• Servicio profesional de consultas laborales privadas sin mencionar la empresa implicada.
  • Suscríbete gratis y recibirás los nuevos artículos por email y/o Twitter.
  • Todos los artículos de Laboro son 100% originales. Ni se copia contenido ni se imita el nombre.

  • 06 octubre 2020

    El gran chollo del FOGASA.




    Cuando al FOGASA (fondo de garantía salarial) le llamamos FOGUASA en Laboro, es por algo. Ese algo es porque en realidad la existencia del FOGASA es un chollo absoluto para el empresaurio hispánico y para los abogados "laboralistos", que no laboralistas.

    Antes de entrar en materia es necesario explicar que el FOGASA es un organismo autónomo del Ministerio de Trabajo que garantiza que los trabajadores cobren los salarios y las indemnizaciones que estén pendientes de pago a causa de insolvencia o concurso de acreedores del empresario. Es decir que la existencia del FOGASA supone que “el Estado” pagaría al trabajador su deuda laboral en caso de que el empresario no pudiera pagarla.

    Procede recordar que otro de los recortes que practicó el PP durante el mandato de M.Rajoy fue rebajar los importes que paga el FOGASA (enlaces al final). Hay que recordarlo porque es un hecho y no una opinión y sobre todo porque es obvio que en los próximos meses va a haber multitud de despidos e impagos con insolvencia que acabarán en el FOGASA.

    El primer chollete del FOGASA es quién lo paga. Estaría muy bien que lo pagara realmente “el Estado” con cargo a sus presupuestos, porque de esa forma lo estarían pagando todos los que pagan impuestos, tasas o le generan ingresos al Estado por cualquier razón. Pero resulta que el FOGASA saca el dinero de las nóminas de los trabajadores. Es decir que los trabajadores son los que en realidad pagan las deudas laborales de las empresas insolventes. Si os fijáis en vuestras nóminas veréis un concepto, que precisamente se suele llamar “FOGASA”, que es el 0,20% de vuestro salario. Claro que vienen los cuentistas y dicen que ese 0,20% del FOGASA no lo paga el trabajador sino que lo paga la empresa, igual que dicen que la mayor parte de la cotización a la SS la paga la empresa y no el trabajador. Pero obviamente eso en el fondo es mentira en ambos casos. La empresa paga el FOGASA y la cotización supuestamente empresarial a la SS del dinero que produce el fruto de vuestro trabajo, que para algo os contrataron. Como es más que evidente, la empresa paga los salarios y las patronales acuerdan las tablas salariales teniendo en cuenta todos los gastos que produce contratar al trabajador, incluyendo el FOGASA, la cotización empresarial y todo lo que venga al caso.

    El segundo chollete del FOGASA es que en caso de insolvencia siempre hay a quien cobrarle en las demandas de despido y/o reclamación de cantidad aunque la insolvencia sea simulada. Gracias al FOGASA, los abogados "laboralistos" no comprueban nada de eso ni siquiera en los casos en los que la insolvencia se ve venir de lejos, por ejemplo cuando han echado al trabajador sin pagarle los últimos meses o sobre todo cuando la empresa ni se molesta en acudir al acto de conciliación ni al juicio, porque el empresaurio sabe que es “insolvente” y que aunque pierda no va a pagar. En estos casos de fraude, un abogado laboralista codemandaría a todas las empresas implicadas, es decir una sola demanda con varios demandados, porque el cliente nada tendría que perder en ello. Pero comprobar los posibles fraudes es mucho lío y mucho trabajo para algunos y encima hay que saber un poco porque en el juicio habría que explicarlo. Por lo que el abogado "laboralisto" demandaría solo a la empresa que contrata al trabajador rellenando el típico modelo que tiene todo el mundo cambiando los nombres y poco más, aunque se sepa de sobra que esa empresa va a ser insolvente y hubiera otras empresas implicadas. De esa forma en el peor de los casos el trabajador cobraría del FOGASA aunque fuera menos y mucho más tarde, pero el abogado laboralisto cobraría igual, mucho antes y mucho más fácil; sobre todo si fuera abogado laboralisto de un sindicato que cobrara un salario independiente del resultado de las demandas que metiera y de las que no metiera.

    A ver si os creéis que eso de las insolvencias simuladas y los grupos ocultos de empresas son cosas de empresaurios importantes o gente listísima que tienen cuentas en las Islas Caimán y abogados con gemelos en despachos con paredes de madera molona. Qué va, que no es eso, que es mucho más fácil para Manolo el del bar y para Paco el del taller con la ayuda de su “asesoría Pepe”. Al igual que el fraude fiscal de Manolo está tirado (enlaces al final), también está tirado lo de simular insolvencias. Por ejemplo, es extraordinariamente habitual que los empresuarios hispánicos tengan dos o más empresas aunque tengan una sola actividad. Se pasan el dinero de una empresa a otra como quieren porque nadie se lo impide y así pueden simular insolvencia de una de sus empresas cuando quieran. Por ejemplo metiéndole todos los gastos de suministros, compras y alquileres pero facturando la mayoría de los ingresos con la otra empresa; o llevándose el dinero a la otra empresa con facturas, préstamos o alquileres falsos. También se pasan los trabajadores de una empresa a otra como quieren y porque nadie se lo impide, sencillamente dándoles de baja en la SS en una empresa y de alta en la otra al día siguiente, incluso sin que el trabajador lo sepa ni firme nada. ¿Qué quieren echar a uno o a todos sin pagar indemnizaciones e incluso tampoco los últimos meses? Pues fuerzan o simulan la insolvencia de la empresa que les contrata, todos al FOGASA, los abogados "laboralistos" no dicen ni pío y los trabajadores no llegan ni a saber lo que ha pasado realmente.

    Artículos relacionados:

    Tienes a tu disposición el servicio profesional de consultas laborales privadas solo para trabajadores sin necesidad de decir en qué empresa trabajas y el libro "Tus Derechos en el Trabajo" (publicado y a la venta por la editorial Lulu). En Laboro se publican regularmente artículos sobre derechos de los trabajadores y puedes suscribirte gratis para recibirlos por email. En el menú principal al principio de la página tienes un listado de artículos ordenados por tema. Al final y al principio de este artículo tienes botones para compartirlo en las redes sociales.

    Todos los artículos pubicados en Laboro son 100% originales. Ni se copia contenido ni se imita el nombre.

    14 comentarios:

    NO SE CONTESTAN las consultas laborales en los comentarios. Dichas consultas son un servicio profesional de pago y se hacen mediante el formulario de consulta laboral privada. Los auténticos comentarios siguen unas normas aconsejables. Puedes gestionar tus comentarios si tienes una cuenta en Google.

    1. Ojo con el concepto del pago del FOGASA. En mi caso, correspondiendo un 64% a indemnizaciones y un 36% a salarios, TODO el concepto fue de salarios, de manera que tuve retenciones y me penalizó posteriormente en la renta.

      ResponderEliminar
    2. Qué tristeza al leer la cruda realidad del mercado laboral español. Esto sumado a las "subcontratas" (claramente en cesión ilegal de trabajadores) son los grandes problemas y causantes de la precariedad en España. A ver si alguien mete mano de una vez y no se quedan sólo en anuncios sobre papel mojado.

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. los mayores causantes de la precariedad en España son los sindicatos que saben comportarse y la maldita legislación hecha en este país por y para sustentarlos, a ver cuando un artículo de sus prerrogativas y sus ventajas las cuales los mantienen en el poder mientras vivan o no cambie la ley que mezquinamente discrimina a los sindicatos minoritarios.

        Eliminar
    3. El "levantamiento del velo societario" es ciencia ficción en la jurisdicción social con los magistravagos, que no magistrados y jueces, y que van a lo sencillo, a lo fácil, a no complicarse la existencia, con grupo laboral/patológico de empresa o empresario físico encubierto.

      ResponderEliminar
    4. Ciertamente cuán desconocimiento tengo o tenemos- por si alguien se suma!
      El caso es que yo estaba en la cuenta que lo del Fogasa lo pagaba la empresa pero ahora me cercioro que es de mi nómina de donde sale. Vergonzoso! Y es que está muy bien tener un seguro que te garantice cobrar tus salario cuando los empresaurius dejan de pagar, pero puestos a pedir lo justo es que el seguro de indemnización por falta de cobros lo cubra el deudor y no el acreedor (por eso de lo del código Civil, que es uno de los fundamentos del resto de legislación).
      Y si por c. tengo que asegurarme el cobro de mis salarios, pues mejor pagar un poco más y que los recupere íntegros y rápidamente no teniendo que esperar meses, qué digo hasta años!, y a mayor abundamiento sin tener que demandar a los sinvergüenzas tramposos para obtenerlos.
      Pues eso un estado hispañistán con un un foguasa creado para seguir emgañando a los trabajadores.

      ResponderEliminar
    5. Y el alquiler, la luz, el impuesto de sociedades, las máquinas,..... también lo pagan los trabajadores. Todo, absolutamente todo, lo pagan los trabajadores, pues todo sale única y exclusivamente del fruto de su trabajo. A ver si os creéis que las empresas no tienen en cuenta esos costes cuando negocian los salarios. Lo único que hacen los empresarios es explotar vilmente a los trabajadores robándoles el fruto de su trabajo y llevarse la mayor parte, la plusvalía.

      Que no os cuenten otra cosa los cuentistas.

      (modo ironic off)

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. La comida y la choza de Kunta Kinte se la pagó el dueño de la plantación jugándose su dinero. Se la pagó hasta cuando estaba enfermo y se la siguió pagando cuando era viejo y producía menos, pero eso los negros quejicas no lo dicen. Si fuera tan fácil, Kunta Kinte habría montado una plantación, pero estaba mejor con la comida y la casa aseguradas.

        (modo listillo off)

        Eliminar
      2. Pues eso: que no nos conteis cuentos los cuentistas!

        Eliminar
      3. Lumet, y los beneficios los empresarios los reparten siempre entre todos sus trabajadores por que son gente muy buena y saben que los trabajadores se lo merecen, a ver si te crees que van a vivir solamente del trabajo de los demás, y cogen todo el dinero de Papa Estado, pero no son Comunistas, son muy chachi liberales,no nos confundamos...

        Eliminar
    6. Cada vez que entro a trabajar en una nueva empresa, investigo a los administradores para conocer todas las empresas a su nombre, socios, actividades, razón social, etc. así he sacado hasta seis CIF diferentes de un mismo empresaurio, domiciliados todos en la misma sede y todo. Imaginad que sois un empresaurio listillo con seis empresas en una, sin declarar grupo empresarial que las una fiscalmente, y despedís a la última mona, la última de la fila, la mosquita muerta...y esa maldita Munonima, va y demanda...a las seis empresas con su CIF y al empresaurio con su DNI, todos juntitos....el internet de todas las cosas, que tiene taaaaanta información disponible...

      Pues eso, que cuando tengáis un nuevo contrato laboral en vuestras manos, pongáis en Google todos los datos de la empresa y el empresario, y guardarlo todo bien guardadito para cuando haga falta. No, por si hace falta no. Para cuando haga falta, porque más tarde o más temprano va a ocurrir. Esto es Españistan, España es otra cosa.

      ResponderEliminar
    7. No tiene que ver con la entrada; Laboro por si no lo has pensado, un artículo "Brotes de COVID 19 en el entorno laboral",p.e.: hay 3 positivos y el jefe ha prohibido a los demás hacerse pruebas ni decir nada, reparten cerveza por pueblos de toda la provincia.

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Denuncia en inspección de trabajo, son anónimas.

        Eliminar
    8. Las denuncias a IT no son anónimas. Es anónimo el buzón del fraude, que no es exactamente lo mismo y no permite un seguimiento de la denuncia.

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Eso está ya está explicado en el artículo sobre la denuncia ante inspección. Además las denuncias en papel no son anónimas solo desde el punto de vista del inspector pero sí desde el punto de vista de la empresa, porque la Ley Ordenadora de la Inspección prohíbe expresamente comunicar al denunciado el nombre del denunciante.

        Eliminar