• Servicio profesional de consultas laborales privadas sin mencionar la empresa implicada.
  • Suscríbete gratis y recibirás los nuevos artículos por email y/o Twitter.
  • Todos los artículos de Laboro son 100% originales. Ni se copia contenido ni se imita el nombre.

  • 25 mayo 2020

    Qué es realmente una reforma laboral y cómo se "deroga".




    El jueves tuvimos la noticia "bomba" (gol de Iniesta) de que el PSOE ha pactado derogar íntegramente la reforma laboral de 2012 del PP. A las pocas horas dijeron que no hay que exagerar y que solo derogarán sus aspectos más lesivos. Pero no vamos a hablar de que si todo o que si algo, sino de qué es realmente una reforma laboral y qué es una derogación, porque es en el fundamento de todo donde os quieren vender la moto

    Empezando por el principio, desde el punto de visto técnico legislativo ni siquiera existe eso que se suele llamar "reforma laboral". Lo que todo trabajador debería saber, pero no sabrá ni la mitad, es que prácticamente todos los elementos de las relaciones laborales se regulan en una Ley que se llama "Estatuto de los Trabajadores" (ET). Hay otras leyes menores que regulan otros aspectos, pero la principal es el ET. El ET es lo que podríamos llamar "la biblia" de los trabajadores.

    Es "la biblia" porque en el ET está todo aunque sea mentira. El ET empieza, en su art.1, diciendo lo que es una relación laboral y es a partir de ahí como los falsos autónomos pueden ganar las demandas contra las empresas alegando que en realidad son trabajadores, es decir que en realidad tienen una relación laboral y que no son autónomos haciendo lo que quieren y facturando como quieren.

    El ET continúa diciendo cómo empieza la relación laboral, que digamos que son los tipos de contrato. O sea que también es el ET el que dice no solo que hay contratos formativos, temporales, indefinidos, a jornada completa/parcial, etc. sino que también dice cuándo corresponde usar un tipo de contrato u otro. Las empresas no pueden escoger el tipo de contrato que más les guste sino el que toque según lo que vaya a hacer el trabajador, resumiendo mucho. Es por eso que la mayoría de trabajadores temporales podrían conseguir ser declarados indefinidos o que les pagaran indemnización de despido improcedente como si siempre hubieran sido indefinidos, pero haría falta que demandaran y eso les quitaría tiempo para las cañas y ver la tele.

    De momento el ET ya te ha dicho lo que es una relación laboral y cómo se hace el contrato. Pero el ET también dice cómo trascurrirá esa relación laboral: la categoría, los salarios, la jornada, los horarios, los descansos, las vacaciones, las modificaciones de varios tipos, las suspensiones, las faltas y sanciones... Es también en el ET donde se regulan las formas de extinción de la relación laboral: el periodo de prueba, la dimisión, el fin de contrato temporal, el despido de varios tipos...

    O sea que en el ET está el "antes" (contrato), el "durante" (sueldo, horarios) y el "después" (irse o que te echen). Todo ello con múltiples combinaciones distintas. Pero además es también en el ET donde dice qué es un convenio colectivo, quién puede firmarlo, qué regula e incluso algunos aspectos (no todos) de las famosas elecciones sindicales.

    Lo que no está en el ET son los temas del paro, subsidio, jubilación, etc. etc. porque aunque sean derechos que en muchos casos están pensados para los trabajadores, en realidad no son derechos laborales sino derechos sociales. También afectan a otras personas que no son trabajadores por cuenta ajena sino empresarios e incluso a gente que no ha trabajado nunca.

    Una reforma laboral es simplemente un texto legislativo que modifica el Estatuto de los Trabajadores. Su redacción es bien sencilla: "El apartado X del artículo Y del Texto Refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, queda redactado como sigue: ......................" Algo así como una "fe de erratas" de un libro. Donde dice tal debe decir cual. Donde decía no sé qué ahora va a decir no sé cuál. O sea que una reforma laboral por sí misma no sirve para nada. No existe algo así como la ley de la reforma laboral del PP de 2012 ni la ley de la reforma laboral del PSOE de 2010 sino que existen unas leyes o decretos que podríamos llamar "menores" que lo que hicieron fue reformar la ley "mayor" que es el ET. La ley que regula el trabajo siempre es el ET, por lo que lo único que hay que hacer en casi todos los casos es mirar la última versión actualizada del ET. De hecho, el ET ha tenido 3 versiones principales por así decirlo, la de 1980, la de 1995 y la actual de 2015. Todas ellas se han reformado múltiples veces. Por ejemplo la de 1995 se reformó más de 30 veces y la actual anda por las 10. Lo que pasa es que la de 2012 del PP fue muy importante por dos razones: porque lo cambió todo, al cambiar el antes, el durante y el después y sobre todo porque lo cambió todo a peor, aumentando en vez de disminuir el desequilibrio natural que existe en la relación laboral a favor del empresario.

    Un ejemplo que mucha gente entenderá, porque por algo tenéis ordenador y móvil y estáis leyendo esto en una pantalla. Los parches, actualizaciones, complementos, plugins y demás parentela funcionan modificando un sistema o una aplicación. La actualización por sí sola no sirve, porque obviamente es necesario que tengas el sistema o la aplicación a actualizar. Una vez instalada la actualización, tú sigues usando el sistema o aplicación y la actualización ya no te hace falta. Pues las "reformas laborales" funcionan igual. Por ejemplo, la reforma laboral de 2012 del PP fue un real decreto ley de febrero de 2012 (actualización) que cambió el ET (aplicación), por lo que después de "instalada" ya no hacía falta volver a leer ese decreto de 2012 sino que basta con leer el ET. Otra forma de entenderlo es como la reforma del baño. Primero tienes que tener el baño y luego lo reformas cambiando los sanitarios, el alicatado, la ducha o lo que quieras. Es decir que una reforma de baño no existe por sí sola. Tú no puedes ir a una tienda a comprarte una reforma de baño, por la misma razón por la que una reforma laboral tampoco existe por sí sola.

    Todo este "rollo" quiere decir que sencillamente tampoco existe eso de derogar reformas laborales. Ni íntegras ni solo la puntita. Lo que se podría hacer es una nueva reforma laboral, es decir una nueva ley o decreto ley, que dejara el ET de nuevo como estaba. Por tanto, puede haber dos razones principales por las que alguien diga "derogar la reforma laboral": para que la gente normal lo entienda o bien por no tener ni putííísima idea de lo que habla.

    Es un cuento y/o no tener ni putííísima idea de lo que se habla el decir que no se puede derogar íntegramente la reforma laboral porque entonces te quedas sin ley laboral o sin derechos de los trabajadores 😂😂😂. Eso se ha dicho en los medios "informativos" la semana pasada. O sea que dicen que no se puede derogar íntegramente la última reforma del baño porque entonces te quedas sin baño, que abres la puerta y ves la nada como Atreyu cuando se iba por ahí a buscar gente rara. Que cada cual interprete si quien lo dice toma a todos los españoles por tontos del culo o bien sus conocimientos en materia de estructura legislativa de Pocoyó están en la nada que perseguía a Atreyu.

    También es un cuento para niños idiotas decir que no hace falta derogar la reforma laboral porque van a hacer un nuevo Estatuto de los Trabajadores del siglo XXI, que mola muchísimo. Si has leído y comprendido todo lo anterior verás que es exactamente lo mismo hacer una reforma laboral, que es modificar el ET actual, que hacer un nuevo ET, que es también modificar el ET actual. Es como si el de reformas Corrochano te dijera que él cobra más caro y mola más porque no te reforma el baño sino que te hace un baño nuevo en el mismo sitio que el de antes y sirviendo para lo mismo.

    Por tanto, llegamos a la conclusión de que obviamente se puede derogar la reforma laboral del PP enterita y además de un día para otro exactamente de la misma forma en la que se hizo: mediante un real decreto ley del Gobierno. Un decreto que sencillamente diría otra vez lo de siempre: "el art.X del ET queda redactado como sigue: ......" Lo que importa es cuál sea la X y lo que digan los puntitos. Con lo que si las X son las mismas que en 2012 y los puntitos son lo que había antes del 2012, queda derogada la reforma laboral del 2012 por decreto. Decreto que luego tendrían que convalidar las Cortes, aunque eso luego pero de momento se aplica desde el primer día. Igual que hizo el PP en 2012. ¿Negociando con la patronal y sindicatos? Pues no necesariamente porque en 2012 el PP ni negoció con la patronal ni con los sindicatos sino que de pronto, literalmente de un día para otro, publicaron el decreto. Claro que en 2012 al PP no le hizo falta negociar con la patronal porque obviamente les iba a gustar y de hecho les encantó la reforma. Con los sindicatos en cambio no lo consideraron necesario, porque después de todo quien manda es el Gobierno. Pues ahora lo mismo pero al revés. Bueno, lo mismo lo mismo del todo a lo mejor no, porque de forma "sorprendente" han salido los sindicatos que saben comportarse a quejarse de que el Gobierno pudiera hacer una reforma favorable a los trabajadores sin negociarla antes con los sindicatos y la patronal. Claro que sí chavales, que a ver si os van a hacer una reforma que haga que ya no haga falta que os sigáis sabiendo comportar estupendamente los unos con los otros. Como al principio del estado de alarma del COVID-19, cuando quedaron superbien con su plumero al aire pidiendo mucho menos de lo que el Gobierno finalmente dio.

    Para finalizar, está el tema de los aspectos más lesivos, que ya se explicó en Laboro y que por supuesto es el mayor cuento de todos. Resumiendo, quitar aspectos más lesivos es quitar lo que sea menos la rebaja del coste del despido improcedente. Para que así tengas muchos derechos mu bonitos y te quiten las cosas lesivas y eso, pero cuando los pidas te puedan echar sin razón alguna y mucho más barato que antes de la reforma de 2012. Precisamente ahora que están de moda las ruedas de prensa con veinticinco preguntas estúpidas en cada una, quizá algún periodista tuviera la oportunidad de hacerle a un Ministro o al Presidente esta sencillísima pregunta: "¿Por qué el Gobierno no considera la rebaja del coste del despido improcedente como no solo uno de los aspectos más lesivos sino incluso el más lesivo con diferencia de la reforma laboral de 2012?" Sobre todo teniendo en cuenta que estamos hablando del despido improcedente, es decir del despido sin razón alguna, no del despido procedente, es decir del despido por razones correctas de tipo disciplinario, económicas... Pero antes de hacer la pregunta que avise para que todo el mundo meta las palomitas en el microondas, porque la respuesta podría ser un espectáculo.

    Artículos relacionados:

    • Historía de las reformas laborales, parte 1. Demostración con el BOE que desde hace 40 años las razones para quitar derechos son siempre las mismas, por lo que se prueba que son excusas y que el verdadero objetivo es quitar derechos.

    Tienes a tu disposición el servicio profesional de consultas laborales privadas solo para trabajadores sin necesidad de decir en qué empresa trabajas y el libro "Tus Derechos en el Trabajo" (publicado y a la venta por la editorial Lulu). En Laboro se publican regularmente artículos sobre derechos de los trabajadores y puedes suscribirte gratis para recibirlos por email. En el menú principal al principio de la página tienes un listado de artículos ordenados por tema. Al final y al principio de este artículo tienes botones para compartirlo en las redes sociales.

    Todos los artículos pubicados en Laboro son 100% originales. Ni se copia contenido ni se imita el nombre.

    21 comentarios:

    1. ¿Por qué el gobierno no considera la rebaja del despido improcedente como uno de los aspectos más lesivos? Eso es lo que le estuve un rato gritando a la tele mientras Ferreras le hacía a Adriana Lastra las preguntas más suaves que se le podían ocurrir. La tele no me contestó.

      ResponderEliminar
    2. La verdad que me sorprendió que fuera BILDU el que tuviera que conseguir esto. Al final no solo miran por el país vasco, parece que también negocian para que se beneficien el resto de españoles.
      Lo lamentable fue el show de después, a ver en que queda todo esto que, como bien dices tú, hasta que salga en el BOE no me creo nada.

      ResponderEliminar
    3. Buenos días,
      Revisar el enlace Historia de las reformas laborables, parte 2
      Saludos

      ResponderEliminar
    4. Gracias por el artículo

      ResponderEliminar
    5. Un gran artículo Laboro como siempre, pero por favor no confundas sindicatos con agentes sociales (CCOO y UGT) que estos ultímos se han autocambiado el nombre para no defender a los trabajadores. Existen como tantas veces ha dicho laboro muchos sindicatos de clase, y te aseguro que estariamos encantados de la derogación de la reforma laboral del 2012, aunque también habria que pedir las del 2010 que son tambien muy lesivas....

      ResponderEliminar
    6. No hay güevos para traer de vuelta los 45 días...si con la precariedad actual de las relaciones laborales y los cambios de empresa...las antigüedades no son grandes y los sueldos modestos...para estos casos 12 días más que sumar a los 33 no es nada para las empresas...pero no, no hay güevos...Europa nos vigila.

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Tu sabes que las empresas ya pasaron de fase hace años y ya no están en que si 33 o 45, sino en 33 o 20, ¿verdad?

        Eliminar
      2. Las empresas lo que quieren es pagar por el despido los menos posible, como es lógico, pues se mueven en términos de máximo beneficio...van a lo suyo...lo mismo que el trabajador va a lo suyo...es el árbitro -Gobierno de turno- el que debe posibilitar un equilibrio entre ambos intereses.

        Eliminar
      3. Lo que quería decir con mi comentario @Backdoorman es que esa batalla las empresas ya la tienen ganada, casi nadie cree que eso se vaya a revertir, y cuando hay un mínimo atisbo nos achuchan a la unión europea para que no se nos ocurra hacer cosas de rojos.

        Solo se plantean volver a los 45 días o a como se pagaban los salarios de tramitación antes de estas reformas unas minorías de extrema izquierda (Podemos, IU, Bildu, CUP cuando no esta liada con la independencia ... ), a las que se trata de desprestigiar desde todo el espectro mediático y económico.

        Eliminar
      4. Avaricia. Mucha avaricia. Nada nuevo bajo el sol.

        La UE es sumamente cínica y perversa, al igual que lo es el mundo globalizado o mercado global (MG) en su conjunto. La UE enarbola la bandera de los derechos humanos (pero por lo visto hay humanos con derechos y humanos sin). EE. UU. enarbola la bandera de la libertad y la democracia, igualito que los antiguos conquistadores usaban la religión para justificar conquistas, expolios y masacres.

        El MG dice: “¿Quieres jugar? Perfecto. Estas son las reglas. No son justas, ya lo sé. Pero no te obligo a jugar. Si no te gustan las reglas, no juegues”. El MG sabe perfectamente que para la UE la opción de quedarse fuera del juego es peor que la opción de jugar aunque sea con unas reglas injustas...

        Una de las reglas del juego del MG es que cuanto más grande mejor. Por eso se construyó la UE, para unir fuerzas (aunque las barreras lingüísticas y culturales impiden una unión mayor). Por eso China juega con ventaja. Por eso la sobreproducción y la economía de escala. Por eso los acuerdos internacionales de libre comercio.

        La UE le dice a España algo muy parecido: “¿Quieres jugar en mi equipo? Perfecto. Estas son las reglas. No son justas, ya lo sé. Pero no te obligo a pertenecer a mi equipo. Si no te gustan las reglas, puedes irte cuando quieras”. La UE sabe perfectamente que para España la opción de salirse del equipo es peor que la opción de quedarse aunque sea con unas reglas injustas...

        La avaricia humana es tan vieja como la humanidad. Pero como a los avariciosos no les suele gustar reconocer que lo son, se han inventado una teoría. No la llamaron teoría de “me gusta mucho robar a saco” o teoría de “los yonquis del dinero” porque no les terminaba de convencer, creían que podría despertar sospechas. Así que la llamaron teoría de la caladura (o filtración, permeación, chorreo, derrame, goteo... “trickle down” en inglés), también conocida como teoría del caballo y el gorrión. Cuenta esta leyenda que “cuanto mejor, mejor”: cuanto mejor les vaya a los ricos, mejor les irá a los pobres. Si a los ricos se les deja ser más ricos, esa riqueza irá filtrándose hacia abajo, y se irá absorbiendo en todas las capas de la sociedad, calando hasta llegar incluso a los más pobres. O si le das más abundante comida al caballo, más restos quedarán para los gorriones. Así que —continúa diciendo la leyenda— ni se te ocurra quitarles a los ricos ni la menor pizca de su riqueza, que todo se irá instantáneamente a la mierda. Por supuesto, esta teoría es más falsa que un billete de 14 euros. Si buscáis en Internet imágenes de “trickle down” son muy ilustrativas, protesta y denuncia gráfica.

        Ya va siendo hora de poner en práctica el derrame hacia arriba (“trickle up”). En realidad, ya se ha venido haciendo, pero poco. De hecho, sin nada de dinero debajo, en las clases populares, es cuando DE VERDAD todo el sistema se desplomaría.

        Calviño (y el PSOE en general), que tiene de roja lo mismo que Laboro tiene de VoX-men, piensa una cosa pero dice otra.
        Lo que piensa: “Por mí no solo dejaba la reforma tal cual, sino que la endurecía. Y bajaba el SMI. Y en coronavirus que se quede atrás toda la rémora y morralla social. Las promesas electorales están para limpiarse el culo con ellas”.
        Lo que dice: “No es por la presión de los moraos que haremos la contrarreforma ‘casi total’, sino por nuestro firme compromiso electoral. El PSOE cumple su palabra. A mí personalmente me parece una insensatez, pero hay que cumplir lo prometido en el programa electoral. Pero encarecer el despido es una línea roja que supondría el cataclismo y derrumbe inmediato de la economía”.

        O sea, agitando por enésima vez el fantasma del desempleo, la teoría de la caladura en todo su esplendor, o, más bien, de la “cara dura”.

        Eliminar
      5. Dada la enorme deuda existente, salvo que se haga una subida de impuestos y, algo que nadie dice, persecución del fraude fiscal (son 50M millones/ año +/-), todo girará en devaluación salarial, al no poder devaluar moneda. Y un rescate de UE, con recortes graves, no es improbable.

        Eliminar
    7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Eso de que la culpa de lo que hacen los sindicatos la tienen los trabajadores por no apoyarles es el más zafio y viejo truco o excusa típica de sindicalistos.

        - Los dos principales sindicatos tienen mas o menos 1 millón de afiliados cada uno, que digamos que solo en cuotas producen unos 10 millones de euros mensuales para cada uno. ¿Qué más apoyo quieren? ¿Prefieren dinero o apoyo moral con banderitas y eso?

        - Los sindicatos sí que legislan porque el convenio tiene fuerza de ley y regula las dos cosas más importantes: cuánto cobras y cuánto trabajas.

        - A esos mismos dos sindicatos se les llena la boca de decir que viven principalmente de las cuotas de afiliación y en menor medida de las partidas presupuestarias estatales, que suelen llamar "subvenciones". Pero se les olvida contar como ingresos el dinero que se ahorran de salarios y cotizaciones gracias a los "liberados" que las empresas ponen a su servicio y que usan como personal del sindicato para cualquier tipo de tarea. Pongamos que de media son perfectamente unos 30.000€ anuales por liberado.

        Es decir que tanto el Gobierno como principalmente las empresas están sustentando económicamente a los sindicatos que les tienen que firmar los convenios, cosa que está prohibida expresamente por la OIT. Sin olvidar que precisamente son los liberados los que hacen el trabajo real del sindicato que se supone que están haciendo los sindicalistos que sí que cobran del sindicato y no de las empresas. Otro tema serían esos supersindicalistos que no solo cobran de los sindicatos sino que además curiosamente tienen "empresas de servicios" para facturar cosillas a quien sea necesario.

        Eliminar
      2. Zascas así no se ven todos los días.

        Eliminar
      3. Primero agradecerte la pedagogía de éste y resto de artículos, y segundo me acabas de encender una bombilla y a pesar de que "lo tengo delante del morro", no había caído en la cuenta de que efectivamente los liberados que obviamente cobran de las empresas hacen prácticamente todo el trabajo de los sindicatos que saben comportarse y con ello están consiguiendo que esos sindicatos estén siendo subvencionados más directa que indirectamente por las empresas a las que como bien dices les firman los convenios. De ahí a llegar a la conclusión de que esos sindicatos y sus empleados, sindicalistos y otro tipo de personal, incluído los del asesoramiento jurídico - como he sospechado personalmente, pero no puedo probarlo - "se deben" a esas empresas en las que tienen los conocidos como "liberados" .

        Eliminar
      4. Fernando, cuando un abogado del asesoramiento jurídico de un sindicato dice que "no se puede" demandar habiendo causa clara, quizá se pudieran pensar en al menos las siguientes causas posibles:

        1- Porque no quisiera porque así trabajaría menos cobrando lo mismo. Sobre todo si hubiera que hacer muchos cálculos con las nóminas y/o no fuera uno de los casos de siempre (impugnación de despido, reclamación de cantidad por impago, no por diferencias salariales). O si fuera un caso poco habitual de los que "no demanda nadie". Por ejemplo, pregunta en tu sindicato cuántas veces han metido una demanda para impugnar una cosa tan sencilla y habitual como unas vacaciones impuestas al trabajador con menos de 2m de antelación.

        2- Porque no supiera. Él tendría sus modelitos o formularios de siempre y a lo mejor no tendría claro tiene claro cuál usar o por dónde meter el asunto. Por ejemplo una demanda con grabación oculta y/o de tutela de derechos fundamentales.

        3- Porque tuviera "orden" de no demandar del liberado de la empresa, jefe de la sección sindical de la empresa o cualquier otro jefecillo del sindicato.

        4- Porque tuviera razón.

        Que cada cual calcule qué es lo más probable en su caso.

        Eliminar
      5. Gracias por tus amables explicaciones y te puedo asegurar que por mi experiencia creo haber sido "víctima" de las tres posibilidades. Me explico: en una ocasión se negaron a demandar precisamente por un tema de vacaciones en concreto el número de días que solicité pues en el EBEP se dice que los funcionarios tendrán 22 días hábiles y los laborales según lo establecido en el EBEP y en la LET. Así que yo solicité 22 hábiles (33 naturales días escogidos entre dos meses) que eran más que los de un mes (vacaciones según mi convenio del año 1996!). Tras explicarle al abogado del sindicato 'que sabe comportarse' que si en el ET las vacaciones deben ser no inferiores a 30 días naturales, eso significa que pueden ser más de 30 ó 31 si no equivalen a 22 días hábiles contados de lunes a viernes. Pues no hubo manera de que metieran la demanda y es que ni siquiera se les ocurrió pensar que uno o dos días correspondían al descanso semanal que yo erróneamente había solicitado y por eso salían 33.
        Otra demanda que no quisieron ni quieren interponer es el no ofrecimiento de horas extra cuando al resto de trabajadores con igual categoría (en ningún caso los considero compañeros) se les ofrece y realizan todas y algunas más de las fijadas en ET, 80 anuales. Lo que me decían y dicen es que no hay ningún derecho a realizar horas extra, aunque ya les he hecho entender que lo que realmente no hay es un derecho a discriminar a los empleados (artículos 14 CE, 17 ET por señalar dos). Pues no hay c. De que pongan la demanda cuya acción naturalmente como bien sabes no caduca mientras prosigue la vulneración de derechos fundamentales.
        Última decisión de no demandar: la no aplicación del convenio en cuanto al descanso semanal (demanda ahora en manos de abogados privados). En dicho convenio del siglo pasado dice textualmente: "Todos los servicios tendrán un descanso semanal de dos días ininterrumpidos, sábados y domingos". En mi contrato dice que "el descanso semanal será el legal o el convencionalmente establecido". Así que la empresa dice que escoge el legalmente fijado que le viene mejor, o sea día y medio. Bueno pues los abobados del sindicato dicen que claro la relación de puestos de trabajo (RPT) que si patatín que si patatán (para quienes no sepan que es una RPT, es sólo un instrumento de ordenación de los puestos de trabajo de una administración pero no está por encima del convenio aunque éste puede tenerlo en cuenta (cosa que no ocurre en este caso pues ni siquiera se hace mención en el mío). Además ni la empresa ni los trabajadores pueden escoger lo más beneficioso para cada parte y así ocurre con este caso del descanso semanal: "legal o convencionalmente establecido" expresión en la que la conjunción 'o' debe ser interpretada como equivalencia no disyunción; así si el descanso semanal es igual en el convenio que en el ET, no hay elección, pero como suele suceder que los convenios mejoran las condiciones laborales mínimas del ET, la elección deberá ser el descanso del convenio.No cabe el "espigueo" o sea escoger aquello más beneficioso para ninguna de las dos partes de la relación laboral.
        Como veis ejemplos de la actuación de los servicios jurídicos de un sindicato de los que saben comportarse que no favorece su imagen.

        Eliminar
    8. Lo que venimos hablando de los sindicatos...
      Recuerdo cuando fui por primera vez a la asesoría jurídica de mi sindicato que se porta bien.
      El abogado que me habían asignado después de mi periodo de seis meses de carencia no hacía más que ponerme pegas; tratarme de malos modos etc.. Enseguida comprendí que lo que estaba buscando este "señor" era que renunciara a mi demanda y que saliera de allí despotricando de los sindicatos y extendiera aún más la opinión habitual. NO CEDÍ.
      Acudo a una institución social como es un sindicato para que vele por mis derechos como trabajador. Si esta institución ha sido corrompida y ya no responde al fin con el que fue creada pues QUE SE VAYAN los que han causado esta situación. Desde luego yo NO ME VOY A IR Y TENGO LA LEY DE MIS PARTES.
      Eso si ;el amargor de ser consciente de que estos señores son unos vendidos no se va fácilmente y para mi es el problema más grave que sufren los trabajadores.
      UNOS SINDICATOS Que SABEN COMPORTARSE CON TODOS MENOS CON LOS PROPIOS TRABAJADORES.

      Buenas noches ;

      ResponderEliminar
    9. La ministra Calviño, como se ha dicho, es de derechas, amigüita de los empresarios, de los que espera un puestito después de su paso por el Gobierno, y está en el entorno del PSOE por tradición familiar, así que no esperemos que mueva un dedo contra los intereses de las empresas.

      ResponderEliminar
    10. Bueno, quitarán la ultraactividad, la primacía del convenio de empresa y alguna cosilla que afecta al negocio de la negociación colectiva por la trabazón ugt-psoe-ccoo, harán propaganda de que han quitado lo del despido por ausentismo... y tira que te matas... blanqueadas las reformas de la derecha... Recuperar salarios de trámite para todos los casos y no sólo para los de comités de empresa, recuperar el 45 días por año del improcedente y todo eso olvidadlo eso ha pasado a la 'triste historia nuestra'.
      luego saldrá alguien del ala derecha del régimen(PP,Ciudadanos, Patronal, etc.) a decir que el gobierno ha hecho una reforma bolchevique o que los patrones se suicidan en masa en Montserrat o que se yo, y así el votante de izquierda pensará -sobretodo el que no trabaja - que si la derecha ha dicho eso la reforma será la leche en vinagreta... y listo.
      Democracia, amigos... le llaman democracia.

      ResponderEliminar

    NO SE CONTESTAN las consultas laborales particulares en los comentarios. Dichas consultas son un servicio profesional de pago y se hacen mediante el formulario de consulta laboral privada. Los auténticos comentarios siguen unas normas aconsejables. Puedes gestionar tus comentarios si tienes una cuenta en Google.