07 marzo 2022

.

Cómo funcionan los nuevos ERTE que se pueden aplicar en cualquier empresa.

Un ERTE (expediente de regulación temporal de empleo) consiste en que la empresa te suspende el contrato o te reduce la jornada de forma temporal. Pero la última reforma laboral de Yolanda Díaz ha cambiado ciertos aspectos de los ERTE. Ojo, no de los ERTE “especiales” de la pandemia de COVID-19 sino de los ERTE “normales” que se pueden aplicar en cualquier empresa en cualquier momento por diversas causas. Esas causas pueden ser de empresa, pero también de sector o incluso generales; por ejemplo, por la guerra de Ucrania. Por lo que a todo trabajador le interesa conocer los cambios que se han efectuado, ya que en cualquier momento se puede ver en la situación de ERTE y no solo por una guerra o una pandemia, sino sencillamente por dificultades económicas en su empresa.

Antes de la pandemia.

Teníamos los ERTE normales, tanto por causas ETOP (económicas, técnicas, organizativas o de producción) como por causas de fuerza mayor, que existen desde 1980. Que ni se los inventó el PSOE ni menos aún el PP en su reforma laboral de 2012.

Lo principal es que esos ERTE no tenían exenciones de cotizaciones a la SS. Es decir que meter al trabajador en un ERTE de suspensión suponía dejar de pagarle el salario, pero había que seguir pagando la cotización y el trabajador seguía aumentando su antigüedad de cara a un hipotético despido futuro. Por eso, casi todas las empresas preferían los despidos a los ERTE, además de que las “asesorías Pepe” no sabían ni hacerlos; por lo que eran muy escasos. De hecho, la inmensa mayoría de trabajadores y de empresas no descubrieron que existían los ERTE hasta qué llegó la pandemia de COVID-19 y las "asesorías Pepe" y el SEPE demostraron toda su incompetencia generando un caos monumental con los famosos "Excel" de las solicitudes colectivas.

Durante la pandemia de COVID-19.

Por el inconveniente anterior de que no hubiera exenciones de cotizaciones, se hizo evidente que iba a haber una oleada de despidos por la pandemia, sobre todo durante el confinamiento. Por lo que el Gobierno aprobó, literalmente de un día para otro, unos ERTE “especiales” durante la pandemia, que son esos de los que todos los trabajadores habéis oído hablar y que a muchos os han afectado. Cada vez que en la tele decían que “se han prorrogado los ERTE”, no se referían a los ERTE normales, que seguían existiendo, sino a estos ERTE especiales. Otro problema es que el periolisto o contentulio de turno no supiera de qué estuviera hablando.

Estos ERTE especiales, que han sido prorrogados hasta el 31/3/22, tienen o tuvieron unas novedades muy positivas que todos los trabajadores conocen: 1- Que los trabajadores tenían derecho a paro durante todo el ERTE y siempre al 70%. 2- Que las empresas tenían exenciones de cotizaciones a la SS. Gracias a estas novedades, la que hubiera sido una oleada de despidos por la pandemia, se convirtió en una oleada de ERTE. Es decir, cientos de miles de trabajadores cobrando el paro pero manteniendo su empleo, de los que la mayoría ya se han reincorporado a sus puestos, en vez de cientos de miles de trabajadores cobrando el paro igual pero habiendo perdido su empleo.

Tras la reforma de Yolanda Díaz.

La reforma ya está en vigor, por lo que ahora tenemos dos grandes conjuntos de ERTE. Por un lado los ERTE normales, que siguen pudiendo ser o bien ETOP o bien por fuerza mayor; pero estos ERTE normales ya tienen exenciones de cotizaciones a la SS a cambio de dar formación a los trabajadores y de mantener el empleo durante 6 meses. Por otro lado los nuevos ERTE especiales, que han llamado “mecanismo RED”, que los puede activar el Gobierno en caso de crisis general o sectorial y que, además de las exenciones de cotizaciones, tienen el paro siempre al 70% durante todo el ERTE y con solicitud colectiva.

Por ejemplo, el Gobierno va a activar el mecanismo RED para el sector de las agencias de viajes, a causa de que siguen estando muy perjudicadas por lo que queda de pandemia. Por lo que estas empresas podrán pedir sus ERTE “RED”, que digamos que son muy parecidos a los ERTE especiales de pandemia que había antes. En caso de una nueva pandemia, de que viniera el meteorito o cosas así, el Gobierno podría activar el mecanismo RED general para todas las empresas.

Por lo que, tras esta última reforma, cualquier empresa tiene posibilidad de exenciones de cotizaciones en caso de hacer un ERTE de cualquier tipo, sea normal o sea “RED”. Lo que conduce a disminuir en general el numero de despidos en casos de crisis empresariales, sectoriales o generales y por ello a aumentar la estabilidad del empleo.

Puedes suscribirte gratis para recibir por email los nuevos artículos que se publiquen sobre derechos de los trabajadores. Proporcionamos servcios profesionales de consultas laborales privadas y de redacción de denuncias ante Inspección de Trabajo, sin necesidad de decir en qué empresa trabajas. Dispones del libro "Tus Derechos en el Trabajo", de otros libros y modelos y de la recopilación gratuita de "conocimientos básicos" para aprender a defenderte tú solo, sin obligación de pagar abogado.

Todos los artículos pubicados en Laboro son 100% originales. Son otros los que copian contenido e imitan el nombre.

5 comentarios:

NO SE CONTESTAN las consultas laborales en los comentarios. Dichas consultas son un servicio profesional de pago y se hacen mediante el formulario de consulta laboral privada. Los auténticos comentarios siguen unas normas aconsejables. Puedes gestionar tus comentarios si tienes una cuenta en Google.

  1. Buenos días, ¿esto aplica a funcionarios y laborales?

    ResponderEliminar
  2. Hola. ¿y qué va a pasar con los trabajadores que están en ERTE desde marzo de 2020? Todavía hay muchos, por que entiendo que, y laboro me correjirá si estoy equivocado, que el MECANISMO RED es para ERTES nuevos.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  3. Yo no quiero ni imaginar cómo hubiera sido la gestión de la pandemia respecto a este tema con un gobierno del PP...

    ResponderEliminar
  4. Y si al trabajador, por cualquier circunstancia no le interesa que la empresa lo incluya en un ERTE. Se podría negar? Y si lo despiden, sería un despido objetivo?

    ResponderEliminar
  5. Como siempre, gracias Laboro.

    ResponderEliminar