.

Evitar el descuento de los días de falta de preaviso de baja voluntaria.

Todos los trabajadores saben que cuando se van voluntariamente de la empresa sin preaviso, les pueden descontar los días de preaviso que les hayan faltado. Ya explicamos en Laboro que hay casos en los que no es legal el descuento de falta de preaviso, pero en la mayoría de los casos lo es. También explicamos que no es necesario el preaviso en caso de extinción voluntaria indemnizada, pero no siempre se tiene derecho o ganas de ponerse a ejercerla. Por lo que es muy común el caso del trabajador que se quiere ir de la empresa sin preavisar, pero no quiere pagar la falta de preaviso.

Normalmente, en estos casos de dimsión sin preaviso hay dos grandes grupos de trabajadores. Por un lado están los trabajadores que se quieren ir porque han encontrado un empleo mejor. Por otro lado tenemos a los trabajadores que no han encontrado otro empleo mejor, pero aún así se quieren ir porque no aguantan más una situación de acoso laboral y/o unas condiciones ilegales o malísimas de trabajo. En todos estos casos, el trabajador podría pensar que solo le quedaría la posibilidad de presentar la dimisión o baja voluntaria y admitir el descuento por falta de preaviso. Pero hay trabajadores que usan unas opciones para evitarlo.

En el caso del trabajador que hubiera encontrado otro empleo mejor y tuviera que aceptarlo, sin tiempo para preavisar de su marcha a su empresa actual, tendría la posibilidad de la autoconcesión de una excedencia voluntaria. No le podrían descontar falta de preaviso de dimisión, sencillamente porque no habría sido una dimisión. Una autoconcesión de excedencia o bien acaba en que la empresa se aguanta y la acepta o bien acaba en despido disciplinario sin indemnización, pero también sin descuento por falta de preaviso.

Cuando se trata del caso de querer irse por abusos de la empresa, especialmente las horas extras ilegales o las funciones superiores no retribuidas, tampoco es imprescindible la dimisión sin preaviso. Esa dimisión sin preaviso sería lo fácil, lo rápido y sobre todo lo que querría el empresaurio, que siempre dice que al que no le guste que se vaya. También es posible autoconcederse una excedencia en estos casos, pero hay trabajadores que llegan mucho más lejos y usan la “opción divertida”. Esta opción se basa en recordar que el acoso laboral y/o la imposición de condiciones ilegales de trabajo solo pueden funcionar cuando el trabajador teme el despido; pero si el trabajador no solo no teme al despido, sino que incluso lo desea, nada tiene que temer de la empresa o empresaurio. ¿Qué van a hacer? ¿Despedirle, que es exactamente lo que quiere?

La “opción divertida” consiste en que el trabajador comunica a la empresa el preaviso de baja voluntaria que le corresponde por convenio y luego decide “divertirse” durante toda la duración de ese preaviso. En plan "para lo que me queda en la empresa, me cago en la mesa". Sin que eso suponga recomendarle nada a nadie, imaginad que el trabajador se equivocara mucho en su trabajo, que llegara muchas veces tarde, que se fuera antes de la hora, que dejara de hacer las horas extras ilegales y las funciones superiores que no le pagaran, que se autoconcedíera las fechas de vacaciones que quisiera... Le daría la vuelta al método de funcionamiento habitual del empresaurio. El método “haces lo que yo te digo y te vas si no te gusta” lo transformaría el trabajador en el método “hago lo que quiero y me despides si no te gusta”. Incluso sin decirlo, igual que muchos empresaurios tampoco dicen directamente que si no te gusta te vas. Pues bien, la empresa tendría dos posibilidades en un caso así:

  • Aguantarse y tragar con el comportamiento del trabajador durante todo el tiempo que durara su preaviso. Igual que el trabajador se tuvo que aguantar cuando quería mantener su empleo. Donde las dan, las toman. Al final se acabaría el preaviso y el trabajador no solo se iría sin descuento, sino que además habría cobrado y cotizado durante toda la duración del preaviso. Hay que tener en cuenta que, en algunos casos, a la empresa podría no quedarle otro remedio que aguantarse, porque dentro de las posibilidades de “diversión” del trabajador también estaría la denuncia ante Inspección de Trabajo por las ilegalidades con otros trabajadores, o incluso otras denuncias por otros temas: fiscal, urbanismo, sanidad… hasta penal en algunos casos. Digamos que más le valdría aguantarse a algún empresaurio que otro. Incluso a alguno más le valdría que el primer día dejara al trabajador marcharse sin preaviso y sin descuento, por si acaso se enfadara y le perjudicara en su negociete. A enemigo que huye, puente de plata.

  • Despedir al trabajador por su comportamiento durante el preaviso. Ya no habría dimisión, sino despido; por lo que el trabajador ya se podría ir sin descuento y además habría ganado el derecho al paro, que no habría tenido con la dimisión.

El efecto legal es que en todos estos casos no procede el descuento por falta de preaviso. Aún así, no cabría descartar que la empresa lo hiciera igualmente. Pero entonces el trabajador podría presentar una demanda de reclamación de cantidad, que no tendría por qué costarle dinero porque no sería obligatorio que contratara abogado. Si el asunto llegara a juicio, no sería el trabajador quien tendría que probar que el descuento fuera incorrecto, sino que sería la empresa la que tendría que probar que el descuento fuera correcto. Lo que en principio parece imposible en estos casos, porque en ninguno de ellos (excedencia admitida, despido disciplinario o preaviso finalizado) procede ningún descuento por falta de preaviso.

Es evidente que cada trabajador puede y debe decidir lo que considere mejor para su caso y lo que tiene que hacer. Igual que hacen las empresas.

Puedes suscribirte gratis para recibir por email los nuevos artículos que se publiquen sobre derechos de los trabajadores. Proporcionamos servcios profesionales de consultas laborales privadas y de redacción de denuncias ante Inspección de Trabajo, sin necesidad de decir en qué empresa trabajas. Dispones del libro "Tus Derechos en el Trabajo", de otros libros y modelos y de la recopilación gratuita de "conocimientos básicos" para aprender a defenderte tú solo, sin obligación de pagar abogado.

Todos los artículos pubicados en Laboro son 100% originales. Son otros los que copian contenido e imitan el nombre.

2 comentarios: