Consultas laborales privadas.
Rápidas y profesionales. Pago seguro.

Libros y modelos.
Aprende a defenderte.

Suscríbete gratis por email.
Mantente informado de tus derechos.

28 mayo 2020

.

El ahorro es mejor que el Estatuto de los Trabajadores.

El confinamiento causado por el estado de alarma originado por el COVID-19 sin duda va a servir para que muchos trabajadores se den cuenta de que ahorrar no solo no es imposible en muchos casos sino que sin ningún tipo de duda es lo mejor que pueden hacer. Incluso mejor que conocer la legislación laboral de una forma básica.

Es evidente que la primera fuente de ahorro dentro de las relaciones laborales está en los gastos de transporte y comidas fuera de casa, pero esta fuente solo está a disposición de los que estén haciendo teletrabajo, aunque sea parcialmente. Sin embargo hay una segunda fuente de ahorro que está al alcance de muchos más trabajadores.

Durante muchas semanas o meses no ha sido posible y seguirá sin ser posible gastarse dinero o al menos el mismo dinero que antes en muchos tipos de actividades. Sobre todo en las que algunos llaman actividades sociales y otros llaman puro y simple consumismo. Con lo que muchos trabajadores se habrán dado cuenta de la cantidad de dinero que habrán dejado de gastar por todo ello. Por lo que es obvio de que la segunda fuente de ahorro sería sencillamente no volver a esos mismos gastos no necesarios.

Habrá trabajadores que ya se hayan acostumbrado a la nueva situación y hayan descubierto que ya no echan en falta esas actividades consumistas que antes eran poco más o menos que el sentido de su vida y por otro lado hayan descubierto otro tipo de actividades que ahora les gustan más. La de trabajadores y gente en general que estará descubriendo que un paseo andando o en bicicleta es muchísimo mejor que otras muchísimas cosas y encima son gratis. Que han descubierto que en su ciudad han habilitado muchas zonas de carril bici, vías y zonas verdes que ni sabían que existían. Algunos trabajadores hasta descubrirán que ¡¡oh cielos!! se puede ir al trabajo en bici y sin que la gente se ría de ti. Que no solo se puede sino que encima tardas menos en algunos casos. Incluso puede que haya algún trabajador que se haga sus cuentas y cambie de empleo solo para tener teletrabajo o vivir más cerca del trabajo, aunque sea suspuestamente ganando menos, porque en realidad ganará más y tendrá otras ventajas evidentes de conciliación familiar. Porque resulta que de todos los empleos te puedes ir, que es una cosa que pusieron los rojos para perjudicar a los empresarios y de la que te puedes aprovechar traicionando a la patria y eso. Aún encima, llevando las cosas hasta el paroxismo comunista, ¡¡¡resulta que cuando acabe el estado de alarma no será obligatorio volver a gastar como antes!!! Enhorabuena a los que hayan descubierto todo eso y que se den una vuelta a ver si de paso también descubren los macarrones con tomate.

Por supuesto, todo esto era posible antes del COVID-19 y hay trabajadores que llevan años haciéndolo y no solo no lo ven como un problema o sacrificio sino que lo ven como una de las mejores cosas inteligentes que hacen con su vida. Pero el COVID-19 sí que ha producido y seguirá produciendo que haya muchos más trabajadores que se suban al carro. Digamos que podemos tener tres casos típicos de trabajadores que hayan empezado a ahorrar gracias al COVID-19:

  1. El que sigue trabajando total o parcialmente en teletrabajo. Es el que más ha visto incrementada su capacidad de ahorro respecto a la situación anterior, porque dispone de las dos fuentes de ahorro citadas.
  2. El que sigue trabajando pero sin teletrabajo. También puede haber incrementado su capacidad de ahorro, fundamentalmente porque habrá visto disminuidos los que seguramente eran algunos de sus gastos más habituales.
  3. El que está en un ERTE. Como de ERTE se cobra un 70%, también podría incrementar su capacidad de ahorro en caso de que sus gastos "por ir a trabajar" superaran el 30% de sus ingresos.

Pues sí señor. Resulta que es verdad que hay muchísimos casos de trabajadores que estando de ERTE y cobrando solo el 70% sin trabajar durante el estado de alarma les ha sobrado más que cobrando el 100% y trabajando antes del estado de alarma. Lo cual obviamente indica la calidad del empleo y de los salarios españistanos. Este es un país de pandereta cuyas relaciones laborales son de tal forma que a veces en el caso 3 se puede ahorrar hasta más que en el caso 2, especialmente en ciudades grandes o medianas o en entornos de población dispersa. Quizá los trabajadores de pueblos o ciudades pequeñas no sean conscientes del gasto que supone el trabajo presencial en grandes ciudades. No tiene nada de raro trabajar digamos que a 30km de distancia de tu casa y tampoco tiene nada de raro tener que comer fuera. Hablaríamos muy fácilmente de 300€ mensuales de gasto solo por ir a trabajar. Por lo que también hablamos de trabajadores con contratos de tiempo parcial que cobren 500€ por trabajar y se gasten 300€ por ir a trabajar. ¿Inexplicable? No hay nada inexplicable en la mente de algunos trabajadores. Simplemente puedes tener por seguro que muchísimos trabajadores no han hecho las cuentas jamás en su vida y jamás en su vida las harán, sobre todo si hablamos de los que quieren cobrar las pagas extras aparte porque así cobran más, de los que quieren que le retengan mucho de Hacienda porque así cobran otra paga extra, de los que van a preguntar a la asesoría de la empresa si la nómina de la empresa está bien o les deben dinero o de los recientes que no quieren que les adelanten el paro porque si no se lo gastan.

Claro que alguno dirá que el ahorro es malo porque cierran las empresas y al final es peor para ti. O que dirá que el dinero en el banco no sirve para nada. Son millones los que lo dicen, igual que hay trillones de insectos con gustos gastronómicos dudosos. Pero ese argumento es tan obviamente falso que hasta da pena oírselo decir a Subnorman, porque sería un argumento cierto solo si antes fuera verdad que el principal beneficiario de una relación laboral fueras tú. Pero es obvio, excepto para Subnorman, que el principal beneficiario de una relación laboral es la empresa, porque si no sencillamente no existirían las relaciones laborales y trabajarían los empresarios y sus familias en vez de los empleados. O a ver si te crees que tu jefe "creó" tu puesto de trabajo para ayudarte a ti. Además ahorrar en unas cosas no quiere decir no gastar en otras. A lo mejor si te concentras mucho puedes pensar en algún sector especializado en imponer jornadas laborales de 10 o 12h diarias, defraudar a Hacienda y a la SS, en el que te estés gastando mucho dinero y sin que te haga ni mucha ni poca falta.

El ahorro es mejor que el Estatuto de los Trabajadores. El ET es donde pone que para echarte, en los casos habituales, te tienen que pagar como mucho 33d/año de indemnización de despido improcedente, por muy fijo que te hubieras creído que eras. Sacamos la calculadora de Hello Kitty y resulta que 33 es solo el 9% de los 365 días del año, por lo que ahorrar solo el 9% de lo que ganes cada mes sería como duplicar la máxima indemnización de despido que te pagaría la empresa. Sin depender de tu jefe, sin acto de conciliación, sin echar papeles, pasando de los sitios esos que pagas cada mes para que luego te digan que no se puede demandar, cobrando el paro igual... Es más, si eres capaz de ahorrar el 12% te "pones" otra indemnización de despido por el mismo importe que había antes de la reforma laboral de 2012 del PP. Cuando ya tengas bastante dinero ahorrado incluso te puedas permitir el "lujo" de coger la sartén por el mango en tu relación laboral y no hacer lo que no tengas que hacer o incluso lo que sencillamente no quieras hacer; y si no le gusta al jefe, que te despida. Que aunque alguno te critique, el que lo prueba repite.

Artículos relacionados:

Tienes a tu disposición el servicio profesional de consultas laborales privadas solo para trabajadores sin necesidad de decir en qué empresa trabajas y el libro "Tus Derechos en el Trabajo" (publicado y a la venta por la editorial Lulu). En Laboro se publican regularmente artículos sobre derechos de los trabajadores y puedes suscribirte gratis para recibirlos por email. En el menú principal al principio de la página tienes un listado de artículos ordenados por tema. Al final y al principio de este artículo tienes botones para compartirlo en las redes sociales.

Todos los artículos pubicados en Laboro son 100% originales. Ni se copia contenido ni se imita el nombre.

33 comentarios:

NO SE CONTESTAN las consultas laborales en los comentarios. Dichas consultas son un servicio profesional de pago y se hacen mediante el formulario de consulta laboral privada. Los auténticos comentarios siguen unas normas aconsejables. Puedes gestionar tus comentarios si tienes una cuenta en Google.

  1. Pues sinceramente no estoy trabajando todos los días como un desgraciado para ahorrar por el "por si acaso", que a primera de cambio te echen y no darte un caprichito de vez en cuando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se trata ni de trabajar como un desgraciado ni de vivir privado por ahorrar. El artículo habla de gastar menos cambiando de hábitos. Te puedes seguir dando caprichos simplemente que con menor frequencia o caprichos más económicos.

      Por cierto, y aunque no venga al caso, me ha recordado a la anécdota (no se si veráz)de Diógenes y Aristipo.
      Aristipo:"Mira, si fueras sumiso al rey, no tendrías que comer esa basura de lentejas". Diógenes le contestó: "Si tú aprendieras a comer lentejas, no tendrías que degradarte adulando al rey"

      Eliminar
    2. Extraordinario. A Enrique no le gusta lo de ahorrar por si acaso le despiden sino que prefiere gastar por si acaso le despiden.

      Eliminar
    3. El ahorro supone poseer una caja de resistencia, frente a los abusos patronales, y no tener que tragar con carros y carretas. Mucho mejor tenerlo guardado, en sitio seguro, fuera de los bancos y en efectivo; así te sirve también para prevenir "corralitos". Ahora cada uno es libre, de hacer lo que quiera con su dinero.

      Eliminar
  2. Gran artículo, como siempre, Laboro no me decepciona. El toque de humor junto con las verdades como puños es para aplaudir. ¡Laboro eres grande!.

    ResponderEliminar
  3. Yo con esto del teletrabajo tengo un problema, que como se acaba tres meses después del estado de alarma...me da a mí que cuando mis jefes nos hagan volver a la oficina, me voy a buscar otro trabajo en el que me ofrezcan teletrabajar para siempre, porque lo que me gastaba antes en transporte público (un 5% de mi sueldo) ahora me dolería volver a gastarlo. Y que acabo de trabajar a mí hora, y estoy en mi casa, no acabo de trabajar y una hora después llego a casa. Vaya, que al final a mi se me va a ganar el que me permita trabajar en pijama, si es donde trabajo actualmente o en otro sitio eso ya...de mis jefes depende.

    ResponderEliminar
  4. Yo he ahorrado y tengo la sartén por el mango y lo recomiendo. Efectivamente el secreto no es ganar mucho, sino gastar poco y no en las gilipolleces que nos hacen producir. Renuncio a trabajos cuando veo que no me gustan , son éticamente reprobables, o tiene condiciones leoninas. Es verdad que no tengo hijos a los que pagarles el colegio privado, pero aun así, hay una tendencia en este puto país de creer que el empleador elige al empleado, y no al revés . El miedo impera

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y aunque tengas hijos, no solo puede defender sus derechos la persona sin cargas familiares. Es más, yo desde que tengo hijos, más cabrona me he vuelto, cabrona desde el punto de vista de mis jefes, se entiende... que me echen si les va la marcha, que me echen... pero yo no puedo cargar con la responsabilidad de educar unos niños sumisos que vayan a ser unos futuros padefos, así que tengo que predicar con el ejemplo (bien es cierto que teniendo ahorros y paro íntegro, lo tengo más fácil que quien no ahorra ni cotiza, no lo voy a negar)

      Eliminar
    2. Yo estoy en una situación similar a la de celorio y entiendo que con lo de los hijos se refiere a que es más fácil ahorrar si no se tienen.

      Eliminar
    3. Si ahorras puwdes permitirte pararle los pies a mas de un jefe

      Eliminar
  5. Maravilloso artículo y más razón que un santo. El trabajador medio vive a 2 nóminas de la indigencia. Quizás, si lo tuvieramos más presente no seriamos tan "padefos".

    ResponderEliminar
  6. Cuando se habla de Finanzas personales de dinero, en los foros típicos (bankia, subforos de inversión, etc) se suele recomendar 4 cuentas, para el siguiente uso:

    - Cuenta domiciliación ( por donde suelen entrar y salir todos los gastos/ingresos, como la nomina, los seguros, la luz, etc): el tipo de cuenta debería ser alguna que bonifique recibos.

    - Cuenta pre-ahorro: la teoría es simple, se tiende a ahorrar lo que sobra a final de mes. Como mas o menos todo el mundo tiene una idea de lo que gasta (aunque un presupuesto debería ser básico) la idea es que el la primera transferencia después de cobrar sea lo que quieres ahorrar ese mes. Hay que mirarlo como un pago a uno mismo. El tipo de cuenta importa poco porque es una cuenta de paso.

    - Cuenta de emergencia: La primera cuenta a "llenar" desde la de pre-ahorro para imprevistos, las teorías mas extendidas dicen que mínimo 6 meses de salario y máximo 2 años. Con dos años de salario te tomas la vida de otra forma, puedes hacer frente a la mayoría de imprevistos. Muchas cosas que no harías por su aparente coste (litigar por tus derechos por ejemplo) son menos tensos cuando no te supone ningún problema el poder perder el trabajo. Si te se quema el coche, tienes humedades en casa, algún familiar le sale algún susto fuerte, etc.
    Se le suelen poner muchas pegas (6 meses de salario total? 6 meses de gastos? etc). Máximo de 2 años porque entonces estas perdiendo oportunidades de inversión.

    - Cuenta de inversion: Hay que entender que "ahorrar" no solo consiste en acumular dinero, porque el dinero tiene un valor propio. Un valor que con el tiempo se pierde. A buenas o a malas, hay que aprender a mover el dinero para que este no pierda valor. Aquí ya a gusto de cada uno, mirando entre renta fija o variable. Mi único consejo es mirar con lupa, no fiarse de nadie, usar los organismos reguladores (CNMV), y no pisar un banco en la medida de lo posible.

    ResponderEliminar
  7. Mucho me temo que esa actitud o capacidad para el sacrificio y el ahorro "peseta a peseta" de los tiempos de nuestros abuelos o padres es difícil que se generalice hoy entre los trabajadores jóvenes y adultos de mediana edad. Las razones son diversas entre otras,están las de que los empleos son tan precarios que incluso controlando esos gastos superfluos y probablemente prescindibles, o adoptando hábitos de movilidad más económicos o el conformarse con puestos de trabajo cercanos renunciando a otros geográficamente distantes o dispersos pero que conllevan importantes gastos de manutención y transporte, no suponen una ganancia significativa o que declinen la decisión hacia el lado de la sobriedad o frugalidad.
    Complicado resulta también abstraerse e,n una sociedad de consumo, de hábitos de compra no pocas veces compulsivo o guiado por un incipiente síndrome de Diógenes siempre al acecho con intención de convertirse en rasgo permanente de nuestra personalidad.
    Después están los imprevistos para cuyo afrontamiento la capacidad o posibilidad de ahorro es un instrumento innegable e imprescindible pero en ocasiones insuficiente.
    No, no resulta fácil ajustarse a unos hábitos de vida como los que nos propone Laboro pero sí puede ser una vía efectiva y alcanzable para muchos trabajadores con capacidad de sacrificio. Cada cual debe evaluar sus circunstancias, necesidades y características idiosincráticas personales y buscar la opción más conveniente.
    Personalmente hice unas elecciones que tienen sus ventajas e inconvenientes aprobando una oferta de empleo público en mi municipio que durante 5 años me permitió trabajar a menos de 5 minutos de mi casa hasta que el encagao me condenó, con el beneplácito de las alcaldías, a hacerlo a 25 minutos cambiándome de centro de trabajo sin servirme de nada las alegaciones que in ille tempore me hicieron perder la oportunidad de demandar al trascurrir los 20 días hábiles (padefo). Dicho cambio fue una de las primeras actuaciones de lo que ahora veo nítidamente como el inicio de un acoso laboral en toda regla por parte del encagao y otros. En todo este tiempo he tenido la capacidad de analizar objetivamente todas las experiencias laborales y saber primero identificar y llamar por su nombre a las cosas que es un paso fundamental y segundo hacerles frente que es un paso que no todos los trabajadores son capaces de dar; yo sí y bastantes cosas he conseguido y otras estoy en ello con dos c. y un palito. Y mucho le debo a Laboro y sus consejos, de ahí mi continuo agradecimiento hacia él y su blog.

    ResponderEliminar
  8. El que más ha ahorrado es este:

    4. El funcionario administrativo con delegación cerrada desde el 16 de marzo que no ha podido tele-trabajar (ojo: no aquellos que sí han tele-trabajado en jornadas de hasta 12 horas o se han jugado la vida en las calles y hospitales).

    Esta "especie suertuda" han ahorrado dinero y en fuerzas productivas. Ejemplo: "funcionario de la administración de justicia (90%) no adscrito en servicios esenciales (10%).

    ResponderEliminar
  9. Gracias por la información Laboro.
    Si no estoy equivocado cuando pasen los 6 meses después del ERTE POR FUERZA MAYOR los empresarios o empresaurios pueden aprovechar si no les cuadran los números hacer un ERE y despedir a x trabajadores.
    Y no por 33d/año si no por menos.
    Manera de quitarse a los trabajadores veteranos del medio por poco dinero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Incluso ya, así es que empieza a cargar la escopeta, no tragando por ejemplo, para que al menos te puedas llevar 45 y 33 dias/año..., si tan veterano eres

      Eliminar
  10. Hay gente que trabajando tenía costeada la comida por dietas de la empresa que en teletrabajo no cobra, así que es un aumento de gasto, no un ahorro y aunque no se pueda ir de tiendas que es el deporte nacional, el estado ya se encargó de que puedas seguir comprando por internet y te lleven toda la mierda que no te sirve, directamente a tu casa.
    Curioso, solo se puede salir a trabajar (algunos) y a comprar. (con bozal, por supuesto) Dios guarde al gran hermano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto que esa gente deja de percibir el cheque restaurante, pero también es verdad que deja de estar forzada a comer fuera de casa.

      En caso de que los cheques cubrieran suficientemente los precios de los sitios para comer cercanos al trabajo (cosa que no siempre se da, por no decir casi nunca) es cierto que esos trabajadores tendrán que poner de su bolsillo para lo que van a comer en su casa, e incluso el tiempo y dinero para cocinarlo, independientemente de que a calidades similares sea mucho mas barato en tu casa.

      Pero también es cierto que esos trabajadores no son precisamente mayoría, que aun así con el ahorro de transporte, tiempo, y chorradas sigue compensando, y que nunca llueve a gusto de todos.

      En lo de las compras por internet, tienes toda la razón, no hace falta que abra su tienda Ropas Manoli, si puedes hacer el pedido directamente por internete a la multinacional de turno, para vaciarnos los bolsillos con cosas que casi nunca necesitamos.

      Y lo de las prioridades en este país, también es para hacérnoslo mirar, que en este país lo urgente haya sido pedir abrir los bares/restaurantes, por delante de otras muchas cosas, cuando en el resto de Europa se ha considerado mayoritariamente que ese tipo de ocio, era el menos prioritario (riesgo/utilidad), también deja muy claras las prioridades del españistano medio, y el tejido empresarial españistani.

      Eliminar
  11. El consejo más útil que se ha dado jamás en Laboro. Sé que no es fácil y que depende de la situación de cada persona, sobretodo si se tienen cargas familiares, pero si todo el mundo ahorrase para vivir un año o así, la situación labora cambiaría mucho.

    Además de como caja de resistencia personal, como se menciona en un comentario anterior, también sirve para no financiar las compras y ahorrando así los intereses.

    ResponderEliminar
  12. Quieres decir...igual que antes?

    ResponderEliminar
  13. Nadie critica el consumo y la producción (o la producción y el consumo). Ambas cosas dependen la una de la otra y son naturales. Es parte de la ecología (equilibrios e interdependencias o interrelaciones naturales).

    Lo que se critica es la mentalidad aborregada de creer que tenemos necesidades que no son reales, son ficticias, un invento de los Gobiernos y sobre todo de las empresas, metido con el calzador de la propaganda (propaganda que no solo son los “anuncios”; es más sutil y se respira y se contagia en la sociedad).

    ¡Bien, Laboro! Desenmascarando la ficticia necesidad (y nada ficticia necedad) de un consumismo salvaje, artificiosamente efímero, cortoplacista y miope, destructivo de la sociedad y del entorno y construido por y para la avaricia de unos pocos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En pocas palabras: “Otra economía es posible”.

      Eliminar
  14. Ojalá fuera como dice Laboro, que la nueva normalidad consistiera en llevar una vida austera y sencilla, sin contaminar el medio ambiente. Lamentablemente el consumo y el gasto están insertos en nuestro ADN, todo cristo consume como un poseso cuando le suben el salario, los gobiernos se endeudan hasta las cejas cuando obtienen crédito...no tardaremos en volver a ver las playas y las terrazas hasta arriba.

    En el fondo somos como una plaga de bacterias, por ahí no hemos evolucionado nada respecto a nuestros ancestros.

    ResponderEliminar
  15. Totalmente de acuerdo. Ya noté que mi economía mejoraba cuando renuncié a los gin-tònics. :-) Pero con el estado de alarma, he descubierto ¡que incluso se puede ahorrar! Pienso persistir en mis nuevos hábitos ahorrativos, a riesgo de que me acusen de anti-social, de tacaño, de no querer quedar con amigos o cosas así. Los centros para los que trabajo como docente freelance han pivotado totalmente a la tele-formación y creo que ya no darán marcha atrás ni siquiera cuando pase la pandemia. ¡Viva el tele-trabajo!

    ResponderEliminar
  16. Yo hacia antes teletrabajo 3 dias y ya vi el ahorro y la comodidad de trabajar así... No comer fuera, gasolina, tiempo, productividad.. Todo ventajas para mi. Sin embargo despues del covid he visto todo lo que he ahorrado al dejar de consumir en bares/restaurantes/tiendas de ropa..., que si cerveza, tapeo/pintxos, cenar fuera.... Ahora me compro una lata en el super y me la tomo tan agusto en casa o en la calle. Me sorprende la gente haciendo colas para sentarse en una terraza cuando puedes tomar algo donde quieras! Yo no seré uno de los que levante la economia de este país que le vamos a hacer, no soy un héroe.

    ResponderEliminar
  17. Todo ello bajo la hipótesis de que los precios sean estables en el tiempo, algo dudoso con el BCE frabricando billetes.

    ResponderEliminar
  18. Laboro , podrías escribir una entrada sobre el nuevo Ingreso Mínimo Vital ? Tu opinión y la relación de este ingreso con el trabajo .. seguro que ya estás en ello . Muchas gracias y buen fin de semana .

    ResponderEliminar
  19. Entonces, ¿estás a favor de la mochila austríaca?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que esto es un claro caso de churramerinismo.

      No tiene nada que ver tu planteamiento personal y tus acciones individuales en consumo y ahorro con las medidas legales que establezca el estado a la hora de proveer sistemas de protección social a los trabajadores.

      El ahorro y la reducción de consumo superfluo, son opciones personales que le devuelven una ventaja al trabajador en la relación laboral.

      La mochila austriaca es otra cosa, que además, no es ahorrar, porque el trabajador no dispone de esos fondos hasta que no se rompe la relación laboral, rompe el principio de solidaridad del sistema actual, y exime de responsabilidad más allá de esa mochila al empresaurio.

      Tampoco sé exactamente como funciona la mochila austriaca ni mucho menos como se podría implementar en España, para decir respaldar todo lo que he dicho, pero creo que la idea es esa

      Eliminar
    2. ¿Y tú? ¿Estás a favor de la mochila austríaca, de la “escuela austríaca” y de esta otra mochila?:
      https://hateandanger.files.wordpress.com/2012/03/man-being-carried-by-slaves-using-money-as-a-carrot-on-a-stick.jpg
      [Descripción: hombre que se hace transportar por esclavos mediante una variante del truco de la zanahoria colgada de un palo, sustituyendo la zanahoria por un billete]

      ¿Y estás a favor de esto?:
      https://livingthroughglobalization.files.wordpress.com/2016/03/globalization-cartoon.jpg
      [Descripción: la “máquina” de la globalización funcionando a toda máquina; toma como entradas (“inputs”) la sobreexplotación de recursos naturales y de las personas, y deja a su paso como salidas (“outputs”) productos poco duraderos y/o innecesarios (“chatarra”) y contaminación y destrucción del medio ambiente. Y, aunque no se aprecia en el dibujo, los trabajadores, los que pueden trabajar y no se quedan fuera, están dentro de la máquina en muy malas condiciones.]

      Eliminar
  20. A los boludos que no leen. Cada artículo que publica laboro es gratis. Por qué carajos no los leen más personas? Que seamos mayoría la masa no padefil

    ResponderEliminar
  21. Puff, ahorrar el 9% a algunos le parecerá misión imposible, pero yo llevo ahorrando más del 50% de mi salario mensual desde hace varios años, ésa es la auténtica salud; cada mes que trabajo, significa que podré estar otro mes sin tener que trabajar, pensando así sí es posible. Empiezas por pensar si las copas del finde sirven para algo, y terminas quitándote del netflix y el movistar. Creo que gastamos demasiado en chorradas, cuando las cosas más sencillas y placenteras son gratis o tienen un coste ridículo.

    ResponderEliminar