07 octubre 2021

.

Cuidado con los acuerdos de pago a plazos.

Sucede muy habitualmente que el trabajador acepte un pago a plazos de la empresa. Por ejemplo para cobrar “por las buenas” un finiquito porque se haya ido de la empresa o porque le hayan despedido, pero sin haber iniciado acciones contra la empresa. El típico rollito de que te tenemos que echar porque no hay pasta y por eso te tenemos que pagar el finiquito a plazos. Pero también hay casos en los que los trabajadores aceptan estos pagos a plazos en un acuerdo en acto de conciliación tras haber iniciado acciones legales contra la empresa, normalmente por despido o por impago de salarios. Pero los trabajadores suelen desconocer que aceptar este tipo de acuerdos puede ser más peligroso que bautizar a un gremlin.

Un ejemplo supuesto: acuerdo por el que el trabajador aceptara cobrar una indemnización de despido de 30.000€ pero en 10 plazos trimestrales de 3.000€ cada uno. Quizá el trabajador habría pensado que aceptar sería cobrar 1.000€ al mes durante dos años y medio y aún encima en los dos primeros años cobraría también el paro. Algo así como el sueldo Nescafé para toda la vida que aún siguen anunciando. Pero si no aceptara tendría que ir a juicio, que le tardaría unos meses o puede que un año según dónde fuera, y entonces cobraría los 30.000€ todos juntos. Sin descartar que al lado tuviera un abogado laboralisto susurrando esta psicofonía con voz de ultratumba: “Porfirio, coge el dinero, no seas tonto, que se están perdiendo todos los casos, que el juez está muenfadao, que vas a perder, que los jueces van con las empresas y con el Real Madrí, que las grabaciones no valen; Porfirio, a mí me tocan 1.000€ y el 15%...” Pero estaríamos hablando de un acuerdo sin garantías en caso de impago, sin intereses y sin penalización en caso de retrasos. En resumen, un acuerdo que podría ser cojonudo para el abogado laboralisto que aconsejara aceptarlo, porque él sí que le cobraría al trabajador inmediatamente, tanto si la empresa cumpliera con los plazos como si no. Bien mirado, si la empresa no cumpliera entonces le podría cobrar otra vez al trabajador para reclamar el impago. Pero la realidad es que un acuerdo de este tipo nunca podría ser bueno para ti como trabajador, porque solo podría finalizar de tres maneras:
  • Que la empresa cumpliera con los pagos. Pero entonces tú habrías cobrado lo mismo pero mucho más tarde e incluso más tarde de lo que hubiera tardado en salirte el juicio y la sentencia, según lo que duraran los plazos. Por lo que tú no habrías ganado nada aceptando los plazos y habrías perdido el 10% de interés moratorio que cobrarías si el asunto fuera de reclamación de cantidad y llegara a juicio y sentencia. Pero la empresa sí que se habría ahorrado los intereses de la financiación de esa cantidad, porque realmente la habrías financiado tú pero gratis.
  • Que la empresa incumpliera los pagos y el acuerdo hubiera sido en acto de conciliación administrativo. Entonces tendrías que solicitar la ejecución del acuerdo en los juzgados, sin necesidad de solicitar antes acto de conciliación porque ya se habría celebrado con acuerdo que la empresa habría incumplido. Pero la resolución te podría tardar lo mismo o más, por la sencilla razón de que habrías acudido a los juzgados mucho más tarde que si no hubieras aceptado el acuerdo de plazos y hubieras demandado desde el principio.
  • Que la empresa incumpliera los pagos y el acuerdo hubiera sido extrajudicial. Entonces tendrías que poner una demanda de reclamación de cantidad normal, empezando todo desde cero con solicitud de acto de conciliación administrativo incluida. O sea que el juicio te tardaría aún más que en el caso anterior.

En resumen, en el mejor de los casos cobrarías más tarde, porque el acuerdo sería a plazos, y aún encima menos de lo que te debían en realidad, porque el acuerdo sería sin intereses. Eso en el mejor de los casos. En el caso intermedio, tendrías que acabar en el juzgado igualmente pero más tarde. Ojo, que hemos dicho en el caso intermedio porque no es el peor de los casos. El peor de los casos sería que dejaran de pagarte a partir de cierto plazo, o incluso que directamente no te pagaran ninguno, siguieras con el procedimiento judicial y la empresa fuera declarada insolvente. Entonces te irías a reclamarle al FOGASA, pero te podrías encontrar conque el FOGASA no te pagara o te pagara mucho menos, según cómo hubiera sido el acuerdo, el tiempo que hubiera pasado y la cantidad adeudada.

¡¡Chorprecha!! Si es que hay que ser más listo o menos tonto. ¿Si la empresa es solvente, por qué no pide un crédito para pagarte todo sin plazos? Si no se lo dan es que no es solvente, porque una cosa va con la otra, y hay que ser muy tonto para acordar un pago a plazos con quien no es solvente. Si no lo pide para no pagar intereses al banco es que quiere que la financies tú gratis; pero hay que ser muy tonto para financiar gratis a quien es solvente y el banco no es tonto pero la empresa por lo visto cree que tú sí que lo eres. Si la empresa es solvente, que la financie el banco y tú cobras sin plazos. Si no es solvente, más te vale llegar a juicio cuanto antes, sin acordar plazos que no te van a pagar, para que llegue cuanto antes el momento de que les embarguen lo que tengan y de ir al FOGASA pero con sentencia incumplida, no con acuerdo de chichinabo. Además de la obviedad de que al pasar el tiempo probablemente aumente la insolvencia de la empresa en vez de disminuir. Dicho a la inversa: ¿tú por qué te crees que el empresaurio te quiere pagar a plazos sin intereses, sin penalización y sin garantías? ¿Para pagarte o para no pagarte en caso de que le venga bien no hacerlo?

Artículos relacionados:

Puedes suscribirte gratis para recibir por email los nuevos artículos que se publiquen sobre derechos de los trabajadores. Dispones del servicio profesional de consultas laborales privadas solo para trabajadores sin necesidad de decir en qué empresa trabajas. Tienes a la venta el libro "Tus Derechos en el Trabajo" y otros libros y modelos para conocer tus derechos laborales y aprender a demandar a la empresa tú solo sin obligación de pagar abogado.

Todos los artículos pubicados en Laboro son 100% originales. Son otros los que copian contenido e imitan el nombre.

18 comentarios:

NO SE CONTESTAN las consultas laborales en los comentarios. Dichas consultas son un servicio profesional de pago y se hacen mediante el formulario de consulta laboral privada. Los auténticos comentarios siguen unas normas aconsejables. Puedes gestionar tus comentarios si tienes una cuenta en Google.

  1. En Laboro saben mucho de derecho laboral pero poco de sindicalismo, y a la hora de negociar hay mucho más factores aparte de lo que dice la ley y lo que puede interpretar un juez. Porque si fuese tan fácil de interpretar y de probar los abusos, ¿harían falta jueces y juicios? No. Y tampoco abogados laboralistas por cierto.
    Que una cosa es la vehemencia y la hipérbole a la hora de expresarse, y otra es darla por dogma.
    Aun así, gracias como siempre por los artículos, magníficos en casi todas las ocasiones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que tú si que sabes de sindicalismo. Te agradecería que nos ilustraras sobre aquellos factores aparte de los que dice la ley.

      Gracias por adelantado.

      Eliminar
    2. Estas confundiendo lo que dice la ley, que es inamovible, con lo que se pueda probar en un juicio, que es variable. La ley es la misma para todos, pero no en todos los juicios se presentan las mismas pruebas.

      Eliminar
    3. Mira que se ha dado cera en este foro a algunos sindicatos que saben comportarse y a algunos sindicalistos, que lo último que miran es por el trabajador.

      Pero resulta que en este artículo no se han mencionado a los sindicatos por ningún sitio, tu sabrás por que te has sentido atacado/ofendido.

      PD: si puedes dime el sindicato de defiendes, para asegurarme de estar en otro.

      Eliminar
    4. Es curioso cuando ponen que es de día y de noche en la misma frase.

      Por lo visto hay cosas aparte de lo que digan la ley y los jueces porque si no las hubiera entonces no existirían los jueces y los juicios. 😵‍💫😵‍💫

      O algo así.

      Eliminar
    5. Este será otro permisivo laboral hecho sindicalista a dedo por su papá jefe. El hombre es que tiene una hipoteca que le acojona sí mi amo sí mi amo. Y si ya la acabó de pagar es igual porque papá jefe para él es omnipollente.

      Eliminar
  2. Bien dicho. A un compañero le dieron 10 talones (no recuerdo si cheques o pagarés) de 1500 € con el compromiso de cobrar uno al mes. Sólo cobró el primero. Y a reclamar a un cambiario y no a un juicio laboral. La empresa se declaró en concurso posteriormente y no pudo ni ir al FOGASA, porque según su abogado "ya le habían pagado" (pero él ya había cobrado)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seria tan padefo de firmar que ya le habían pagado por haberle dado esos talones.
      Y un abogado tiene que cobrar igual que el resto de trabajadores.

      Eliminar
  3. Pues depende.
    Si el tema está claro, no hay acuerdo que valga.
    Si hay dudas (más frecuente de lo que parece), vale para sacar "algo más". A tocateja, "x", a plazos "x más". Depende de las dudas, que no todo es siempre blanco o negro, y EN TODO CASO con la coletilla de que "el impago de cualquiera de los plazos implicará la reclamación de;
    A) la totalidad de la deuda pendiente
    B) la totalidad de la deuda
    Depende de cada caso.
    Lo normal es "a", pero si el tema no está claro, "b". Y no es lo mismo.
    Esto lógicamente, en sede judicial, porque a los jueces y letrados de la admón de justicia "les pone" conciliar, pero les desagrada enormemente que la empresa no cumpla los acuerdos, de manera que si se solicita la ejecución por incumplimiento de lo acordado, suelen ser bastante expeditivos.
    Lógicamente, estos acuerdos tienen que v estar muy bien redactados, nada de te doy diez talones ¡O diez pagarés! y ya.
    No. Me haces diez ingresos en mi cuenta en estas fechas concretas, y si fallas uno, a ejecución. De lo que quede o de todo.
    En quince días la empresa tiene embargadas y bloqueadas sus cuentas y en poco más, la pasta (toda, más intereses y costas con algo de suerte) en poder del trabajador.
    Porque no siempre el fallo favorable está asegurado al 100%, y se suele tardar más en ejecutar una sentencia que una conciliación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A lo mejor es que lo normal y habitual es todo lo contrario, sobre todo como el trabajador vaya a conciliación de la mano de un "sindicato". A lo mejor lo normal y habitual es que los acuerdos de pago a plazos aún encima sean con rebaja. Por supuesto sin ningún tipo de garantía ni cláusula de vencimiento automático.

      A lo mejor lo normal y habitual es que la empresa sea la que redacte el acuerdo, lo lleve a conciliación listo para firmar y entonces el abogado del sindicato le diga al trabajador que lo firme porque "está bien". Si lo firma, asunto terminado y él abogado del sindicato cobra el mismo salario del sindicato.

      O a lo mejor lo normal es todo lo contrario y el abogado del sindicato dice que no: Porfirio, no firmes eso, vamos a juicio, yo que soy tu abogado y cobrando lo mismo voy a hacer la demanda, comparecer en sala, explicar las cuentas que ni me acuerdo de cómo son, luego voy a presentar el recurso al TSJ si hace falta, y voy a hacer eso con los 4 juicios que tengo para hoy, con los 4 que tengo para mañana y a los 8 trabajadores que tengo citados para consulta cada tarde les voy a animar a todos para que demanden lo suyo.

      Cualquiera sabe cuál será la verdad normal y habitual.

      Eliminar
  4. La empresa en la que trabajo hizo esto con las personas que metió en un ERE, más de 40 trabajadores, a los pocas semanas entro en concurso de acreedores, con lo que se quedaron colgados y teniendo que cobrar del FOGUASA, algunos se no llegaron a cobrar la deuda completa nunca, ya que el FOGUASA tiene unos límites salariales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y fue un ERE acordado con los "sindicatos"? ¿Puede que también un ERE pagado a los "sindicatos" mediante facturas de "consultoría" o "asesoramiento" emitidas por los mismos "sindicatos" o por empresas "de servicios" montadas por los sindicalistos?

      Eliminar
    2. Algo les pagarían a esos sindicalistos amarillos porque tiene traca que acepten un ERE asi

      Eliminar
  5. Otro buen artículo, muy bien explicado y con gran razón, que acaba con ataques gratuitos, a los sindicatos, y a sus abogados. Es una manera de eliminar competencia, es el mercado amigos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el artículo ni siquiera sale la palabra "sindicato", por lo que si dices que el artículo ataca a los sindicatos y a sus abogados es que estos recomiendan esos acuerdos de pago a plazos sin intereses ni garantías 😀😀😀😀.

      Si es que hay que reírse de los sindicalistos, que no valen ni para leer y comprender un texto ni menos aún para escribir sino solo para cobrar del sindicato sin que los afiliados sepan ni quién cobra ni menos aún cuánto cobra.

      Eliminar
    2. Yo no he dicho que en el artículo salga la palabra sindicato, pero se ha mencionado en los comentarios y ya han salido las críticas, a lo cuñado, con el palillo en la boca.


      Eliminar
    3. Por una parte la mayoría de comentarios en las que han salido los sindicatos, han sido sindicalistos llorando preventivamente (comentario 1)

      Y por otra, puede ser que haya sindicatos y sindicalistas buenos (aunque yo todavía no me he cruzado con ninguno en mis 20 años de experiencia laboral, ya es mala suerte la mía), pero es un hecho que hay sindicatos y sindicalistos malos, o que como mínimo van a lo fácil que es "firma lo que te ofrecen que menos es nada".

      Eliminar
  6. Gracias Laboro por tus advertencias y consejos. Es así, y todavía hay que gente que no entiende lo que se cuece porque cree que los "sindicatos" son eso, sindicatos. Ya hace mucho tiempo que son igual de amarillos que en el franquismo, es decir, verticales con el status quo. Pero eso sí, saliendo todos los 1 de mayo a limpiar las conciencias, pasearse un ratito, dar cuatro voces y tomarse unos vinos con los "camaradas". Es como los católicos cuando van los domingos a misa a confesarse para tranquilizar su conciencia y seguir haciendo el mal a partir del lunes. Gracias de nuevo por desenmascararlos. Cabría decir que el que haya excepciones de buenos sindicalistas no significa que se pueda generalizar, lo que no se puede es convertir la excepción en regla. El capitalismo neoliberal lo pudre todo, hasta al sindicalismo se lo ha llevado por delante. Y no digamos los partidos. Es una pena pero es una realidad.
    Un saludo.

    ResponderEliminar