23 junio 2022

.

Cuéntanos cómo quemaste o quemaron tu empresa.

Esta noche es la noche de San Juan. Noche de hogueras y de verbena. Pues hoy vamos a hablar en Laboro de cómo "quemaste" o "quemaron" esa empresa en la que trabajabas tú o alguien que tú conocieras. Es decir, cómo se fue al garete la empresa y por qué razón. Mejor dicho, vais a hablar los laboreros, que para eso está esta sección "cuenta tu caso". En esta ocasión, en plan lectura veraniega para entretenernos un rato al empezar el veranito.

¿Quién "quemó" la empresa? ¿Fuiste tú, maldito revolucionario sindicatoso? ¿Fue la Inspección de Trabajo? ¿Fue un sindicato que no supo comportarse? ¿Fue el propio empresario, con su infinita sabiduría fruto de ser quien ponía el dinero? ¿Fue el encargao, en su infinita sabiduría fruto de llevar 20 años haciendo lo mismo tras otros 10 poniendo el culo? ¿Fue el hijo del jefe, en su infinita sabiduría fruto de… fruto de…? ¿Fue la competencia? ¿Fueron los sociocomunistas poniendo leyes que no le dejaron a tu jefe pagarte lo que quisiera y despedirte gratis cuando le viniera bien? ¿La "quemaron" a posta para "construir" después en el mismo "terreno"?

¿Cómo fue la "hoguera"? ¿Bonita o desagradable? ¿Te daba el humo o te pusiste al resguardo del viento? ¿La apagó alguien o se apagó sola tras agotar el "combustible"? ¿Duró mucho? ¿Hubo restos aprovechables? ¿Saltaste por encima de la "hoguera" para chulearte? Cuéntalo todo en los comentarios de este artículo.

Puedes suscribirte gratis para recibir por email los nuevos artículos que se publiquen sobre derechos de los trabajadores. Proporcionamos servcios profesionales de consultas laborales privadas y de redacción de denuncias ante Inspección de Trabajo, sin necesidad de decir en qué empresa trabajas. Dispones del libro "Tus Derechos en el Trabajo", de otros libros y modelos y de la recopilación gratuita de "conocimientos básicos" para aprender a defenderte tú solo, sin obligación de pagar abogado.

Todos los artículos pubicados en Laboro son 100% originales. Son otros los que copian contenido e imitan el nombre.

7 comentarios:

NO SE CONTESTAN las consultas laborales en los comentarios. Dichas consultas son un servicio profesional de pago y se hacen mediante el formulario de consulta laboral privada. Los auténticos comentarios siguen unas normas aconsejables. Puedes gestionar tus comentarios si tienes una cuenta en Google.

  1. Tuve un jefe, recien salido de una prestigiosisima escuela de negocios, que quemo una fabrica perfectamente viable porque hacia las previsiones de venta con unas tecnicas infalibles que sabia él y no las rectificaba a pesar de que desde el director de produccion hasta el ultimo carretillero le avisaron de que no se estaban cumpliendo. A demas se trajo a un figura al departamento de compras que no solo seguia ciegamente sus previsiones absurdas sino que ademas compro un monton de materia prima mucho mas cara de lo normal. Arruinaron la empresa simplemente por pensar que eran mas listos que los demas.

    ResponderEliminar
  2. Después de un año llevando el departamento laboral, con un contrato de auxiliar administrativo, haciendo más horas que Perry y cobrando aún menos de lo que firmaba en mi nómina...mi compañera de fiscal y yo decidimos ponernos como autónomas y llevarnos a la mayoría de clientes. Nos piramos sin previo aviso y justo el día que nos ingresaron la nómina sabiendo que la jefa no tenía ni idea de que nos podía reclamar la quincena porque su negocio era heredado y solo iba allí a aparentar y recoger documentación para entregar a clientes como si lo hubiera hecho ella. Antes, por supuesto, borré del PC todo lo que le podía ser de utilidad como modelos de cartas, resúmenes de legislación, hojas de excel con fórmulas de cálculo...y me llevé algunos libros como pago en especie. Una inspección no habría hecho tanta pupita.

    ResponderEliminar
  3. Estuve en una empresa de venta y reparación de equipos informáticos durante 14 años, no iba mal la cosa, no se cobraba mucho, pero se podía ir tirando. Éramos como una familia. Mi ex-jefe decidió vender un porcentaje superior al 50% a un grupo de empresas también del mismo ramo, se fueron controlando de que no se hicieran mas horas de las debidas, los sueldos iguales, no echaron a gente, hasta ahí todo bien, pero de pronto empezaron a pagarnos más tarde el sueldo, luego a los pocos meses empezaron a debernos el mes anterior, tras muchas reuniones, decidieron ir poniéndose al día, pero eso nunca pasó, poco a poco la empresa empezó a perder personal de alta capacitación y llegado el día, yo también decidí irme a uno de nuestros grandes clientes, literalmente se lo quité y empecé yo a trabajar como técnico en plantilla para nuestro cliente. A los pocos meses de irme otra empresa compró el grupo completo y en pocos meses de mi huida la empresa matriz quebró y se fue todo el grupo al garete, la pena fue por mis antiguos compañeros y amigos que tuvieron que lidiar durante muchos años con juicios para poder cobrar lo que les debían, además de haberse quedado en paro. Yo tuve visión de que no había futuro en esa empresa y me quite de en medio a tiempo, además de que les quité un gran cliente, en el que aun sigo trabajando y llevo ya más de 12 años.

    ResponderEliminar
  4. En la primera empresa que trabaje era la típica consultora que funcionaba a base de contactos y quemar juniors recién salidos de la escuela.

    Lo único diferente al clima actual era que era una ingeniería dedicada a la construcción, y que por aquellos entonces las constructoras no solían subcontratar esos servicios porque sabían perfectamente que les salía mucho mas barato en la mayoría de los casos contratar directamente salvo contadísimas excepciones. Aunque lo de que te trataran como basura, te alojaran en el cuchitril mas barato que hubiera, o que solo se acordaran de ti para que pasaras los partes y poder facturar, era igual que cualquier charcutera tic de medio pelo.

    Estoy hablando de 2003, en plena burbuja inmobiliaria, por lo que cuando cualquier junior que salía de la escuela, conseguía una experiencia mínima (6-12 meses) se podía ir a cualquier otra consultora o constructora fácilmente doblando el sueldo de miseria que se pagaba en esa empresa.

    Solo por esta razón, en la mayoría de contratos, los curritos duraban normalmente menos que las obras, dejando tirado el proyecto (a rescatar por otro polluelo recién salido de la escuela que tenía que empezar de cero), con la consiguiente perdida de calidad, prestigio y contactos(que era una de las claves del negocio), que iban mermando poco a poco.

    A todo esto hay que sumarle que, aunque nosotros cobráramos una miseria, la factura al cliente era normalmente astronómica, por lo que sin contactos a los que untar era difícil entrar en ningún proyecto nuevo, y al contacto que dejabas tirado a media obra se lo pensaba muy mucho para volver a llamarte en la siguiente.

    Por todo esto, en pleno 2003 y saliendo obras como champiñones en toda España, esa "gran" empresa iba perdiendo obras poco a poco. Hasta el momento en el que me fui, que estábamos "produciendo" únicamente dos curritos en la última obra que les quedaba, para mantener toda la estructura de la empresa, director, financiero, comerciales....

    Total que con lo que metíamos 2 había que sacar el sueldo para esos 2, para materiales, oficina, gastos fijos, etc. y además el sueldo de otras 8 personas que no habían sido capaces ni de captar, ni de conservar absolutamente ningún cliente en al menos el último año. Y claro, así no salen las cuentas.

    La conclusión es que tras 9 meses en esa empresa, yo encontré otro trabajo en el que mejoraban abismalmente todas mis condiciones, y a los 15 días cuando fui a firmar el finiquito, a mi compañero le dieron carta de despido porque no sabían que hacer con el en lo que terminaban de liquidar la empresa.

    Creo que el iluminado ahora tiene una plantación de cerezas en Valencia o algo así que es lo que pudo salvar de todas las denuncias y reclamaciones de exempleados, clientes y proveedores tras la chapucera liquidación de su emporio.

    ResponderEliminar
  5. Como cargo electo en un ayuntamiento, en 2017 denuncié los hechos que ahora se enjuician vía una querella criminal. La posterior expulsión de mi partido también se enjuicia por lo civil, por presunta violación del derecho fundamental de libertad de expresión, suspendido a sugerencia de su Señoría hasta que haya sentencia por lo penal. El tema curioso es que aunque dos de los presuntos delicuentes se volvieron a presentar a las siguientes municipales a pesar de estar investigados por delitos contra las personas por coacciones y/o amenazas, ya no tuvieron representación, la gente les dió la espalda. https://www.publico.es/politica/albert-comellas-alertador-corrupcion-no-denunciaba-me-convertia-encubridor.html?utm_term=Autofeed&utm_campaign=Publico&utm_medium=social&utm_source=Twitter

    ResponderEliminar
  6. Administración pública.
    En mi caso personal laboral de la UNED, un caso más de privatizaciones sistemáticas de empresas públicas. Los servicios que prestamos se vienen empeorando, a base de de duplicar los, con sobre costes inasumibles y que diseñan mandatarios rectores, de la esfera del PSOE, elegidos por doctos profesores del ppsoe, que mandato tras mandato, socava y desprestigia los servicios públicos esenciales, para que hagan negocio los de siempre.

    ResponderEliminar