de continuidad, todos los días sin interrupción como si no pasara nada. No sé los enlaces sindicales, pero el resto de los empleados no firmamos nada. Solo sé que de un mes al siguiente desaparece el 45% del sueldo fijo y el 100% del variable y hasta ahora. ¿esto es una modificación del contrato o tiene otro nombre?

      ResponderEliminar
    6. Un 45% de empresaurios lo son porque no encontrarían, por su falta de preparación, trabajo por cuenta ajena, contratan a las asesorías Pepe para que les hagan ganar dinero, a costa de incumplir derechos laborales con los trabajadores contratados. Hay que informarse bien, para que no les salgan baratos los incumplimientos de legislación.

      ResponderEliminar
    7. lo mejor que me ha pasado en mis 29 años es conocer a vuestro blog,gracias por difundir este conocimiento que conoce poca gente.

      ResponderEliminar
    8. Resumen del artículo: Los empresaurios españistanos son los padefos de las Asesorías Pepe.

      Si es que los trabajadores cuando demandamos les hacemos un favor, les ayudamos a ellos a identificar ese tipo de asesorías XD. Por solidaridad para con los empresaurios, curritos todos, demandad!

      ResponderEliminar
    9. Me río yo de las consecuencias penales para el empresaurio por hacer modificaciones contractuales unilateralmente, solo se que mientras a mi me han tocado el bolsillo por demandar, la empresa sigue de rositas porque no le han tocado el suyo. A mi me cuesta dinero el ir a trabajar porque el empresaurio no me tiene el contrato como es debido!! Ja!!

      ResponderEliminar

    NO SE CONTESTAN las consultas laborales particulares en los comentarios. Dichas consultas son un servicio profesional de pago y se hacen mediante el formulario de consulta laboral privada. Los auténticos comentarios siguen unas normas aconsejables. Puedes gestionar tus comentarios si tienes una cuenta en Google.