22 noviembre 2021

.

Para lo que me queda en la empresa, me cago en la mesa.

Desde el punto de vista puramente técnico, el titulo de este artículo tendría que haber sido algo así como “la situación legal de desempleo en caso de despido y de extinción voluntaria por arts.40, 41 y 50 ET”. Pero sería lo mismo y no se lo leería nadie. Nos vamos a limitar a narrar la actitud que toman algunos trabajadores en sus empleos, que no es otra cosa que echarle un órdago a la empresa, sin que ello suponga recomendarle nada a nadie.

En primer lugar es evidente que se trata de trabajadores que están en la situación de no temer el despido disciplinario. No se trata necesariamente de trabajadores que deseen positivamente que les despidan o de que prefieran que les despidan sino de trabajadores a los que les importa tres pitos y cuatro zambombas que les despidan, y quien dice despido dice también fin de contrato temporal. Todos sabéis que la pandemia ha producido que esta situación sea cada vez más común y todos deberíais saber que la mejor forma de no temer al despido es el ahorro (enlaces al final).

Estos trabajadores echarían un órdago de este tipo para conseguir un objetivo que la empresa no quisiera proporcionar o facilitar. Un objetivo quizá podría ser una subida salarial, un ascenso, una medida de conciliación familiar, el teletrabajo… en general un cambio favorable de condiciones laborales. También podría ser el objetivo de cambiar a un empleo mejor pero sin pagar descuento por falta de preaviso de baja voluntaria a la empresa actual. Por supuesto, también podría suceder que el objetivo fuera el despido en sí mismo.

La forma de echar el órdago es más que simple. ¿Que no les quieren dar lo que piden? Pues se les olvida trabajar tan bien como antes, no solo se les olvida sino que se niegan a hacer horas extras ilegales, pasan de hacer las funciones superiores que no les pagan, se cogen todos los permisos, se ponen malos si la situación les causa mucho estrés, se cogen ellos los días de descanso semanal del convenio, se autoconceden las vacaciones, no firman el registro de jornada cuando tiene datos falsos… en general pasan del jefe y de la empresa y si no les gusta que les despidan. Todo ello de forma sutil, como hacen los empresaurios inteligentes con sus empleados.

¿Que se generaría causa de despido disciplinario procedente? Puede que sí y puede que no. Por algunos comportamientos más que por otros y siempre dependiendo de la prueba de la que dispusiera la empresa y de la gravedad de los hechos. Siempre sería la empresa la que tendría que demostrar la procedencia del despido y no el trabajador quien tendría que probar la improcedencia.

El órdago podría ser a grandes o podría ser a chicas. A chicas sería negarse a las ilegalidades pero no a las legalidades. A grandes sería más o menos hacer lo que le saliera de las narices al trabajador, menos dejar de asistir totalmente. Obviamente los órdagos a chicas no tienen por qué generar causa de despido disciplinario, mientras que los órdagos a grandes sí, siempre que hubiera prueba y suficiente gravedad.

Siempre que los posibles incumplimientos e irregularidades del trabajador no se salieran del ámbito de la simple negligencia laboral, en el peor de los casos se encontraría con un despido disciplinario que o bien no impugnaría o bien sería declarado procedente. ¿Y qué? ¿No era lo que quería o al menos lo que no le importaba? En todos los despidos existe el derecho a cobrar el paro, incluidos los disciplinarios procedentes. Pero no cabría descartar que el despido fuera declarado improcedente, en cuyo caso la empresa tendría la opción entre indemnización y readmisión. ¿Que pagaran la indemnización? Este tipo trabajador lo podría considerar mejor, porque no le importaba ni siquiera el despido gratis con que menos aún le importaría el despido indemnizado. ¿Que le readmitieran? Pues este tipo de trabajador podría continuar con la misma actitud y además cobrando y cotizando los salarios de tramitación, es decir habiendo tenido unas semanas o incluso meses de vacaciones gratis. Además de que existe la posibilidad de la readmisión “de aquella manera” (enlaces al final). ¿Que no hubiera despido? Pues entonces tendríamos un empleado que estaría trabajando en las condiciones que él hubiera impuesto y no en las que la empresa pretendía imponerle con lo que habría un cambio de papeles y se daría la vuelta a la tortilla.

Solo en algunos casos es también necesario estar dispuesto a demandar. Pero este tipo tan especial de trabajadores quizá pensaran que no solo no sería obligatorio contratar a un abogado sino que para aceptar un despido rebajado o reclamar un impago quizá no considerían necesario pagarle a nadie 1.000€ y/o un 15% y menos aún a un abogado "laboralisto":

  • Si les despidieran por un órdago a grandes y se conformaran con el paro no necesitarían demandar. Menos aún si tuvieran otro empleo esperando.
  • Si les despidieran por un órdago a chicas, podrían presentar demanda por despido sin que eso les impidiera solicitar y empezar a cobrar el paro o iniciar un nuevo empleo.
  • Si les dejaran de pagar o hubiera deudas pendientes, entonces sí que tendrían que poner una demanda de reclamación de cantidad si quisieran cobrar; pero entonces cobrarían con intereses del 10%. La podrían poner tanto antes como después de que les echaran. Si fuera antes y hubiera deuda grave, en la misma demanda podrían pedir no solo la deuda sino también el “autodespido” cobrando indemnización y paro.
  • Si les trasladaran, os les cambiaran el horario, etc. entonces tendrían dos opciones. Una opción sería la de desobedecer el traslado o cambio y si les despidieran entonces decidir si demandar o no, según lo que hubiera pasado exactamente. La otra opción sería obedecer y presentar demanda por traslado o bien demanda por modificación, que sería lo que probablemente esperaría la empresa y el ejercicio digamos que normal de los derechos laborales; pero en este artículo estamos hablando de trabajadores que intentan ganar las partidas echando órdagos, no sumando puntos jugando mejor.

Por ejemplo, imaginad un trabajador que consiguiera un empleo mucho mejor y que quisiera presentar su dimisión en su empleo actual, pero su convenio estableciera un preaviso de 6 meses so pena de descuento de los días que le faltaran. Si este trabajador pensara que ese preaviso fuera abusivo porque la empresa cubriría su puesto inmediatamente, se podría pensar echar un órdago. Las otras opciones del gusto de la empresa serían o irse pagando falta de preaviso o esperarse 6 meses y aún encima formar a su sustituto. Pero la opción del órdago quizá podría ser que o bien la empresa igualara la oferta o bien que renunciara o rebajara mucho el descuento de falta de preaviso, porque si no el empleado podría comenzar a trabajar de una forma diferente y quizá no formaría al sustituto.

No hay que olvidar que también existen los trabajadores flipaos que echan órdagos sin saber y después de pedir cuatro cartas dos veces seguidas en la misma mano. Por ejemplo los que se dedican a poner malas reseñas de la empresa en Google Maps con su cuenta de gmail o en su página de Facebook en la que tienen como “amigos” a media empresa, o los que tratan mal a los clientes, o los que dañan los bienes de la empresa, o los que ponen pancartas y carteles absurdos en su casa o en su coche. Dentro de estos casos tenemos los flipapas (flipaos patéticos), que son lo que no solo hacen todo eso sino que mientras siguen trabajando normalmente, porque si no los podrían despedir gratis, y sin poner ningún tipo de demanda contra la empresa, porque los jueces están compraos.

¿Verdad que no hace falta decir más? Todos conocéis el plato de lentejas de toda la vida que a casi todos os han puesto por delante en vuestros empleos. Pues bien, hay trabajadores que también saben hacer lentejas para la empresa y se las saben servir. Es el mercado, amigo.

Artículos relacionados:

Puedes suscribirte gratis para recibir por email los nuevos artículos que se publiquen sobre derechos de los trabajadores. Dispones del servicio profesional de consultas laborales privadas solo para trabajadores sin necesidad de decir en qué empresa trabajas. Tienes a la venta el libro "Tus Derechos en el Trabajo" y otros libros y modelos para conocer tus derechos laborales y aprender a demandar a la empresa tú solo sin obligación de pagar abogado.

Todos los artículos pubicados en Laboro son 100% originales. Son otros los que copian contenido e imitan el nombre.

13 comentarios:

NO SE CONTESTAN las consultas laborales en los comentarios. Dichas consultas son un servicio profesional de pago y se hacen mediante el formulario de consulta laboral privada. Los auténticos comentarios siguen unas normas aconsejables. Puedes gestionar tus comentarios si tienes una cuenta en Google.

  1. El empresario podría tomar otras medidas, como sanciones de empleo y sueldo, que en ocasiones puede ser mucho más lesiva que un despido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En primer lugar, la sanción puede ser impugnada igual que un despido. En segundo lugar, cuando se gana la demanda por sanción, la empresa tiene que devolver todo el dinero de los días de sanción y el trabajador sigue en su puesto. O sea, vacaciones pagadas, como una especie de despido nulo. Además el Estado no les devuelve nada, como sí que les devuelve en las readmisiones por despido improcedente.

      Para que los que no tenéis ni idea lo entendáis mejor: en un despido improcedente existe la posibilidad de que la empresa cambie la readmisión por una indemnización y deje al trabajador fuera. Pero no existe la “sanción improcedente”, por lo que en todas las demandas ganadas de sanciones hay que devolver el dinero, pagar las cotizaciones y readmitir, porque el trabajador nunca fue despedido.

      Además, si la demanda por sanción se pierde, el trabajador vuelve a su puesto cuando finaliza la sanción, pero mientras duró la sanción tampoco trabajó. Vacaciones no pagadas, o sea que bien mirado no perdió nada y la empresa tuvo que sustituirlo y pagarle a otro, con lo que la empresa tampoco ganó nada. Pero si se pierde una demanda por despido, el trabajador se va a la calle sin indemnización y por tanto pierde su empleo y la empresa gana haberse librado del trabajador gratis.

      En otras palabras: las empresas se juegan mucho más en caso de demanda por sanción larga que por despido y por eso no suelen sancionar sino despedir. Con la excepción de las administraciones y empresas públicas, en las que el jefe tira con pólvora ajena (paga la Administración). Pero esta excepción existe porque el trabajador está mal asesorado, normalmente por los “sindicatos” que tienen sindicalistos liberados de esa misma Administración y que no tienen ni p… idea de lo que hablan. Si estuviera bien asesorado sabría que en los casos “personales” de acoso y similares se puede meter la demanda por derechos fundamentales contra la Administración pero también contra el jefe pidiéndole dinero a él personalmente, con lo que dejaría de tirar con pólvora ajena. Pero ya sabemos lo que dicen los abogados laboralistos de los “sindicatos” en casos así: es que es mu difícil, es que yo no lo veo, es que no se puede probar, es que se están perdiendo todos los casos… Traducción: es que me da lo mismo, es que yo no voy a hacer nada que no sea lo de siempre, es que de DF no tengo NPI, es que no está en el modelo de demanda de sanciones de siempre, es que voy a cobrar lo mismo haciéndolo bien que haciéndolo mal o incluso que no haciéndolo…

      Eliminar
    2. Un único detalle: según mi modesto entender, el principal problema que la suspensión de empleo y sueldo supone al trabajador es que durante un periodo dejará re cobrar (obvio), sin recibir prestaciones de desempleo. Ese quedarse sin una perra puede ser herramienta muy útil para amenazar a un trabajador díscolo.

      En esto, varias cuestiones. Una, la recomendada por Laboro: el ahorro. No es muy prudente adquirir el último iPepe si la cuenta bancaria está en números rojos. Otra, la duración. Por lo que he leído, la máxima, en caso de falta grave, es de sesenta días. La tercera, si esas sanciones pueden encadenarse (vuelves al trabajo, a los dos días otra vez dos meses a casa, etcétera) aunque en este caso no sería tan difícil demostrar que hay acoso. En todo caso, cada cual tendrá que saber si puede aguantar o no ese plazo, o si prefiere tener el último iPepe.

      Eliminar
  2. Una sanción es lo peor que le puede pasar al de "para lo que me queda en la empresa me cago en la mesa" porque no cobrará y porque el juicio por sanción se celebrará a saber cuándo y él lo que quiere es que lo despidan. Y esa situación no está explicada en el artículo.

    Por otro lado, más de lo mismo, aprovechas cualquier detalle para meterte con los sindicatos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sindicalista, lo tuyo es grave porque una y otra vez demuestras no tener ni la menor idea de lo que estás hablando y eso que se supone que eres "sindicalista" y que cobras por saber, pero no sabes.

      No solo no tienes ni idea desde el punto de vista técnico sino que ni has comprendido el artículo y menos aún nuestra contestación anterior. El sancionado sí que cobraría si ganara la demanda, como es obvio, y además con el 10% de interés, por lo que mejor cuanto más tardara. Por eso hay que tener ahorros. El juicio no se celebrará a saber cuándo sino que si fuera de tutela de DF se pondría demanda directa, sin esperar a acto de conciliación, y además el juicio sería prioritario sobre el resto de asuntos del juzgado, pero tú de eso no tienes ni idea. Además de la obviedad de que el artículo ni siquiera dice que estemos hablando de trabajadores que quieran forzar el despido, pero ni de eso te has enterado.

      Si fuera como tú dices, las empresas aplicarían represalias con sanciones largas en vez de con despidos. Pero como las empresas saben lo que hacen mucho más que tú, obran exactamente al contrario porque con las sanciones largas al final salen perdiendo y sobre todo no se quitan al trabajador de en medio.

      Tú te limitas a decir lo mismo que los sindicalistos: cuidao que todo es mu difícil. Cuidao que os van a sancionar. Cuidao que no vas a cobrar. Cuidao que el juicio es a saber cuándo. Pero ni siquiera te das cuenta que si todo eso fuera cierto, es decir si todo fuera tan difícil, entonces no haría falta pagarle a los sindicalistos lo que los afiliados les están pagando sin saberlo, porque su puesto no tendría sentido. ¿Para qué pagar a un sheriff en una tierra sin ley en la que te roban igual sin que se pueda hacer nada y encima a un sheriff que se duerme?

      Por cierto que para facilitar el ahorro se puede empezar por quitarse la cuota de afiliación a “sindicatos”, que no a sindicatos, en los cuales trabaja gente que no tiene ni idea de lo que habla y cuyo función principal es buscar nuevos afiliados y hacer elecciones (generar ingresos al sindicato) y luego decirle a todo el mundo que cuidao que todo es mu difícil.

      Eliminar
    2. Ahí llevas sindicalisto.Que bien hablado.

      Eliminar
    3. Laboro tienes mis respetos y decirte que gracias a ti por las informaciones que das , al ahorro y a no pensar como la sindicalista me han dado 80 días de vacaciones pagadas , siempre firme no me doble jajajajajja

      Eliminar
    4. Mi cuñado también cree tener razón en todo y trata a los demás como tontos.

      Eliminar
    5. Me recuerdas al pelota que pusieron de cabeza de listas por CCOO en la última empresa dónde fui explotado. Gracias a que no le hice ningún tipo de caso logré mandarle el órdago a la empresa y que más gente lo hiciera también debido al ejemplo que les mandé, en un momento que les costaba lograr personal para trabajar y seguían sin mejorar las condiciones laborales. El gerente, acabó cabreado y dando patadas a los postes lo cual me produjo gran alegría. Yo estuve cobrando paro y sin que un sindicalisto me engañara en favor de la empresa a la que nunca se enfrentan. Gracias a no hacer las cosas "como se deben hacer" según el pelota. En la situación de la empresa y habiendo entrado los sindicatos corruptos ccoo y ugt. No pudiendo lanzar una alternativa sindical seria, lanzar el órdago es algo muy útil y resulta muy positivo cuando luego, además, más trabajadores, de la plantilla de los "fijos" también lo hacen y generan más presión al ilegítimo, el empresario.

      Eliminar
    6. Sindicalista ( que no sindicaliston ) si tu cuñado es como dices igual es que tiene razón , cuando te escucha hablar , siente lo mismo que sentido al leer cómo piensas y tiene gracia que te ofendas la verdad no lo entiendo si el cuñao tiene razón 😬

      Eliminar
  3. Es mejor callar y piensen que eres tonto, que hablar y demostrarlo, como diría aquel, aiiins, yo milito en un sindicato subersivo ferroviario que aparte de tener caja de resistencia para estos menesteres pagamos un seguro, no muy caro anualmente para cubrirnos de posibles sanciones, hasta con cobertura jurídica; por supuesto uno tiene un buen colchon.

    ResponderEliminar
  4. Que identificado me siento. Siempre he salido así de las empresas en las que estuve por que en ninguna se cumplía los derechos laborales, algo español y mucho español. Sí, hay que hacerlo con cabeza y no temerle a las amenazas del tirano patrón. Nunca un empresario es legítimo por que la clase obrera debiéramos aspirar a la socialización de los medios de producción, la libre empresa es una dictadura y el empresario un dictador. Siempre procuré ahorrar para poder enfrentarme a esas situaciones y va con la lógica de no beneficiar al capital, es decir, la dictadura capitalista, con el mínimo consumo, el mínimo beneficio a la máquina productivista. Está muy bien el artículo y siempre recomendar hacerlo de manera que el trabajador salga siempre beneficiado y el empresario perjudicado. Evidentemente, con buenas condiciones laborales, la estrategia sería muy diferente, no haría falta lanzar el órdago. Y el órdago se lanza si no hay posibilidad de organizar un sindicato asambleario en la empresa. Es decir si ves la posibilidad de que el resto de trabajadores tomen conciencia y se defiendan del empresario con el horizonte de tomar la empresa y socializarla. Si las condiciones son buenas, lo lógico es ahorrar y ponerse manos a la obra para crear, conmás gente cooperativas autogestionadas. La realidad es que apenas hay trabajos bien renumerados por eso lo primero es organizarse en sindicatos de clase cómo la CNT, por ejemplo, si ves que no puedes llevarlo adelante lanza el órdago. Y, por supuesto, el empresario nunca es una buena persona, no es tu amigo, es el que roba de tu trabajo.

    ResponderEliminar
  5. Frase famosa del sindicalismo moderno," mas vale un mal acuerdo que un buen juicio", cuando daño esta haciendo. No entiendo porque los sindicatos no tiene los mejores abogados laboralistas.
    Cuando un trabajador cambia de empresa por que la situación se ha degradado, intentara salir con "indemnización" por los servicios prestados.

    ResponderEliminar