• Servicio profesional de consultas laborales privadas sin mencionar la empresa implicada.
  • Suscríbete gratis y recibirás los nuevos artículos por email y/o Twitter.
  • Todos los artículos de Laboro son 100% originales. Ni se copia contenido ni se imita el nombre.
  • 12 noviembre 2020

    Dudas laborales sobre la vacuna del COVID-19.

    Como todos sabéis, al parecer pronto habrá una vacuna eficaz contra el COVID-19 o puede que varias. Por lo que procede responder a las dudas habituales que surgirán relacionadas con la vacuna y el mundo del trabajo en Españistán a las órdenes de un empresaurio hispánico.

    ¿La empresa puede obligarme a vacunarme?

    De momento tú tienes la misma obligación de ponerte la vacuna del COVID porque lo diga la empresa que la que tienes de hacerte socio del Recreativo de Huelva porque tu jefe sea rociero. Solo la legislación puede ordenar tu vacunación y quien legisla no es Manolo el del bar ni Paco el del taller. De hecho, el art.12 de la Ley Orgánica sobre estados de alarma permitiría ordenar una vacunación o cualquier otra medida de lucha contra las enfermedades infecciosas.

    Tampoco existe la obligación de vacunación bajo la ley de prevención de riesgos laborales, porque “se entenderá como «riesgo laboral» la posibilidad de que un trabajador sufra un determinado daño derivado del trabajo”. La posibilidad de que cogieras o contagiaras el COVID-19 sería una posibilidad en el trabajo no una posibilidad derivada del trabajo, que no es lo mismo. Si entendiéramos el COVID como riesgo laboral entonces también lo sería la gripe normal, el resfriado, la tuberculosis o la malaria. Para dejarlo aún más claro tenemos el art.8.3 RD 664/97 que dice:

    “Cuando exista riesgo por exposición a agentes biológicos para los que haya vacunas eficaces, éstas deberán ponerse a disposición de los trabajadores, informándoles de las ventajas e inconvenientes de la vacunación. […] El ofrecimiento al trabajador de la medida correspondiente, y su aceptación de la misma, deberán constar por escrito.

    Es decir que ni siquiera existe la obligación de que el trabajador se vacune por orden de la empresa en los trabajos sanitarios en los que coger el COVID-19 sí que sea un daño o posibilidad derivada del trabajo. Por ejemplo en el caso de médicos, enfermeras, etc. en contacto habitual con los enfermos de COVID-19. En estos casos, la empresa tiene la obligación de poner la vacuna a disposición de los trabajadores y estos deciden si aceptan o no la vacunación.

    Así está de momento la legislación. Pero esto podría y debería cambiar en fechas próximas y no sería de extrañar que el Gobierno dispusiera algún tipo de régimen obligatorio de vacunación para algunos colectivos, porque es obvio que el no vacunado no solo decide por él sino que también decide por todos sus contactos estrechos laborales y sociales.

    ¿Me pueden pedir un “certificado de vacunación” para contratarme o renovarme?

    Hacerlo sería una discriminación por razón del estado de salud. Los enfermos y los no vacunados de COVID-19 tienen el mismo derecho constitucional al trabajo que los que ya hayan pasado el COVID-19 o estén vacunados.

    ¿Quién paga la vacuna?

    Han anunciado que estará cubierta por el sistema nacional de salud, pero obviamente no dará tiempo a vacunar a varios millones de personas el mismo día y tendrán prioridad los abuelos de las residencias sobre los camareros de Manolo el del bar y los técnicos de Paco el del taller. Por lo que no cabría descartar que la sanidad privada comenzara a hacer negocio vendiendo vacunas a los que no quisieran esperar su turno en la sanidad pública. Después de todo, ese es el único negocio de la sanidad privada: que pases antes para lo que sea aunque luego hagan lo mismo que en la sanidad pública o puede que incluso lo hagan peor. Pero tú en ningún caso tendrías obligación laboral de pagarte la vacuna en la sanidad privada. Si fuera un medio de prevención de riesgos biológicos entonces la empresa tendría la obligación de puesta a disposición, es decir de pagarla para quien la quisiera.

    ¿Las vacunas producen autismo?

    Huy sí, muchísimo autismo y olor de pies. Casi todos los autistas fueron vacunados y casi todos los que les cantan los tachines también. Ahí lo tienes demostrado, que a ver si va a hacer falta que venga Miguel Voxé a explicártelo. Las vacunas te dan un autismo que te cagas encima, pero no pasa nada porque entonces viene Tom Cruise en plan sexsymbol, te lleva a un casino, te forras y te pone la novia a tu disposición en el ascensor.

    Artículos relacionados:

    Tienes a tu disposición el servicio profesional de consultas laborales privadas solo para trabajadores sin necesidad de decir en qué empresa trabajas y el libro "Tus Derechos en el Trabajo" (publicado y a la venta por la editorial Lulu). En Laboro se publican regularmente artículos sobre derechos de los trabajadores y puedes suscribirte gratis para recibirlos por email. En el menú principal al principio de la página tienes un listado de artículos ordenados por tema. Al final y al principio de este artículo tienes botones para compartirlo en las redes sociales.

    Todos los artículos pubicados en Laboro son 100% originales. Ni se copia contenido ni se imita el nombre.

    11 comentarios:

    NO SE CONTESTAN las consultas laborales en los comentarios. Dichas consultas son un servicio profesional de pago y se hacen mediante el formulario de consulta laboral privada. Los auténticos comentarios siguen unas normas aconsejables. Puedes gestionar tus comentarios si tienes una cuenta en Google.

    1. Buenos días, comunicaros que sois increíbles y profesionales como la copa de un pino, gracias, gracias seguir así campeones.......

      ResponderEliminar
    2. Me encanta el artículo. Claro y meridiano.

      ResponderEliminar
    3. Buenas,

      Siempre leo tus artículos con interés, pero criticar la postura anti vacuna covid con una generalización es muy frívolo por tu parte.

      Cualquier vacuna, incluso la del covid, requiere años de desarrollo y pruebas, y nada asegura que vaya a funcionar salvo seguir estrictamente los protocolos, que existen por una razón.

      Las vacunas covid se están desarrollando en tiempo recordar, y no se están respetando dichos protocolos de seguridad.

      Por favor, no frivolices con algo que si se hace incorrectamente puede suponer un riesgo para las personas.

      Un saludo
      Enrique

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. No es el lugar, pero creo necesario hacer una corrección. Hubo vacunas, como la de la poliomielitis, que se desarrollaron en pocos meses más. Además, las actuales vacunas no parten de cero, sino de años de estudios sobre el SARS-CoV-1 (el primer coronavirus mortal), el MERSH (un coronavirus aun peor de países árabes) y el Ébola (que no es coronavirus pero es un virus muy escurridizo que ha enseñado mucho sobre vacunas).

        Las vacunas en desarrollo se han testado en decenas de miles de voluntarios; eso no descarta que tengan algún riesgo (la del sarampión, por ejemplo, produce una encefalitis mortal cada varios millones de dosis), pero la relación riesgo beneficio es muy favorable. Si se tratase de una vacuna contra el catarro, recomendaría prudencia; pero es una enfermedad letal que en mi pueblo ha matado al 40% de los ancianos ingresados en la residencia.

        Un detalle añadido: el movimiento antivacunas se alentó con lo del autismo y la vacuna DTP… pero luego se vio que se trató de un montaje para estafar a las aseguradoras. Me parece repugnante que el señor que lo hizo (un tipo repugnante llamado Wakefield) no haya acabado en el trullo por homicidio múltiple. De paso, alguna noticia alarmante que ha salido (como que las mascarillas no protegían) la han difundido señores con intereses económicos (tenían fábricas de filtros HEPA y fueron desenmascarados por los rojazos de la Sociedad Española de Medicina Preventiva y de la Cuatro).

        Lo más divertido es que los que están difundiendo los supuestos riesgos de la vacuna son los mismos foros ultraderechistas tipo qanon en los que beben impresentables como Trump o los voxeros. Por favor, no os vacunéis, y así los fabricantes de filtros podrán amortizar la inversión que han hecho.

        Eliminar
      2. ¿Alguna referencia de eso de que no se están respetando los protocolos de seguridad? Porque yo diría que se están respetando escrupulosamente, simplemente se ha metido una cantidad inmensa de pasta para acelerarlos.

        Eliminar
    4. Lo que sí produce el negacionismo de la eficacia de las vacunas y el no ponérselas voluntariamente cuando aquella está probada científicamente a lo largo de años de su aplicación es TONTISMO, que parece ser también contagioso pero más como un trastorno más o menos pasajero según vaya en consonancia con la moda o el top trending del momento en redes sociales.
      En cualquier caso, de nuevo nos explicas con la ley en la mano qué nos pueden obligar a hacer por ahora y qué no. Como siempre, agradecimiento aparte, el consejo de vacunarse para no perjudicar a otros con graves consecuencias debiera ser más que aconsejable, obligatorio.

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. enterate lo que la Talidomida y luego me lo cuentas lo de seguro

        Eliminar
    5. Creo que el ultimo apartado es un poco sexista. Creo que hay que cuidar el lenguaje.

      ResponderEliminar
    6. Respècto a la bacuna, la pregunta es, ¿te dejararas poner una bacuna que no se ha probado con animales al menos dos años? recuardo ahora mismo las persoanas de cerca de 70 años qeu sufreieron malformaciones y efectos incapacitantes por un medicamento no testado en españa, ahora no me acuerdo el nombre del emdicamento pero es muy sonado, pero la persona que conozco nacio con varias malformaciones pero se tuvo que ganar al vida trabajando si poder mover un brazo y arrastrando los pies por que no ahbia ayudas de ningun tipo

      ResponderEliminar
    7. Tan solo indicar que le Sistema Nacional de Salud no considera riesgo profesional que uno pueda morir de una enfermedad que se pille atendiendo pacientes, como le ocurrió a una compañera.

      Respecto a lo que se dice, de acuerdo. Es principio básico no obligar a recibir un tratamiento que no se desea. Si uno puede rechazar la quimioterapia (incluso a veces, la quimioterapia para un hijo) ¿por qué no va a poder rechazar una vacuna? La ley no lo impone, como tampoco prohíbe que uno se a tonto de capirote.

      Pero existe una situación especial que no sé cómo se tratará: aquellos casos en los que el riesgo está en transmitir la enfermedad a los «clientes». Me refiero a los que trabajan con personas vulnerables, especialmente los cuidadores de ancianos. Existe una alternativa, que sería obligar a llevar permanentemente sistemas de protección, pero son tremendamente engorrosos. Es más, en este caso concreto, y diga lo que diga la ley (ya sabemos que una cosa son leyes y otra justicia) podría ser razonable exigir un certificado de vacunación.

      En otras situaciones se hace. Por ejemplo, para trabajar con algunos agentes biológicos muy peligrosos como la viruela, se exige la inmunización, para evitar no solo la enfermedad del trabajador sino que pueda “escapar” del laboratorio. Aunque l cierto es que en la actualidad no hay muestras de viruela en España. Quiero decir que hay casos muy concretos en los que el derecho a la vida (de los demás) podría primar, y si no es así, el legislador tendría que plantearse una modificación de las leyes.

      Para acabar, y como siempre, felicitar a Laboro por su esfuerzo.

      ResponderEliminar