24 mayo 2021

.

Los trabajadores ganan el 78% de las demandas que llegan a juicio.

El Ministerio de Trabajo elabora unas estadísticas oficiales sobre los asuntos judiciales sociales (laborales) que demuestran que en general los trabajadores ganan cuando su demanda llega a juicio. En Laboro hemos totalizado los datos oficiales desde 2013 hasta 2020, ambos inclusive, con los siguientes resultados:

Demandas por despido.
Sentencias perdidas60.90221,44%
Sentencias ganadas (total o parcial)   223.180   78,56%
Acuerdos judiciales377.747 

Otras demandas.
Sentencias perdidas106.34821,90%
Sentencias ganadas (total o parcial)   379.190   78,10%
Acuerdos judiciales239.920 

Total.
Sentencias perdidas167.25021,73%
Sentencias ganadas (total o parcial)   602.370   78,27%
Acuerdos judiciales617.667 

No están incluidos los asuntos de demanda contra la Seguridad Social (incapacidad, jubilación, paro…) ni los de conflicto colectivo, que no ponen los trabajadores como tales sino los sindicatos o los representantes de los trabajadores. Tampoco están incluidos los asuntos que acaban por desistimiento (el trabajador renuncia o no se presenta a juicio), por inhibición del juzgado o por archivo de la demanda.

Dicho a la inversa, en estos datos están incluidas todas las demandas “normales” que ponen los trabajadores contra las empresas y que llegan a fecha de juicio. No se incluyen los asuntos que no llegan al juzgado porque acaban en acuerdo administrativo en el SMAC o en acuerdo extrajudicial. Los acuerdos incluidos en estos datos son solo los judiciales; es decir los acuerdos en el juzgado el día del juicio y cinco minutos antes de celebrarlo, por así decirlo.

Por un lado veis que casi la mitad de estos asuntos “normales” son demandas por despido, lo que nos confirma lo que ya todos sabíamos: que el trabajador medio no demanda hasta que lo echan. Por otro lado, las “otras demandas” son en su gran mayoría demandas de reclamación de cantidad, es decir cuando la empresa impaga al trabajador o le paga menos de lo que dice el convenio o el contrato; aunque en este grupo “otras” también están incluidas las demandas por otros temas, especialmente las demandas por conciliación familiar.

Siendo muy estrictos, podríamos considerar los acuerdos judiciales como asuntos que no se sabe cómo acabaron. De esa forma los resultados son que solo se pierden el 21,73% de los asuntos que llegan a juicio y se ganan total o parcialmente el 78,27%. Pero no siendo tan estrictos se pueden interpretar los acuerdos judiciales en general como una victoria parcial, como demuestran otros datos estadísticos de los que hablaremos en un próximo artículo; con lo que podríamos sumar los acuerdos a las victorias parciales y entonces el porcentaje sería totalmente abrumador a favor de los trabajadores, superando el 90% de victorias totales o parciales en los casos de despido. Es obvio que cuando hay acuerdo justo antes de juicio normalmente es porque la empresa le da al trabajador al menos una parte significativa de lo que pide. A quién se le va a ocurrir pensar que lo normal sea que los trabajadores acuerden perderlo todo o casi todo en el último momento sin pelearlo en la sala, habiendo llegado ya el día y la hora del juicio. Aunque hay de todo, cosas lógicas hay muchas más que ilógicas. En último término, lo que no procede es considerar en general los acuerdos como asuntos perdidos totalmente.

Una vez explicados y expuestos los datos, como veis son demoledores a favor de los trabajadores. Pero eso no es porque la legislación laboral esté muy a favor de los trabajadores, cosa que no es cierta en absoluto porque está pensada para todo lo contrario. Es así porque las empresas en general y los empresaurios en particular se pasan la legislación laboral por el forro de los c… sin disimularlo y por tanto tienen las de perder cuando un trabajador les lleva a juicio. Cosa que no es problema para el empresaurio porque lo que se llevan los que ganan lo ponen los que no demandan con sus horas extras ilegales. Esto es el Estatuto de los Trabajadores y la Ley de Jurisdicción Social resumidas conjuntamente en un párrafo y todo lo demás es paja para rellenar pesebres.

Para finalizar, a ver si alguien saca la lupa del Inspector Gadget y encuentra ahora a esos listillos que están todo el día con el rollete de “se están perdiendo todos los juicios”, “coge lo que te den porque si vas a juicio yo sé lo que pasa”, “más vale un mal acuerdo que un buen juicio”, “no demandes porque los jueces van a favor de las empresas”, etc. etc. Claro que a lo mejor algún listillo con el rollete consigue quitarse asuntos de encima y cobrar el mismo salario o al menos consigue acojonar al trabajador en el acto de conciliación en el SMAC para que acepte lo que sea y así no llegar ni a redactar la demanda.

Artículos relacionados:

Puedes suscribirte gratis para recibir por email los nuevos artículos que se publiquen sobre derechos de los trabajadores. Dispones del servicio profesional de consultas laborales privadas solo para trabajadores sin necesidad de decir en qué empresa trabajas. Tienes a la venta el libro "Tus Derechos en el Trabajo" y otros libros y modelos para conocer tus derechos laborales y aprender a demandar a la empresa tú solo sin obligación de pagar abogado.

Todos los artículos pubicados en Laboro son 100% originales. Son otros los que copian contenido e imitan el nombre.

5 comentarios:

NO SE CONTESTAN las consultas laborales en los comentarios. Dichas consultas son un servicio profesional de pago y se hacen mediante el formulario de consulta laboral privada. Los auténticos comentarios siguen unas normas aconsejables. Puedes gestionar tus comentarios si tienes una cuenta en Google.

  1. Gracias Laboro por darnos una información tan valiosa que es un incentivo para los renuentes a llevar a su empresa a juicio cuando les están sisando algo, cantidades, derechos, horas de trabajo y descanso, etc.
    A pesar de estos datos estadísticos y a pesar de la legislación laboral favorable a la parte empleadora, los empresaurios seguirán campando a sus anchas en tanto en cuanto sólo un pequeño número de trabajadores reclamen judicialmente o previamente acuerden pactos beneficiosos o compensadores en la Agencia mediadora. Difícilmente la fauna empresarial van a dejar de abusar de sus empleados sin estos no dan el paso pues la razón coste-beneficio cae del lado de aquella (horas extra no retribuidas ni cotizadas, es el ejemplo que es más evidente como señala agudamente Laboro).
    Buena noticia aunque leyendo algunas sentencias me hacen tener una percepción menos positiva.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sisar es lo que hacías cuando tu madre te mandaba a por el pan y con las vueltas te comprabas un cuerno de chocolate. Lo que hacen los empresarios es robar.

      Eliminar
  2. Los datos son muy bonitos, pero ...

    Os recuerdo que en el derecho laboral a los trabajadores se nos presupone la inocencia y al empresaurio la carga de la prueba de la evidencia,


    Normalmente la empresa tiene las de perder y a va por el mal menor y siempre es mejor un mal acuerdo que una incertidumbre.


    Aunque valla en contra de magistratura y todo el negocio que lo envuelve, lo idoneo es que el marco legal en lo relativo a lo laboral no fuese tan lioso y se simplificasen las cosas.


    Un saludete a todos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, claro, porque lo de hacer las cosas bien y echar solo al que toque, cuando toque y pagando lo que toque ni nos lo planteamos (que si se hiciera así, las estadísticas serían otras).

      Le recuerdo a su ilustrísima, que la empresa tiene las de perder, si hace las cosas no del todo legales. Si hay un 20% de juicios ganados por parte de los empresarios, será que alguno hay que lo hace bien.

      Si directamente pagasen lo que corresponde legalmente, se ahorrarían, muchas demandas y la mayoría de todos esos acuerdos, pero a algunos (que no digo todos los empresarios, pero si todos los empresaurios) les sale mas a cuenta marear al currito para pactar 25 días (por ejemplo) que pagarle los 33 que le corresponden (y otras mil cutreces por el estilo).

      Normalmente el empresario tiene las de perder, porque normalmente ha hecho algo (mucho o poco) ilegalmente, ya sea por pagar de menos, por pisar algún derecho que otro, etc.

      El marco legal este tan complicado que tu ves se resume en dos principios:
      - hay unas leyes que han de cumplirse, todo el tiempo, no solo cuando me convenga (por las dos partes, empleados y empresarios)
      - dada la situación de poder asimétrica, y para evitar abusos, en caso de duda es el empresario el que tiene que justificar porqué hace lo que hace. Porque al final, el que paga, despide, autoriza vacaciones, reducciones de jornada, etc, etc es el empresario, el empleado a parte de quejarse o demandar, poco más puede hacer.

      Si los empresarios solo tienen que ser capaces de hacer las cosas legalmente, y en caso de que haya alguna duda explicar de acuerdo a la ley el porqué de como han actuado.

      La verdad es que tu nick es bastante acertado, porque un poco hablador si que eres.

      Eliminar
  3. Estaría bien saber los resultados de Inspección de Trabajo.

    ResponderEliminar